los blogs de Canarias7

Archivos Enero 2013


Cuando hay una gran corrupción en un partido, su cúpula dirigente debe hacer una limpieza general caiga quien caiga; pero para eso hay que tener las espaldas muy fuertes y las manos muy limpias.

Si, además, ese partido es el que sotiene al Gobierno, su Presidente debe intervenir de inmediato, aunque pierda apoyos o los busque en la oposición. Claro que, para actuar así hay que tener las espaldas...

zzztFoto0561.JPGSi el Gobierno es incapaz de resolverlo, debe ser el Parlamento el que tome cartas en el asunto, para aunar voluntades e incluso provocar un Gobierno de concentración con lo que quede sano. Claro que, para actuar así, los partidos de la oposición también han de tener las espaldas muy...

Si el Parlamento es incapaz de realizar su cometido, puesto que es el depositario de la soberanía popular, debe intervenir la Jefatura del Estado. Ya sé que la Constitución solo le confiere funciones de representación y arbitraje, pero en tan ambigua palabrería cabe casi todo. Es decir, que nos represente ya, y si en situaciones como la actual no se necesita un árbitro, ya me dirán.

Claro que para hacer eso hay que tener las espaldas muy fuertes y las manos...

Lo que necesitamos es democracia, nada más y nada menos, y que no nos reestrenen una y otra vez El Padrino. Ya la hemos visto (las tres partes).


znarayama3.JPGEl ministro de finanza japonés ha hecho unas declaraciones que han levantado ampollas. Ha venido a decir que el coste de los ancianos es muy alto y les pide que se den prisa en morir. La verdad es que el ministro se ha pasado, pero en realidad es lo que se está haciendo de manera solapada en nuestro país. No les dicen a los ancianos que se mueran, pero les quitan atención médica, servicios sociales y poder adquisitivo en las pensiones. Cada día sale alguien diciendo que el sistema no es sotenible, con lo que está culpabilizando a los jubilados, que tienen que escuchar velada o claramente que están siendo mantenidos por el Gobierno, cuando quien los mantiene es la aportación que durante décadas han hecho a la Seguridad Social y a Hacienda, colaborando en mantener a quienes estaban jubilados cuando ellos trabajaban. Los japoneses son expertos en este tipo de asuntos, y lo hemos podido ver en la película Balada de Narayama, que tiene varias versiones desde 1958, que cuenta cómo, en una agrícola sociedad precaria, a los ancianos -aunque estuvieran en buen estado de salud- se se les abandonaba en la cima del monte Narayama para que murieran. De alguna forma, las medidas que están tomando los actuales gobiernos -el de Madrid y el de Canarias- son una metáfora de esos hijos jóvenes que cargan con sus padres y madres ladera arriba para abandonarlos en la cima del Narayama para que mueran porque ya son un estorbo. Que lo digan claro, para que al menos podamos elegir el sitio en el que queremos morir.


zzzxxPICT0075.JPGLa avaricia es probablemente uno de los mayores defectos de la especie humana, y está en el origen de toda corrupción. La obsesión por amasar más y más dinero se convierte en un problema de seguridad pública cuando para ello no importa poner en peligro la vida de las personas. Lo que acaba de ocurrir en la brasileña ciudad de Santa María es un dejá vu que se sucede una y otra vez: ya pasó en Buenos Aires, en Perú, en Minneapolis, en Madrid recientemente y hace años cuando el incendio de la discoteca Alcalá 20. Los muertos siempre son los mismos, incautos jóvenes que solo tratan de pasar un rato divertido, pero los meten en ratoneras y al menor fallo salta la tragedia. Las notas de prensa parecen calcadas: cerraron las salidas de emergencia, había doble cantidad de gente que la permitida, faltaban los medios de seguridad y auxilio estipulados por las leyes... Curiosamente, en todas las ocasiones el local funcionaba en la ilegalidad, o no tenía licencia de apertura, se había vencido dicha licencia... No cabe alegar despiste, cuando esos mismos ayuntamientos saben si se debe una simple multa de aparcamiento; lo saben y callan. Al fondo siempre aparece el dinero y la corrupción política de quienes hacen la vista gorda por razones que podemos imaginar. Ahora vemos a la Presidenta de Brasil compungida, como hemos visto aquí y allá a otros dirigentes en otras ocasiones, pero mientras el dinero de la avaricia siga corrompiendo a los representantes del pueblo seguirán muriendo inocentes.


