los blogs de Canarias7

« El espejo de las muñecas |Inicio| Juancho »

El separador de versos

El separador de versos se elige el mismo día que el sexador de pollos y que el jefe de los bomberos. Son cargos que se renuevan cada año. Vamos todos a la plaza del pueblo y se van sacando bolas de una talega con nuestros nombres. A mí me tocó ser separador de versos hace cuatro años. Cada año cambiamos de oficio para no aburrirnos y para que todos podamos aprender muchas más cosas. No lo tuve fácil siendo separador de versos. Yo nunca había escrito un poema y cuando me llegaban todos aquellos hiperestésicos exagerados con cientos, y a veces miles de renglones, asegurando que eran unos genios, tenía que ponerme serio y hasta un poco prepotente para que no me atosigaran más de la cuenta. Luego estaban los que me traían todas las palabras juntas, sin separación alguna, para que yo las convirtiera en poemas. Me pegaron tres palizas cuando ejercí ese cargo. Ni siquiera los políticos reciben tantos insultos. Todos cruzan los dedos cuando sale la bolita del separador de versos. No he vuelto a acercarme a la poesía desde entonces, y aún hay un par de poetas que me escupen cuando nos tropezamos por las calles del pueblo. Este año me ha tocado ser sepulturero. No le tengo miedo a los muertos después de haber trabajado cerca de algunos poetas. Ellos hablan de vocación, pero nuestras leyes exigen que se les controle anualmente. Andan libres, pero no pueden publicar todo lo que quieran ni tampoco cuando les dé la gana. En los dos últimos años han decidido que los separadores de versos sean de complexión fuerte y que conozcan las artes marciales. Los poetas van siempre juntos pensando que les persigue la sombra de todos los que escriben versos. Dicen que ven donde los demás no vemos.

0 TrackBacks

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: El separador de versos.

URL de TrackBack de esta entrada: http://www.canarias7.es/blogadmin/mt-tb.cgi/11382

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete