los blogs de Canarias7

Archivos Abril 2012

Tito Vilanova, amigo y sustituto de Pep GuardiolaAl final se confirmó la noticia que los culés esperaban no tener que escuchar nunca. La marcha de Guardiola quitaba el sueño a todos los aficionados. La simple idea de que el director de la mejor orquesta del mundo pusiese punto y final a su relación con el equipo no provocaba otra cosa sino tristeza. Y más aún con el doble golpe que supuso perder en menos de cuarto días la Liga en el Camp Nou ante el Madrid y la Champions también en casa frente a un rácano Chelsea que marcó en las tres únicas veces que llegó a puerta.

Las horas previas, en las que los rumores eran los dueños, fueron las peores. Que si se va, que si se queda. Que si Villas-Boas se ofrece, que si será Bielsa, que si será Valverde por haber terminado contrato con el Olympiacos. Al final el club supo gestionar bien el tema, y con una simple decisión devolvió parte de la alegría a la afición. La designación de Tito Vilanova como nuevo entrenador para la próxima temporada permite mantener el estilo, la filosofía y la ilusión en la entidad. Un entrenador nuevo podría haber trastocado eso, pero mantener al segundo de Pep como nuevo líder de la nave asegura que la transición sea mucho más fácil.

Pep Guardiola ha dado muchas alegrías. Muchísimas. Entró en la historia por su Sextete en un año natural, y más siendo su primer año al frente de un equipo profesional. Entró en la historia por ser el entrenador del equipo que mejor fútbol practica. Entró en la historia por perfeccionar un estilo que Johan Cruyff implantó en el club. Los elogios de la gran mayoría de sus compañeros y del resto del mundo del fútbol (salvo los que siempre ven la paja en el ojo ajeno y nunca la viga en el propio) es una clara muestra del reconocimiento que tiene y del hueco que deja. Pero el desgaste es visible. Tito tiene la dura tarea de mantener este equipo en lo más alto. Pero lleva cuatro años ayudando a mantenerlo, así que ya la conoce. Más de uno deberá aprenderse bien su nombre, al fin y al cabo será el nuevo entrenador del FC Barcelona.

Graciés Pep. Benvingut Tito.

[Foto | ElPeriodico.com]

La afición, siempre con el equipoNo pudo ser. El Barça estuvo a punto de lograr la gesta que hubiese dado con sus huesos en la Final de la Champions League de Münich, pero la tan manida mala puntería lo impidió. Nadó y nadó a contracorriente para morir en la orilla, donde más duele, donde queda la sensación de que se luchó por nada. Pero nada más lejos de la realidad. Se murió fiel a un estilo. Un estilo que necesita una renovación, un 2.0, pero un estilo al fin y al cabo. Nadie puede reprochar nada a este equipo. Luchó hasta el último segundo y murió con la espada en la mano.

El Chelsea jugó su partido. Eso lo sabíamos todos. La guagua que plantó en Londres se convirtió esta vez en una de dos pisos. Once tipos encerrados en su propia área mientras el Barça asediaba y asediaba. Ahí es donde ha de mejorar el estilo del Barça, para saber cómo jugarles a los equipos que decidan convertirse en ultradefensivos. Es un fútbol feo, rocoso, rácano. 'Antifútbol' a mi modo de ver y al de muchos otros. Pero fútbol al fin y al cabo. El Chelsea no es el justo ganador de esta semifinal pero es el que ganó. Se le ha de dar la mano, desearles suerte, aprender de los errores cometidos y, sobre todo, levantarse. Porque de nada sirve regocijarse en los propios fracasos, hay que aprender de ellos.

Aún habrá gente que le echará la culpa a Messi por la eliminación, por fallar aquel penalty. No se dan cuenta que para fallar un penalty primero hay que tirarlo. Y para fallar uno tan importante hay que tener los santos bemoles de coger la pelota y cargar con tamaña responsabilidad. Él lo hizo, con solo 24 años. Y nos demostró que D10S también es humano y llora.

Como decía Twitter anoche, el Barça y el barcelonismo se levantarán, se hará más fuerte. La afición arropó al equipo todo el partido. Y tras el gol de Torres más aún. Con eso es con lo que se tiene que quedar la plantilla. Y Pep. Con la entrega, con el ánimo, con el cariño. Y nada mejor para devolver tal cariño que anunciar la esperada renovación de Guardiola. Y algún fichaje que ilusione. Este equipo necesita gol. Necesita un fichaje más en la delantera aparte de la recuperación de Villa. Y necesita un capitán que dirija el barco. Nadie mejor que Guardiola. Porque ellos y la afición saben que 'Som i Serem' grandes.

[Foto | Canarias7.es]

Messi debe resurgir esta noche ante el ChelseaEl Barça se juega esta noche la temporada. Hay que ver lo injusto que es el fútbol. Un equipo que ha ganado Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundialito de Clubes en esta temporada 'se la juega' en un partido. El pasar o no pasar a la Final de la Copa de Europa. Parece mentira que un equipo que ya ha conquistado tres títulos tenga que justificar una temporada por haber perdido en casa contra el Real Madrid y por tener que remontar una eliminatoria de Champions.

El Chelsea viene con la intención de repetir el partido de Stamford Bridge. O hacer una versión 2.0 de ello. Es decir, si ya allí se encerraron atrás y evitaron que se jugara al fútbol, lo de esta noche va a ser un espectáculo bochornoso. El Madrid les enseñó el camino el sábado. No querer la pelota pero, en caso de que la tengas, salir corriendo hacia la portería contraria, a ser posible en tres toques y marcar gol. En circunstancias normales no estaríamos hablando de esto. Estaríamos hablando de que el Barça goleó al Chelsea en la ida y que estaría a un punto del Real Madrid. Pero la pólvora está mojada. En Londres no hubo manera de abrir la lata, y en el Clásico del Camp Nou perdió porque fue el más malo de los dos.

Dudo de que Guardiola decida esta noche hacer una alineación tan arriesgada como la del sábado. No dudo de que pensaba que era la mejor, pero cargar con una responsabilidad tan grande a Tello y Thiago no fue buena idea. Estoy seguro de que el buen partido de Tello hubiese sido un partidazo de haber salido en la segunda parte, cuando Arbeloa ya estuviese cansado. Aún lo estaría buscando.

Pero hoy toca salir con los jugones, con los que se tienen y se deben partir la cara por remontar un partido que está complicado y que desde el minuto 1 lo estará más aún. El Barça sabe que no debe especular. Sabe que hay que buscar un mínimo hueco para meter el balón. Pero espero y deseo que no sigan con la idea de que para marcar gol hay que entrar por la portería con el balón jugado. Con tantas piernas que habrá en la frontal del área hay que tirar. Parece que no recordamos a un jugador llamado Deco, que jugó en ese equipo, y que daba igual para dónde tirase, el balón siempre rebotaba en alguien y acababa en gol. Ése es el espíritu, no solamente jugar y jugar, y paredes y tacones. No se trata de renunciar al estilo, sino de mejorarlo. Ahí está la clave para superar a un equipo rocoso que vendrá con la intención de no jugar a nada, de poner una muralla frente a la portería y plantarse en la final de la Champions.

[Foto | Sport.es]

El Barça no supo cómo jugar al MadridEl Barça tiró la Liga a la basura. La regaló. Decidió no disputarla y entregársela en bandeja al Real Madrid. Más que 'decidirlo' la verdad es que no pudo y no supo. Duele, más que la derrota, la manera en que fue derrotado. Desde el momento en que se conocieron las alineaciones algo me decía que esto no pintaba bien para el equipo culé. Pep revolucionó el once en el partido (hasta ahora) más importante de la temporada. Cada equipo, tenga o no una buena plantilla, tiene siempre un once tipo. Puedes hacer rotaciones cada jornada para descargar de partidos las piernas de los futbolistas, pero siempre tienes en mente el once ideal para los grandes partidos. Ayer Guardiola movió muchas, demasiadas piezas. Piqué siempre rinde en estos partidos, al igual que Cesc. La entrada de Tello como titular demuestra que aún no está para ello. Rinde mejor como revulsivo, haciendo mella en defensas cansadas. El Barça perdió la oportunidad de usar a un Alexis que, pese a estar renqueante, podía fijar a los centrales y descargar de presión a Messi, que estuvo desaparecido.

