los blogs de Canarias7

Archivos Julio 2009

Al final no os pude hacer, como pretendía, el gazpacho de fresas, porque hoy no las había en el mercado. Queda para la próxima temporada, como el de mango.Llegó el momento: Declaro oficialmente clausurado este vuestro blog hasta, por lo menos, la segunda semana de septiembre. Besos a tod@s y que lo paseis muy bien allá donde esteis. Me voy con el Boss, en espera de un día soleado en el noroeste de España. Con Bruce ya cuento y, en cuanto al día soleado, alguno caerá.


No he podido resistirme a compartir esto con vosotros. La historia ya la cuenta el propio protagonista, pero os la resumo: Al tal Dave Carrol le rompieron una guitarra en un viaje en avión, reclamó a la compañía y ésta no le hizo ni puto caso. Como venganza, grabó este vídeo. Aquí os lo pongo con subtítulos en español, para que no perdais ripio. Ahora viene lo más curioso: El original está en Youtube y tiene la friolera de 2.300.000 visitas, y subiendo. Un bonito ejemplo del poder de Internet. Estoy seguro de que United se lo pensará dos veces la próxima vez. Y no digo nada de cómo debe de estar la señorita a la que el tío rabudo, con bastante mala hostia, menciona con su apellido completo. Pero, bueno, haber pedido muete, que se jodan.

Por lo demás, la canción es más friki que "Amo a Laura". Probablemente esto sea parte del éxito.


Postscript: A los que le haya interesado la historia les gustará conocer más detalles. Aquí la CNN se hace eco del fenómeno:


Aquí, el cantante hace una declaración pública agradeciendo las visitas y anunciando que United ya ha contactado con él, "tarde", subraya. Y aprovecha para anunciar (o amenazar con) la "segunda parte" de la canción. Dios nos coja confesados.


A río revuelto, pescadores frotándose los bosillos. La fábrica de guitarras Taylor se solidariza con Dave y aprovecha para ver si saca tajada del asunto. That´s America!!!!!

Estamos en plena temporada del atún, y hoy he encontrado en el mercado de Vegueta unas excelentes chuletas, que dirían en el restaurante La Farola de Arinaga, de atún rojo, ese al que los japoneses llaman maguro. A 12 euros el kilo, que es un precio más que aceptable.

Llamé al mediodía a mi buen amigo y chef residente de este blog, Jorge Murillo (El patio del Cuyás), y le pedí el favor de que inmortalizara para los seguidores de la bitácora su receta del tartar de atún. Un inciso: el término tartar se utilizaba inicialmente en el universo culinario para definir el steak tartar ruso, pero hoy en día la voz identifica a cualquier tipo de carne que se sirve cruda (tartar de ciervo, tartar de liebre, tartar de calamar...). Se ha vulgarizado, al igual que le ha pasado a "carpaccio". Inciso dentro del inciso: Carpaccio es el apellido de un pintor renacentista italiano que utilizaba en sus cuadros un rojo muy vivo, de ahí que se llamara así a la carne cruda en lonchas delgadas. Pero, hoy en día le llaman carpaccio a cualquier cosa servida en lascas birriosas. Me imagino que así, agilipollando el plato, se justifica que te soplen de nueve a doce euros por cuatro lascas de calabacín y se queden con cara de conneiseurs.

A lo que iba, que llamé a Jorge y le pedí su receta del tartar de atún, pues para mí es el más rico del distrito, y el señor Murillo, generoso que es, me la ofreció sin problema alguno. Que la haya hecho yo como la haría él será otro picar de avispa, pero lo cierto es que he quedado bastante satisfecho con el resultado. Tómeselo el lector inquieto como una receta base susceptible de todo tipo de ampliaciones; degustándola, se me vino a la cabeza añadirle aceitunas, cebolla, cebollino, pepinillo, tabasco, perrins...ustedes mismos. Sugiero, eso sí, que se lo coman sobre una tostada de pan de molde, efectivamente, como a su primo el ruso, el de carne de ternera.

¿Queda alguien por ahí que todavía le tenga fobia al pescado crudo? ¡Por favor!!!!...Es lo más parecido a un jamón pata negra que he comido. Ah, casi me olvidaba. Se me fue el baifo totalmente con las recomendaciones antianisakis, y no lo congelé antes de prepararlo. No recomiendo que se la jueguen, aunque en esta ocasión parece que me ha salido bien, pues ya hace muchas horas que le dí la primera batida y estoy en perfecto estado de revista. Bueno, menos chau chau y al turrón...bon apettit.



Habrán advertido que para ambientar el video, por aquello de la pasión de los japoneses por el maguro, he rescatado una vieja canción de una banda holandesa injustamente olvidada y terriblemente divertida, el Gruppo Sportivo que tanto inspiró a Siniestro Total. Valga la redundancia, aquí les inserto el original del señor Hans Vanderfruits de Tokyo. Los ví en el Rockola allá por el 83...diez años después, en el primer Womad/Las Palmas, los conocí en calidad de encargado de prensa del festival. Quise presentarles a Emilio Mayoral, de aquellas alcalde capitalino, y me vacilaron de mala manera. Menudos elementos punkorros!!!