los blogs de Canarias7

Archivos Noviembre 2011


Primero nos hablaron de la crisis de las hipotecas, luego de la de la deuda y ahora nos hablan de la del euro. Es decir, ni siquiera sabemos en qué crisis estamos. La cosa es cojonuda, como el derribo de un castillo de naipes, y a la vez un dejá vu, porque nos parece que esto ha sucedido antes. La cosa empieza en Estados Unidos, que se agazapa y espera, se traspasa a Europa y Alemania toma el mando, como siempre que hay problemas (¿por qué será?) Merkel trata de ponerse de acuerdo con Sarkozy, como si fuera tan fácil romper la inercia histórica de enemistad germano-francesa.06-BATALLA-NAVAL[1].jpg Y, claro, el Banco Central Europeo colgado de un guindo, porque no se atreve a hacer lo que tiene que hacer (ya lo ha hecho el Tesoro norteamericano) porque eso no le conviene a Alemania, que parece jugar al "muera Sansón con todos los filisteos". Pero, tranquilos, Obama nos anima desde la otra orilla, y tal vez acuda al rescate de Europa como ocurrió en las dos guerras mundiales del siglo XX. Eso significa que su influencia será más y más agobiante. Lo malo es que esto no es provocar una tormenta en una bañera para filmar la batalla naval de Ben-Hur, y no estoy muy seguro de que tanta mediocridad gobernante sepa cómo detener la máquina que ellos mismos han puesto en marcha. Y ahora resulta que los especialistas dicen que ni Italia ni España son culpables de sus males, sino el tsunami financiero que Alemania ha provocado. Pero no se preocupen, sigamos haciendo cábalas sobre si el Barça es capaz o no de alcanzar al Madrid; es entretenido y lo otro ya no está en nuestras manos. Nunca lo ha estado.


Desde que Machado escribió lo de las dos Españas, este concepto ha sido elevado a dogma, como algo especial y único en el planeta. Es cierto que hay dos Españas, pero también hay dos Francias, dos Italias y hasta dos Estados Unidos. Las sociedades están estratificadas, y hay una parte que no quiere que cambie (conservadores) porque tiene la sartén por el mango, y otra que quiere lo contrario porque entiende que la situación es injusta.

zz7541[1].JPGLos maximalismo que duraron hasta mediados del siglo XX se han ido atenuando porque las migajas que caían para los de abajo eran un poco más grandes y llegaban a categoría de mendrugo, que llamaron Estado de Bienestar, aunque las distancias seguían siendo abismales, pero se notaba menos. Ahora, con la crisis, se corre el riesgo de que se vuelva a la situación anterior, porque no nos engañemos, la crisis no deja sin comer o sin techo a ningún rico. Siempre fue así, no solo en España, donde por carácter estamos acostumbrados a anunciar la llegada del otro como si fuera el fin del mundo: ¡Que viene la derecha! ¡Que vienen los rojos! ¡Que España se desmembra! Y ahora pasa igual, pero ya nadie se atreve a gritarlo con mucho convencimiento, porque hemos visto cómo unos y otros hacen cosas que no concuerdan con sus discursos. Por lo tanto, tal vez sea hora de tratar de acabar con el mito de las dos Españas como algo excepcional en el mundo. Las desigualdades, los privilegios y las injusticias son planetarias, y por lo tanto no hay que conformarse, sino plantearlo planetariamente. No es poca tarea para siglo XXI.


Aunque algunos han comparado la situación actual del PSOE con la de la UCD en 1982, no es lo mismo, porque, de momento, el partido no se ha desintegrado como le ocurrió al invento de Suárez, y la arrasadora vistoria de los socialistas entonces tampoco es comparable a la del PP de ahora, puesto que entonces se hizo sumando votos y ahora se produce porque el adversario resta. Lo que sí se parece es la subida de las otras opciones, pues en aquella época llenaron el saco de votos rebotados de la UCD los partidos nacionalistas y puede que incluso el PCE ztitannis.JPG(entonces no existía IU). Y me hace gracia cómo los medios de uno y otro pelaje entonan el canto de la catástrofe política, porque dicen que España necesita un PSOE fuerte; es decir, se ha ido metiendo en la genética española el cromosoma del bipartidismo, y parecen decir que sólo el PSOE tiene la posibilidad de ser alternativa de poder. Puede que sea así, pero la experiencia nos dice que aquí los mismos colores duran en el poder al menos dos legislaturas, aunque con la crisis pudiera ser que el PP vea cómo los mercados, el paro, la deuda y la crispación social deterioran esa cómoda mayoría absoluta que, en tiempos normales, sería casi un seguro de vida. Pero en cualquier caso, creo que es el momento de que el PSOE renueve programa y rostros. Si como cabeza de cartel siguen apareciendo las caras del zapaterismo (incluso alguna del felipismo), mala cosa. No entiendo por qué ahora no puede haber líderes de 40 años si Felipe lo fue antes de esa edad. La ilusión podría volver a los votantes socialistas si, previa corrección total del discurso, aparecieran mascarones de proa que no sean más de lo mismo. Pero me temo que es vana esperanza, porque hay muchos que tratan de aferrarse al poder caiga quien caiga, y elegir a Rubalcaba o a Chacón sería como nombrar jefe de la naviera al capitán del Titánic y segundo a su primer oficial (de haber sobrevivido ambos al naufragio). ¿Quién compraría un pasaje para ese barco?


zz300px-Africa.jpgLos medios de comunicación de Occidente saludaron con gozo las manifestaciones de Túnez y Egipto. Se decía que era el despertar de la democracia de la mano de las redes sociales de Internet, pero lo que no entendieron -o no quisieron entender- que la democracia es mucho más que un formalismo, y que la cultura secular de los pueblos y los errores cometidos va trazando el camino de su futuro. La mayor parte de los problemas de los países africano provienen de una descolonización mala, en la que las metrópolis imponían sus gobiernos títeres que generalmente desembocaban en dictaduras. Luego se cambia una dictadura por otra, y los intereses económicos siguen dirigidos desde Londres, París, Bruselas, Washington, Roma o Berlin. Aprovechando el movimiento, las potencias tradicionales pensaron que podrían imponer una democracia con careta europea, pero son muchos siglos de maneras distintas de vivir y de pensar. Libia acabó en guerra civil, y ahora las fuerzas centrífugas de su historia tribal no van a poner las cosas fáciles a los propósitos que acarició Sarkozy al ordenar precipitadamente bombardear Trípolí cuando aún no se había secado la tinta del acuerdo forzado en la ONU. Colonizaron mal, descolonizaron peor y ahora quieren pintar Africa de un color europeo. Pero el óxido de tanto desatino sigue buscando la superficie.


Napoleón fue quien inventó la figura del funcionario, para que cuando había relevos en los cargos se mantuviera encendida la luz del Estado. Llegan mandatarios nuevos, pero el funcionario es la maquinaria que hace que no se detenga la administración. Ese es el origen de los funcionarios y la razón de su continuidad, y algo debe tener el sistema cuando todos los países, sea cual sea su régimen político, democracia o tiranía, tienen funcionarios, porque los cambios se producen por arriba aún en regímenes perpetuos, y sería un desastre si cada vez se mueve todo y hay que empezar de nuevo. Luego, por extensión, llaman funcionarios a todas las personas que desempeñan un trabajo dependiente de una institución pública, porque hace un servicio indispensable, sea sanitario, educativo, judicial, de seguridad o de protección civil. Hasta los militares son funcionarios. Y, siguiendo la línea pensada por Napoleón, son los funcionarios los que mantienen siempre vivos los servicios básicos del Estado, porque aunque haya un gobierno en funciones o relevo en los ayuntamiento, los hospitales siguen abiertos, los niños reciben clases y la policía patrulla las calles. Y eso tiene que hacerlo alguien.

zzznnegrinnn.JPGPero. ¡ay! Como el salario del funcionariado sale de los impuestos que pagamos todos, resulta que la crisis parece provocada por policías, profesores, jueces, empleados de limpieza, bomberos, médicos, auxiliares de clínica, fiscales de la Audiencia y demás especies que cobran del erario público. Por lo visto, son una plaga de sabuesos insensibles, corruptos, voraces, gandules, avariciosos y todo lo negativo que se les ocurra. La inmensa mayoría cobra astronómicos salarios mileuristas (otros menos), y se les exige alta cualificación. La primera medida que se le ocurre a los gobernantes es reducir los salarios, quitar pagas extras, suprimir plazas de interinos y cargar de más trabajo a esos privilegiados que están devorando el Estado. La única medida que aplican es sablear al funcionario y cargarlo como una mula. Así están hoy los colegios, los hopitales, los cuerpos de seguridad y todo el funcionariado. Eso es lo que han hecho Cataluñas, Madrid, Euskadi, Castilla-La Mancha... Y la cosa sigue en cadena.

Ya sabemos de dónde proviene esta crisis y quien se ha hecho de oro en tiempos del pelotazo, pero nos han hecho creer dos cosas: que todos vivíamos todos por encima de nuestras posibilidades (nunca nos lo dijeron) y que el remedio es patear a los funcionarios. Pues imagínense una sociedad sin hospitales, sin policías, sin colegios, sin bomberos... Si no hubiera servicios básicos sería el caos, la selva, la prehistoria. Por cierto: en Alemania, Estados Unidos, El Reino Unido y Francia, países tan ejemplares ellos, también hay funcionarios. Por algo será.


La verdad es que ya uno no sabe que decir. La violencia machista crece, es como una enfermedad contra la que no funcionan los remedios aplicados: educación igualitaria, leyes de igualdad, campañas incesantes... Es como si retrocediéramos, porque leo que el 80% de la gente joven (chicos y chicas) cree que las mujeres deben complacer al hombre. Por lo visto de nada sirve que haya mujeres que demuestren una y otra vez que tienen las mismas capacidades que los hombre, y a veces pienso que precisamente eso es lo que no soportan los cavernarios. Quienen tener un perrito, y si un día el animal se iguala o supera al dueño este lo elimina. Es una barbaridad, y no se entiende que en una época con tanta comunicación tecnológica siga funcionando el viejo sistema. En esta semana los Premios Nacionales de Historia y las dos modalidades del de Traducción han recaído en mujeres, pero eso debe sonarle a campanas de madera a Gonzalo Anes, Presidente de la Academia de La Historia, que ha minusvalorado a la mujer y poco menos que la ha mandado a la cocina. Pero hay que seguir machacando, porque un mundo sin igualdad de géneros no es libre, es un conglomerado de tiranías que en la calle se vende por democracia. Es tremendo.

zzxxxññññ.JPG

!!!Menos bofetadas y más besos!!!


zzzzFoto014911111.JPGJohn Kennedy estuvo en la Presidencia norteamericana menos de tres años, casi nos mete en una guerra nuclear, abrió el frente de Vietnam y sin embargo se le recuerda como una especie de Mesías. He leído en alguna parte que el día que mataron a Kennedy -23 de noviembre de 1963- se perdió la última oportunidad para un mundo mejor. Yo creo que con él se cumple lo que decía James Dean y que fatalmente se cumplió en él mismo: "Vive a tope, muere joven y harás un bonito cadáver". Pero hoy aquellos años, que parecen toda una época y apenas fueron un suspiro, se recuerdan como la corte de un Camelot con Cadillacs y Ginebra vestida de Valentino. Y aunque se haya visto con los años -casi medio siglo- que todo era oropel, que llegó a la presidencia con apoyos de la mafia, que hay dudas sobre la implicación de su entorno en la muerte de Marilyn, que aquella apostura sonriente y bien peinada era la máscara de un hombre enfermo que sufría fuertes dolores, aunque su propio asesinato demostró que era mortal, la gente lo sigue viendo como un semidiós. En realidad, John Kennedy es el hombre que ansiaban las multitudes, y se empeñaron en inventarlo. Al morir de forma trágica, ser creó el síndrome de la usurpación, pero el verdadero Kennedy era un hombre como los demás, y no precisamente de los mejores.


Es un muy mala noticia la del reciente suicidio en Santiago de Chile de Pilar Donoso, hija adoptiva del novelista José Donoso. Pilar publicó el año pasado Correr un tupido velo, un libro en el que habla de su padre, de la relación de este con su madre, con ella y con la vida. Valiéndose de su memoria personal, de las cartas de sus padres y de los diarios de los dos, descubre todas las grandezas y las miserías de una familia y especialmente de un hombre que escribió en una carta a su mujer que envidiaba el amor que tenían dos amigos suyos homosexuales. Ese siempre fue un tema del que no se hablaba pero que a la vez era un secreto a voces, y tal vez el origen de las depresiones del novelista y su bajada al infierno del alcohol, a donde arrastró a su mujer. Una niña que es testigo de esas vidas terribles tal vez no se recupere nunca, y cuando quiso saldar con el pasado con su libro, Pilar Donoso perdió el afecto de su familia, incluyendo a su tres hijos, según cuentan las crónicas. Al final, el libro que escribió para liberarse del pasado le comprometió el futuro. Una lástima.


zgggFoto0174.JPGSiempre se ha dicho -y se ha tolerado- el carácter egocéntrico y a menudo tiránico de los grandes artistas, fueran escritores, pintores o músicos. Hemos sabido de ese carácter en Picasso,Tolstoi, Beethoven... Se dice que eran genios (yo creo que los genios están encerrados en lámparas), por lo que eso que llaman genialidad es talento por arrobas y seguramente concentración de esfuerzos en un solo punto obsesivo y desprecio por la armonía de las personas de alrededor. Francamente, aunque admiro a esos artistas y disfruto de sus obras, no tengo interés personal por ellos, porque otros, tan grandes como ellos, hicieron su obra sin tiranizar a nadie. Si un escritor antepone la literatura a las personas, poco puede enseñar, porque precisamente el arte literario existe para abrir las mentes y ayudar a pensar y soñar. Donoso era un gran escritor, pero se cuenta que estaba obsesionado por el reconocimiento, y esta enfermiza relación con la literatura -y con la vida- se convirtió en un pantano en el que naufragaron él y las dos mujeres que se supone él más quería. Me pregunto si Pilar Donoso llegó a descubrir que ese amor de su padre por ella tal vez fuese otra ficción, otra novela.


La noche electoral de estos comicios ha sido como el que ve en diferido un partido de fútbol en televisión conociendo el resultado. Ha sucedido casi exactamente los que se esperaba, aunque unos hablaban de una marea de votos del PP que rozaría los 200 escaños, y se las prometía muy felices todos lo demás, excepto el PSOE, porque el éxito nunca visto de los demás se basaba en un cataclismo socialista que algunos llevaban por debajo de los 100 diputados.

zzzzFoto0149.JPGPero para quien husmeara un poco en la trayectoria de las elecciones desde 1977 nada de eso iba a ocurrir, por muchos puntos de ventaja que dieran las encuestas a este o al otro. El PSOE tiene un tope electoral por debajo, que funciona como un dique, y si no hay catástrofe socialista lo demás queda muy desvaído. Lo demás era previsibre: que IU subiera exponencialmente porque recoge votos de la izquierda decepcionada del PSOE, que los nacionalistas subieran un poco, con la curiosidad de si sería Amaiur o el PNV el que se llevase el gato al agua en Euskadi, que la UPyD subiera moderadamente con Vargas Llosa de pregonero (Me refiero al partido de Rosa Díez, que es una fuerza nacida en torno a una sola persona, como en su día lo fue el CDS de Suárez o ahora la Nueva Canarias de Román Rodríguez).

Como norma general, la suma de los diputados conseguidos por el PSOE y las fuerzas de centro-derecha ha estado en 300 diputados (diez arriba o abajo), dejando alrededor de un 12% para el resto de las siglas que lograron escaño. Es decir, PP y PSOE tienen siete partes de ocho en la representación popular. Así sucedió en todas las elecciones desde 1977 hasta 2004, año en que los dos partidos mayoritarios sumaron 323 diputados, lo cual llevó el bipartidismo a su máxima expresión. Ahora, con los actuales resultados (suman 306 con las posibles leves fluctuaciones de última hora), lo cual indica que en estas elecciones se ha dado la paradoja de que, cuando más parecía que todo iba a decantarse abrumadoramente hacia un lado, se ha vuelto a la normalidad de siempre, aunque ese 12% restante se ha repartido de distinta forma y aparecen nuevos grupos parlamentarios y un varipinto grupo mixto. Pero lo importante es que, al final, gana el PP como estaba previsto, y, como predijo mi oráculo, la noche electoral Mariano Rajoy lanzó el discurso de Churchill envuelto en el celofán de la buena educación.


Durante años, el 20 de noviembre fue una conmemoración del anterior régimen, que recordaba el fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera en la cárcel de Alicante. Luego fue el aniversario de la muerte de Franco, y ya es tiempo de que sea una fecha normal, que tiene asideros históricos, zz20nnn.JPGpero no más que el descubrimiento de América o la batalla de las Navas de Tolosa. Y los medios, para abreviar y fijar, han cogido la costumbre de convertir fechas casi en diseños, número, guion, letra. En España empezó con el 23-F, y desde entonces se fijan las fechas importantes de ese modo, sea por elecciones, sea por desastres. Y el 20-N ya no significa una sola cosa, por lo tanto ha perdido su valor como marca. Relacionamos el 6-J con el desembarco de Normandía, el 23-N con el asesinato de Kennedy, el 11-S con el ataque a las Torres Gemelas, el 11-M con el horror de los atentados de Madrid, el 15-M con Los Indignados, y así muchas otras muchas referencias, como si solo hubiera un 11 de marzo o un 6 de junio. Ahora, al ver 20-N ya no estamos seguros de a qué se refiere, y eso finalmente es bueno, porque parecía un día maldito, hasta el punto de que hace un par de años mucha gente se extrañó de que yo presentase uno de mis libros en esa fecha. Pues hoy es 20 de noviembre como el del año pasado y el del año que viene, y casualmente es día de elecciones generales. Nada más.

***
Nota aparte: Me comentaba alguien muy cercano -no es idea mía- que se estaba preguntando si Mariano Rajoy, en caso de que gane estas elecciones, lanzará el discurso de Churchill ("Solo puedo prometeros sangre, sudor y lágrimas") la misma noche electoral, en el discurso de investidura o cuando ya ocupe físicamente La Moncloa.


z100px-Symbol_venus.svg[1].pngAunque han pasado un par de días y ya se ha hablado de estas declaraciones del presidente de Bolivia, entiendo que la agencia EFE me ha escrito el post de hoy. Me limito a transcribir la nota de agencia:

"El presidente boliviano, Evo Morales, recomendó hoy miércoles a los jóvenes que dejan a sus novias embarazadas que se refugien en los cuarteles militares, de los que saldrán como soldados intocables.

"Inclusive ustedes saben, generales, almirantes, oficiales, cuando un jovenzuelo embaraza a su compañera, es preferible escapar al cuartel y cuando sale del cuartel, es intocable ese soldado", afirmó el mandatario.

"Eso pasa porque las Fuerzas Armadas es imagen de servicio a la patria", aseguró Morales en un discurso en la Academia de Historia Militar.

También dijo que la base social de las Fuerzas Armadas de Bolivia son los campesinos e indígenas, pues "son los que más van al cuartel", y pidió a la Academia recuperar la historia de los indígenas que lucharon contra la "invasión" española hace cinco siglos."