El Madrid no jugó un gran partido. Jugó su partido. Aprovechó el estado del Barça, incapaz de hilar tres pases seguidos, incapaz de encontrar esos huecos que siempre encuentran, incapaz de mover la pelota como acostumbran. Al igual que hay que reconocerle a Pep la capacidad que tiene cuando el equipo gana, también hay que reconocerle sus errores. No supo leer el partido, no supo dar la tensión necesaria a sus jugadores para afrontar el partido, no supo cómo revertir la incapacidad para mover y no perder el balón. Los cambios llegaron tarde, muy tarde. Se esperaba una revolución en el descanso, pero no llegó hasta mediada la segunda parte.

Pese a todo, este Barça tiene aún mucho crédito. Se lo ha ganado a lo largo de estos cuatro años. A Guardiola y sus jugadores se les puede reprochar poco, muy poco. La derrota duele por la forma, no por el hecho de ser derrotado. Si se pierde la Liga (que se perderá) se felicitará al justo campeón y habrá que ponerse manos a la obra para luchar la próxima. Pero duele la indolencia, y duelen gestos como el de Dani Alves pisando a Cristiano. Merece una sanción interna por parte del club. No se pueden tener esos gestos en una derrota. Porque son el Barça, no unos marrulleros que justifican sus fallos con excusas y con violencia.

El Barça tiene una oportunidad de oro contra el Chelsea para recuperar la moral. Y más aún se tendría si Guardiola decide dar el paso y anunciar su renovación de una vez. Nada haría más feliz a la afición y a su vestuario después de este varapalo que esta noticia.

PD: El Barça necesita gol, necesita un fichaje que amplíe la plantilla y dé competencia a Alexis, Messi (puede ser el mejor, pero sería un error darle la manija de los fichajes goleadores si es cierto el rumor) y a Villa cuando vuelva por sus fueros. No se puede dejar todo a la inspiración de un centro del campo maravilloso y de un Messi que a veces puede que no esté.

[Foto | Canarias7.es]

Messi tendrá que evitar el juego violento de Pepe y compañíaLlegó el gran día. El día en el que media Liga se pone en juego. O la Liga entera. O se sentencia o se abre de una manera que no se podía haber previsto en el mes de febrero y que hará que las jornadas que quedan sean lo más apasionante que un aficionado del Barça y del Madrid, e incluso para cualquier aficionado al fútbol.

Todos sabemos cómo va a salir el Barça: al ataque, a morder, a jugar y jugar y volver a abrir una Liga que tenían perdida hace un par de meses. El Madrid, por desgracia, saldrá a especular, a encerrarse, a colgarse del larguero y salir a la contra en cuanto encuentren un resquicio. Dudo mucho que Mourinho, jugándose la Liga ,se atreva a jugar de tú a tú al Barça, aún a sabiendas de que puede hacerlo como ya ha demostrado.

Si el Barça no gana hoy, como dijo Guardiola, puede decir adiós a la Liga casi definitivamente. Solamente le vale la victoria para así ponerse a un punto del Madrid y forzarles a un error (empate) en las últimas jornadas que pueda dar la Liga al Barça. Un empate (que les mantendría a 4 puntos) o una victoria merengue (que lo pondría a 7) darían al traste con las opciones de los de Guardiola.

Esta noche nos espera un partido épico, dirigido por Undiano Mallenco, un grandísimo árbitro, pero que perdió un poco de credibilidad cuando en la Final de la Copa del Rey del año pasado permitió el juego duro y violento del Real Madrid. Hoy se juega la Liga. Para bien o para mal.

[Foto | MundoDeportivo.com]

El Tigre Falcao se comió al ValenciaEl Atleti quiere estar en la Final de la Europa League. De eso no cabe duda. Ayer lo demostraron, quisieron sentenciar desde el minuto uno, conseguir el pase sin tener que especular con la vuelta. Recital de todos los jugadores, pero 'El Tigre' se lució. Sacó a relucir el potencial que le hizo subir como la espuma estando en el Porto. Él solo volvió loco a una defensa valencianista que parecía haberse quedado en la ciudad del Turia. Él y Arda, y Adrián...

