los blogs de Canarias7

Archivos Septiembre 2010

El otro día, Temujin, un visitante habitual del blog (por cierto, sigo sin saber quién coño es), me pidió que publicara una receta de arroz negro, bueno, mi receta de arroz negro, mostrando de antemano su rechazo por esas variantes tan habituales hoy en día que le añaden gambas y no sé que leches más. Probablemente acaben agregándoles gulas o otro surimi apestoso en cualquiera de sus modalidades. Aclaro que las gulas no me disgustan especialmente, sólo que me fastidia verlas por todos lados (ya no te digo cuando anuncian que son...¡frescas!).

He hecho el arroz negro tal y como lo he comido en restaurantes de gente solvente, Aproveché mi paseo matutino y dominical en bici con Jorge Murillo, mi chef de cabecera, para documentarme un poco más. Según me dice Jorge, si lo quería hacer en la pura ortodoxia catalana debería haberle agregado alcachofas, pero esto me lo dijo a golpe de domingo por la mañaña y, teniendo en cuenta que hablaba de alcachofas frescas, no estaba la cosa como muy fácil.

Ahí va mi arroz negro. Podía y debía llevar, además de calamar, sepia, que es una variante que chifla a los catalanes, pero a mí, lo siento, me gusta más así, únicamente con calamares. Si me lee Soraya, debo de decirle que no me olvido del arroz caldoso que me pidió un día en el Canguro (hoy Gambrinus), que está en lista de espera y que, aprovechando el mensaje, espero que le vaya bien.

No me resisto a contaros una anécdota que no tiene nada que ver con el arroz negro (por cierto, no se tomen el chiste de la introducción del vídeo como racista, por favor, que ya lo hicieron Les Luthiers hace mil años y nadie les dijo nada), pero sí con el calor acojonante que hace estos días en Las Palmas y... con la vida misma:

Fue el viernes pasado, a eso de las 10 de la mañana. Salí de casa en bicicleta, como siempre, y paré en el semáforo de Bravo Murillo, el de el Cabildo, para cruzar hacia Pérez Galdós. Como mi bici es grande y yo desde que dejé de fumar peso lo mío, montado en ella y esperando la luz verde debería parecer un punto de apoyo sólido y fiable. Tan debía ser así, que de pronto una ancianita de 1,50 de estatura que venía caminando despacito se pone a mi lado y le espeta:

-Me voy a apoyar encima de tí, mi niño, no vaya a ser que me caiga redonda.
-Faltaría más, señora -le respondí

La mujer apoyó timidamente el hombro sobre mí, pero se fue encontrando a gusto y acabó apoyando la cabeza entera contra mi brazo. De una bolsa que lleva colgada del brazo (no un bolso, sino una bolsa de tienda de papel maché, brillante) sacó un abanico de entre varios bultillos envueltos en servilletas de papel y empezó a airearse mientras suspiraba. Para darle un poco de charla, pero intentado no ser demasiado bruto, le comenté.

-Y encima del calorazo, este semáforo, que es mas lento que....

-...Que la madre que lo parió, sí, hijo, dilo -completó la mujer

Cuando el semáforo se puso en verde, esperé a que se pusiera erguida para poner el marcha la bici, y me despedí de ella:

-Adiós, señora, que tenga buen día
-Adiós, mi amor -me respondio.

Seguí camino al Palacio de Justicia sudando, sí, pero con una gran sonrisa dibujada en la cara.

¿Dónde estábamos? Ah, sí, con un arroz negro en el fuego. Aquí va, espero que os guste. Salud...


PD; Para el caldo corto usé, además de la cebollita, zanahoria, puerro y tomate, tres cabezas de dorada, lo que tenía en el congelador. Chau chau.



De verdad que no sé cómo me ha quedado este gazpachete de zanahoria que me enseñó a hacer este verano mi querida Cecilia, la misma amiga que hace ya algunos años me guió para preparar el remolacho, por cierto, debo de decir con contudencia que una receta de éxito ahí donde ha ido. Digo que no sé cómo me quedó porque lo hice ayer domingo y hoy lunes, en casa, se lo encontraron en la nevera, tal y como lo dejé al final del vídeo. Se creyeron que era un puré convencional y, ¡rián! al fuego, y antes de que yo llegara se lo habían servido a las niñas de cena. Verme avisado, Mary. Claro, las pobres no aguantaron más de una cucharada sin decir, con razón, que les habían dado el tangazo y que aquello era un bluff, y a la hora que escribo esto, el tal gazpacho -por coherencia histórica, hemos decidido bautizarlo zanahorio- vuelve a estar enfriando.