Dicen que los niños son como esponjas, que se les graba todo sin que ellos se den cuenta. Y así debe ser, pero son grabaciones a control remoto, como un mensaje en una botella que se leerá en años, décadas o nunca. Y ahí, en un rincón de nuestra memoria, dormita el recuerdo de una frase que escuchamos de niños y que de repente se activa no sabemos por qué, por una situación, una música o un olor (el olfato es uno de los estímulos más eficaces de la memoria). zgalllo.JPGY sale de nuestra boca una frase sentenciosa que alguna vez dijo en nuestra presencia una persona mayor, fuera o no de la familia, pero que viene al pelo para explicar en pocas palabras algo que está sucediendo. Desde el día que la escuchamos y la grabamos -que no podemos precisar- hasta el momento en que la soltamos casi sin pensar no la habíamos vuelto a oír ni, mucho menos, se nos había ocurrido usarla, sencillamente porque ni siquiera sabíamos que estaba en la despensa de nuestra memoria. Me pasa con cierta frecuencia, y a veces quien la escucha se sorprende por el ingenio, la precisión y la verdad que encierra (poesía pura), pero el más sorprendido soy yo, hasta el punto de que he pensado alguna vez (no lo he hecho aun) en anotarlas cada vez que surjan porque son un compendio de sabiduría que hemos incorporado sin darnos cuenta. Son pensamientos que a veces ni siquiera respetan la territorialidad, porque me ha sucedido que he soltado una de esas frases sorpresivas y exactas y alguien me dice que su madre o su abuelo la solía decir, pero es que la persona de la que habla vivió e miles de kilómetros del lugar donde yo la escuché la primera y tal vez única vez que entró por mis oídos. Eso me lleva a pensar que hay una parte de nosotros que se corresponde con un todo colectivo que está por encima de la geografía, una especie de ser policéfalo que es sin duda el ser humano y su devenir por el tiempo.


zvFoto0548.JPGNo me refiero a Shakira, que en sentido estricto no ha parido, puesto que el natalicio de su hijo fue por cesárea, hablo de David Cameron, que propone a los británicos un referéndum para decidir si se quedan o salen de la UE. Artur Mas desde la pequeñez y Cameron desde la opulencia están haciendo lo mismo, jugar con las cosas de comer, y así no hay manera de consolidar una Europa fuerte que pueda competir en el futuro con Estados Unidos (que siempre estará ahí por mucho que digan) y las potencias emergentes. Los dirigentes europeos parecen creer que seguimos viviendo en un mundo decimonónico, eurocéntrico y colonial, cuando la realidad es que cada día estamos más colonizados por Estados Unidos y China (y espera a ver India y Brasil). Europa nació en el Mediterráneo, y a los pueblos del norte entonces los llamaban bárbaros, y ahora se toman la venganza arrasando lo que un día fueron las glorias de Pericles, Julio César, Felipe II y don Manuel el Afortunado. Creo que ni Mas ni Cameron quieren lo que dicen pretender, y usan los dichosos referéndums como moneda de cambio, uno para pactar una mejor fiscalidad con Madrid, Cameron para chantajear a la UE, cobrar más cada año de Bruselas (ahora se le dan 50 mil millones) y seguir mangoneando el euro desde la City financiera de Londres. De paso, ocultan sus fracasos en la gestión y se presentan como salvapatrias. Nada que no hayamos visto antes.


zzhumphrf-karsh6[1].jpgHoy hablaré solo de un hecho que es en sí mismo un declaración de principios de esto que quieren vendernos por democracia (*): en el borrador de la ley de Transparencia económica enviado por el Gobierno al Parlamento, quedan fuera de esa ley la Casa Real, los partidos políticos, los sindicatos y el Banco de España. Si algunos de los focos de corruppción más evidente quedan fuera, ¿para qué la ley? Se cumple otra vez la sentencia de El Gatopardo de Lampedusa "cambiar algo para que todo siga igual". Es como si se hiciera una ley de Tráfico que no se ocupase de los turismos particulares, las vehículos de pasajeros y los camiones. Solo se aplicaría a las motos y a los peatones. Eso es cinismo, y no el humo del cigarro de Bogart en El sueño eterno. Está claro, España es diferente.