El Valencia fue a especular, a dejar la eliminatoria abierta, a no volverse a Valencia con un mal resultado para, en Mestalla, dar la traca final a los colchoneros. Pero se vieron superados en todo momento. Es la diferencia entre querer amarrar un empate o una victora por la mínima para jugártela en los últimos noventa minutos y querer dejar vista para sentencia la eliminatoria y evitar sorpresas desagradables en el último partido.

Simeone ha dado un vuelvo a este equipo. Pese a que en algunos partidos siguen surgiendo esas pájaras propias del Atleti no es el mismo equipo que estaba con Manzano. El jienense será psicólogo, pero no sabe sacar lo mejor de un equipo. El 'Cholo' es pura garra, nervio, intensidad, y eso se los transmite a sus jugadores en cada entrenamiento y en cada partido lo muestran. En cuanto superen esas empanadas mentales que aparecen de cuando en cuando (como ayer en los últimos minutos de ambos tiempos), ¿quién sabe dónde puede estar el límite del equipo?

[Foto | SportYou.es]

Drogba marcó cuando no estaba fingiendo en el sueloLa historia casi se repite. Al igual que en 2009, en Stamford Bridge se vivió un partido de infarto, con los mismos protagonistas y con la misma tónica. Todo fue sucediendo de la misma forma, salvo los últimos minutos. Si hace casi tres años Iniesta decidió un partido muy complicado, ayer no se pudo.

El Chelsea, al igual que en aquella eliminatoria, jugó a ese 'otro fútbol', el que defienden aquellos que no son capaces de jugar de manera bonita. Jugó a plantar un cerrojazo delante de su área, una maraña de jugadores y piernas que impedían entrar de ninguna manera. Jugó a salir a la contra en una pérdida de balón, marcar y encerrarse aún más. Y les salió perfecta la jugada.

El Barça tiene un problema, y es que no sabe jugar contra este estilo. Le pasó en 2009 contra el Chelsea (al que terminó 'ganando'), le pasó en 2010 contra el Inter de Mourinho (al que terminó ganando pero insuficientemente, puesto que le anularon un gol legal a Bojan), le pasó contra el Milan en cuartos de final de esta Champions y le pasó ayer. Aparte de otras muchas veces. Es uno de los pocos fallos de Guardiola, no saber cambiar el estilo en ese tipo de partidos. Está muy bien eso de morir siendo fieles a un estilo de juego, pero si te puedes salvar, ¿para qué morir? El Chelsea visitará el Camp Nou para jugar a encerrarse aún más. Si puede, Di Matteo saldrá con un portero, nueve defensas y Drogba (probablemente tan piscinero como ayer) arriba solo. No le interesa jugar, le interesa cerrarse y evitar que el Barça acabe clavando dos goles que elimine a los ingleses. Pero eso también tiene sus riesgos. El Barça acabará marcando, y la ansiedad puede que aparezca en los 'blues'.

Pero antes de ese choque espera el Real Madrid. Mourinho tomó ayer buena nota de lo sucedido. Sabe que tiene la Liga en la mano, y no creo que se arriesgue a perderla. Me imagino ayer a Mourinho, mientras veía el partido del Barça, con un puro (cortesía de Coentrao) en una mano y un Scotch en la otra, disfrutando (presuntamente) de la derrota, recordando su mismo planteamiento con el Inter y convenciéndose a sí mismo de que saldrá a 'jugarle' de esa forma al Barça este sábado. Más vale perder un poco feeling con la merengada, pero ganar la Liga. El Barça tendrá que superarse a sí mismo una vez más. Más vale empezar a pensar en ese nuevo planteamiento contra el 'antifútbol', o esto se pondrá muy cuesta arriba.

[Foto | Canarias7.es]

El mejor equipo del mundoQué campo más bonito. Stamford Bridge, no 'Stamford Beach' como hace unos años cuando estaba otro entrenador que se maneja bien con esas artimañas para favorecer el anti-fútbol, el campo donde empezó todo. Vuelve el Barça a donde, con mucho sufrimiento, se logró el pase a la final de la Copa de Europa de 2009 en Roma, donde conquistaría la Tercera Champions. Con mucho sufrimiento porque el Barça sufrió un arbitraje penoso por parte de Wolfgang Stark en el Camp Nou y luego en Londres sufrió una injusta expulsión de Abidal que obligó a jugar muchos tiempo en inferioridad. Pero la gente se ha quedado con otra versión, con la dada por la Central Lechera, los voceros oficiales. Ovrebo se equivocó para ambos lados, pero es más fácil manipular la realidad y omitir los errores en contra del Barça y el arbitraje de Stark.