El que probé en casa de Cecilia este verano estaba delicioso. Como uno de los asistentes a aquella cena tuvo el detalle de hacerle una foto, aquí os lo adjunto. Con el vídeo ya hecho, y desde la experiencia, aún sin haberlo catado, un par de correcciones: más curry, quizás una cucharadita más, y menos zanahoria, que este me quedó un poco espeso de más. Pero, bueno, remitiéndome de nuevo al de Ceci, cocinera profesional, estaba riquísimo, muy indio, muy sano y, de verdad, muy refrescante para el verano que nos queda, que en estas latitudes, y ya currando, es más del que necesitamos. Porque, seguir sudando hasta primeros de diciembre, como que se me hace un poco cuesta arriba, ¿no os parece?

P1050137_m1.JPG


En otro orden de cosas, no puedo dejar de comentar y aplaudir la iniciativa de un grupo de coleguillas de esta isla (no quiero dar nombres para no olvidar a alguno, pero son los que están ahí todo el día batiéndose el cobre, vamos) creando la asociación Amigos Canarios del Rock, que inició el otro día su andadura con un concierto y que apunta muy alto. Si los Amigos Canarios de la Opera disfrutan de jugosas subvenciones y tienen a su disposición los mejores escenarios de las islas, y ojito que no me meto con nadie, ¿por qué nosotros vamos a ser menos? y lo dijo muy en serio. Estoy esperando a que me digan dónde tengo que aflojar los 10 euros mensuales que cuesta la inscripción. Animaos!!!! El tio Hannibal ya está apuntado...

Hola de nuevo, bienhallados todos.


Sed buenos y seguid el orden de los videos y los textos tal y como os los pongo. Echadle un ojo, primero, a esto:


Un buena parte de vosotros dirá; "Ya, es Mika, ¿y qué?", pero -creo yo que- la mayoría se habrá quedado sorprendida al escuchar por primera vez semejante portento de voz. Llamadme -los enterados,en el mejor sentido de la palabra- burro, cavernícola, anacoreta o carca, pero he de confesar que yo mismo, hasta este verano, no tenía ni puta idea de la existencia de este pollo. Antes de seguir, echadle un vistazo a esto. Es la misma canción que antes cantaba en básico, pero "vestida" y en el Parque de los Príncipes de Paris. No os perdais el final, con los solos de percusión.

Bueno, ¿A alguien le cabe la menor duda de que estamos hablando de una nueva megaestrella mundial? ¿alguien recuerda a otro cantante de pop rock que alcance estos registros vocales? Lo más aproximado que me viene a la cabeza (ya vereis que no es casual) es Freddie Mercury, pero ni así.

Os cuento sumarísimamente lo que me ocurrió. Este verano, en Galicia, un viejo amigo reaparecido tras muchos años sin vernos me invitó, nos invitó a Ángeles y a mí, a ver un concierto de Mika, que tocaba en el auditorio natural del parque de Castrelos, en Vigo. Yo, como ya dije, ni puta idea. Ángeles, que se lee hasta la guía de teléfonos, sí había oído hablar del tipo y me advirtió que era alguien muy especial: un libanés afincado en Londres de 27 años que hablaba perfectamente varios idiomas y al que la crítica comparaba, ahí es nada, con Elton John o con Freddie Mercury. Mi anfitrión, un músico de gran prestigio, también me advertía que se trataba de un artista fuera de lo común, y los periódicos prometían el espectáculo más memorable del verano. Así que para allá fuimos con curiosidad e ilusión.