NOTA IMPORTANTE:


Para que no se me malinterprete, la alternativa a la democracia es la dictadura, que es corrupta en su propio origen. Por lo tanto, mis críticas a esta democracia son precisamente porque entiendo que es con transparencia como se contruye una verdadera convivencia democrática, y quienes tienen la obligación de velar por ella están dilapidándola.

***
(Aunque no tiene que ver con lo que hablo -o sí-, propongo el enlace con este post del blog de Miky Ayala en Canarias7).


Alguien a quien entrevisté hace años me dijo que Elio Quiroga es un gran creador multimedia. Su faceta más conocida es la de director de cine, responsable artístico de varias películas de culto y un sinnúmero de cortometrajes de toda clase. Sin salir del mundo del cine, tiene una laguísima trayectoria como productor, guionista y lo que haga falta, pues dada su preparación en el campo de la informática se ha internado en proyectos innovadores de generación de programas destinados al cine.

zzel-despertar-eb1[1].jpgPero yo lo conocí antes en su vertiente poética, pues hice de editor de un bellísimo poemario que publicó en los primeros años 90 del siglo pasado. Luego ha dado a la imprenta trabajos ensayísticos y de vez en cuando se descuelga con un artículo sobre algún asunto cultural importante. Es decir, la creatividad de Elio Quiroga abarca distintos soportes y variados géneros, aunque la tendencia es a etiquetar a la gente para que sea una cosa y solo esa, aunque sepamos que Alberti fue un gran pintor, Lorca un músico muy comprometido con el rescate de la música popular, o Elia Kazan un excelente novelista. Que Elio Quiroga publicase una novela era solo cuestión de tiempo, porque si combinamos su capacidad narrativa y su dominio de la literatura, el resultado es siempre una novela. Y aunque parece curioso que escriba una novela de zombies (así se publicita El despertar en la portada), no lo es tanto cuando conocemos su trayectoria cinematográfica, que suele cruzar la línea de la realidad. Por lo tanto, tampoco es una sorpresa que Elio Quiroga, puesto a escribir narrativa, se haya inclinado por la novela de género, en este caso una historia en la que los muertos vivientes cohabitan de manera casi natural con lo vivos-vivos.

zzel-despertar-eb22222.JPGY es ahí donde empieza a bifurcarse el camino de la obra de Elio, porque al hablar de zombies siempre pensamos en historias de terror como las de los muertos vivientes de Georges A. Romero o las figuras descompuestas de la filmografía de Darío Argento. Pero es justo lo que no sucede en El despertar, que no es una novela que trate de dar miedo (cosa que por otra parte sería legítimo) sino que inocula un miedo más estremecedor, y es el que se deduce de la metáfora de una sociedad que tienen que reciclarse porque sus miembros son distintos o al menos no todos son seres humanos al uso. Y es que lo interesante de la novela es que se trata de fundar una nueva sociedad en la que conviven zombies reconocidos y humanos vivos, llegando a crear estructuras que permitan esa convivencia. Quien dice zombies dice extraterrestres, extranjeros... seres diferentes que comparten el mismo espacio que los humanos-tipo normalmente constituidos y establecidos según normas milenarias (blancos, cristianos, heterosexuales...)

Por ello El despertar es mucho más que una novela de zombies. Se trata de una reflexión encubierta sobre la necesidad de que las sociedades sean más integradoras, en un tiempo en el que parece que el asunto va en sentido contrario. Y todo esto con un tratamiento humorístico que arranca sonrisas pero que no desvirtúa la esencia del problema. Es por lo tanto un texto muy original, que utiliza la novela de género, con apariencia de divertimento frívolo y si quieren hasta "friki", para plantear que esta sociedad, en la que hay grandes desafíos asimilables a la convivencia con los zombies, necesita profundos y radicales cambios en sus estructuras para seguir adelante.


En la Grecia clásica, los deportistas debían ser un ejemplo para el pueblo, pues no solo eran los atletas más laureados, sino que servían como espejo en el que mirarse por sus virtudes humanas. Un atleta ganador debía ser considerado con los derrotados y exhibir un enorme respeto por el don que los dioses le habían confiado en su fuerza, su deztreza y su inteligencia. Desde que el deporte empezó a mezclarse con el dinero ya nada fue igual; tampoco cuando hace revoltijo con la política, y ejemplos de zzzzaPICTb0094.JPGesto hay en los Mundiales de Fútbol de Argentina y mucho más en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, que fueron un espaldarazo al nazismo. La gran figura de aquellos juegos, el atleta norteamericano Jessie Owens, fue una bofetada para Hitler, pues el dictador no esperó a la entrega de medallas porque un atleta negro había derrotado a los rubios arios que él consideraba superiores en todo. Ahora, el deporte de élite es un asunto multimillonario, se pagan fichas y sueldos irracionales y es un gran negocio. Al menos, los privilegiados deportistas que están en la cima deberían tener respeto por ese don, como los atletas griegos, porque deben ser un ejemplo para las nuevas generaciones. Se ha dicho siempre que los niños no aprenden, imitan, y los adolescentes también; mal ejemplo es la soberbia de Cristiano, la mala educación antideportiva de Messi, la marrullería de Mourinho, la imagen de parranda nocturna de Romario o Ronaldinho, la violencia verbal y fisica en la cancha que luego se airea en todas las televisiones. Pero de todo ello, lo peor es la corrupción, el dopaje, la trampa, y desde luego Lance Amstrong es justamente lo contrario de lo que se debe imitar. La gloria falsa de siete Tours es hoy una gran decepción. El deporte ha sido víctima de la egolaría y el dinero fácil. Qué pena.


zzSanti_di_Tito[1].jpgLo he dicho más de una vez, pero debo hacer notar que nuestro dirigentes han leído muy mal El Príncipe de Maquiavelo. Decía el autor florentino que el Príncipe (tradúzcase por dirigente) debe mostrar siempre un ánimo distinto al de sus allegados y que así se transmita al pueblo. Cuando todo el mundo está nervioso, el Príncipe se ha de mostrar sereno; si hay desánimo entre los suyos, él debe arengarlos con brío; si su gente está envalentonada, él ha de ser prudente y comedido. Y todo esto porque, al estar de ánimo distinto, todos piensan que él sabe lo que hay que hacer, y en esa confianza se suelen conseguir los objetivos. Está claro por lo tanto que no es que no hayan leído El Príncipe, es que ni siquiera saben qué significa liderar una sociedad, que encima los ha puesto al timón con sus votos. O sea, no saben siquiera quién fue Maquiavelo. El país se va al garete y ellos siguen con su guirigay productivo (para ellos), y hasta son capaces de fracturar una sociedad tan sólida como la catalana para huir hacia adelante acusando a los taimados y borbónicos tribunales a las órdenes de Madrid de una persecución personal. Su corrupción hace que arrastren al abismo a todo un pueblo. El noroeste de África se incendia con una situación muy complicada que puede salpicarnos, Cáritas no da abasto, el tejido económico está yerto, y ellos siguen con sus batallitas particulares. Pero no hay que preocuparse, alguien que pretenderá haber leído y entendido a Maquiavelo nos creará seguridad psicológica porque la gala del Carnaval va a presentarla Bustamante. Pobre Maquiavelo.


Lo que está sucediendo en los estados cercanos de Africa Occidental nos afecta porque estamos en la última frontera. Hace varios años que el fundamentalismo islámico armado está creando dificultades en la zona, hasta el punto de que el rallye París-Dakar se ha mudado a Sudamérica porque el Sahara no ofrecía seguridad. Al constante peligro de una reactivación armada del asunto de los saharauis se suma ahora la guerra abierta en Mali, donde desde hace meses los fundamentalistas zzPICT0b054.JPGhan ocupado más de medio país y están implantando su modo teocrático de entender la política con Sharía incluida. Se ha especulado con la posibilidad de una intervención externa (incluso con participación española), y esta se ha hecho realidad en estos días por parte de Francia, que nunca quita ojo a esa zona de Africa. Analizar esta cuestión es muy complicado, puesto que, si por una parte no está bien intervenir en asuntos internos de los estados, por otra la implantación de un régimen islámico en la zona es un peligro para todos, porque su vocación siempre es extenderse. Así que ya suenan los cañones y yo no sé si la comunidad internacional ha valorado las consecuencias humanitarias de todo esto, porque empezará a haber desplazados hacia Senegal, Argelia y el Sahara Occidental, gente que, huyendo de la guerra, recorrerá a la inversa la histórica ruta de la sal, se presentará en las playas y se montará en el primer cayuco que pase rumbo a Canarias, o bien atravesará clandestinamente Marruecos y tocará en las puertas de Ceuta y Melilla. Este es un futuro muy probable si la guerra se alarga, y se debiera estar preparados para esa avalancha, que en nada nos beneficia porque, además, pondría a Canarias en el mapa de una guerra, con las consecuencias negativas que eso tendría para nuestra imagen turística de lugar de paz idílica. El que avisa no es traidor.
***