Pero hoy lo que prima es el fútbol. Iniesta vuelve al lugar de los hechos, al lugar donde un zapatazo cuando ya todo parecía perdido provocó una explosión de alegría y desenfreno. El Barça ha aprendido mucho desde esa época. Ha aprendido a no dejar las cosas para los últimos minutos. Por lo menos siempre que puede. El Chelsea no es el equipo que empezó el año con Villas-Boas. Con Di Matteo ha dado un vuelco (jamás entenderé cómo los mismos jugadores daban una cara y ahora otra, a mí me suena a una cama bien hecha). La conexión Mata-Torres está funcionando bien, y Drogba siempre será un killer a la contra.

Habrá que estar atentos hasta los últimos minutos, no vaya a pasar lo mismo de ayer en Münich. El Madrid jugó a empatar y acabó perdiendo, incluso los papeles. Marcelo volvió a demostrar que aprende bien de Pepe e hizo la misma entrada a Müller que a Cesc en la vuelta de la Supercopa de España de este año. Webb devolvió el favor. En la Final del Mundial no expulsó a De Jong por su salvaje entrada a Xabi Alonso, perjudicando al equipo español, y ahora ayudó a un equipo español para que no se viese con un jugador menos para afrontar la vuelta. No entiendo el rasero de este árbitro. Para que muestre una roja supongo que tiene que ver sangre y hueso, si no, amarilla. Eso más los penalties escamoteados al Bayern. Y aún habrá quien se queje...

[Foto | Sport.es]

Robben y Ribéry, dos grandes amenazas para el MadridEl Allianz Arena espera esta noche al Real Madrid con las armas en alto. Una auténtica batalla entre dos grandísimos equipos por un puesto en la final de la Champions League, precisamente en ese mismo lugar. Siempre que se enfrentan Real Madrid y Bayern de Münich el espectador es el que sale beneficiado. Una lucha increíble por la supremacía que hacía que sobre el césped no estuviese solamente en juego la victoria, sino el honor.

Casi siempre que el Madrid visita al Bayern Münich suele regresar a España con una derrota bajo el brazo. Los alemanes se motivan sobremanera en estos casos, y ahora no va a ser distinto. Mario Gómez ya dijo que el estadio iba a arder. El merchandising puesto a la venta habla de 'La bestia negra' del madridismo en Europa.

Mourinho ha de decidir cómo salir a enfrentarse al Bayern. Ha de decidir entre salir como cuando se enfrenta a la Real Sociedad o al APOEL, es decir, con toda la artillería para acabar goleando; o salir como cuando se ha enfrentado al Barça o al Atlético de Madrid, es decir, con un trivote para intentar no salir perjudicado por su rival. Se enfrentan a uno de los pocos equipos capaces de mojarles la oreja, así que no me extrañaría que Mourinho se decante por esta última opción.

Vaya partido nos espera.

[Foto | Futboleros-LFP]

Piermario MorosiniAyer ganó el Madrid sufriendo. Ayer ganó el Barça sufriendo. Ayer la Liga dio un paso más hacia su finiquitación, manteniéndose los merengues cuatro puntos por encima del Barça a la espera del duelo fraticida en el Camp Nou del próximo sábado.

Pero ayer sucedió otra de las tragedias que nunca debería suceder. Tanto en el fútbol amateur (donde es más probable que suceda por la falta de dinero para prevenir) como en el fútbol profesional, la muerte de un deportista siempre es una tragedia. Y ya si hay una neglicencia por parte de los cuerpos de seguridad, peor aún, ya que podría haberse evitado. Ahora todo son conjeturas. Lo que es seguro es que él no volverá a jugar al fútbol. Ni su familia a disfrutar de él. Y con solo 25 años.

Ciao, Morosini.