Me encontré con un escenario de considerables proporciones para lo que habitualmente se ve en Castelos. Cuando se apagaron las luces, y tras escuchar (por primera vez en mi vida) el aullido del cantante en los primeros compases de Relax (Take it easy) ya me di cuenta de que estaba presenciando un fenómeno de esos que no se ven todos los días. De esos que se ven una vez cada 10 años, o así. Más o menos tal que esto (el escenario era bastante más pequeño; si alguien está interesado, que ponga el youtube "MIka Vigo", que hay vídeos, aunque de menor calidad que éste):

Un poco de historia para darle fondo al artículo, aunque los que estén interesados en profundizar un poco más pueden hacerlo en la wiki, picando aquí. MIchael Holbrook Penniman Jr. Mika, nació el 18 de agosto de 1983 (tiene pues 27 años) en Beirut, Líbano. Pasó los primeros nueve años de su vida en Francia y después se traslado a Londres con sus padres. Es hijo de una libanesa y un estadounidense. Tuvo una profesora de canto rusa desde pequeño, y a los 15 años ya cantaba como contratenor o sopranista, "el equivalente", dice la Wiki, " a los antiguos castrati". Se matriculó en la London School of Economics para estudiar geografía, sigue la web, "pero duró un día, y dos semanas después ya estaba estudiando música en el Royal College of Music".

Vayamos a lo que no cuenta la Wiki, aunque dé pistas. Ya en 2008 ganó el Brit Awards como mejor artista en directo del año. Merecido, vive Dios, visto lo visto en Castrelos. Un sonido demoledor, de altísima calidad (yo no recuerdo nada que haya sonado igual en el abarrotado parque vigués), una banda de auténticos patas negras (mención especial para la percusionista, Cherisse Osei, y la atómica corista, Erika Footman) y un saber estar en el escenario que hipnotiza. Es encantador -lo veas desde el sexo que lo veas-, elegante, atlético, simpático y muy teatral. Habla cinco o seis idiomas con fluidez, español incluido, y no deja indiferente a nadie. Un dato marujo, es bisexual declarado. ¿Vamos con otra muestra? Vamos. Esta es su balada/himno de bandera, lo que a Prince sería el Nothing compares 2 U , y no lo cito por casualidad (no pierdan de vista al payaso de los globos, que al final hace una gabrielada digna de supper´s ready, los más viejos del lugar me han entendido):


Algunos críticos, ya lo dije, le comparan con Elton John, será porque toca el piano. A mí es en lo único que se le parece a sir Reginald, yo creo que para atreverse a establecer tal simil habría que esperar unas décadas. Sí me atrevería más a refrendar a los que le acercan a Freddie Mercury en cuanto a la forma de cantar y, sobre todo, a los que le ven discípulo de Prince, tanto como cantante como en su rol de compositor y de ingeniero de espectáculos, porque en los bailes, el colorido, la puesta en escena, la elección de acompañantes y la percusionista-prodigio, son igualicos. En lo musical, salvando las distancias temporales, me recuerda el Mika éste a los Talking Heads, por la faclidad para crear estribillos geniales de bases altamente sencillas. Sobre todo en el love today que antes les puse por partida doble.

Tiene dos discos en el mercado, creo: Life in Cartoon Motion (2007) y The boy who knew too much (2009), que saca el título de un pensamiento de Bart Simpson (sí, el chaval es muy naif...en apariencia), y creo que en este septiembre, o sea ya, saca su tercer disco, y si alguien sabe más que me corrija. Los dos primeros han sido disco de platino en España y en medio mundo, así que, una vez más, reitero mi condición de pureta-ignorante, pero seguro que a muchos de vosotros os ha pasado lo mismo, ¿no?

Me atrevería a decir que estamos ante una de las futuras megasestrellas del panorama pop-rock internacional. Recuerden que sólo tiene 27 años. Al tiempo.


Les dejo con la pieza más emblemática y pegadiza que ha grabado hasta el momento, en la que hace toda una declaración de intenciones: Grace Kelly. De aquí viene el título de mi post, ya que la letra dice, "Me hubiera gustado ser Grace Kely, pero todo en ella es triste, así que intenté ser un poquito Freddie [Mercury]". Otro dato a tener en cuenta: le encanta a los niños y es (casi) para todos los públicos, porque sus dobles sentidos son muy sutiles. En fin, que Hope you like it.


PD: De comer, en unos días nuevo video: Zanahorio. Temblad, malditos.