Enlazo con el editorial de El País.


zzz2013011511].JPGLuis Natera es uno de los grandes poetas de su generación, que seguramente nunca tuvo total conciencia del enorme valor de su poesía. Hombre discreto, silencioso y profundo, pasó por su tiempo sin ruido, pero con una voz atronadora en cada uno de sus poemas. Este enero frío nos trae la malísima nueva de su partida, y muchos serán ahora los que se darán cuenta de cuán necesaria es su palabra para llevar al hombre de la mano hacia sí mismo. Luis Natera puede hacer suya la frase que dice Silvio Rodríguez en una de sus canciones, "he dicho lo mío a tiempo y sonriente". La verdad es que aun estoy aturdido por la noticia y, aunque su recia obra merece una larguísima conversación, en este momento quiero recordar al ser humano, que además de alcanzar las más altas cimas de la poesía, consiguió ser lo máximo a lo que podemos aspirar la gente de bien: ser una buenísima persona. Por eso hoy es un día muy triste, no solo por la ausencia de uno de los nuestros, sino por simple egoísmo, pues no nos sobran grandes poetas y buenas personas. Ahora somos menos en este empeño de hacer un mundo más justo, pero tenemos que seguir adelante porque esa es también una manera de rendir respeto a este enorme poeta y mejor ser humano que se nos ha ido.


zzPICT0106.JPGSiempre se ha dicho que el código penal se hizo para los pobres y el de comercio para los ricos. Se supone que en sociedades democráticas esto no debiera ser así, aunque con la reforma de las tasas judiciales de Gallardón esto se hace cada día una realidad más sangrante. Luego hay otro apartado, que es el de las responsabilidades de los políticos; no es que nunca respondan de actuaciones deliberadamente temerarias y perjudiciales contra el interés general, es que ni siquiera rozan el código penal cuando actúan claramente contra lo básico de forma personal. No importa que un tribunal condene a agentes policiales por torturas porque luego viene el indulto del Consejo de Ministros, no importa que se haya demostrado la implicación de CIU en un asunto de financiación ilegal, todo queda resuelto diciendo que los responsables económicos de hace 17 años ya están fuera del partido. No importa nada, hay impunidad absoluta, y se permiten el descaro de actuar como el exconsejero de Sanidad de Madrid, que dos años después de dejar el cargo le adjudican el control privado de los análisis clínicos a la empresa de la que es asesor, o los expresidentes del Gobierno o ministros y ministras de mucho peso que viven en el Edén de los consejos de administración nominal de empresas eléctricas, de comunicación o de otro tipo que en su momento ellos favorecieron desde el poder. El hijo de Pujol ha reconocido que tiene dinero en paraísos fiscales y tampoco parece que eso vaya a incidir en su carrera política. Total que hemos llegado a una sociedad en la que los platos rotos los va a pagar La Pantoja, y políticos y empresarios corruptos se van a ir de rositas.


zsarbolito.JPGDesde que existe la prensa, allá por el siglo XVIII, se ha utilizado la información para crear estados de opinión. Napoleón dictaba mensajes que eran reproducidos por todas partes para convencer a los franceses de la necesidad de hacer grande a Francia, humillar a los germanos, conquistar Rusia y llegar por La Península Ibérica al Cabo de San Vicente, que la mayoría de los franceses ni quiera sabían dónde estaba. Es más ni siquiera sabían leer, pero siempre había alguien en cada pueblo que leía en alta voz. Este fenómeno ha ido aumentando con el tiempo, y si Ortega y Gasset fue tan conocido en su tiempo como hoy puedan serlo Antonio Gala o Pérez-Reverte fue porque la mayor parte de su obra la escribió en la prensa, y España entera esperaba a ver qué habían escrito Don José (Ortega), Don Miguel (Unamuno) y Don Manuel (Azaña). En definitiva, el poder de cualquier clase sabe que controlar la información es un arma definitiva, y a veces incluso sobreinforman para que no pueda separarse el grano de la paja. Hoy tenemos acceso a miles de datos, pero si no los relacionamos nada concluimos, y por ello nos ahogan en información, para que no podamos pensar. Y ya sabemos que las ideas colectivas van macerándose a través del goteo diario, y si en nuestro ámbito Harry Truman no es un criminal de guerra (Hiroshima y Nagasaki) es porque en Occidente no hablamos japonés.


