los blogs de Canarias7

Archivos Diciembre 2010


Seguro que habrán visto, leído y oído predicciones, combinaciones numerológicas y todo tipo de historias alrededor de las fechas: que si suma 4, que si los años acabado en 1 tal cosa, que las segundas décadas de cada siglo son de aquella manera. Pura imaginación, porque un día siempre es diferente al anterior, y lo que para unos es felicidad para otros se ve como desgracia. Yo trato de seguir el consejo de los sabios: vive cada día como si fuera el último, y piensa que hoy es el el primer día del resto de tu vida.


sssDSCN2786.JPGPor lo demás, deseo a mis amables lectores y lectoras (no vaya a liarla con Bibiana Aído) lo mejor para hoy, y ya verán cómo mañana es diferente. Diviértanse, pero no se pasen, y todo eso que se dice de que el alcohol y el volante son incompatibles es verdad. Un abrazo y que 2011 sea un gran año para todos (y todas, señora Aído).


Solemos usar citas célebres para vestir un discurso o un texto, o simplemente para dar más autoridad a lo que decimos en una conversación. Pero hay que tener mucho cuidado porque puede suceder alguna de estas cosas:

Que la autoría de la frase sea correcta pero que no sea exacta, y se redondea para que suene mejor, y no me salgo del asunto porque a veces las uso; una de ellas es la de "Sólo os prometo sangre, sudor y lágrimas" dicha por Churchill, que en realidad la dijo, pero más larga y menos contundente.

Que sea una frase que nunca existió pero circula por ahí, como el famoso "Sancho, ladran, luego cabalgamos", y que no está en ninguna parte de El Quijote. Hay hasta esculturas quijotescas con perro, que tampoco aparece en el libro.

nqqisaiq-1289653433-bg[1].jpgQue quien la usa en realidad se la invente y la atribuya a una celebridad para que tenga más peso, o simplemente se queda con el personal. Este caso abunda cuando se cita a un filósofo polaco, a un poeta chino o a un Gran Jefe indio que nunca dijeron tal cosa o incluso que ni siquiera existieron ellos mismos y son otro invento del citador.

Tampién sucede que hay frases muy conocidas que nadie sabe muy bien quién las dijo o escribió y se las encasquetan casi siempre a Shakespeare si son profundas y a Oscar Wilde si son ingeniosas. En eso Wilde se lleva la palma, porque, si nos atenemos a lo que dicen que dijo, se pasó el pobre hombre todo el día inventando frases brillantes.

Y finalmente están las frases que se atribuyen a muchas personas, siempre con seguridad. Una de ellas es la de "Hay gente pa' tó", que se la adosan a tres toreros en distintas épocas, a Chicuelo, a Lagartijo y a Juan Belmonte. Otras son las dos más famosas referidas al genio y las musas: "Las musas, si vienen, es mejor que te cojan trabajando" y "El arte es un 1% inspiración y 99% transpiración". Ambas frases con sus distintas variantes se las he visto atribuidas a Beethoven, Rilke, Bernard Shaw, Picasso, Lorca y, por supuesto, a Shakespeare y a Oscar Wilde, el campeón.

Si hablamos de frases cinematográficas es que no acabamos, porque ya me gustaría saber en qué películas alguien dice textualmente "Nena, ve a empolvarte la nariz", "Yo que tú no lo haría, forastero", "No has debido cruzar el Mississipi, Joe" o "Nos veremos en el infierno".

Y ni leyéndolo en una obra de alguien de otra lengua podemos estar seguros, porque las traducciones deforman y en boca del pueblo cambian el significado. El caso más claro es la frase evangélica "Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que..." y pensamos en un camello-camello. Pero resulta que no, que camello es una traducción errónea de San Jerónimo, que vio en la palabra griega "kamelos" a un camello, cuando es en realidad una soga o cabo para atar los barcos a los muelles, dífícil para enhebrar en una aguja, todo sea dicho.

Y es que, sobre todo el cine, es muy engañoso, porque a veces por conversaciones tenemos imágenes que nunca existieron, como en la película Doce hombres sin piedad, que transcurre en su totalidad en una sala cerrada donde se reúne un jurado; no hay imágenes del crimen que se juzga, pero son muchos los que afirman haber visto la sombra del acusado a través de las ventanillas de un tren, que tampoco sale en la película.



El periodismo es una noble profesión, que se ennoblece aún más cuando quienes la ejercen traspasan la línea de lo esperable y se convierten en referentes de opinión, incluso cuando no se está de acuerdo con ellos. Tres de esas figuras, que fueron luminarias en el periodismo canario, nos han dejado en los últimos años. Me refiero a Chela, Rafael Morales y Salvador Sagaseta, heterodoxos donde los haya y escritores de pensamiento y creación más allá de la página volandera de un periódico.

aperiodissss.JPGY no sé por qué me acuerdo hoy de ellos; será porque es tiempo de Navidad, porque se echa de menos el rigor, la ironía o el desparpajo que derrochaban, cada uno en su estilo, porque... Por lo que sea, es bueno acordarse de quienes han puesto mojones en nuestra sociedad, notarios hasta sin quererlo de una realidad majadera. Fueron maestros sin proponérselo, y dejaron un camino abierto como el que se dibuja en los ríos invernales detrás de un rompehielos. Pero no hay que alejarse mucho de su estela porque el río tiende a helarse de nuevo. Sí, es por eso que hoy los recuerdo, y porque ya sabemos que mientras alguien se acuerde de nosotros no moriremos del todo. Y porque fueron mis amigos.


No está confirmado, pero parece ser que la crisis ya es agua pasada. Ha dicho el Presidente del Banco Mundial que haciendo no se qué operación las economías estatales castigadas en los últimos tres años quedarían boyantes. la_mejor_inocentada_2008__thumb[1].jpgEsto quiere decir que, con carácter de urgencia, se va a aprobar en el Parlamento una ley adicional a la de Presupuestos Generales del Estado en la que se suben todas las pensiones, se restaura el 5% a los funcionarios (incluso devolviendo lo restado desde junio), se mantiene el cheque-bebé y dejan a Gallardón que pida más préstamos a los bancos. Esto viene muy bien para los más pobres y las clases medias, porque también ha dicho el Banco Mundial que hay que poner topes a los salarios máximos de políticos, altos ejecutivos y consejeros de grandes corporaciones, de manera que nunca puedan superar en el total de percepciones más de cinco veces el salario mínimo (unos 3.000 euros mensuales). Los ingresos netos de los cantantes, futbolistas, estrellas de la televisión y demás facturadores multimillonarios no podrá superar el millón de euros anuales, y así se abaratarán las entradas a espectáculos y la publicidad y redundará en el precio de las cosas. Aznar ha dicho que esto es el fin del libre comercio, se ha mesado los cabellos y ha tenido que dejar su empresa porque es incompatible con el Consejo de Estado, donde cobrará "solamente" 42.000 euros anuales brutos. Es la solución justa que hemos estado pidiendo...

Sería bonito ¿verdad? Lo malo es que hoy es Día de los Inocentes.


Siempre hemos vivido de espaldas a África, y eso que en los últimos años existe en Las Palmas Casa África y nos llegan miles de africanos en patera. Ahora empiezan a comercializarse autores africanos, y es muy interesante entrar en esa manera de ver el mundo, porque ellos lo ven desde el origen. El nombre de África procede del latín -otros dicen que se remonta al griego- y significa "expuesta al sol", o bien "dejada al sol". En Africa está el origen de la Humanidad (mientras Atapuerca no demuestre lo contrario), ha poblado todo el planeta y sigue dejada al sol, expuesta a la intemperie del hambre y el abandono porque sus descendientes europeos, americanos y asiáticos la han condenado al olvido, como quien abandona a sus padres en el desierto.

africcca 1.JPGLos seres humanos actualmente forman una sola especie, Homo sapiens, según estableció el sueco Carolus Linnaeus en 1758, que apareció hace aproximadamente 250.000 años. La última glaciación, hace unos cien mil años, casi acabó con la vida en La Tierra, pero sobrevivieron ejemplares de muchas especies, entre ellas los primates en todas sus versiones. Asombra la capacidad de desarrollo humano a partir de entonces, sobre todo desde que desaparecieron los neandertales hace treinta mil años. Parece ser que todas las distintas clases de homínidos tenían un similar número de individuos, pero los humanos se reprodujeron de una forma inusitada.

En la actualidad, si sumamos todos los grandes simios (gorilas, orangutanes...) que hay en el planeta, alcanzamos una cifra aproximada a los cien mil ejemplares, y el número de seres humanos pasa de los ¡seis mil millones! Eso da una idea de la eficacia de la raza humana para sobrevivir en La Tierra, algo que no se da en ninguna otra especie, pues el equilibrio entre mamíferos, aves peces e insectos se ha mantenido de manera similar durante milenios. Sólo el hombre ha dado ese salto gigantesco y matemáticamente deslumbrante.

Por eso es el hombre el elemento que rompe el ecosistema general, pues el planeta puede aguantar ese crecimiento exagerado, pero no la capacidad de transformación del entorno que ha desarrollado el hombre. Es casi una alucinación ver el recorrido de los humanos desde que se pusieron de pie hasta la potencia tecnológica que hoy dominan. Y todo sale de La Tierra, el hombre ha aprendido todos los pasos de su desarrollo, que es tal que ha llegado el momento en que lo ha sobrepasado y puede conducirlo a la destrucción. Tampoco sería la primera vez, y de eso los arqueólogos podrían ilustrarnos largamente. Por eso la desaparición de una civilización no significa la de los humanos, puesto que por pocos que sobrevivan pueden volver a repoblar el planeta y a desarrollar otras civilizaciones tan poderosas o más que la nuestra. Es la metáfora de Adán y Eva repetida hasta que el Sol nos absorba, pero para eso todavía faltan 75 millones de años, y no sé cuántas veces puede el hombre levantar y destruir civilizaciones en ese tiempo.

islas canaria123.JPGY todo eso comenzó en Africa, ese continente que sigue tendido al sol, resecándose como clama su nombre, mientras los continentes que repobló siguen mirando hacia otro lado. Sólo van allí a buscar diamantes, petróleo, fosfatos, coltán... Esas razas impresionantes que están en el origen del hombre son nuestros predecesores, y han evolucionado como humanos, por eso el racismo contra la raza negra es, además de un signo de grave intolerancia, la demostración de una ignorancia supina sobre el origen de nuestra propia especie. Nosotros somos ellos, los procesos de la melanina son mecanismos biológicos que ha desarrollado el ser humano para adaptarse a las circunstancia vitales de las distintas zonas del planeta.

Ahora, sin el menor respeto, se mira hacia Africa como un problema, como si los africanos se hubieran empobrecido por voluntad propia. Han sido las grandes potencias las que durante siglos han saqueado el continente, y siguen haciéndolo, como sucede ahora mismo en la República del Congo con la guerra del Coltán (columbio y tantalio), un mineral que es fundamental para los aparatos de las nuevas tecnologías de la comunicación.

Canarias mira hacia África, y debe hacerlo porque su geografía indica que debe ser uno de los puentes para el desarrollo africano. Pero no hay que ser ingenuos, si es verdad que muchos pensamos que si en Africa hay menos pobreza disminuirá la presión de la inmigración irregular que viene por nuestras fronteras marítimas, también es cierto que mucho ven en ello un negocio. Y el negocio no es malo siempre que sea justo, y lo triste es que los propios poderes locales africanos llevan décadas sumidos en la corrupción, manipulando ayudas y aprovechándose de ellas. África es por lo tanto el gran desafío del siglo XXI, porque tiene derecho a sus propios recursos y porque de no hacerlo también Europa sufrirá las consecuencias. Y sus escritores son la avanzadilla.

***
(Este trabajo fue publicado en el suplemento Pleamar de la edición impresa de Canarias7 del pasado miércoles)


leeeee.JPGEl nuevo director de la RAE ha puesto el dedo en la llaga: la gente no entiende lo que lee. Ese es un problema básico que se arrastra desde los primeros años de colegio. Hay muchos alumnos que son incapaces de hacer un problema de física o de matemáticas, o de realizar una tarea de historia o geografía simplemente porque no entienden el enunciado. Ya dice el refranero que problema planteado, problema solucionado. La clave es saber qué se pide, pero se lee como lo haría un loro, y ese es un asunto que tiene que ver con el empeño del sistema educativo de imponer la parte teórica de la lengua, cuando lo que tendrían que hacer los niños en Primaria es leer y comentar, que ya llegará el día en que puedan acceder a tecnicismos. Y esto que sucede con el castellano también ocurre con las lenguas extranjeras, que basan su currículum en teoría y libreta, cuando lo importante es hablarlo y entenderlo. Escribirlo viene más tarde. Decía un profesor amigo, que los niños que hacen bien el 1º de Primaria llegarán sin problemas a 5º de carrera universitaria. Y esa es la base del fracaso que se refleja en el informe PISA.


Les deseo lo mejor, esta noche y siempre, no sólo porque sea Navidad.

Pero ya que lo es, también les deseo una Feliz Navidad.


belenyaiza.JPG

(Estas fotos son del Belén de Yaiza, que reproduce escenas lanzaroteñas)

Hasta pasado mañana, porque supongo que mañana nadie abrirá un blog, ni para leerlo, ni para escribirlo.


Rafa Nadal, en un supuesto lapsus ante los periodistas y en presencia de Federer, dijo ayer que recordaba lo embobado que se quedaba al ver pasar la cabalgata de los ¡cuatro Reyes Magos! Sí dijo cuatro, y luego lo arregló con humor diciendo que había contado también a Santa Claus. Pero mira por dónde, puede que Rafa Nadal no haya dicho un disparate, o por lo menos no hay documentos para rebatir su afirmación. tumbareyesmagos.JPGLa única referencia que hay de los Reyes Magos en las Escrituras canónicas aparece en el Evangelio de San Mateo, donde solamente dice que unos magos fueron a ver al Niño Jesús y que le llevaron presentes. No dice que vinieran de Oriente, ni que fueran reyes. Y lo más importante con respecto a Nadal (que por cierto significa Navidad) es que tampoco menciona el número; así que bien podrían ser cuatro, o siete, o dos. Lo único claro por el número gramatical es que había más de uno. En algunos evangelios apócrifos se dice que eran tres y hasta le ponen los nombres por los que hoy los conocemos. Por lo tanto, es la tradición y no la documentación quien manda, y Nadal se ha saltado la tradición, pero a lo mejor mañana aparecen nuevos manuscritos en el Mar Muerto donde diga que los Reyes Magos eran cuatro. Tanta fuerza tiene esa tradición que incluso existe una tumba de los Reyes Magos -según eso hasta los enterraron juntos- en la catedral de Colonia (en la foto).


Siempre he procurado que el 22 de diciembre no me pille hablando del sorteo de la lotería de Navidad, porque ya es una obviedad ese sonsonete mañanero que siempre deja los millones en otro lugar (ojalá este año los deje aquí), y los telediarios abriendo con un grupo de personas enardecidas delante de una administración de loterías y brindando con cava, champán, sidra y lo que se tercie, mientras agentes bancarios tratan de que depositen los décimos a su caja fuerte.

a1806-944-540[1].JPGPero este año he caído, porque es un gran montaje en el que todos participamos. Cada año nos decimos que el siguiente vamos a jugar un solo número, porque el gordo siempre es uno, y si la suerte está a favor con uno basta. Pero luego vienen los intercambios, el número del trabajo, el de la parroquia, el sindicato y el amigo que vive en Cartagena, que te manda un décimo y tienes que corresponder. Al final, si empatas ya es un triunfo. Y a veces me da pena al ver la decepción de la mayoría, porque por cada premiado hay miles sin premio, a quienes el sorteo no les ha dado ni el reintegro. Y es que el Estado recauda mucho dinero cada día con todo tipo de sorteos, que finalmente son una leve esperanza de cambio que suele devanecerse cuando empiezan a caer la bolitas. Pero también es cierto que alguna vez la suerte puede mirarnos a los ojos; el azar no es científico pero tiene su ecuación matemática, con lo cual, por cálculo de probabilidades, pudiera ser que una vez en la vida sonara la flauta. Y, como dice Serrat, "uno de mi calle tiene un amigo que dice conocer a un tipo que un día fue feliz". Le habría tocado la lotería. No perdamos la esperanza,


Como ayer escuché que era el aniversario del asesinato de Carrero Blanco, me he dado cuenta de que circula por debajo una especie de información adicional sobre cualquier hecho, y que nunca llegamos a saber si es verdad, si las versiones oficiales se ajustan a la realidad o si la imaginación y la desinformación nos hacen destinatarios de versiones que a veces resultan increíbles, lo que no quiere decir que no sean ciertas, porque a veces lo real parece menos verosímil que lo imaginado.