Pues eso, ni me molesto en comentar porque la nota se comenta sola. Como es día de reflexión, reflexionemos sobre el avance de cangrejo de la igualdad entre hombres y mujeres.



zaurelio-ayala1.JPGHoy toca hablar de un hombre... de dos... de la isla de El Hierro. Aurelio Ayala Fontes es un gran tipo, pero un tipo peculiar. Aunque es el único hijo de sus padres que nació fuera de la isla herreña, pasó allí sus primeros años y ya dijo el clásico que la patria de todo hombre es la niñez (yo añadiría que también la primera juventud). Luego ha saltado a otras islas, pero siempre enarbolando la bandera de la Isla del Meridiano. Es un hombre que contiene mil historias, adornadas por su inseparable bufanda roja, que camina cansino pero que siempre va a gran velocidad, que te recibe con un gesto hosco y te desarma cuando esboza una sonrisa, que es casi siempre. Tiene una voz fuerte, ahora valdría decir que volcánica, pero lo del volcán es algo tan doloroso para los herreños que no es momento de usarlo como metáfora. Lleva la historia de su isla en la cabeza, pero no una historia cualquiera, sino la de los hombres y las mujeres que día a día, década a década, construyen la convivencia en un lugar maravilloso pero muy duro.

zaurelio-ayala.JPGEl Hierro ha sido una isla bendecida y maldecida por la Naturaleza; un día le da el Garoé para apagar su sed y otro le envía un huracán y se lo arrebata; durante una época la colma de bonanzas submarinas y de pronto las arrasa con lava ardiente. Y eso lo palpa Aurelio Ayala en cada uno de los habitantes de la isla y en su memoria. El año pasado nos contaba El Hierro a través de la figura ya legendaria de Domingo Machina; ahora nos lo cuenta en un médico, Juan Ramón Padrón Pérez, con lo que eso ha significado en la vida de una isla a veces alejada de los grandes circuitos. Ese libro se llama Un hombre, un médico, una isla. No son tres conceptos distintos, es un sentimiento insular que define a la vieja isla bimpache, que está hecha de hombres especiales como Machina o Padrón Pérez, y de mujeres como Valentina. Si durante mucho tiempos supimos del devenir herreño en la voz y la pluma de José Padrón Machín, que levantó acta del primer avión de pasajeros que aterrizó en el aeropuerto, de la ampliación del puerto de La Estaca, de las fiestas de la Bajada, de una carretera que llegaba al Tamaduste o a Guarasoca, es ahora Aurelio Ayala quien pasa lista en la memoria de la isla y completa el retrato con los perfiles de la gente imprescindible. Es una forma de cerrar el círculo, que sigue abierto porque estoy convencido de que quedan muchas personas que conforman la isla herreña en la memoria de Aurelio Ayala.
***

(El libro Un hombre, un médico, una isla se presenta este viernes 18 de noviembre en la Casa Cultural y Recreativa del Hierro en Las Palmas de Gran Canaria, calle Pío XII nº 30)


Hoy no iba a escribir, porque para mí es Día de Fiesta Universal. Pero

al final he escrito: sé que la mejor felicitación es seguir caminando.

***


zz17novi.JPGHe oído que el domingo hay elecciones, y algo de eso debe ser porque he visto algunos carteles por la calle principal cercana a mi casa. También me han dicho que es un trámite, que parece que el ganador está cantado, y todos los amigos que me han comentado algo hablan de ir a votar unas opciones muy lejanas a los dos grandes partidos. También me dicen que si votas a esa gente alimentas a los grandes, porque como no alcanzan el mínimo para el reparto según una ley de un belga que aplican por aquí, se van al limbo. Digo yo que si toda la gente que piensa en eso que antes llamaban "voto útil" eligiera esas papeletas a lo mejor se alcanzaba ese mínimo. Luego están los que votan al gran perdedor para que el otro no arrase, y siempre están los que votan al que se supone que va a ganar, y de ese modo siempre se sienten ganadores. Hace años, alguien me decía: "¿Pero cómo se te ocurre votar a ese partido si el que va a ganar es este otro?" Yo creía que eran una elecciones, no las cotizaciones de la bolsa. Y como también he oído que hay nueve millones de posibles abstenciones, me pregunto qué pasaría si todas esas personas se levantaran el domingo con ganas de votar. Pero claro, estas cosas solo ocurren en las películas de Woddy Allen, en las que los personajes se salen de la pantalla y se mezclan con los de la vida real. Y otra pregunta: si los que mandan son los mercados, ¿por qué no elegimos a los mercaderes?


aacubierta VIEJAS CARTOGRAFIAS ok.JPGHace un cuarto de siglo fui premiado ex-aequo junto a Luis Junco en un premio de novela, curiosamente la segunda de cada uno de los dos. Desde entonces, Luis ha ido publicando despacio, haciendo una obra muy sólida que se compone de varias novelas y varios libros de relatos, género que ha cultivado profusamente hasta el punto de que es junto a Dolores Campos-Herrero el autor canario de su generación que más cuentos ha publicado. Cuando nos premiaron, Luis andaba por Madrid, y desde alli miraba las estrellas, ya que por algo estudió Astronomía. Ahora vive en Santa Brígida seguramente porque Madrid se le hizo pequeño y las estrellas están más cerca en suelo satauteño. Acaba de publicar una novela, Viejas cartografías de amor, que sigue el hilo de la anterior, y pone un eslabón más a la cadena de una obra que se ha ido construyendo sin prisas pero con un claro destino: ser literatura. Luis Junco avanza sin ruido, tal vez porque ese es su carácter, no sólo como novelista sino como hombre. Una nueva obra suya es siempre una piedra resistente en la pared de carga de la literatura de esta tierra. Saludo su publicación y recomiendo su lectura.


-¿Que te pasa? Te veo con cara de preocupación.

-Es que cada vez que un alemán poderoso abre la boca me echo a temblar.

-¿Quién ha hablado ahora?

-Ahora Angela Merkel dice que Europa está en el momento más difícil desde la II Guerra Mundial.

-Y es verdad, el asunto está complicado.

-Pues yo digo que antes el momento más difícil fue la Gran Guerra (1914-18), y antes la Guerra Franco-Prusiana (1870-71), y antes... Cuando no es Bismark es Hitler, Guillermo II o antaño Otón I y ahora Angela Merkel. Dos o tres veces cada siglo los alemanes se vienen arriba y la arman. Porque desde Napoleón para acá, siempre son los alemanes los que prenden la mecha con sus ínfulas de grandeza.

zzzpanzzzer.JPG-Pero Angela Merkel no ha invadido Polonia ni ha cruzado la línea Maginot.