[Foto | RPP.com.pe]

Este equipo es una piñaEl Barça quiere ganar esta Liga. Eso está clarísimo. Tiene fe ciega en ello. Por mucho que Guardiola siga insistiendo en que es casi imposible ganarla, los jugadores también insisten en llevarle la contraria. Y eso es lo que quiere Pep. Picarles, tocarles el orgullo, decirles que no van a conseguir ganar esta Liga porque, con los errores cometidos, el Madrid les ha sacado demasiada ventaja.

Ayer se vio que los jugadores están dispuestos a ganar la Liga cueste lo que cueste. Un partido finiquitado con un 4-0 es para bajar el pistón, pensar en la visita al Levante del sábado y en la visita al Chelsea del martes. Pero no, siguieron apretando y dejando claro que no se relajan. Insistían e insistían en lograr otro gol más, cada uno más bello que el anterior. Da igual que acaben sobre el césped 10 canteranos y Mascherano (al que le daría la nacionalidad desde ya), seguirán corriendo como si acabase de empezar el partido, y con más razón aún para reivindicarse.

El Madrid juega esta tarde ante el Atleti. Con la presión del Barça, estando ahora a un punto, puede que se desquicie a la mínima (como viene sucediendo) y no acabe ganando el partido. El Atleti ha ganado en garra con Simeone, así que podemos estar seguros de que no saldrán derrotados de antemano como de costumbre. También puede pasar que el Madrid se pique en su orgullo y le clave una goleada al Atleti. Pero volvemos a lo mismo, con la casta impuesta en el Atleti y viendo cómo se vienen arriba en los partidos grandes, me cuesta creer que esto último pase. La Liga se pone interesante. Y el final está cada vez más cerca.

PD: Parece que, tras la operación, Abidal se encuentra bien. Los primeros días tras un transplante son críticos. Todos le deseamos una pronta recuperación. Ayer la afición se acordó de él, como no podía ser de otra forma, en el minuto 22, ese 22 que ha paseado en su espalda por el Camp Nou y por toda España y Europa, ese 22 que en Wembley levantó la 4ª Copa de Europa, ese 22 que, ojala, volverá a levantarla. Ánimo Abidal.

PD2: Pepe Mel, un grande.

PD3: ¡Por fin hay sentido común en los directivos de un club grande! Un pequeño cabo más a Guardiola para que renueve...

[Foto | MundoDeportivo.com]

Va por ti, AbiHoy se opera Abidal. Poco más se puede decir aparte de eso. Un transplante de hígado que probablemente acabe con su carrera deportiva. Los medicamentos antirrechazo puede que no le permitan rendir en la alta competición. Lo importante es su salud. Y en caso de no poder seguir compitiendo estoy seguro que tiene un puesto asegurado en el club que le ha dado las mayores alegrías de su vida deportiva.

Y esta noche puede venir otra. El Getafe visita el Camp Nou. Un equipo correoso, que siempre pone en aprietos al Barça, y más desde que está Luís García en el banquillo. Si el Barça pierde dirá adiós casi definitivo a la Liga. Pero si gana se pondrá a un punto del líder y le trasladará toda la presión para su visita de mañana al Vicente Calderón.

El equipo ha de ganar no solo por recortar puntos al Madrid, sino por Abidal. Un triunfo para rendir homenaje, como ya se le rindió el año pasado y como ya se le hizo este año a él y a Tito Vilanova. Un homenaje más que merecido para dos pilares básicos del mejor equipo del mundo. Hay que ganar por mantener viva la Liga, por presionar aún más a un equipo que se empieza a desquiciar poco a poco y por Abi. Sobre todo por él.

[Foto | AltasPulsaciones.com]

Cesc y Messi, dos de los motores de este Barça que no se rindePaso de gigante en puntos y en moral para el Barcelona. La victoria sufrida, muy sufrida, en Zaragoza permite a los de Guardiola, junto con el empate del Madrid ante el Valencia, acercarse a cuatro puntos del líder. Quién lo iba a decir, cuando hace dos meses el Barça perdía ante Osasuna en el Reyno de Navarra y los blancos se alejaban a 10 puntos. Liga sentenciada, pensábamos todos. No ganaremos esta Liga, decía Guardiola. Falta de intensidad, apatía, incapacidad para materializar ocasiones. Todo lo tenía el Barça y hacía presuponer que esta Liga sería blanca.

