los blogs de Canarias7

Archivos Febrero 2012

futura reducida.jpg

Supongo que a esta hora del sábado, todo el que lo ha querido saber ya lo sabe: ayer viernes se murió en Madrid, la ciudad que lo vio nacer en 1957, el que fuera guitarrista de Radio Futura (y de Kaka de Luxe, dato importante como luego se demostrará), Enrique Sierra. Arrastró de toda la vida una severa dolencia renal (la que siempre marcó su rostro, que acentuaba su aspecto de punk alienígena/sauriforme; una enfermedad muy con la estética de la época, -dicho sea con un puntito de humor negro pero, por favor, con todo el respeto y cariño del mundo-) y al parecer los problemas derivados de su segundo transplante de riñón le causaron un deterioro irrreversible.

Como advierto a menudo, no voy a glosar aquí la vida toda del músico, ni su biografía o hagiografía (la teneis en la wikipedia con todo lujo de detalles). Lógico: ni me la sé de memoria ni me apetece darme el pisto, con el "copia y pega" del que hay cada vez hay más virtuosos en esta profesión. Lo que me apetece es recordar qué supuso para mí Enrique Sierra, o que supuso Radio Futura para los de mi quinta.

Un momentito más antes de entrar en materia sobre qué cauce deben tomar las crónicas subjetivas. No hace mucho, un amigo publicista de éxito al que admiro me aseguró, vía internet porque no trabaja en LPGC, que mis vídeos culinarios le parecían mucho más interesantes que los de otro cocinero célebre y bloguero al que ambos seguimos y que yo le recomenbada. Yo le dije que no había color, que el otro era mucho mejor que yo, y os juro que sin falsa modestia. Mi amigo -que, a decir verdad, nunca me ha regalado la oreja, mas bien tira a ser crítico- me respondió algo que se me quedó grabado: "El otro se limita a darte la receta paso a paso, esto es así, esto se hace así, esto sale así, como una maquinaria de reloj; lo importante es el valor añadido, tus músicas, tu pulpo saliendo de la nevera, tu canción en el momento justo", me apuntó. Hostias, gracias Santiago -me dije en ese momento- me lo grabo en el disco duro.

No pretendo, pues, hablar de Radio Futura como fenómeno hispano del pop -que lo fue-, ni siquiera como protomodelo del rock de raíz hispana, que eso vendria después. Me voy a limitar a una foto fija para abundar en eso del valor añadido, para hablar de lo que nadie hablará. Año 1984, fecha de publicación del disco La ley del desierto/la ley del mar.

Habla el pureta: ¿cuántos discos son, hoy en día, un acontecimiento anual, desde una perspectiva histórica? No lo sé. A lo mejor, a lo largo de 2012, es noticia el disco de Lady Gaga, el de Adele, el de Colplay. ¿Saben qué discos se publicaron en 1984, el año en el que salió La ley del desierto/La ley del mar? cojan aire:

-La Unión, 1000 siluetas (incluye Lobo hombre en París)
-Psychedelic Furs, Mirror Moves (todo él es una joya)
-Simple Minds, Sparkle in the rain (Waterfront)
-The Cars, Heartbeat City (No tengo palabras)
-Tears for fears, Songs from the big chair (Everybody wants to rule the world....)
-Prince, Purple Rain. Silencio sacrosanto.
-Smiths, Hatful of Hollow. Más de gaminde.
-China Crisis, Working with fire and stell (hanna, hanna, wishful thinking...)
-Pistones, Persecución.

¿Alguien ha visto "Midnigth in Paris", la última de Woody Allen? El protagonista se da cuenta, mediante trucos que no les voy a desvelar a quienes no la han visto, de que en todas las épocas hay gente descontenta con su tiempo, deseando vivir en otro anterior. Resulta que cuando uno accede a su espacio deseado se da cuenta de que los coeténaos de ese tiempo tampoco eran felices en el esperado nirvana, y que ansiaban vivir en otro. Já. Pue eso, yo, que de aquellas renegaba de mi tiempo, ahora lo veo claro, vaya época productiva y maravillosa.

Hagan un esfuerzo de memoria, y recordarán que en 1984 (año en el que perdimos la Eurocopa en París, iba a dar el nombre del culpable pero ya a esta alturas...) no teníamos un puto grupo comparable con los que venían del mundo sajón. No, no me cuenten milongas, ni Rock and Ríos, ni Triana, ni Orquesta Mondragón, ni hostias. Lo primero con proyección que se oyó aquí fue Escuela de Calor de Radio Futura. Un poco más tarde, y en una línea más....¿barata? Lobo hombre en París, de La Unión, y un poco antes, si lo sabré yo, Malos tiempos para la lírica, de Golpes Bajos. Subrayo, estoy hablando de New Wave, no de punk.

Coño, tantos años de ombliguismo asumido, de autarquismo, de Triana, Asfalto, Bloque, Ñu, Imán -un paso más adelante, pero la misma españolada-, de Ilegales, Polansky & el Ardor, Objetivo Birmania, Palmera si quieres estar más cerca, El Eructo del Bisonte, vale...y, de repente, zaca, Tormenta de Arena de Radio Futura, unos tíos que por fín saben manejar las guitarras como diferentes ollas a presión, con textos que superan el bup, el cou y la selectividad, con baterías de cierta complicación...

"Como un espectro encadenado/cruce el mercado/ huyendo del sol/ oí que labios desalmados/pusieron precio a mí corazón"

Rehostias, esto ni es "mata hippies en la Cíes" ni "terror en en hipermercado". Aquí nos medimos cara a cara con los Joy Division, los Simple Minds o los U2 de la época, y está por ver quien gana, decíamos, o veníamos a decir los quinceañeros de entonces.