-Para el caso es lo mismo; antes usaban regimientos de caballería o divisiones acorazadas, ahora les basta con controlar el euro.

-El euro es de 17 países.

-Eso te crees tú. Crean la moneda a imagen y semejanza del marco (un euro vale exactamente la midad que un marco para no asustar a las monedas pequeñas) y desde su poderío dictan su ley, y hoy la ribera norte del Mediterráneo está bajo las botas de los coroneles alemanes de esta época, que son los banqueros.

-Pero ya sabes que algunos países no han hecho los deberes.

-Eso es, los deberes los marcan los alemanes, pero los culpables son primordialmente el Banco Central Europeo, el Euro y la banca alemana. Son ellos los que han invadido la Polonia del Sur, pero de alguna forma tienen a cuatro países encerrados en el guetho de Varsovia de una crisis descomunal, justo la que ellos querían. Y ahora Merkel se comporta como la dueña de la plantación.

-Tú le tienes manía a Alemania.

-No es gratuito, es que llevan milenios tocándome las narices.

-No te hacía tan mayor. Por cierto, ¿Cómo te llamas?

-Europa, y estoy harta de que me rapten una y otra vez.


Esta canción con ritmo colombiano se hizo muy popular en los años cincuenta, y como decía que se iba para Barranquilla (ciudad caribeña), la gente de por aquí lo cambiaba por "se va por el barranquillo". El caso es que, en tiempos difíciles, el pueblo le saca punta a todo. Hubo un gobernador civil al que, como se repartía leche en polvo en las escuelas para mitigar el hambre, lo llamaban La Vaca Lechera, en alusión a la canción también de moda entonces que acababa con un tolón-tolón que pasaba la censura sin problemas. Cuando lo relevaron, la gente cantaba: "Se va la Vaca Lechera / y ahora viene el Caimán/, el gofio es a medio duro / y el pan a una perra más", con música del Caimán, y de paso ya le cayó el mote al siguiente. Y cuando se fue, pues la cantaron la estrofa de marras, como si el cambio de gobernador influyera decisivamente en la forma de vida de la gente.

zzcaiman[1].JPGEsa canción habría que cantársela a Berlusconi, y esta vez el caimán se va directo al banquillo de los acusados, pues ahora no hay aforo que lo salve. Se ha ido otro caimán, el griego Papandreu, y pronto Zapatero también se irá para Barranquilla. La cosa es que los relevos no son como para bailar ritmos costeños, pues en Grecia entra un tipo que ha sido vicepresidente del Banco Central Europeo y dirigente para Europa de la famosa banca americana Goldman/Sach, muy implicada en la horca que han puesto a algunos estados europeos; en Italia el candidato es tibio y para sostenerlo hay contar con el partido de Berlusconi; y en España parece que está todo el pescado vendido -salvo sorpresa cósmica- y tampoco veo que el candidato cantado sea la Virgen de Lourdes. Y si surge la sorpresa, el otro tampoco. Una cosa es segura: se va el caimán, pero no sabemos si lo que viene es la vaca lechera, el maná del desierto o la charanga del Tío Honorio. ¡Ah! Y hay quien espera un cambio... Como decía el torero del cuento, "Hay gente pa' tó".


Los últimos meses están siendo que ni pintados para los apocalípticos. Tenemos de todo: basura espacial que se estrella contra La Tierra, volcanes en el patio de nuestra casa, lluvias de estrellas, tormentas solares que podrían poner en peligro las comunicaciones, asteroides de película... Ya he escuchado por ahí que son señales. ¿Señales de qué? Esto no es una partida de envite. Menos la basura espacial, que es cosa reciente, fenómenos naturales ha habido siempre, y lo de los asteroides como el 2005 YU55 que acaba de pasarnos rozandozzzghu.JPG (se adelantó a los agoreros que anunciaban el fin del mundo para el 11/11/11) es tan viejo como el sistema solar, lo que ocurre es que de eso tenemos noticias más o menos concretas solo desde que Galileo inventó el telescopio, y eso fue ayer por la tarde en tiempo geológico. Lo que más debe preocuparnos es la actividad volcánica en El Hierro, que sí que está afectando a muchas personas y que no sabemos qué consecuencias va a tener en el futuro. De momento, el asunto está siendo tratado como un gran espectáculo (tampoco es de extrañar, así tratan la guerra, las hambrunas o los terremotos), pero no debemos olvidar que hay cientos de personas fuera de sus casas, negocios cerrados, barcas de pescadores en dique seco y un mar que era riqueza que ahora mismo es el infierno. Menudo ojo tuvo el catedrático que dijo que el volcán era un atractivo turístico. Debe ser que le gustan los cataclismos, como cuando en el siglo XVII el Etna arrasó por completo la ciudad de Catania, después de cuatro meses vomitando fuego y moviendo la tierra como si fuera un cedazo. Tendría que haber estado por aquí cuando reventó la caldera de Bandama, un agujero de 1 km de diámetro expulsando lava ardiente. Para los habitantes de La Restinga, el volcán es una tragedia que está marcando sus vidas. Espero que eso se tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones económicas, porque suele suceder que, cuando acaba el espectáculo, todos se olvidan.


Vivimos un tiempo en el que todo acaba en violencia, sea un paciente que agrede a un médico en un centro de salud, sea un alumno de 50 kilos que descarga su furia contra una profesora de 45. Dicen que las situaciones difíciles son las que prueban el temple de un ser humano, y se puede aguantar el tipo en un momentos complicado, del que a menudo se sale sin saber muy bien cómo ha sido. Otra cosa es la presión sostenida durante mucho tiempo, que va minando la resistencia y los nervios. Es mucho más fácil ganar una medalla de guerra por un acto heroico en el fragor de la batalla que mantenerse firme cuando todo va mal en la vida personal durante una larga temporada.

zzx89DSCN3649.JPGCuentan que, cuando la Gran Depresión norteamericana llevaba varios años, la gente hablaba sola por las calles, los mansos tenían reacciones violentas y decían y hacían disparates muchas personas que siempre habían sido lúcidas y equilibradas. Si hablamos de lugares con hambrunas interminables o guerras infinitas, las personas acaban convirtiéndose en autómatas, porque no tienen horizonte ni esperanza. La crisis está golpeando fuerte a muchas personas, y empezamos a ver episodios de este tipo, gente que oye voces interiores que le ordenan cosas ilógicas, y otras que bajan los brazos porque hasta para tener esperanza hay que reunir fuerzas. Veía ayer a los transeúntes pasando bajo las fotos de los carteles electorales colgados de las farolas, y ya ni siquiera los miran. Me percaté de que la gran mayoría no se daba cuenta de que había carteles, y los que miraban de soslayo lo hacían sin expresión, sin interés. Ese es un reto que tienen quienes se dedican a la política de partidos, porque ya no se los cree nadie. A estas alturas, tienen más audiencia esas voces de película de terror que empiezan a sonar en las cabezas agotadas por la desesperanza. El paso siguiente es la desesperación, y eso sí que es peligroso.