1205258704457carrero_mindn[1].jpgLo de Carrero Blanco es el ejemplo. Desde el minuto siguiente al atentado (20-12-1973) circula un versión en la que se afirma que los servicios de información del Estado sabían lo que preparaba ETA, pero que nada se hizo porque Carrero Blanco habría sido un obstáculo para la transición a la democracia. Vamos, que dejaron que sucediera. Puede que sea verdad, pero sí que resulta poco creíble que el entonces Presidente del Gobierno, que tenía en sus manos los hilos más finos de la información del Estado, ignorase algo que supuestamente sabían muchos de su entorno. Más bien creo que estaba tan seguro de su poder que nunca le pasó por la cabeza que pudieran matarlo, y por eso tenía siempre el mismo horario, idéntico itinerario y una escolta muy exigua. Seguramente fue víctima de un exceso de confianza... O tal vez sea real la primera versión, precisamente por increíble.

Y este es sólo un ejemplo, y se cuentan por ahí versiones muy rocambolescas sobre hechos y personajes que son difíciles de creer, aunque alguna sea cierta. Se dice que Rasputín se comió mezclada con dulces una dosis de veneno capaz de matar a una cuadra de caballos, y ni siquiera se atragantó, y que el príncipe Yusupof, su asesino, tuvo que descargar varias veces su revólver sobre él para que dejase de moverse. Y hay cientos de relatos sobre el asesinato de Kennedy, el ataque a Pearl Harbour, el tiro que Franco se dio cazando en El Pardo en los años sesenta, el doble de Franco... Puede que algo haya de verdad en esas historias que se cuentan, porque siempre se dijo que John Kennedy era amante de Marylin pero nada salía en los papeles. Con el tiempo se ha visto que fue verdad. Hay quien fuerza la realidad y manipula números, fotos o lo que sea, como ha sucedido recientemente con el 11-S, pues hemos visto coincidencias en los números (el 11 sale mucho), mensajes diabólicos en el humo y cosas por el estilo. Y otras informaciones cuya comprobación es posible pero que no está al alcance inmediato de la gente, y se dan por buenas, como que Kennedy tenía una secretaria apellidada Lincoln y que Lincoln tenía otra apellidada Kennedy. Hay mucho tongo en esto, y seguramente algo de verdad en algunas cosas, pero cuando escucho estas versiones siempre me pregunto si es una realidad o una leyenda urbana.


No entiendo lo que que pasa en este país, porque ocurren cosas muy graves y nadie se opone. Por un lado están los partidos políticos, que negocian esto o lo otro y tragan con lo que sea con tal de seguir en el poder. Muestra de ello es cómo el PSOE ha mirado en Madrid para otro lado con lo de la Ley de Espacios Naturales de Canarias, o cómo nacionalistas vascos y canarios han tragado con unos Presupuestos Generales del Estado y unas medidas draconianas.

zmujer3.JPGHay voces que tienen mucho eco, unas veces porque lo merecen y otras porque simplemente están en un medio de gran audiencia. Esas voces mediáticas que crean opinión, se han limitado a matizar que algo tan grave como usar el Estado de Alarma de forma preventiva sea hoy la normalidad de España. Quienes pueden hacer o decir algo que tenga eco no lo hacen, y dice la UE que El Gobierno español hace los deberes porque se está dejando a la intemperie a los más desfavorecidos, y al mismo tiempo el Consejo de Europa señala que el salario mínimo español es muy bajo, pues no se corresponde con el 60% del salario medio, que es lo establecido por acuerdo europeo. De eso tampoco nadie dice nada. Porque puedo entender que se juegue festivamente con las declaraciones de Mourinho o con las canciones de Eurovisión, pero jugar con la Constitución es cuando menos temerario, y nadie parece darse cuenta. ¿Es que estamos adormecidos o moralmente anestesiados?


Hace más de cincuenta años, la influencia de los intelectuales con renombre era tremenda en la vida política. Había un índice de analfabetismo pavoroso, pero se leía en alta voz en las barberías, las tardes de costura y en las naves donde trabajaba mucha gente. Con que una persona supiera leer era suficiente. Ahora hay más medios y por eso la influencia es casi nula. Un ejemplo es el artículo de Ortega Delenda est monarchía que fue el pistoletazo de salida para la II República. Eso hoy no sería posible.

Siempre se ha hablado de los intelectuales y el poder, luego ese debate se circunscribió a épocas de elecciones y ahora ni siquiera se plantea. Hay quien confunde el poder con la política, y quien mezcla ambas con la corrupción intelectual, la venta del alma y la adicción al chocolate del loro. Eso sucede cuando el poder cree que trata con verdaderos intelectuales, falsarios en su mayoría como mascarones de proa del poder.

aintelectuales1.jpg

Habría que plantearse y contestar algunas preguntas. El poder en una democracia es el ejercicio legítimo de la voluntad mayoritaria, la política una actividad mental y social en la que todos estamos imbuidos y el intelectual es aquella persona que tiene la capacidad de crear opinión, aunque sus méritos no sean mayores que los de otros que carecen de audiencia. Todo esto no tiene por qué ser corrupto, aunque a veces lo sea. Pasa lo mismo que con cualquier actividad humana; puede haber un profesor corrupto que aprueba o suspende a su alumnado por razones ajenas a las académicas, o un médico, un taxista, una enfermera o un labrador que transgredan la ética.

¿Quiere esto decir que todos los profesores, médicos, enfermeras, taxistas y labradores son corruptos? Claro que no, pues la corrupción como la virtud, la desidia o la decencia tienen que ver con la persona, no con las características de lo que hacen. Es evidente que hay actividades corruptas por naturaleza, pero en las demás hay de todo, y no tienen por qué ser más corruptas que otras la política o la intelectualidad cuando está el poder de por medio.

Bertolt Brecht fue un gran autor que siempre estuvo luchando por sus ideales, apoyó el régimen de la República Democrática Alemana y hasta dirigió una serie de actividades teatrales que estaban subvencionadas por el gobierno de Berlín-Este. Es un caso en el que la política, el poder y el intelectual respiran el mismo aire. Si eso sucede en Occidente se le mira con lupa, pero hay que pensar que si el Partido Comunista francés hubiese gobernado en París seguramente Sartre habría colaborado con él. José Martí creyó en la independencia cubana y murió en la guerra de hace más de un siglo, pero si hubiese sobrevivido es probable que hubiese estado junto al poder cubano, y sería corrupto si se hubiese vendido a la dependencia norteamericana, porque habría cambiado de caballo en plena carrera.