Es que por primer vez ( bueno, tal vez por segunda, para no dejar atrás a Golpes bajos) aquello no sonaba a españolada intentanto remedar a los ancestros, el puto círculo eterno, Beatles/Brincos, Stones/Bravos, Moddy Blues/Canarios, Crosby Stills, Nash and Young/Cánovas, Rodrígo, Adolfo y Guzmán.. Ahí había un tío listo a la guitarra, por eso decía lo de Kaka de Luxe, un tipo que llevaba años al quite de lo que se cocía fuera y que arrancaba fraseos a la guitarra realmente modernos, Párrafos que entonces empezaban a desperezarse y que sólo un año antes comenzábamos a adivinar en piezas como Going out the down scalator de The Chamillions, Aural Sculpture de The Stranglers (un día tengo que hacer las paces con Luis, ni contigo ni sin tí) o, ese mismo año, en Here comes Cowboys, de los Psychedelic Furs. Pero, ah, amiguito, aquí no remedaban, aquí fluían de forma natural.

Joder, me estoy poniendo pesado. Ya voy echando el trago de agua, ordenando folios y dando paso al vino español. Luego Radio Futura apostó por el rock latino, por la rumba catalana, por los ritmos cubanos y por el paseo con la nega flor, tuvo un éxito de cojones y un mal día se fuera a la mierda. Yo me quedo con aquel disco del 84, me quedo y rememoro Adaly, Una historia de play back, en Portugal, Oscuro Affaire, el Nadador, con Un Africano por la Gran Vía -tema visionario donde los haya- por supuesto con Semilla Negra. Vaya por el guitarrista que lo hizo posible.

Dance usted.




Los viejos del lugar recordarán aquella desternillante obra de teatro en verso de Pedro Muñoz Seca titulada La Venganza de don Mendo, que cuando había Estudio Uno en TVE -con Manuel Galiana y los Gutiérrez Caba de internos- la representaban cada dos por tres, y que incluso fue al cine en versión -bastante casposilla, a qué negarlo- de la época y protagonizada por Manolo Gómez Bur. Claro que podría bucear ahora en internet y vincularos vídeos, fechas y críticas, pero para ser sinceros me da una pereza del carajo, el que quiera lapas que se moje el culo, con perdón

Lo que aquí nos interesa de la obra en sí -aparte de aprovecharla yo mismo para colar un emotivo recuerdo a mi padre, que lo pasaba en grande con aquella farsa en la grunding en blanco y negro, a ver por qué no voy a darme el gusto- era el chispeante verso del libreto, entre otros aquel que -sin mucho sentido, la verdad- cuela en escena a tres primos asturianos del conde Nuño que, al aparecer sobre las tablas, explicaban algo así como que "para lavar la mancha que agravia a Nuño, henos aquí, henos de Pravia" (la obra es de principios del siglo XX, cuando ya se comercializaba el agradable...¿cosmético? ¿ambientador? ¿jabón? vosotros mismos).

Bueno, tan largo introito viene a servir, aparte de para avivar los recuerdos de mis ancestros y de mi familia -que mas de uno/a se descojonará con el asunto-, para presentar unas fabes de pravia que desde hoy viernes se pueden comer en el hotel escuela de Santa Brígida y que el otro día probamos en "comida piloto" en Casa Jorge.

Me sirvió la comida para conocer a varios simpáticos amigos de Gijón, y mira tú, de percha para presentar en vídeo el nuevo local de mi amigo Jorge, donde triunfa a diario con su buen hacer culinario y su inmejorable mano para el trato con el público. Los de Gijón vinieron en nombre de la concejalía de Turismo de aquella ciudad, nos hablaron del tirón que le están dando a la apuesta del gastroturismo y dejaron tarjetas de visita, sidras de nuevo cuño, quesos con trato de usía y unas fabes de pravia que, ya se ve en el vídeo, te hacen olvidarlo todo. Y mira, a callar y al turrón, que es de lo que se trata.

Fabada madrina (jornadas gastrónomicas de Gijón en Las Palmas) from antonio f. de la gandara on Vimeo.

Musiquita? Claro que sí, claro que Bruce, que ya tengo la entrada. Aquí viene con unos amiguetes, yo creo que sobran presentaciones.



IMPORTANTE. Me informan de Hecansa que me confundí en el teléfono de reservas del hotel escuela. A estas alturas no puedo modificarlo en el vídeo, y como está en vimeo ni siquiera puedo agregar una corrección sobre la marcha. El fetén es el 928 478412. Disculpas (a ver si lo cambiamos un poquito menos)


Post script: Ayer, 14 de marzo mi hermano Marcial me manda el siguiente mensaje:
viri1.jpg"Ya es casualidad. Le doy un repaso a Entremesas y veo en el comentario del cocinero de Gijón: "A quien le pidió las fabes?" ¡Pues ni más ni menos que a Viri! Te adjunto fotografías de Viri y de su maravilloso restaurante, en el que estuvimos con motivo de la boda de Javier (el hijo de unos primos nuestros, este paréntesis es del editor, o sea de Antonio).
Te diré que en la noche anterior de la boda", sigue Marcial, "y en el Llar de Viri, comí: Crema de nécoras, croquetes de langostinos con salsa de tomate, cachopín de setes con salsa de cabrales, pastelín de berenjena con crema de oricios, dos huevus fritus con patates y sorpreses del monte de Pravia, un quesín de Afuegalpitu y dos horas de charla con Viri, un lujazo".

Me adjunta estas fotos del lugar, que reproduzco porque son...no diría espectaculares, pero desde leugo cálidas y apetitosas. la dama a la que sirve Viri es mi cuñada, Piluca. Bien dice Marcial, mira que es casualidad.

viri2.jpg

viri3.jpg

viri5.jpg

viri6.jpg