zzbiiibennn.JPGHoy es una fecha curiosa: día 11, del mes 11, del año 11, del siglo...¡Ay! Se chafó, no es el siglo 11 sino el 21 (los número romanos no se llevan este otoño). Pero aunque fuese el siglo XI, daría lo mismo, porque los años emperaron a contarse de una manera distinta a como los contaron los sumerios o los egipcios, cuando al César le salió de sus co... ronas de laurel, y volvieron a cambiar las cuentas cuando a un Papa le dio la ventolera (se llamaba Gregorio y por eso a nuestro calendario se le llama gregoriano). Hasta han llegado a anunciar que la de hoy era la fecha del fin del mundo, y es que a estas alturas llevo superados unos cuantos apocalipsis: la Carta de Fátima de 1960, la anunciada muerte de los primogénitos en 1972, el final del siglo y del milenio, un par de anuncios con sucesivos aplazamientos de algunas religiones, y falta la de diciembre del 2012, ya saben, el calendario maya y la Gran Pirámide. Por números y combinaciones que no quede, pues ya era curiosa la fecha del año anterior del 20 de octubre (20/10/2010), y tampoco pasó nada. Pero en estos tiempos hay que tener cuidado con charlatanes, agoreros, sibilas, vendedores de crecepelo en el Far-West y practicantes de mancias y adivinaciones diversas. En mis madrugadas de insomnio, cuando me pongo a zapear (hombre, no me paso la vida exclusivamente leyendo a Shopenhauer), he tropezado hasta con una niña adivina en uno de esos engañabobos que no entiendo cómo no son cerrados por la autoridad competente bajo acusación de estafa. Y la gente pica. Para adivino, yo, que les anuncio que mañana es sábado (no en todas partes, lo reconozco; en Inglaterra es saturday, en Francia samedi y en Corea del Norte vaya usted a saber).
***

DATOS SOBRE LA ILUSTRACIÓN:
Según me comentó el tipo que me vendió la estampita, la foto es de un palomar que hay a mano derecha después de pasar Tiscamanita, y que por lo visto la sacó un tal Pieter Brueghel, más conocido por "El Viejo", que es el nombrete que le pusieron los majoreros de los Llanos de Antigua, porque el hombre lleva por allí sacando fotos desde el siglo XVI. Cómo son...


zzznnooodddooo.JPGHe visto en Youtube una entrada que pone simultáneamente una secuencia de las películas Insidious, del director James Wan, malayo-australiano aclimatado y posicionado en Hollywood, y otra de NO-DO, del canario Elio Quiroga. Parecen rodadas con el mismo guión, pues la situación y el desarrollo se puede superponer al segundo. Además, el argumento es muy similar, pues va sobre casas encantadas y todo ese mundo terrorífico en el que también las protagonistas son mujeres de reciente maternidad y obsesionadas por su pasado reciente. La cosa es que la película de nuestro paisano es de 2009 y la de James Wan es posterior. ¿Hay plagio? Si lo hay, está claro de quién es pues no es posible plagiar el futuro, aunque con tanta ciencia ficción uno ya no sabe qué creer. El caso es que una película excelente como la de Elio Quiroga no cuenta con la maquinaria publicitaria de Hollywood, donde por lo visto andan escasos de creatividad y tienen que visionar películas que no sean de grandes estudios para luego fusilarlas. Sé que en música es plagio a partir de un número determinado de compases, pero no sé en cine cuáles son las normas. El caso es que las películas se parecen mucho y algunas secuencias son calcadas. Juzguen ustedes.

***
Como a veces da la lata el enlace y no entra desde el blog, les dejo la dirección de Internet: http://www.youtube.com/watch?v=gNT4P8TrYuw.


zzzFoto0103.JPGVivimos la época más comunidada de la historia de la Humanidad, y la paradoja es que por eso mismo no podemos estar seguros de casi nada. Es verdad que, hace unos años, lo que se leía en papel impreso iba a misa, o lo que se escuchaba en la radio o la televisión, pero eso también servía para desinformar y hasta para crear monstruos sociales, como la idea nazi de la superioridad de la raza aria, idea que se encargó de machacar Goebbels a través de la radio. A partir de entonces ya es un axioma que una mentira mil veces repetida se convierte en verdad. Pero ahora había una esperanza, la posibilidad de que no todos los canales estuviesen controlados, pero incluso cuando eso ocurre no puedes fiarte de la capacidad de manipulación que se ejercita a través de la red, las noticias erróneas que se publican en medios alternativos y de las que se hacen eco lo convencionales, e incluso los errores puros, que se comenten creyendo que no lo son, de buena fe. Pasa que, si los profesionales de la información tienen el deber ético de confirmar sus fuentes, quien escribe en Twiter o Facebook es un particular y puede escribir que ha visto un burro volando sobre Nueva York. Y esa información da la vuelta al mundo sin haber sido contrastada, hasta el punto de que un hombre conocedor de todo esto como Javier Solana comenta en su Twiter la muerte de Ariel Sharon, y luego le cae encima el diluvio universal, porque es un dato no confirmado y incluso desmentido, aunque algún periódico digital mantuvo durante varias horas esa información que luego ha resultado no ser cierta.