La deducción es evidente: un artista o un intelectual debe ser independiente, es decir, debe ser honesto consigo mismo, con sus ideas y su manera de concebir la sociedad en que vive. Esto nada tiene que ver con el poder, sino con la reflexión y la creación. Y no hay corrupción en el artista o creador que en determinado momento ejerce una acción política, porque es la suya, porque coincide con su manera de pensar. Y ahí termina toda relación, pues si esto se hace en función de beneficios personales que puedan lograrse posteriormente empieza a entrarse en el callejón sin salida de la corrupción. Entonces sí. Hay, además, creadores e intelectuales que se mueven en la política activa, más allá de la reflexión o la crítica, y esto se ha visto más en América, donde grandes creadores fueron diputados, embajadores e incluso presidentes: Rubén Darío, Pablo Neruda, Octavio Paz, Rómulo Bethencourt... Vaclav Havel, autor dramático, fue presidente de la República Checa, Rafael Alberti, Carlos Barral, Ortega y Gasset, Pérez Galdós y tantos otros fueron diputados, y Federico García Lorca recorrió media España promocionando el teatro clásico con su "Barraca", pagada por el gobierno de la II República. ¿Eran corruptos y pesebristas todos estos?

aIntelectuales2].jpgPor ello, hay que ser cuidadoso, porque casi siempre son más corruptos quienes esperan calentarse a cualquier sol, y no acabo de fiarme de los artistas e intelectuales que dicen a boca llena que la política no va con ellos. Claro que va, los intelectuales son tan políticos como los diputados, y si no que se dediquen a otra cosa, pero hay que ser coherente y consecuente (las dos cosas no son lo mismo aunque lo parezcan), pensar en colectivo y no acercarse al poder para medrar sino para sacar adelante un proyecto, siempre que coincida con la idea que el intelectual tiene. Los que no quieren saber nada de política son los que sólo piensan en sí mismos y esa es la mayor corrupción que existe.
***

(Este trabajo fue publicado el pasado miércoles en el suplemento Pleamar de la edición impresa de Canarias7)


Con Blake Edwards desaparece uno de los grandes maestros artesanales del cine, que a la vez tenía un talento creativo enorme. Es de la estirpe de Billy Wilder y Satanley Donnen, que conformaron una generación de oro heredera del maestro Ernst Lubitsch, que lo mismo transitaba la comedia con maestría que se internaba en el musical, el drama o en cualquier otro género, y siempre con solvencia y un estilo propio. blakeedw.JPG
Para que Blake Edwards estuviese con letras muy grandes en la historia del cine bastaría mencionar Breakfast at Tiffany's (Desayuno en Tiffany's), donde Audrey Hepburn se convierte en el icono de la elegancia que hoy conocemos, una obra maestra. Si quisiéramos inscribirlo en la comedia del absurdo, su mascarón de proa sería la película de culto El guateque y lo más popular la desternillante saga de La Pantera Rosa; en la mejor comedia sin duda inscribiríamos La carrera del siglo y Víctor o Victoria y en películas inolvidables Días de vino y rosas, con Lee Remick y Jack Lemmon en la cima de su arte. Tal vez su última etapa no fue tan brillante, pero él mismo no pudo superar el listón, que se había puesto tan alto en los años sesenta. Se va uno de los grandes, nos queda Stanley Donen.


esstaso.JPGEl Estado de Alarma es una excepcionalidad que tiene prevista su aplicación constitucional cuando se va de las manos algo básico para el funcionamiento de un país. Puedo entender (aceptando pulpo como animal doméstico) que los día 3 y 4 de diciembre se produjo esa situación, pero, una vez restablecida la normalidad, el Estado de Alarma tenía que haberse levantado, 48 o 72 horas después. Y si ya era mucho que se agotaran los 15 días que permite la Constitución sin pasar por el Parlamento, que ahora se prorrogue otro mes me parece tremendo. Se aplica bajo el argumento de que pudiera suceder que en las fiestas navideñas se produjera otra crisis; es decir, se hace prevención con una norma que es para aplicar en estado de suma emergencia. Por ese camino, aplicaríamos el Estado de Alarma cada vez que se vislumbre un conflicto con los médicos, los bomberos o cualquier otro servicio básico. La verdadera prevención se hace negociando en las mesas, sin quitar derechos laborales a nadie y programando los servicios públicos con visión de futuro. Que se haya alargado el estado de Alarma no es una buena noticia, que dice muy poco en favor del partido en el poder y de los que lo han apoyado en el Congreso, porque me temo que este apoyo tendrá un precio político que habrá que pagar. Y el PP, que tanto critica esta medida, no es capaz siquiera de votar en contra.


A unos les dan la flor de no sé qué; a otros la medalla de nosecuántos, el premio de tal o cual, el Oscar, el Globo, el Oso o la Espiga, la orden de la cacharrería o el guante, la bota o el balón de oro. Todos son personajes famosos en lo suyo y más allá, generalmente bien cubiertos y sin necesidad de más trastos que no saben dónde guardar. essspum.JPGHace unos días le robaron al tenista retirado Peter Sampras un montón de copas y medallas, que tenía guadadas en un almacén de Los Angeles porque en su casa no le cabían, o le molestaban. Por lo visto, obtener uno de esos trofeos o reconocimientos no vale tanto en sí mismo como que te lo den a ti y no a otro. Y luego viene la consiguiente pregunta: ¿Es que ya no se hacen las cosas por el mero placer de hacerlas? Todo tiene que venir corroborado con un premio, una medalla o un galardón que nada añade a lo que se ha hecho, pero, claro, no se trata de tenerlo, sino de que no lo tenga el otro. Luego los guardan en el trastero o un almacén, porque ya son chatarra. ¿Que habrá hecho Jack Nicholson con sus estatuillas de los Oscars, Federer con sus copas o Vargas Llosa con las medallas y los pergaminos que lo acreditan como ganador de incontables premios? Alguien me decía que a los ganadores de Roland Garrós y Wimbledon les dan una copa muy celebrada y a los finalistas una bandeja, que recogen a regañadientes y por lo visto pocos guardan porque esa bandeja es la constancia material de que perdieron la final. Vanidad, espuma, burbujas y no otra cosa. Hacer bien algo ya debería ser suficiente satisfacción.


No hacía falta ser adivino para saber hace mucho tiempo que la tarta de las televisiones no iba a dar para que sobrevivieran tantos canales. Profesionales expertos del medio, como Manuel Campo Vidal o Juan Pedro Valentín, lo han dicho aquí y allá cada vez que han tenido ocasión. Y lo que se veía venir ya es una realidad, que empezó con el estampido de Vía Digital y ha seguido con las fusiones de las grandes cadenas. Con la TDT se ha tratado de hacer algunos canales de pago, pero son muy minoritarios; lo cierto es que el mundo audiovisual se mantiene en buena parte por los presupuestos públicos que alimentan las televisiones públicas.

meter-la-pata[3.JPGLuego está el fútbol, que parecía la panacea para salvar al sector, con un mecanismo diabólico por el que pagamos todos. Esto fue el detonante de otra burbuja, la de los millonarios sueldos y traspasos de los futbolistas de élite, en el que enredaron los clubes con el sueño de que la televisión lo pagaría todo. Y la televisión cobra de la publicidad, que es un gasto añadido al precio final del producto anunciado, por lo que al final pasa por caja hasta quien nunca ha visto un partido. Y la burbuja audiovisual empieza a desinflarse, porque encima, con la crisis, los presupuestos públicos se recortan hasta en los canales autonómicos.

Ya están cerrando canales, y esto acabará trasladándose al balón, porque esos dos mundos, los de la televisión y el fútbol muy relacionados económicamente, se volvieron locos pagando a figuras deportivas y mediáticas salarios irracionales. No es sólo que Messi o Cristiano cobren 12 millones libres de impuestos, es que cualquier jugador de segunda división cobra un sueldo que ríete de los controladores aéreos (no he oído decir nunca que Casillas es un privilegiado). Y en la televisión igual: presentadores de tres millones, fichajes de damas de buen ver por un millón... Un disparate, y las pantallas empiezan a estallar.


Lo he recordado muchas veces, y hace unos días, con motivo de la militarización de los controladores aéreos, una amiga de este blog volvía sobre este poema, que dicen que es de Bertol Brecht:

RUBENS-El-rapto-de-Europa[1].jpg

Primero cogieron a los comunistas,
y yo no dije nada porque yo no era un comunista.
Luego se llevaron a los judíos,
y no dije nada porque yo no era un judío.
Luego vinieron por los obreros,
y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista.
Luego se metieron con los católicos,
y no dije nada porque yo era protestante.
Y cuando finalmente vinieron por mí
no quedaba nadie para protestar.

Hoy, en el Parlamento Europeo, se va a aprobar una ley que deja a los trabajadores inmigrantes a los pies de los caballos. Se regirán por las leyes laborales de sus países de origen; es decir, serán trabajadores de segunda. Para ser justos, también deberían pagar por el pan, el transporte, la ropa o la vivienda lo mismo que pagarían en sus países, que es proporcional a sus salarios. Pero no, para las verdes una cosa y para las maduras otra. Muchos dirán: "No me importa, como yo no soy inmigrante, esto no va conmigo, como no me importó hace unos días cuando decretaron el estado de Alarma para meter en cintura a los controladores. Total, como no soy controlador..."

