los blogs de Canarias7

Archivos Junio 2010

Aquí teneis una fórmula muy urbana para elaborar una deliciosa mantequilla casera. Me imagino que cualquier hombre de campo, cualquiera que tenga vacas, se echará las manos a la cabeza porque elaboro mantequilla a partir de nata envasada, pero, qué quieren, uno es un urbanita y no tiene posibilidad de hacerlo a partir de leche pura de vaca.

Un par de cosillas que conviene precisar; esta mantequilla es de elaboración casera y,como tal, no ha sido sometida a los procesos de conservación por los que sí pasa la mantequilla industrial. Tiene, por tanto, una vida mucho más corta que la fetén, y no conviene andar sacándola demasiado de la nevera, porque además de casera, la jodida es muy fotosensible y con la luz del sol se nos pondrá rancia. Como explico en el vídeo, nos aguanta perfectamente una semana o dos en la nevera, pero lo mejor es zampársela de inmediato, así que lo ideal es prepararla un día que tengas a unos amigos a cenar. Sácala antes de que traigas los entrantes fetén. Se zamparán una barra entera de pan con ella, tú te mantienes en un discreto segundo plano y, cuando ya no puedan más, ¡zas! sacas los percebes y las almejas a la marinera. El gusto que te puedes dar.

Segundo otrosí, que ya lo habreis adivinado: esto es al gusto del consumidor. Yo en este caso le he puesto sal, perejil fresco y pequeñas dosis de ajo, tomillo, orégano, albahaca y ya no me acuerdo que más, pero en la imaginación del cocinero está experimentar, qué se yo, con anchoas, alcaparras, mostaza, uvas... cada can, como dicen el Galicia....y hasta aquí puedo leer.


Gracias a Javier por introducirme en el fino arte de la mantequilla.

Pd: ¡Claro que sé que "Buttterfly" no significa "mantequilla voladora". ¿Tais bobos o qué?

A la memoria de Marlon Brando.


Una curiosidad para ilustrar la entrada. Me lo manda Alberto, desde Vigo, con una advertencia: "ríete tú de los solos de Phil Collins & Chester Thompson". Pues ciertamente, querido amigo.
Vaya fiera.