Pero una reacción de campeón demostró que el Barça no se rinde nunca. Todo ganado desde ese fatídico partido en Pamplona. Presión trasladada al Real Madrid, quien veía y sigue viendo que el Barça viene como un Fórmula 1 y ellos no pueden fallar. Málaga, Villarreal y Valencia les han frenado y les han hecho perder 6 puntos. El Barça ya está a cuatro y no parece que quiera bajar la velocidad.

Ni siquiera las campañas de la Central Lechera y el club a quien representan consiguen empañar la remontada que, hasta ahora, está llevando a cabo del Barça. Hacen el ridículo ante todo el mundo menos ante sus yihadistas, aquellos sin un ápice de crítica a los que le pones un cuadrado negro delante, les dices que es blanco y se lo creen. El último capítulo, en Zaragoza (donde el árbitro no pitó un penalty de Keita, dio el gol de Aranda en fuera de juego, pitó un penalty al Zaragoza discutible, expulsó a Abraham justamente y se comió un penalty y expulsión sobre Thiago) y en Madrid (donde reclaman varios penaltys fruto de unos piscinazos clamorosos), vuelve a dejar en mal lugar a los blancos, centrados más en echar las culpas a los demás en vez de asumir su parte.

Sin tiempo para digerir la reducción de la distancia a cuatro puntos, el Barça se enfrenta al Getafe, experto en crecerse y desquiciar a los blaugranas, y el Madrid visita al Atleti, que ya no es el equipo de años atrás que les regalaba el partido a los blancos, sino que (aunque pierdan con el Levante) se crecen en los grandes partidos gracias al ímpetu que les impone el 'Cholo' y les impide bajar los brazos en aquellos encuentros en los que se juegan el honor. Un final de Liga sin duda increíble .

[Foto | MundoDeportivo.com]

La Liga se juega en Zaragoza y en MadridLa mitad de la Liga se juega esta semana. Este fin de semana y más de la mitad de la Liga, mejor dicho. El Barça visita esta tarde al Zaragoza, especialista en las últimas jornadas en dar la puntilla a sus rivales en los últimos minutos. Tendrá que estar el Barça muy atento durante todo el partido y dejar todo sellado y bien sellado para no pasar apuros al final. No hay equipo fácil en esta Liga, y menos cuando se dejan la piel al ver que enfrente tienen al mejor equipo del mundo. Ante los demás equipos se dejan ir, pero ante el Barça parece que les va la vida en ello.

El Madrid, después del paseo triunfal ante un Osasuna que fue un espejismo de lo visto ante el Barça, recibe al Valencia en casa. Habitualmente se trata de un partido intrascendente, sin historia, pues el Valencia llega prácticamente derrotado al Bernabéu. Y con el pitido inicial lo único que hace es confirmarlo. Mañana el Valencia se juega el acceso directo a la próxima Champions League. Con un solo punto más que el Málaga y tres que el Levante, un tropiezo de los ches y una victoria de estos dos les deja con el agua un poco al cuello. Emery no puede permitirse un nuevo tropiezo. La afición valencianista (siempre impaciente) no le va a tolerar un fallo más. Así que tendrá que salir con todo y a morder. Da igual que sea con un 'Cazorlazo' o con un 'Sennazo'. Lo importante es salir del feudo madridista con, mínimo, un punto.

Esa misma Champions que queda aparcada durante una semana. El Madrid pasará de enfrentarse a una Cenicienta a medirse contra un Bayern muy fuerte, anfitrión de la Final de este año. No será el mismo paseo que se vio en esta última eliminatoria. Al contrario que el Barça, que sufrió para eliminar justamente al Milan y ahora le toca volver a Londres, donde el Chelsea espera impaciente una vendetta y donde el Barça pretende confirmar que aún queda cuerda para rato.

Pero hoy toca Liga. Y mañana también. Todo puede quedar como está (con la Liga un poco más cerca para el Madrid), con una distancia de 8-9 puntos (con la Liga claramente ya para el Madrid) o con 3-4 puntos (con un resquicio de esperanza para el Barça y el susto metido en el cuerpo de los merengues). Sea como fuere, espera un buen fin de semana.