No sé si fue en una cumbre del G-20, en un café en el bar durante un descanso de la Asamblea de la ONU o en la última reunión del dichoso Club Bilderberg en la Costa Brava, pero parece que la materia gris suprema que rige este planeta ha dado ódenes concretas. Una de ellas, muy clara, es acabar con el Estado de Bienestar en Europa; otra, ir poniendo en su sitio a cada uno: inmigrantes, sanitarios, transportistas, camareros, profesores, jubilados, periodistas, oficinistas, funcionarios y toda criatura que viva de un salario o de una pensión.

Señores eurodiputados: No sé cómo van a vendernos la moto de tanto recorte discriminatorio para dinamitar siglos de conquistas sociales. Claro, pensarán que como cobran 12.000 euros mensuales -dietas aparte-, no va con ustedes, pero deberían echar un vistazo al poema de Brecht, porque cuando ya no haya democracia -y ustedes habrán sido cómplices ejecutores- tampoco se necesitarán eurodiputados.


Como hoy los ciegos celebran su fiesta, es un día perfecto para acordarse de quienes sufren alguna discapacidad, porque esta sociedad se parece cada día más a la Esparta clásica, donde arrojaban a los inválidos por un despeñadero porque decían que eran una carga para una sociedad hecha para la guerra. Algo así, aunque de manera más sofisticada, hacían los nazis, y estas prácticas nacen de la estupidez humana, porque nadie está a salvo de que mañana pueda ser un discapacitado. Hace unos años tuve que llevar durante un mes un pie escayolado, y me di cuenta de las dificultades que tienen nuestras ciudades para que los discapacitados se muevan en ellas. Dije entonces -y digo ahora- que debería ser obligatorio que cada cierto tiempo a las personas sin problemas físicos les escayolasen una pierna durante una semana (no hace falta rompérsela). Así tomarían conciencia de lo que otros padecen habitualmente.

ajjjo.JPGEn cuanto a las discapacidades psíquicas o mentales, desde la literatura picaresca han sido objeto de chanza, porque la sociedad colectivamente es cruel y burletera. Cualquier definición acaba convirtiéndose en un insulto. Cuando yo era niño, a este tipo de persona se le llamaba el tonto del pueblo. Como tonto se volvió insulto, empezaron a usar la palabra subnormal. También se transformó en ofensiva, y entonces se empezaron a usar otros eufemismos consecutivos, que poco a poco devienen en dardo injurioso: disminuido, discapacitado, o cualquiera de las siglas que definen técnicamente una situación. No debemos olvidar insultos como bobo, tonto o imbécil, fueron en su día palabras técnicas para definir una discapacidad. Por eso da igual que a los ciegos los llamen invidentes y a los parapléjicos discapacitados. Y si no fíjense en las risas que levantan los chistes de tartamudos y el cachondeo cotidiano cuando se sabe que alguien padece sordera.


Pongo por delante que no justifico el dopaje de los deportistas, porque es un fraude al deporte y a la sociedad. El Plus Ultra de los clásicos está muy bien, pero tiene un límite, el de la propia naturaleza. aaatletaaa.JPGPuedo entender que las fabulosas marcas conseguidas en 1936 en los Juegos Olímpicos de Berlín por Jesse Owen se quedaron pequeñas con los años porque ha cambiado la alimentación, se ha profesionalizado el deporte y se han investigado nuevas técnicas de entrenamiento y materiales que se usan en las competiciones (pértigas, zapatillas, bicicletas...). Es comprensible, pero también lo es que el cuerpo humano tiene límites, y llega un momento en que no se puede ir más allá. Y eso hay que asumirlo, pero no parece que se esté por la labor, porque los deportistas de élite son un gran negocio en publicidad, y generan mucho dinero si rascan una milésima de segundo al anterior récord. Uno de los más grandes deportistas de la historia ha sido sin duda Karl Lewis, disciplinado, dotado físicamente, con una gran inteligencia para usar esas dotes y un cuerpo diseñado para correr como una gacela. Cuando batió muchas marcas se veía imposible que esos récords fuesen superados, porque el ser humano como especie había tocado techo. Pero no, luego hemos visto que otros atletas con menos dotes han batido sus marcas, y a veces desconfío, porque tampoco ha pasado tanto tiempo para que cambiase sustancialmente lo que rodea al atleta. No es raro que, cuando se mueven millones, haya que echar mano de "ayudas adicionales" para superar a Lewis, a Anquetil o a Zatopek. Y eso es fraude, engaño y lo más opuesto a la idea de lo que debe ser un deportista. Siempre el vil metal.


Hugh Thomas es un prestigioso historiador que siempre habla muy en serio, y ahora me ha sorprendido al decir que Carlos V, Hernán Cortés y Francisco Pizarro son los "gigantes" de la Historia de España. Es tan desmesurada la afirmación, que causa sorpresa precisamente por venir de quien viene, porque ya sabemos qué clase de tipos fueron Cortés y Pizarro, unos personajes siniestros, sanguinarios, fanáticos, analfabetos y obsesionados con el poder a cualquier precio. Si esos son los gigantes, es un milagro que exista España.

aCarlosV02[1].jpgEn cuanto a Carlos V, no dejo de reconocer que nunca España fue más poderosa que en su reinado, pero casi todo le venía de herencia, y encima es el gran valedor del catolicismo en su guerra contra los luteranos. Fue en ese momento, a partir del Concilio de Trento y las guerras de religión, cuando España entró en un túnel del que muchos siguen empeñados en que no salgamos, y que nos condenó al vagón de cola de Europa, siendo como éramos un imperio. Si miramos bien, aunque los protestantes, anglicanos y calvinistas tampoco ataban los perros con longanizas, los avances científicos y de pensamiento tuvieron lugar fuera del ámbito católico, cuyo brazo armado era España. Estoy convencido de que momentos de cambio y esplendor del pensamiento, el arte y la ciencia como el Renacimiento o personajes como Leonardo Da Vinci no habrían podido prosperar en tierras católicas después de la Contrarreforma. Lo que ocurrió con Galileo es el paradigma de esa cerrazón, y a partir de entonces los grandes avances científicos, las rupturas artísticas o la filosofía fueron cosa de alemanes, ingleses, holandeses y franceses, estos últimos a contracorriente porque estaban en medio.

En España, el Barroco se mueve alrededor de La Iglesia y de la Corona casi exclusivamente (Velázquez, Murillo, El Greco, Claudio Coello...) Lo demás no existía, y sólo hay que echar una ojeada a la lista de ilustres del Siglo de Oro literario para comprobarlo: frailes y monjas como San Juan de La Cruz, Santa Teresa o Fray Luis de Granada, clérigos pata negra como Góngora, Tirso de Molina o Gracián y curas tardíos como Lope y Calderón (no olvido a Sor Juana Inés de la Cruz, Quevedo y Fray Luis de León, que por heterodoxos tuvieron muchos problemas). ¿Quién queda fuera? Cervantes, que se acogió indirectamente a La Corona y fue apadrinado por Don Juan de Austria, el hermano del rey. Todos grandes, por supuesto, pero estoy seguro de que habría más si el contexto hubiera sido otro. Por eso me extraña que Hugh Thomas dé a Carlos V categoría de gigante cuando fue el origen del gran cerrojazo español y latino que ha durado siglos.


Por si todavía hay alguien que no ha visto la película de Frank Capra A Wonderful Life (¡Qué bello es vivir!), les recuerdo que el Señor Potter es un despiadado capitalista y Clarence es un ángel que viene a La Tierra a ganarse sus alas salvando del suicidio a Georges Bailey (James Stewart). Al menos eso creen muchos, pero puede haber una versión alternativa. Esta:

qqquebe.JPG(Clarence, ya con sus alas, entra en el despacho del Señor Potter, después de haber salvado a Georges Bailey)

CLARENCE.- Ya está hecho el trabajo, Señor Potter, el banco de Bailey se ha salvado gracias a las aportaciones de sus vecinos y amigos.

POTTER.- Perfecto, Clarence, ahora ello creen que han hecho una buena obra, y que han cambiado el futuro.

CLARENCE.- Claro, les he hecho pensar que si se hundía Bailey y su banco sería la ruina para todos.