zz32ssdd.JPG

zz32sstt.JPG


Se suele decir que cuantos más mitos pongamos alrededor del poder más nos alejamos de la democracia. Los mitos han sostenido el poder desde los dioses asirios y babilónicos, las deidades griegas y romanas, el César convertido en dios y las monarquías medievales cuya legitimidad se hacía provenir de Dios y que convertía a los reyes en seres extraordinarios, inviolables y superiores. Con la Revolución Francesa este edificio mitómano se vino abajo en la teoría, pero en la práctica se transformó, pues luego hubo un Napoleón. Los mitos de la divinidad que derramaba autoridad sobre algunos mortales escogidos se sustituyen por otros, si bien la religión sigue alimentando la mitomanía en tiranía o en democracia.

zPICTb0097.JPGY me refiero a los estados occidentales, supuestamente racionales y laicos, que se acogen al cristianismo en sus diversas ramas y que explotan la culpabilidad como elemento muy productivo para el poder. Obama pide que Dios salve a América, en Inglaterra es a la reina a la que hay que salvar y en todas partes se invoca un mito, que a veces es terreno, pero un mito. El marxismo también fue un mito cuasi religioso en la Rusia stalinista. No no sé si Dios creó al hombre, pero el hombre ha creado a Dios según le ha convenido en cada momento. Y esos símbolos dan miedo. La convivencia debe regirse por normas democráticas, pero cuando sacralizamos palabras y conceptos como pueblo, bandera, democracia, constitución, estatuto, himno... Entonces estamos convirtiendo en mito lo que es simplemente un instrumento práctico, terrenal y necesario. Estos tiempos dan miedo porque cada día se aplica con mayor rigor la frase de Jesucristo "El que no está conmigo está contra mí", que es una de las pocas cosas que no me gustan de los Evangelios (no se confundan, no hablo de religión).

***
(*) Qué curioso que la palabra mitificar significa crear mitos, y mistificar es engañar, con solo una S de diferencia.


zMegan_cuerpos[1].jpgYa sabemos para qué se han montado las megaempresas de la comunicación. Es evidente que para retransmitir fútbol y para cotillear sobre los personajillos sin oficio ni beneficio que pululan por la prensa del corazón. Eso es lo que produce audiencias y por lo tanto dinero, y nos dicen machaconamente que eso es lo que el público quiere, pero no es así, porque el día que se empeñen en que veamos en hora punta un documental sobre la cría de gusanos de seda, pues a lo mejor lo vemos. Así que este furor televisivo del fútbol y el cotilleo es inducido, y produce por lo visto mucho dinero, que pagamos todos, porque proviene de la publicidad y esta se incluye en el precio de las cosas. Aunque usted no vea los programas del corazón o los partidos de fútbol, cada vez que compra un yogourt o una camisa, indirectamente está contribuyendo a mantener la orgía de pasta indecente que cobran unos y otros. Y como son fuente de un gran negocio mediático, se pagan cifras astronómicas por un futbolista, y se le mantiene el ritmo de la estupidez a las dos docenas de belillos y mentecatos que se casan, se divorcian, se lían y se deslían. De manera que el futuro está en mover bien la pelvis, bien sea en una cancha o en una cama. La universidad, para los desgraciados sin visión.


zzamaneciendo-playa-mar[1].jpgCada día nos levantamos con la idea de que es un día más, un fastidio, tenemos que ir a trabajar y aguantar hasta que volvamos a casa. Pero no es así, cada día es un regalo, algo con lo que no contábamos (o no debiéramos) y que sin embargo está en nuestras manos para que lo usemos. José Luis Cuerda hizo hace unos años la película más fantástica y curiosa del cine español en varias décadas; me refiero a Amanece, que no es poco, que pasa por ser un disparate. Y resulta que no, que aunque es muy divertida, es una película muy seria, hasta el punto de que el sol acaba saliendo por el oeste, cosa bastante irregular y contra natura, pero sale, que es lo importante, y en esa escena se resume toda una filosofía de vida, el famoso carpe diem de los latinos, vive el momento, porque mañana lo mismo el Sol no sale por ninguno de los puntos cardinales; y aunque salga por el oeste, amanece, que no es poco.