Anoche hubo debate, y hoy los medios afines pregonan que ganó este o el otro. Ya sabíamos que era una puesta en escena, y a fuer de sincero tengo que decir que vi el comienzo y como la cantinela ya me la sé me puse a ver un par de capítulos de The Wire, una serie que me pasaron en dvd y que confiesa que es ficción de verdad; y yo la prefiero a la verdad de ficción. Quedan casi dos semanas de campaña y desde luego no pienso acudir a ninguna convocatoria de las que los partidos hacen a los culturos. En todo caso, tengo mi voto decidido -o mi no voto, eso es cosa mía- y no me creo con ninguna autoridad para dictar a la gente qué debe votar, o si debe votar en blanco o abstenerse.

zzthe_wire_-_season_5[1].jpgCuando era más joven, feliz e indocumentado, mostré apoyo a alguna fuerza en una elecciones (de lo que me arrepiento, y a lo hecho, pecho), pero a estas alturas me molesta que me den lecciones de democracia, por lo tanto me abstengo de darlas. Otra cosa es llamar la atención con propuestas civiles sobre temas importantes, pero en unas elecciones todo el mundo es mayor de edad. Los dirigentes están en otra onda, y los que ahora no lo son quieren subir a ese carro, si no no se explica que se gaste un dineral en campañas electorales cuando ya todo el mundo tiene claro su voto (llevamos cuatro años de campaña), y tampoco se explica que los jefazos del G-20 ocupasen en Cannes habitaciones de 30.000 euros la noche, cuando se supone que pasaban casi todo el tiempo reunidos tratando de salvar al mundo (o a los marionetistas que los mueven). Y aunque no venga a cuento: me asombró saber hace unos años que las suittes de Ritz parisino cuestan alrededor de 6.000 euros, y si ya eso es una burrada, me pregunto qué tiene una habitación de hotel en la Costa Azul para que se pague por ella el equivalente a cinco millones de pesetas. Estas cosas son las que hacen que uno prefiera ver series americanas en lugar de a R&R. Tienen más ritmo televisivo, dónde va a parar.

Hace veinte años escribí estos versos, que ni siquiera recuerdo si publiqué en alguna parte. El caso es que al leerlos, en hoja volandera perdidos en medio de un libro, vi que eran más versos de periodista que de poeta. Tampoco recuerdo qué había sucedido que tanto me cabreó, pero siempre hay razones poéticas para indignarse contra quienes prostituyen la literatura. Hoy también. Estos son aquellos versos:

zzzzDSCN3935.JPG

Ayer la poesía divisaba la aurora,
fue primer corazón que lastima la guerra,
hoy puede ser reloj que detuvo su hora,
vendido en el burdel que al dinero se aferra.

Se reparte la gloria, se cambian los honores,
se premia lo premiado y llueven las medallas,
muere la poesía en batallas de flores,
y la entierran envuelta en toga de canallas.

Quizá el pueblo que paga y tiene sentimientos,
desconfíe de los vates, falsos anacoretas,
pero como no escucha voces de descontento,
cree a los poetas dioses, chamanes o profetas.

Y al poeta sincero le han puesto una mordaza,
que aprietan quienes dicen amar la poesía,
poetas de casino, cada verso una baza,
venden lo más sagrado en vulgar simonía.

El poeta es el grito que libera la tierra,
dijo Agustín Millares, unánime poeta,
pero todo ha cambiado en esta vida perra,
y hoy poeta es el listo que se traza una meta.

El dios de los poetas, el mayor de La Tierra,
tendrá cara de amianto, qué digo cara: ¡jeta!


Desde hace algunos años -ya bastantes- vengo observando cómo la gente en general y a todos los niveles tiene comportamientos irracionales, disparatados y en muchos casos dados a la violencia gratuita, sea verbal o física. Y eso echa por tierra las teorías de los seguidores de las teorías del zodíaco, que afirmaban que cuando entrásemos de lleno en la Era Acuario todo sería amor, paz, entendimiento y concordia. No soy nada entendido en asuntos esotéricos y astrales, y desde luego muy poco entusiasta, pero, por lo que parece, estas etapas, que llaman eras, son largas, cientos de años, y por lo visto el tránsito de la una a otra -no sé siquiera cuál fue la anterior- sucede paulatinamente, zsssamor-y-paz[1].jpgy ese traspaso comenzó en los años sesenta, lo que dio lugar al movimiento hippie y aquello de "haz el amor y no la guerra", que quedó reflejado en la ópera-rock Hair, de la que es muy conocida la canción Aquarius. Se decía en los años setenta que en cuarenta años acabaría el tránsito, por lo que ya hay quien habla de que esa idílica Era Acuario entraría definitivamente el 21 de diciembre de 2012, cuando otros aseguran que se acabará el mundo según los muchos agoreros habidos (Nostradamus, el calendario maya, la Gran Pirámide...) y sus intérpretes. A la espera de esta nueva era nacieron movimientos como el New Age, pero yo es que no veo por ninguna parte esa concordia y esa nueva escala de valores positivos que anunciaban. Nadie escucha a nadie, los dirigentes se vuelven locos por intereses personales, como el primer ministro griego, que por una jugada política personal puede hacer volar a Europa por los aires, hay agresiones sin justificación (ninguna la tiene, pero algunas se hacen por mero deporte). Es decir, está ocurriendo todo lo contrario de lo que llevan cuarenta años anunciándonos, y los más entusiastas de estos asuntos ya empiezan a cambiar el discurso, y de ser un nuevo tiempo de paz y armonía se están sumando al milenarismo del fin del mundo. Para colmo, en Canarias nos estalla un volcán.


-Olga, Chica, tú por aquí, no esperaba encontrarte en una librería.

-Me ofendes, Roberto, deberías saber que soy una gran lectora.

-Ya, ya veo, llevas un cargamento.

-Pues, me llevo la edición de bolsillo de los tres libros de Larson, el sueco ese que se murió, la última de Ken Follet y otra de las catedrales que me recomendaron, la nueva del Capitán Alatriste y el Premio Planeta.

-¿No te llevas la novela finalista?

-No, me llevo la ganadora, que por algo le dieron el premio.

zlibros cana.JPG-Ya, visto así tiene lógica, con lo cual nunca comprarás un libro de Kafka. No ha ganado el Planeta.

-Yo voy sobre lo seguro, si venden mucho es que son buenos... Y dime, que són esos dos libros que has comprado.

-¡Ah, sí! El último de José Luis Correa, Murmullo de hojarasca, y también el último de Víctor Álamo de la Rosa, Mareas y marmullos.

-Muchos murmullos veo yo, Roberto, no he oído hablar nunca de esos escritores. ¡Claro, claro! Ya me has dicho que son canarios.

-Sí, como Alexis Ravelo, Santiago Gil, Cristo Hernández...

-Pero, ¿a dónde van con esos nombres?

-Es que se llaman así, como Faulkner se llamaba William y Dostoievski se llamaba Fiodor.

-Pero, hombre, Roberto, un autor que se apellida Correa, Álamo, Ravelo, Gil, Hernández...

-Ya ves, también hay por ahí Ramírez, González, López, Domíguez. A lo mejor los autores y autoras de aquí tendría que cambiarse el nombre, y José Luis Correa sería J.L. Belt, Víctor Álamo de la Rosa V. A. Rose y Santiago Gil sería Jacques Gil. No olvides que un tal Rafael Romero, escritor canario, se cambió el nombre por Alonso Quesada, y publicó varios libros con títulos en inglés.

-Es que... ¿Sabes? yo...

-Vamos a hacer una cosa, Olga: yo te regalo estos dos libros, Murmullo de hojarasca y Mareas y marmullos, tú los lees y te garantizo que la buena literatura nada tiene que ver con el apellido del autor ni su procedencia. Buenos y malos hay en todas partes.

-¿Y estos?

-Esos son buenos, si no no te los recomendaría. Y, lo siento, son de aquí.


-Oye papá, ¿Qué es eso de la campaña electoral?

-Hijo, es para elegir y para decidir.

-¿Para elegir a quién? ¿Para decidir qué? ¿Se presentan las grandes jefes? ¿Y los de los bancos? ¿Por qué dicen que harán cosas y luego...?

-Hacen lo que mandan las circunstancia...

-O Angela Merkel, papá, eso dice el hermano grande de mi amigo Paco. ¿Van a elegir a esa Angela Merkel?

-No, Marito, esto es España, somos un pueblo soberano.

-¡Ah, claro! Debe ser eso que llaman democracia, la gente vota por sus candidatos, se hace el recuento y los que ganan harán durante cuatro años lo que mejor les parezca o les convenga. No sé muy bien, pero mi amigo Paco me dijo el otro día que hace falta más democracia, que hay poquita, o mucha pero no de buena calidad.

-Calla hijo y termínate el puré... Ahí llega tu madre.

zzhg7777.JPG
-Hola, Mario ¿Cómo te ha ido con Marito?

-Yo creo que tiene fiebre, se comporta como el niño del anuncio de sopa, habla de unos tipos que se dan codazos para escalar los peldaños del poder, de la inutilidad del Senado... Te digo yo que este niño no está bien.

-Pues hay que llamar al pediatra...


Hay momentos históricos a los que muchos se apuntan, como la presencia de casi todo el mundo en París en Mayo del 68 (si hubiera estado toda la gente que dice que estuvo, París tendría que tener cuatro veces su espacio real), o los que dicen que anunciaron la caída del Muro de Berlín y el final de la URSS. Esto último era previsible, lo que no se sabía era si tardaría un año o tres siglos, porque todos los imperios suben y bajan, ha ocurrido siempre, y me hace gracia cuando se dice que la causa de la caída del Imperio Romano fue la descomposición interna del poder, con tipos lunáticos en la cima como Calígula o Nerón. Parecen olvidar que, después de estos -que vivieron en el siglo I-, el imperio duró otros cuatro siglos, hasta que Alarico entró en Roma y depuso al útimo emperador romano. Es decir, se sabía que Roma iba a caer, y sabemos que caerá Estados Unidos, y China y todos, y surgirán otros, pues ha pasado con Egipto, Mongolia, Turquía, Inglaterra, Francia, Alemania y, por supuesto, la URSS. La clave es saber cuándo ocurrirá, porque si no no hay videncia, como en la muerte, pues podemos anunciar a cualquiera que sus días acabarán, y con los imperios pasa lo mismo.

zztttn.JPGLo que no es del todo cierto es nadie previó la actual crisis económica. Desde hace treinta o más años, la gente del pueblo, la que suma dos más dos, decía que el cemento no podía crecer infinitamente y que un día todo caería y no nos podríamos comer los ladrillos. Cuando en diez años el valor de mercado de un piso se triplicó, los más viejos advertían que aquello estaba inflado, denunciaban lo que ahora los expertos llaman burbuja inmobiliaria. Y es que la gente sabe mucho de economía real, que es la que finalmente funciona, y lo que ha habido estos años ha sido ilusionismo. Ya no quedan conejos en la chistera, y eso la gente sabía que ocurriría en algún momento. Por lo tanto, no eran adivinos, simplemente pensaban con lógica.


zzxxFoto0156.JPGPrimero dijeron que el niño que cerraba la cifra de siete mil millones era un bebé de Kaliningrado (para otros Königsberg), y luego la ONU le concedió el número a una niña filipina. La verdad es que que resulta muy complicado saber quién hace ese número, pues hay una suma-resta permanente de nacidos y difuntos, de manera que realmente no sabemos quién es el ciudadano o ciudadana número siete mil millones. Se le adjudica a alguien simbólicamente, y por eso valía más el caso anterios, por ser la histórica ciudad de los siete puentes que inspiraron el problema matemático de Euler. Hay que tender puentes. El caso es que no sé si la cosa es para celebrarla porque la riqueza sigue estando en manos de unos pocos y muchos millones están condenados a la misería. Decía un cooperante que los miles de personas que cada día cruzan la frontera sur de Somalia para refugiarse en Kenia entrarán en unos campos de refugiados de los que nunca saldrán. Terrible perspectiva, pero a la ONU le ha parecido bien dar un campanazo porque ya somos más. Inquietante siglo XXI, que empezó mal y parece que se complica, porque los países emergentes quieren crecer industrialmente, pero eso significa más contaminación, y ellos alegan con razón que tienen el mismo derecho a cargarse la atmófera y los océanos que los países desarrollados. De todas formas, larga vida al ciudadano-a siete mil millones, sea quien sea.


zuztttn.JPGYo que escribo este post y usted que lo lee, estamos vivos, que no es poco. La vida es una incógnita que nadie ha resuelto, y nos la pasamos preguntándonos cosas sobre la muerte, cuando lo verdaderamente misterioso es la vida. Lo normal es lo inerte, las piedras, el agua, el aire, pero, mira por donde, con esos componentes nace algo que vive y piensa. Hoy en muchas culturas se recuerda a los difuntos, y se espera que sigan vivos de alguna manera, en otra dimensión, pero la celebración consiste precisamente en agasajar con flores los restos que sabemos se han vuelto agua, aire y tierra. Una contradicción como tantas. Por muy buena prosa y fino razonamiento que tengan los filósofos que lanzan sus proclamas en latín, al final no saben más que el campesino. Lo ignoramos todo, y como decía un médico en la radio, la medicina lucha contra el sufrimiento porque sabe que la batalla contra la muerte está perdida. Recordamos a los que se han ido, y a cierta edad nos damos cuanta de que, de todas las personas que en algún momento nos importaron, son más las que faltan que las que siguen aquí. No hay que darle más vueltas, seguimos vivos, no sabemos por qué ni hasta cuando, y seguramente eso es lo que hay que celebrar el día de difuntos.

Archivos mensuales

Blogs de Canarias7

...y los gatos tocan el piano

Atarecos

Ciclotimias

Los olvidados

Niutin blog

Punto de vista