POTTER.- Exacto. Yo me quedo con el dinero y el desfalco del banco lo pagan esos pueblerinos.

CLARENCE.- O sea, Señor Potter, que nada ha cambiado, ellos cada vez son más pobres y usted más rico.

POTTER.- Por supuesto, e incluso podemos hacer que Bailey se vuelva un poco rico, al fin y al cabo me ha hecho el trabajo sucio...

CLARENCE.- Hacer que los de siempre rellenasen el agujero. Pero eso puede ser malo para usted, porque ahora Georges Bailey parece el salvador del pueblo.

POTTER.- No, qué va, eso está bien. Bailey les ha vaciado los bolsillos en beneficio del sistema que me favorece, cosa que yo nunca podría haber hecho. Esos tontos que van de progresistas cuando tienen algo de poder acaban siempre asaltando a los pobres y encima estos aplauden.

CLARENCE.- O sea, que Bailey trabaja para usted.

POTTER.- El no lo sabe, pero sí, hace lo que yo no puedo hacer y encima luce como si fuese Robin Hood, cuando en realidad se parece más al Sheriff de Nottingham. Saquea a los pobres para enriquecer más a los que ya son ricos. Bailey es como tú, que vas por ahí aparentando ser un ángel de la guarda.

CLARENCE.- Este es un buen trabajo, señor Potter, y la jugada ha salido perfecta.

POTTER.- Tú lo has dicho,Clarence, lo has hecho bien y por eso te has ganado tus alas.

(No me irán a decir que no les suena esta versión alternativa)


Las cifras del informe PISA siguen confirmando que el sistema educativo español no va bien. Y el asunto se despacha por ahí con el manido desprecio al profesorado, con quien nunca se contó cuando empezó el baile de la LOGSE, la LOSE, la LODE y la LOE que finalmente ha dinamitado cualquier intento de racionalizar el sistema. Ha sido cosa de políticos -que sólo les interesa vestir ruedas prensa con barritas de colores hechos en power point- y de eminencias grises (y tan grises) universitarias que nunca hollaron un aula de primaria, ni vieron de lejos los problemas de los centros de secundaria, ni han bajado a la tierra de tratar con una sociedad que ellos creen poder cambiar con un decreto o con una rimbombante tesis doctoral llena de gráficos con "quesitos" y ejes de ordenadas y abcisas.

aprnsadorrr.JPGUnos dicen que es culpa de la LOGSE, otros que de la LOE, otros que... Parece que ahora piensan que burocratizando hasta el infinito la labor docente esto se va a arreglar, pero lo que están consiguiendo es un teórico edificio educativo virtual, que cuando se confronta con lo real salta por los aires. Y comparan a España con Finlandia, que está en la cabeza del ránking; pero en Finlandia el trabajo de profesor es probablemente el más valorado y respetado, hasta el punto de que sólo acceden a esa carrera los alumnos de mejor nota en su sistema selectivo. Pero aquí se machaca al profesorado, y todo el mundo parece tener patente de corso para hacerlo, creando violencia en las relaciones con las familias, y mientras, la administración sigue pasando papeles para rellenar y poniendo al profesorado a los pies de los caballos; bajan los baremos porque se ha socavado su autoridad moral.

Y digo a los dirigentes educativos, a los políticos verborreicos y a los opinadores que se basan en los "quesitos" y las barras de colores: cambien las leyes, prediquen lo que quieran, incluso puede que se vuelvan locos y metan dinero en la educación, pero mientras no se restaure la autoridad moral y social del profesorado será como dar coces contra el aguijón. Así que dejen de dar la murga y quien puede hacerlo debe convocar un gran pacto (profesores, padres, administraciones, sindicatos, empresarios, medios de comunicación). No se trata de hacer otra ley, sino de cambiar de actitud y de enfoque. Pero todos; y no un pacto melifluo como el que se hizo hace unos años en Canarias. Aquello fue pura teoría mediática. O se hace o nos hundimos, y llevamos al menos diez años de retraso (sé por qué lo digo). Sin el profesorado no hay manera de avanzar; ah, sí, Finlandia... Pues eso, Finlandia.


La publicación por parte de Wikileaks de los papeles secretos de las embajadas norteamericanas ha hecho que muchos pongan el grito en el cielo, echándose las manos a la cabeza con gesto de "¡huy, lo que ha dicho!" Cierto que es fuerte conocer con documentos lo que sospechábamos (o sabíamos), y es que ya dijo un expresidente español que la democracia también se defiende desde las cloacas. Antes, Maquiavelo había dicho que la virtud del Príncipe es hacer en cada momento lo que conviene, lo cual puede interpretarse como una justificación de los demanes con la disculpa de que lo primero es la seguridad del Estado.

john-lennon[1].jpgLuego vemos que no es el Estado lo que les importa, sino que son otros intereses, inconfesables en una democracia, que yo no creo que deba tener cloacas, pero los estados siempre han tenido un lado oscuro. Siempre supimos que las agencias norteamericanas estaban detrás de los golpes de estado latinoamericanos en los años setenta, o que nunca quedó clara la posición de España en el asunto de los vuelos a Guantánamo, o... Estas cosas son terribles, aunque algunos de estos papeles, que se burlan de un mandatario o que hablan de las orgías que organizan otros son más chismorreo que política. Lo que nos dicen en televisión suena muy aparente, pero la verdad es mucho más dura. Las lecciones de ética que nos suelen dar son una puesta en escena, y seguramente habrá gente sorprendida por estos papeles, pero en realidad ya lo sabíamos. No es nada nuevo, pero al menos tiene de positivo hacernos bajar al mundo real, que desde luego parece un vertedero, donde sólo sobreviven bacterias, ratas peludas y cucarachas volonas (vale, retiro lo de bacteria).

Desde luego, no es el mundo que imaginó John Lennon, desaparecido hoy hace treinta años


Pues los señores académicos (académicas hay muy pocas) me han dejado con tres palmos de narices, ahora que iban a resolver a mi favor las eternas discusiones que demandaban una reforma de la ortografía acorde precisamente con las reglas ortográficas. Pero nada, debe ser que no han tenido el valor de arrostrar con un gran cambio, o que las academias americanas han pesado mucho, o las empresas editoras han influido porque ello suponía revisar muchos tomos en proceso de edición... Me creo más esto último porque finalmente la causa siempre suele ser el dinero.

aaa8737_0027_s[1].jpgMoreno Alba, el académico mexicano que explicó en rueda de prensa la marcha atrás dada en la reunión de Guadalajara, dijo que finalmente en la ambigüedad del lenguaje está la poesía. Le quedó muy bonito, pero no deja de ser una tontería, porque, si lo ambiguo es poético, la narración se basa en la precisión, y la lingüística es una ciencia aplicada que está en medio, la norma ideal, que es la que tiene que defender una academia. Luego vienen los poetas y se saltan las reglas, los narradores estrujan el lenguaje para maniobrar con las situaciones y manipular a sus personajes, y hasta los directores de teatro cambian los significados sin alterar una sola letra, porque el tono dice tanto como el contenido cuando se trata de lenguaje oral. De manera que vuelvo a lo de siempre: los creadores no deberían ser académicos, porque la Academia es la policía de la lengua y los escritores son los que fuerzan las cerraduras. Y esto que ha pasado ahora ocurre porque no se ha impuesto la ciencia a la poesía, que es para eso para lo que se crearon las academias.


Los americanos tuvieron desde luego una visión de futuro tremenda cuando redactaron su constitución hace más de doscientos años. Hay que tener en cuenta que la mente luminosa que la gestó fue nada menos que Thomas Jefferson, un personaje cuyas dotes intelectuales a menudo quedan eclipsadas por su enorme peso político, pero que es sin duda el gran artífice de la Revolución Americana puesta en papel. Sabía que las cosas irían cambiando y que la constitución no aguantaría tal y como ellos la redactaron. Para ello se ideó un sistema muy brillante, que es el de ir añadiendo enmiendas que invalidan lo anterior y adaptan el texto a la actualidad.

aleon congreso[1].jpgEs decir, hace dos siglos largos, los norteamericanos fueron capaces de hacer una constitución dinámica, que por eso mismo sigue en vigor y es a día de hoy una de las mas antiguas del mundo. Piénsese que en toda su historia, aunque es corta, EEUU ha tenido una sola constitución, mientras que en España en ese mismo tiempo pasan de la docena, y la que tiene el récord de permanencia es la actual, que cuenta con 32 años. Inspirada por el deseo de libertad pero asesiada por el miedo, la Constitución de 1978 fue construida con tantos mecanismos de seguridad que ahora mismo hacen casi inviable en la práctica una reforma actualizadora.

Son tan fuertes los lazos con que la amarraron, que para reformarla es necesario un consenso importante y su proceso abarcaría largos meses y dos legislaturas. Sabiendo cómo es el carácter español de ir siempre a la memoria para machacar al contrario (sostenella, no enmendalla), ahora mismo esto no es posible, y con la crispación que se toman las cosas no veo que en un próximo futuro pueda haber acuerdo para ello. En todo caso, ya es mucho para nosotros que haya aguantado 32 años, y aunque sea imperfecta (ya he dicho alguna vez que la Constitución de 1978 es inconstitucional) ojalá nos dure hasta que llegue el día en que para los partidos políticos pese más el Estado que la próxima convocatoria electoral.


aitur2.jpgAcaba de publicarse el libro Desvelos, una espléndida colección de relatos de Teresa Iturriaga Osa con motivo del Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres, que parte de la realidad de las protagonistas, que han depositado su confianza en la escritora para que sus historias, todas terribles y a la vez esperanzadoras, sean conocidas. Este libro está publicado por la Consejería de Política Social del Cabildo de Gran Canaria, pero es una obra universalizadora, porque la violencia contra las mujeres es desgraciadamente muy común en todas partes y la valentía de ellas es también muy generalizada. Se trata de una llamada a luchar contra el miedo, que es el peor lastre que un ser humano puede arrastrar. Y es literatura universalizadora también porque las ocho mujeres protagonistas son de distintos lugares del planeta, lo que nos dice que esa idea machista de superioridad del hombre sobre la mujer no tiene una adscripción cultural, social, religiosa o geográfica concreta.

Es evidente que este libro tenía que ser escrito por una mujer, y desde luego no se ha podido elegir mejor, porque a su condición femenina Teresa Iturriaga une una visión poética del mundo (la poesía no son solamente flores y mariposas) y una prosa afilada que es capaz de elevarse usando palabras de uso cotidiano. Porque la literatura no está en el amaneramiento sino en la potencia que nace del talento de quien escribe. Las mujeres han llegado al mundo visible para quedarse, también al de la literatura.

aitur1.jpgY parece que también se están enterando los clubs cerrados donde los hombres han sido los únicos durante siglos. El jurado del Premio Cervantes debe haberse percatado este año de que ya nadie se creía que otra vez dejasen fuera del palmarés a Ana María Matute. En realidad hace veinte años que tendrían que haberle otorgado el galardón, porque independientemente de si es mujer u hombre estamos hablando de una de las voces más genuinas de la narrativa del último medio siglo en nuestra lengua. Es decir, si hacemos un listado de una docena de nombres con un perfil determinado para merecer el Cervantes, Ana María Matute habría entrado en esa lista desde que se convocó el premio por primera vez, hace 35 años.

Esta vez, los sesudos miembros del jurado se han dicho que no había manera de postergar el premio a esta mujer. Bien podrían haberse saltado el orden natural de las cosas y dárselo a Juan Goytisolo, que no es mal candidato, como hicieron antes colando a Ferlosio y a Marsé, que también lo merecen, pero por generación y por permanencia le habría tocado antes a Ana María Matute. A Marsé se lo dieron hace dos años, pero llevaban diez diciendo que era una vergüenza que él no lo tuviera, y nadie nombraba ni por asomo a la galardonada de este año.

Que quede claro que todos los autores que nombro son importantes y merecedores del máximo reconocimiento, lo hayan obtenido o no, pero sus primeras novelas son de la década de los cincuenta, y algunos rozando 1960, mientras que Ana María Matute está dando guerra desde la década de los años cuarenta. Siendo todos grandes novelistas, a AMM le correspondería en el escalafón del Cervantes inmediatamente después de Cela, Torrente Ballester y Miguel Delibes. Pero bueno, bien está lo que bien acaba, y la verdad es que los premios no son otra cosa que un retrato de la sociedad más que un galardón al escritor o escritora. AMM sería igual de grande y quedaría en la historia de la misma manera sin el Cervantes. Ninguna falta que le ha hecho el otro gran premio, el Nobel, a Tolstoi, a Galdós, a Joyce, a Nabokov o a Borges. En realidad los premios son flor de un día, y muestran más de quienes los dan que de quienes los reciben.
aitur3.jpg
Desde Jane Austen a la actualidad, las mujeres cuando escriben entran siempre con el bisturí en lo importante, incluso cuando escriben novelas supuestamente de entretenimiento, como hicieron Agatha Christie o a ratos Doris Lessing. Por eso ahora, cada vez que veo un nuevo libro firmado por una mujer miro a ver qué problema humano le interesa, porque siempre es así. En el caso de Teresa Iturriaga, se ve claro que en este volumen se inclina por la igualdad, y es importante observar que hay muchas escritoras que no desperdician munición, como Dolores Campos-Herrero, que en el tema de la igualdad de la mujer nunca daba puntada sin hilo.

Dice Lucía Bosé que ella se tiñe el pelo de color azul para hacerse visible; es verdad que cada vez más las mujeres ocupan espacios que antes eran exclusivamente para los hombres, pero eso solo ocurre en algunos sectores, y es curioso que en el de la cultura, que debiera ser la avanzadilla del pensamiento y las costumbres, siga habiendo semejante discriminación. Repito datos: de 46 académicos, 5 mujeres; de 36 premios Cervantes, 3 mujeres. Está claro.

***

Este trabajo fue publicado en el suplemento Pleamar de la edición impresa de Canarias7 el pasado miércoles. LAS ILUSTRACIONES SON DEL LIBRO Y LA AUTORA ES SIRA ASCANIO.


Este empieza a ser un Estado que, si te lo cuentan, piensas que el otro delira. Porque es delirante que los controladores aéreos paralicen las comunicaciones de todo un país por un cabreo espontáneo que origina una reacción en cadena, que no haya el comedimiento necesario para entender que la economía y la imagen de España se verá afectada, que los dirigentes del sindicato de controladores no hayan sido capaces de controlar (no es un juego de palabras) una acción que necesariamente no terminará bien para nadie.

ar4313[1].jpgY es que todo suena muy fuerte, porque no me dirán que no les recuerda a la película La invasión de los ultracuerpos escuchar y leer que coroneles del ejército del aire toman el mando de las torres de control de los aeropuertos, que el Jefe del estado Mayor de la Defensa forme parte del Gabinete de Crisis, que 2.300 personas consigan bloquear un país. Y no quiero hablar de la pedrada a Canarias en la frente de un puente que era un respiro. Siempre pasa con los pilotos y los controladores, cuyas carreras son carísimas y no se facilitan en las universidades, cosa que tendría que hacer un Estado serio que vela por los servicios de interés general. Es un coto cerrado y eso da mucho poder. No sé cuándo empezó a crecer el monstruo, si viene de la época de Magdalena Alvarez, de la de Alvarez-Cascos o de más atrás, el caso es que ahora mismo tiene muchas cabezas. Está claro que aquí hay mucha gente que ha metido la pata, y algo o mucho se ha hecho mal en el ministerio de Fomento y en AENA. Tampoco se ha lucido la dirección del sindicato de controladores, cuyos responsables han quedado en la picota al ser incapaces de evitar este caos.

Todavía no estoy seguro de si estoy hablando de un hecho real, si estoy viendo la mencionada película de Don Siegel (o leyendo la novela en que se basa, de Jack Finney), o es una historieta para muñequitos de playmovil. Pero ya me lo creo todo, y no me sorprendería que lo siguiente fuera que en vez de aviones volaran burros. Es como si una fuerza alienígena se hubiese inflitrado y convirtiera a los cuerdos en locos y suicidas. Lo que digo: La invasión de los ultracuerpos.