zzreyes-magos-de-oriente[1].jpgLos Reyes Magos vendrán y me temo que, como todos los años, habrán hecho un desigual reparto, aunque ellos no tienen la culpa de no haber podido llegar a todas partes, porque me imagino que a estas alturas de la Historia tendrán sus gobiernos, sus parlamentos y sus presupuestos en los países de los que son reyes, que no sabemos cuáles son, y ni siquiera estamos seguros de que sean reyes, sino más bien magos o sabios, como dicen Las Escrituras. Pero está claro que las desigualdades no se resuelven ni con monarquías ni con con magia ni con nada que salga de la mente de los hombres, y menos cómo se ha puesto la circulación. Imagínenese cómo será el asunto para los Magos de Oriente, que tienen que conformar a todo el mundo, si nosotros nos estresamos comprando las tres boberías que regalamos cada año, y siempre nos coge el toro. Bien es verdad que nosotros no somos profesionales del regalo y ellos sí, pero con los recortes de este tiempo y teniendo como vehículo unos viejos dromedarios desentrenados, más no se puede pedir. Como mucho que sean magos en vez de reyes, porque estos al menos sacan conejos de la chistera y los reyes piden más que dan.


zz0102080147[1].jpgLa muerte del ex portero de la selección uruguaya Ladislao Mazurkiewicz hace que la nostalgia encuentre una rendija en la memoria del Mundial de México en 1970, que tan brillantemente ganó aquel mágico Brasil de Gerson, Jasirzinho, Tostao, Rivelino y cómo no O Rey Pelé. No habia televisión en directo en Canarias, y los partidos se veían al día siguiente (en blanco y negro, por supuesto). Aquel es el primer Mundial del que entendí el mecanismo de la competición, aunque antes supe del de Inglaterra y, ya en la nebulosa, del de Chile. El jugador más admirado por la muchachada era sin duda Pelé, aunque también tenían muchos seguidores los italianos Mazzola y Riva. Pero a pesar de tanto artista del balón con los pies, la memoria de ese Mundial es la de dos porteros: Lev Yashin y Ladislao Mazurkiewicz. El primero, porque se sabía que era su última gran competición, ya que el ruso se retiró en 1971, pero dejó clara su categoría hasta el punto de que fue elegido por la FIFA mejor guardameta del siglo XX. En México destacó Ladislao Mazurkiewicz, que fue designado mejor portero de ese Mundial, y era tan bueno que el legendario Yashin le regaló sus guantes y dijo entonces que era su sucesor, aunque para entonces el uruguayo ya había ganado alguna Copa de América. Al leer la noticia de su muerte, me he visto por un momento en aquellos años, y recuerdo lo orgullosos que estábamos porque, retirado Yashin, el mejor portero del mundo hablaba español. Eran tiempos en que nos conformábamos con poco, aunque en España nunca hemos andado mal de porteros (Zamora, Ramallets, Iríbar, Arconada, Casillas...)


zzzFoto0544.JPGSiempre fue una manida tradición en los medios hablar de los propósitos personales para el nuevo año, pero esta vez, cuando están cayendo chuzos de punta, es comprensible que casi no se atrevan a hablarle a la gente de proyectos de mejora: reintentar por enésima vez estudiar inglés, dejar de fumar, comer más sano, aguantar en el gimnasio más allá del primer mes... Durante estas fiestas a la gente incluso le daba cierto reparo pronunciar una felicitación, y habrán observado que se dice menos "felicidades" y se usan más expresiones como "que todo vaya mejor" o "que tengas un buen año". No ha habido consigna, sino una reacción del inconsciente colectivo, que va con pies de plomo porque cada hora que pasa viene otra racha nueva del viento del desánimo. Creo que quienes dirigen este país debieran decir a la gente cuál es el proyecto, qué se persigue, cómo ha de colaborar cada uno, y juntos tratar de salir adelante como colectividad. Pero no dicen nada, cortan aquí, ajustan allá, atemorizan acullá, y así no hay manera de crear esperanza y ponerse las pilas para salir del bache. Si se supiera cuál es la dirección, habría más ilusión, pero con la sensación de que todo se hace o se deshace para nada es más complicado. Claro, es que la mayoría de los dirigentes no han llegado a plantearse esto porque siguen cobrando salarios altísimos, y me temo que mientras puedan raspar esos salarios del presupuesto les dará igual lo que nos pase a los demás e incluso lo que le pase al país. Ojalá me equivoque y cambien el chip, hace falta. Ya saben, les deseo el mejor año posible.

Archivos mensuales