[Foto | MundoDeportivo.com]

Cesc y Messi, una dupla que hace brillar al BarçaPor quinto año consecutivo y por séptima en los últimos siete años, el Barça se planta en las semifinales de la Champions League. Buena cuenta de lo bien que se están haciendo las cosas en Can Barça en Europa. El Milan no fue una cenicienta, ni lo será. Aun con el equipo envejecido sigue dando mucha más guerra que algunos.

No nos equivocábamos cuando decíamos que el Milan venía a encerrarse atrás. La guagua estaba preciosa plantada delante de la portería de Abbiati. E Ibra quedaba muy bien para una postal, como una isla aislada allá arriba que no le quedaba otra sino bajar (al estilo 'Lost') para intentar rascar una bola. Tan cerrados que costaba entrar, estaba cantado que se abriría la lata por una jugada a balón parado. Como por ejemplo un penalty. El primero, muy claro, un error infantil de un jugador de calidad, como Antonini. Y el segundo, después de que Nocerino metiese el miedo en el cuerpo con un gol, tal y como dijo Guardiola que pasaría. Otro error infantil, en este caso de un tipo como Nesta, que cuando Busquets nació él ya estaba dando lecciones de cómo se defiende. Su agarrón a 'Busi' (clarísimo), continuado desde antes que se sacara y culminado cuando Xavi ya había puesto el balón el juego, dio con los huesos de Sergio en el suelo y con el segundo penalty de la noche señalado. Por mucho que lloren, el penalty se pita cuando el balón está en juego. Es lo que tiene buscar excusas.

Guardiola los tuvo bien puestos al plantar una defensa de tres. No quedaba otra. El empate a goles y la derrota eliminaba al Barça. Solamente valía la victoria. Con un 4-3-3 como de costumbre se podía lograr. Pero con un 3-4-3 también. La culminación de Iniesta en el tercero demuestra que el Barça juega de maravilla con esa táctica, y el gol de Nocerino también demuestra que es muy peligrosa.

Ahora espera, seguramente, el Chelsea. Nueva visita a Stamford Bridge. Otrora lugar del 'Iniestazo'. Muchos seguirán llorando, sacarán a relucir el nombre de Ovrebo, añadirán el nombre de Kuipers a la lista de conspiradores del Special One. Me encanta ver cómo el juego del Barça puede llegar a aburrir a según qué sector y luego no se pierden un partido de los blaugranas.

PD: Una pena la lesión de Pato. Entró en la segunda parte y al poco tiempo tuvo que ser sustituido. Es lo que tiene apurar mucho a un lesionado para que juegue. Pato debió tener más descanso, pese a tener el alta médica. Esperemos que no sea nada grave.

[Foto | MundoDeportivo.com]

Busi, Messi y Mascherano, pilares esenciales de este BarçaEl Barça se juega esta noche la mitad de la temporada. Sé que suena exagerado, y que si pasa de ronda habrá que volver a decir lo mismo contra el Chelsea (probablemente) o el Benfica, pero es la verdad. El de hoy es el partido más importante de la temporada... hasta ahora. Ya vendrán otros más importantes.

El Milan llega a Barcelona con la idea de llegar también a semifinales de la Champions League. Visto lo visto la semana pasada, desestimo la idea de que Allegri apostará por el fútbol de toque. Los rossoneros vienen con la idea de empatar, ya que cualquier empate a goles les da el pase (nunca entenderé esta estúpida norma del valor doble de los goles, sería una de las normas que deberían tumbar los dinosaurios de la International Board). Y, en caso de empatar sin goles, ya tienen más que ensayados los penalties. Una pena que Allegri haya decidido apostar por la táctica que usó el Inter de Milán en 2010 y que dio con sus huesos en una derrota pero con el pase a la final de la Champions.

El Barça, como siempre, al ataque. No saben hacer otra cosa. Si se ponen a defender únicamente pierden el partido seguro. El Milan entregará el balón, a la espera de un fallo en un pase, un corte de balón y un patadón en busca y captura de una isla llamada Ibra, perdida allende los mares, en este caso los tres cuartos de campo. Tanto irá el cántaro a la fuente que al final se romperá. Pero igualmente los corazones de los aficionados puede que no aguanten un partido así. Será duro, complicado, de eso no cabe duda. Pero si por algo se caracteriza este Barça es por morir siempre con las botas puestas, fiel a un estilo.

[Foto | MundoDeportivo.com]

Páginas