¿O es otra cosa?
***


Puede que sea consuelo de tontos, pero que no le hayan dado a España la organización del Mundial de Fútbol 2018 a lo mejor es una buena noticia, aunque un poco de ilusión no nos venía mal ahora mismo, pero la FIFA ha preferido el dinero ruso de Abramovich. anaranjito[1].gif Dicen que todos los países obtienen grandes beneficios cuando organizan un Mundial, pero también aseguran las malas lenguas que cuando tuvo lugar en nuestro país el Mundial del 82 fue un desastre, aunque esto es difícilmente cuantificable por aquello de los beneficios indirectos, ya que un evento de esta índole es un anuncio publicitario permanente durante un mes en todo el planeta. De todas formas, decían que ganar un Mundial de Fútbol generaba una activación de la economía; bueno, España es campeona ¿y? Ahora habrá quiénes dirán que la culpa es de ¡Zapatero! Es verdad que no le dieron a Madrid los JJOO 2016 y ahora tampoco el Mundial de Fútbol, pero recuerden que en el 2014 se celebra en España el Mundial de Baloncesto. Es el dinero quien manda, y por eso apuestan por lugares donde haya mucho por hacer para ganar, si no no se explica que a Brasil le hayan dado el Mundial de 2014 y los JJOO de 2016. Lo que me pregunto es cómo van a jugar en el 2022 en Qatar, que está en el Golfo Pérsico y en junio hace un calor infernal. Sólo faltaría que le pusieran aire acondicionado a los estadios. Dinero les sobra... de momento, y siempre nos quedará Naranjito.


Jordi Pujol dijo que los expresidentes son como los jarrones chinos, muy valiosos pero que nadie sabe dónde ponerlos. No hace mucho que se decidió que los expresidentes del Gobierno español pasan a ser miembros natos del Consejo de Estado, cargo que aceptan o dilatan según les va conviniendo por aquello de las incompatibilidades. Ahora mismo, fallecido Calvo-Sotelo y enfermo Adolfo Suárez, sólo quedan disponibles Felipe González y José María Aznar.

aaapreside.JPGCuando estos personaje ya históricos abren la boca casi siempre ponen en un brete a su propio partido, cuando no al Estado. Así que sería deseable que se dedicasen a sus actividades privadas o que ejercieran de consejeros de Estado con la discreción que se le supone al cargo. Pero no, hablan, porque son ciudadanos libres y hay libertad de expresión, pero deberían cortarse un poquito porque a veces el jarrón chino no sólo se rompe, sino que lo pone todo perdido porque nunca estamos seguros de qué contiene. Y me entra la risa cada vez que saltan a la palestra González o Aznar, dando recetas magistrales para esto o para lo otro, cuando tuvieron mucho tiempo de presidencia para tratar de resolver esos problemas (o no crearlos). Ahora suelen venir con soluciones mágicas, con el porte de estar por encima del bien y del mal, criticando medidas que en su día ellos también tomaron, o profetizando posibilidades si no se hace lo que ellos ven muy claro. Dan la impresión de que el Arcángel San Gabriel se les hubiera aparecido en sueños con mensajes divinos, y hablan como si estuviesen dotados de ciencia infusa; lo que pasa es que estas instrucciones llegan con diez, quince, o incluso veinte años de retraso. Por lo visto el Arcángel todavía no tiene ADSL ni satélite y transmite en diferido, y en estas circunstancias los expresidentes calladitos son clavaditos a Brad Pitt, vamos, que están más guapos.


Canarias7 cumple 15 años de edición digital, y estar situado en el liderazgo como espejo del lugar que ocupa su edición impresa es el fruto de un largo trabajo y de querer estar siempre rozando el futuro. Cuando Georges Orwell publicó la novela que profetizaba la forma de comunicarse en el siglo XXI, le impuso el título de 1984, pues entendía que en ese año el mundo sería de una manera determinada. Aterrado por los sistemas de escuchas y manipulación de la información ideados por Goebbels para Hitler y de Lavrenti Beria para Stalin, Orwell creyó que serían los sistemas totalitarios de cualquier signo los que realizarían su profecía. Era para pensarlo así.

z3silicon.jpgPero se da la paradoja de que Orwel acertó precisamente porque se equivocó en dos puntos fundamentales; su primer error fue que el gran desarrollo de las comunicaciones -y por ende de la capacidad de control- surgió en el mundo capitalista con libertad de expresión. El segundo error consistió en que ese conocimiento no circularía solo de abajo hacia arriba, sino en todos los sentidos, y lo que en su novela sería el Gran Hermano controlando al mundo ha resultado ser un Gran Hermano de ojos múltiples en cuyo sistema puede darse el caso de que un hacker pueda llegar a controlar la información de un gobierno.

Orwell debió retrasar la fecha del título de su novela al menos 25 años, puesto que es a finales de la primera década del siglo XXI cuando es una realidad total lo que él predijo. Tal vez por casualidad, coincidió que fue en 1984 cuando se inició definitivamente la generalización de la sociedad de la información con el lanzamiento del Personal Computer, desde el californiano Silicon Valley; en 1990 se crea el primer servidor web, y como cada vez había más personas con PC en casa y conexión a Internet, pronto los medios de comunicación se dieron cuenta de que esa red era el futuro y comenzaron a publicarse periódicos digitales.

En ese contexto nació en 1995 la edición digital de Canarias7, pero de estos quince años, al menos los diez o doce primeros fueron un mercado minoritario, a expensas del uso del PC y de las conexiones a Internet. Hace muy poco tiempo que se dio un inmenso salto, pues se generalizó el uso de Internet, no sólo en ordenadores portátiles que hacían uso de las wi-fi que se abrieron en espacios públicos, sino que entraron en esa red las operadoras de telefonía móvil. Ahora mismo y a través de cualquiera de estos sistemas una persona puede conectarse a la red en cualquier lugar, y por lo tanto acceder a un periódico digital como si estuviera sentado ante el ordenador de su casa.

z4 silicon4.jpgEstamos por lo tanto en ese año 25 después de la predicción de Orwell, y este 2010 viene a ser el 1984 que él predijo. La Sociedad de la Información es un hecho, y lo que fue futurismo en las novelas de Aldous Huxley, Yevgeni Zamiatin y Ray Bradbury es presente, con la ventaja de que las teclas que mueven ese Gran Hermano son accesibles a todas las manos, no solamente a las del poder. Fahrenheit 451 es tal vez la última predicción que queda por cumplirse, pues la destrucción en la hoguera de las ideas contenidas en papel puede parecerse a la implantación de los nuevos soportes. No es que quememos libros y periódicos de papel, es que cada día se imponen más los formatos digitales tanto para la literatura como para el periodismo. Supongo que en esto, como en la Sociedad de la Información, queda aún mucho camino por recorrer, pero que nadie dude de que en unos años el soporte digital y la telecomunicación va a ser la norma, aunque a muchos nos arranque un halo de melancolía pensar que el libro y el periódico en papel van a dejar de existir tal y como hoy los conocemos.

Canarias7 ha estado ahí desde el principio. Quince años después, en este 2010 orwelliano, ocupa un lugar preferente para acometer la travesía del nuevo camino. El periodismo digital tiene, además, la ventaja de la instantaneidad, como la radio, y las noticias se conocen en cualquier lugar del mundo en el mismo momento en que se producen. Con los nuevos sistemas, el periodismo digital se convierte también en un medio audiovisual, pues traslada también imágenes y sonido, de manera que puede acabar siendo el medio que aglutine todos los soportes, si es que ya no lo es. Hoy la manera de informar es otra, y la publicidad, alimento imprescindible del periodismo libre, ya lo sabe. Ahora viene seguramente el siguiente debate, el del pago de un servicio, pues muchos querrán absoluta gratuidad del trabajo que otros hacen, como ocurre ahora con los derechos de autor. Este es el nuevo gran reto, que estoy seguro que Canarias7 sabrá afrontar como siempre ha hecho adelantándose al futuro. Y es que en este momento, todos vivimos en Silicon Valley.
***
Este trabajo se publicó el pasado miércoles en el suplemento especial de la dedición impresa de Canarias7 dedicado a los 15 años de periódico digital.

Archivos mensuales

Blogs de Canarias7

...y los gatos tocan el piano

Atarecos

Entremesas

Los olvidados

Niutin blog

Ofelia

Punto de vista