los blogs de Canarias7

« La inédita |Inicio| La rapada »

Alba Sabina

Alba Sabina navega las noches rebuscando versos en las sombras olvidadas. Dice que es insomne para no decir que es poeta. Y en esas largas noches escribe lo que otros sueñan o lo que ella soñó cuando habitaba dentro de los libros que han ido dibujando sus paisajes. Alba Sabina Pérez nació en Santa Cruz de Tenerife en 1984, el mismo año en que Carl Lewis volaba sobre el tartán olímpico de Los Ángeles y cuando Bruce Springteen cantaba Dancing in the dark con voz desgarrada. Alba acaba de publicar Ya nadie lee a Penti Saaritsa, un poemario de los que se te quedan en la memoria aunque no hayas tenido intención de memorizar ni un solo poema, uno de esos libros que se adentran en tu recuerdo como todo lo que es bello o lo que emociona más allá del tiempo. El libro lo publica en Madrid Ediciones La Palma. Uno se quita el sombrero ante la labor editorial que está llevando a cabo Nicolás Melini en Ediciones La Palma, un oasis para lo poesía en medio de tanta nada y de tantas voces que confunden en las pantallas.
Penti Saaritsa es un poeta finlandés al que iremos a buscar después de leer a Alba y de seguir el rastro de todos los poetas que se asoman más allá de sus versos. Hay mucha madurez y muchas lecturas en Alba Sabina. La poesía se escribe realmente cuando no se está escribiendo, cuando las heridas no cicatrizan ni siquiera con el tiempo, y cuando la noche es larga y parece que navega hacia donde mismo se perderá nuestro destino cuando dejemos atrás los huesos que articulan nuestros movimientos, o las letras que trazamos como quien cava en la arena buscando salidas nuevas.
Por los versos de Alba Sabina se asoman Nabokov, Bukowski, Truffaut o Kandinsky, y también caminamos por las calles oscuras de Budapest ("Budapest negro nuevamente/ salpicado de sauces rusos/ que no sobrevivieron al invierno"), por un París con sombras de un gran cementerio lleno de poetas muertos, y también entre la luz velazqueña de un Madrid en donde el mar se acaba convirtiendo en un recuerdo de los veranos que nunca vuelven. "La adolescencia/ es una esquina de mi bolso/ donde amargan los sonetos/ de Elisabeth Barret Browning". Eso es lo que nos cuenta Alba cuando mira a esa edad en la que se forjan los poetas sin saber que están entrando en ese camino sin retorno de los versos. Esos versos subrayados una y otra vez que, como ella escribe, nunca desciframos dónde se encuentran. "Lolita ha muerto/Y un mendigo en una biblioteca/ Es el único que sigue/ Leyendo a Nabokov". Alba Sabina también escribe de un tahúr que consigue siempre lo que no se propone. Springsteen cantaba en 1984 que algo estaba pasando en algún sitio. Siempre pasa algo en todas partes. Solo hay que saber encontrarlo, o leerlo, o dar con el verso que termine escribiendo el oxímoron de nuestra propia eternidad tan efímera y tan pasajera.

0 TrackBacks

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: Alba Sabina.

URL de TrackBack de esta entrada: http://www.canarias7.es/blogadmin/mt-tb.cgi/12535

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete