los blogs de Canarias7

Archivos Noviembre 2010


Ayer hubo temporal y fútbol, pero ya ni me acuerdo porque de un tiempo a esta parte, observo que la gente está cansada, incluso muchas personas son conscientes de ello y se quejan del cansancio. Esto puede ser debido a muchas causas, pero a primera vista parece que tiene que ver con al ambiente general de pesimismo ante la crisis económica. Unas causas son claramente psicológicas, porque estar todo el día recibiendo malas noticias y peores presagios, no saber quién está diciendo la verdad y mirar a un futuro en el que de momento no se vislumbra la luz al final del túnel crea estrés, y como consecuencia cansancio. La gente no duerme bien y esa es otra pesa que añadir a la balanza.

z8cansancio-4[1].jpgPor otra parte, estar en paro es angustioso, ser jubilado y estar todo el día escuchando el zumbido de este o aquel rumor no es plato de gusto, y la gente que está trabajando lo hace con sus salarios empequeñecidos y el miedo a perder el trabajo. Se ajustan las plantillas de las empresas y a menudo la misma tarea la tienen que hacer menos personas que antes, y calladitos no vaya a ser que pisen la acera. Eso es cansancio físico y psicológico, y encima hay cabreo porque vemos que los políticos siguen su ritmo de gasto personal de siempre: viajes, comidas, coches, dietas. Yo me pregunto por qué cobra dietas un parlamentario por ir al Parlamento si se supone que ya cobra un salario por ello. Hace unos días se publicaba que el turismo ha subido en Canarias un 16%, pero no veo que ello genere nuevos puestos de trabajo. El empresariado también debería ajustar su cuenta de resultados, porque la crisis siempre recae en los trabajadores (y no hablo de las PYMES, que ya tienen bastante).

Esta angustia generalizada genera crispación, y la gente está tensa como las cuerdas de un violín, salta a la mínima, o sin motivo alguno, y eso tampoco es bueno para las relaciones sociales. Creo que esta es una situación en la que todos tendríamos que hacer una piña y poner cada uno lo más que pueda, porque si la carga va ladeada -como es el caso- el barco se hunde.


Es importante que, desde la cultura, se revise la historia reciente de un estado, para reflexionar sobre las cosas que sucedieron y las que pudieron haberse evitado. El cine fue tal vez más madrugador, tanto desde España como desde el exterior, pues tenemos películas hechas casi inmediatamente después de finalizada la guerra como ¿Por quién doblan las campanas? o en épocas recientes, como hizo el director Ken Loach. Apenas murió Franco se empezaron a hacer películas que revisaban de alguna forma la Guerra Civil y el franquismo desde distintas ópticas, incluso desde el lado del humor, como hicieron Berlanga con La vaquilla o Regueiro con Madregilda, y muchos otros títulos que resultaría muy largo enumerar, y que han tratado una época terrible con mejor o peor fortuna.

z5gatos.jpgDurante aquellos años, poco o nada podía hacerse desde dentro, y en literatura ocurría lo mismo, pues fueron autores extranjeros, desde Orwell a Hemingway y muchos más, los que llevaron a sus páginas la gran tragedia española. Hay que decir, que desde la poesía y la novela se ejerció oposición al régimen, y mucho costó, siempre escribiendo entre líneas o mostrando la miseria cultural y material de un país sumido en una dictadura. Martín-Santos, Goytisolo, Fernández-Santos, Daniel Sueiro y todos los poetas que recordamos hicieron lo que pudieron hasta donde la censura y su propia seguridad les permitió. Y gracias a ellos hay testimonios y opiniones escritas en un tiempo muy difícil.

De entre todos, creo que el que más lejos llegó fue Angel María de Lera, un magnífico escritor que no ha sido suficientemente valorado tanto en su trayectoria literaria como en su peripecia vital, pues siendo un intelectual muy activo durante la II República y posteriormente un perdedor de la guerra, tuvo arrestos suficientes para quedarse en España y seguir respirando desde dentro, cuando entonces era más fácil irse a México o Argentina, que acogían a los escritores españoles con los brazos abiertos. Uno de los temas predilectos de Lera fue precisamente la emigración, reflejada en un libro magnífico, Con la maleta al hombro.

z6gatos.jpgFueron los que salieron de España los que mejor contaron la Guerra Civil, porque tenían libertad creativa para hacerlo allí donde estaban. Uno de ellos fue sin duda Ramón J. Sénder, que con su Réquiem por un campesino español nos dejó un testimonio claro de lo que puede llegar a destruir el odio, además de su magna colección de novelas cortas que conocemos genéricamente como Crónica del Alba. Otro autor que, como Lera, no ha sido debidamente colocado en el lugar literario que merece es Arturo Barea, uno de los grandes narradores desde el exilio. Max Aub es tal vez el autor-testigo que mejor y de forma más completa ha contado aquellos terribles acontecimientos, en una serie de novelas que componen El laberinto mágico: Campo cerrado (1943), Campo de sangre (1945), Campo abierto (1951), Campo del Moro (1963), Campo francés (1965) y Campo de los almendros (1967).

Después de la muerte de Franco sí que se ha escrito sobre La República, la Guerra Civil y el franquismo. El fuego lo rompieron, cómo no, Angel María de Lera por un lado y por otro Jesús Torbado, que ganó en 1976 el Premio Planeta con En el día de hoy, una novela que juega con la posibilidad de que la República hubiese ganado la guerra. Desde entonces, centenares de novelas han transitado ese espacio, bien como tema central o como escenario de peripecias que tratan de recrear una sociedad amedrentada y envilecida por una dictadura atroz.

z7gatos.jpgEn Canarias esta visión de la historia desde la ficción ha dado buenas novelas, algunas tenidas ya como clásicas. Y cuando ahora se habla de reivindicar la memoria histórica como gran novedad literaria, habría que preguntarle a Víctor Ramírez qué hacía él cuando hace veinticinco años escribía Nos dejaron el muerto, o quien esto escribe cuando, por esas mismas fechas, publicaba La mitad de un Credo, o textos tan celebrados como La infinita guerra o Sima Jinámar.

Coincidiendo con la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, los grandes nombres de la novela española se han lanzado a escribir novelas y novelones sobre la II República, la Guerra Civil, el exilio, los maquis y todo lo que pueda entrar en el paquete. Es tanto el bombardeo, que nos están diciendo que es ahora cuando se está reivindicando la memoria colectiva desde la literatura. Por lo visto, antes no se hizo nada, y quieren ser ellos los abanderados de no sé qué movimiento, que ha sido bendecido por las grandes editoriales y hasta por el Premio Planeta. ("Es una novela que transcurre dos meses antes de estallar la guerra y salen Franco y José Antonio Primo de Rivera"). ¿Y porqué no tres semanas antes? Ya a Franco lo han sacado en novelas magníficas Vázquez-Montalbán y Francisco Umbral, y a Galíndez, y a... Nos están llenando el sombrero de gatos, porque las liebres corren por ahí desde hace años.
***
(Este trabajo fue publicado el pasado miércoles en el suplemento Pleamar de la edición impresa del periódico Canarias7 de Las Palmas de Gran Canaria)


Ya saben que el corto Mi nombre es María, que escribe, produce y dirige nuestro paisano Elio Quiroga, director grancanario por más señas, ha pasado el corte en la preselección de la que han de salir los nominados al Oscar de Hollywood en la modalidad. Poco a poco, este cineasta va recogiendo lo sembrado, que es mucho, desde que dio el campanazo hace 15 años en el Festival de Sitges.

zzzelito].jpgQuiroga no es un director de cine a secas, pues se ha metido en la producción, escribe guiones, y trabaja en distintos formatos y con fines artísticos diversos. También es poeta, y escribe libros sobre distintos temas, por lo que estamos ante un formidable creador multimedia. Le han prenominado un cortometraje de animación, que es la primera vez que sucede con un canario, y esto ya es un enorme éxito, teniendo en cuenta el auge que está teniendo ahora mismo el cine de animación y los presupuestos gigantescos que se manejan. Ante eso, sólo talento. No está de más recordar el gran recorrido que está teniendo su película más reciente, NO-DO, y que te miren en Hollywood aunque sea por encima del hombro es muy importante. Hace años que sigo la trayectoria de Quiroga y estoy convencido de que más temprano que tarde dejará de ser un director de culto para minorías y será conocido por el gran público. Y aquí entonces se armará la de Dios, como siempre, porque estamos esperando a ver qué dicen fuera. Pues yo les digo desde ahora y para no ser exagerado que Elio Quiroga está entre la media docena de directores españoles con proyección internacional, y desde luego es uno de los más interesantes, por sus temáticas y por su manera de hacer cine.


El Premio Cervantes es tan machista como la Real Academia Española. Desde su instauración en 1976, de los 36 premiados (ha habido ex-aequos) sólo tres mujeres han conseguido el galardón: María Zambrano, Dulce María Loynaz y ahora Ana María Matute. Es decir, ni siquiera el 10% de los galardones han ido a mujeres, y eso que las ha habido importantes, porque el Cervantes ha pasado por encima de escritoras como Carmen Martín Gaite, Elena Quiroga, Carmen Conde o Rosa Chacel, por citar sólo a las españolas agraviadas, porque en América hay más, y a Ana María Matute se lo han dado a los 84 años, cuando ya en 1976 tenía peso para ello, pues en ese año cuando fue candidata al Premio Nobel.

AMM pertenece a esa generación de posguerra que escribía en una España yerma, en la que las mujeres eran tratadas como criadas de los hombres. La espita la abrió Carmen Laforet y detrás de ella siguieron nuestra autora o la grandísima Martín Gaite. Curiosamente, las tres fueron objeto claro de ese machismo reinante, con separaciones matrimoniales muy duras y abusivas, pues a AMM ni siquiera le dejaban ver a su hijo, ya que la tutela era de su exmarido. Tal vez por eso, en los años cincuenta y sesenta escribió muchos relatos para niños, que siempre iban dedicados a su hijo.

z2ana-maria-matute11--644x362[1].jpgLa rebeldía que documentan sus novelas eran el santo y seña de la escritora, pero como mujer estaba con el corazón roto. De aquella época son sus más sonoros éxitos en literatura infantil, pues pocos hay de aquellas generaciones que no leyeran Los niños tontos, un libro ejemplar lleno de sensibilidad y a la vez de dureza. Ella seguía firma, agarrada a la literatura fieramente realista, no en vano es una de las más genuinas representantes del Realismo Social, un movimiento literario que era muy osado porque denunciaba entre líneas los desmanes sociales de una dictadura que amenazaba con no acabar.

De su primera etapa como novelista -hubo largos silencios en su narrativa digamos de adultos- destaco sin dudarlo su trilogía Los Mercaderes, compuesta por Primera memoria, Los soldados lloran de noche y La trampa. Hay muchas y buenas novelas en su bibliografía, y en 1996 nos dio una obra maestra, Olvidado Rey Gudú, que remacha una trayectoria impecable. Como le sucedió a Delibes con El Hereje, AMM, ya con muchos años, escribió una novela extraordinaria cuando ya no se esperaba de ella nada que superase la enorme altura de lo anterior. Su obra fue reconocida en muchos ámbitos, y es probablemente la mejor autora de literatura infantil y juvenil de nuestra lengua, siempre con una altísima calidad literaria y un espíritu aleccionador sin que se notara, pues eran los personajes y las situaciones la auténtica lección de vida que ella proponía.

z1ana-maria-matute4--644x362[1].jpgLos jurados del Príncipe de Asturias y del Cervantes han mirado para otro lado una y otra vez, y ahora por fin le han concedido el máximo galardón de las letras en castellano. lo cual es una enorme alegría a la vez que una sorpesa, muy grata, eso sí. La mujer, como ser humano tiene valores equiparables a los del hombre, pero hasta ahora se le habían negado. De eso ha escrito mucho AMM, y también hay que decir que esa eclosión de mujeres escritoras en la actualidad es el fruto de la lucha de muchos años de mujeres con talento como la que ahora recibe el Cervantes. En otros jurados fueron más justos y por eso AMM tiene en su poder galardones del prestigio del Nadal, el Planeta, el Café Gijón, el Fastenrath de la Real Academia, el de la Crítica, el Nacional de Literatura y el Nacional de la Letras Españolas. Tampoco se han olvidado de ella los jurados que premiaban su otra faceta, y por ello también está en posesión de los dos más prestigiosos, como el Lazarillo y el Nacional de Literatura Infantil y Juvenil.

Es verdad que hay otros escritores, como Juan Goytisolo, a los que se les resisten los dos grandes premios españoles, pero lo de AMM clamaba al cielo, aunque ella se lo tomaba con sentido del humor, porque es una mujer inteligente. Aunque siempre gozó del éxito literario y de un bien ganado prestigio, su vida personal no ha sido fácil, y su manera de entender el mundo, expresado en una larga obra literaria, es un testimonio que sirve de espejo a muchas mujeres, porque la lucha por la igualdad no viene de ahora, a la chita callando ha habido durante muchos años mujeres como AMM que han dado un ejemplo. A ver si en los próximos diez o veinte años le dan el Cervantes a mujeres, para equilibrar. Y las hay con ese nivel. ¿Qué se quedan hombres fundamentales sin el premio? Eso ha venido pasando durante treinta años con las mujeres y nadie ha dicho nada.
***

Este trabajo se publicó el 25 de noviembre en la edición impresa de Canarias7.


Hay palabras que tienen muchos matices. Según el diccionario de la RAE, coherencia es "la actitud lógica y consecuente con una posición anterior". Se tiene por virtud mantenerse en sus ideas, pero sólo en los principios, porque las circunstancias pueden hacer cambiar la situación. Hay quien presume de coherente porque lleva 20, 40 año o toda la vida manteniendo la misma actitud ante algo, y eso puede ser muy admirable, pero a veces esa coherencia a marchamartillo está divorciada de la realidad y es como vivir en un mundo paralelo. z54321.JPGOtra cosa es ser consecuente, que es obrar en consecuencia según lo que se piensa o se dice. Ser consecuente sí que es admirable, porque las acciones cuadran perfectamente con el discurso, y a veces consecuencia y coherencia se confunden, cuando son dos conceptos muy distintos. Se puede ser coherente con unos principios ajustados a la realidad, porque a menudo suele suceder que mantenerse en una posición, por muy coherente que sea, puede resultar negativo incluso para la idea que se defiende. Por eso hay que tener cuidado con algunos conceptos, como los mencionados, o con la autoestima, que es un concepto en principio positivo, pero si se lleva a extremos estamos en la antesala del egoísmo más disparatado. De manera que, autestima y coherencia han de ser tomadas con cuidado para ser consecuentes en la forma debida.


El 25 de noviembre es el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres, un tema que por desgracia está cada día en los medios. Como decía anteayer el consejero del Cabildo Pedro Quevedo en la presentación del libro deTeresa Iturriaga Desvelos (ya me ocuparé en la prensa escrita de este importante libro), mariposa-monarca[1].jpglas cifras de mujeres asesinadas son terribles, pero no debe ser ese el referente, porque hay muchas situaciones y formas de violencia que tenemos que visualizar. Se ha determinado este día porque fue un 25 de noviembre de 1960 cuando en la República Dominicana los secuaces del sátrapa Trujillo mataron a Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, tres mujeres que se oponían al tirano y que fueron asesinadas con el propósito de callarlas. Lo que no sabía el dictador es que ese asesinato se convirtió en un grito, y el revuelo que se montó por estos crímenes fue el principio del fin de su dictadura, que acabaría meses después, en 1961. Las Hermanas Mirabal dieron su vida y con ello generaron la caída de un sanguinario genocida. En la clandestinidad las llamaban "Las mariposas" y es por ello que cuando se habla de ellas aparece este símbolo. Ojalá llegue pronto el día en el que podamos hablar de igualdad real, pero mientras tanto hay que seguir cercando a esos cerriles dictadores cotidianos que piensan que las mujeres son de su propiedad.


Como cada año por estas fechas, los medios se ocupan del aniversario del asesinato del Presidente Kennedy, ocurrido en Dallas el 22 de noviembre de 1963. Hay tres o cuatro presidentes de Estados Unidos que rozan el mito, Washington porque fue el general de la Independencia y primero de la lista, Jefferson porque fue el gran pensador de la revolución americana, Lincoln porque ganó una guerra civil y abolió la esclavitud y Rooesevelt porque sacó al país de la Gran Depresión con una guerra y batió el récord de permanencia. Eso a grandes rasgos, porque todos tenían sus luces y sus sombras. El quinto presidente mítico es Kennedy, que no llegó a cumplir tres años en la Casa Blanca, pero por unas razones o por otras no es un presidente más. Ni siquiera lo mitifica su muerte televisada; otros como Garfield o McKinley también fueron asesinados y se pierden en la lista.

zIndice63[1].jpgLa cuestión es que Kennedy no era más que otros, pero respondió a una demanda del pueblo americano. Fue la gran esperanza y la gente personificó en él sus ilusiones de cambio. Sin duda él respondió a las demandas, y aunque casi nos mete en una guerra nuclear impulsó la Ley de Derechos Civiles y acabó con 15 años de mccarthismo. Kennedy fue una necesidad, porque no era un santo, pero el sistema no estaba dispuesto a que imprimiera a aquella sociedad el cambio de rumbo que demandaba. Su hermano Robert quiso seguir su estela, pero ni siquiera lo dejaron pisar el despacho oval, no fuera a resucitar el entusiasmo que el pueblo depositó en JFK. Cuando mataron a Kennedy cambiaron el rumbo del mundo para los siguientes cien años, y eso lo sabe el inconsciente colectivo. Sus devaneos amorosos y sus juergas con el clan Sinatra son menudencias históricas para el papel couché. Lo importante fue que representaba un objetivo y con su muerte se abortó. Luego todo ha sido gris, manejado por los poderes económicos a los que él desafió y por eso se lo llevaron por delante.

En aquel momento se necesitaba un revulsivo y JFK lo encarnó. Llegó como Obama, pero, al contrario que este, no se entregó a los republicanos y al capitalismo salvaje. Pudo ser otro, pero fue él. Por eso, 47 años después, roza el mito. Nunca sabremos qué habría pasado si hubiera completado los ocho años de los dos mandatos, pero como lo mataron en el momento justo no tuvo tiempo de embarrarse en Vietnam, aunque en este asunto tampoco sabremos si habría actuado como Johnson y Nixon. Con él se fue una promesa sin tiempo para cumplirse.


ztriregno[1].jpgEste semana el Benedicto XVI ha dado dos campanzos. El primero es que acepta que se puede usar el preservativo en determinadas circunstancias especiales. Esto, en principio, es un cambio total a la política sexual de La Iglesia, pero al citar esas circunstancias aparece la prostituición, con lo que la confusión es evidente. Implícitamente entiende que la prostitución es una realidad y ello va contra la castidad, pero al aceptar el uso del preservativo en esta práctica esá legitimando el sexo fuera del matrimonio. Lo que no sé yo si esa protección profiláctica es para salvaguardar la salud de la prostituta o del cliente, con lo cual pudiera haber machismo y a la vez aceptación del sexo festivo de hombres casados. Como no se explica, todo queda al albur de las interpretaciones.

El segundo campanazo ha pasado más desapercibido, pero es esencialmente una revolución que contraviene lo acordado en un Concilio. Ha dicho Benedicto XVI que el Papa no es infalible, y eso sí que es una bomba, porque llevamos siglo y medio con el dogma de la infalibilidad del Papa, que proviene del Concilio Vaticano I. Este concepto es el que sostiene la autoridad absoluta de un pontífice, y si el propio Papa lo refuta cambia todo. Como ustedes comprenderán, la teología no es mi fuerte, pero está claro que esta afirmación, que pasa de puntillas en los medios, es un cambio muy sustancial en el esquema vertical del gobierno de La Iglesia y los católicos. O sea, que de ahora en adelante, como el Papa es falible, todo lo que diga puede ser objeto de debate dentro del seno de la propia Iglesia. Sí que es un cambio.


Estoy seguro que para lo que se conoce como "el gran público", incluso para asiduos lectores, no será muy frecuentado en nombre de Carlos Edmundo de Ory (1923-2010), poeta español que acaba de morir a los 87 años en Francia. Sin embargo, es un poeta de culto, tal vez porque se marchó y no se le vio mucho por aquí. Fue uno de los grandes animadores de la poesía y de la cultura en general en la lúgubre posguerra española. Como José Cadalso, igual que Fernando Quiñones, paisano de Manuel de Falla, cercano a Rafael Alberti y Caballero Bonald en el Puerto de Santa María, Carlos Edmundo de Ory era un poeta del mar de Cádiz, de su bahía y de una ciudad que es más antigua que ninguna en Occidente y más moderna que nadie cuando hay que romper moldes.

zcarlos_edmundo_de_ory_med[1].jpgSer de Cádiz no es cualquier cosa, y el poeta recién fallecido lo llevaba a gala al tiempo que renegaba del clima inhóspito para la poesía que sufrió en su adolescencia. Por eso se marchó a Madrid y más tarde a otros mundos hasta recalar en la ciudad de Amiens, donde murió. Los años cuarenta en Madrid tampoco eran Jauja. La terrible posguerra que lo controlaba todo también trataba de controlar a los poetas, los pocos que quedaban escondidos y los nuevos que, a pesar de un tiempo tan gris, empezaban. Y es que la poesía es capaz de surgir aún en las condiciones más terribles.

Después de la guerra todo estaba mal visto por todos. Se entendía que cualquiera que se acercase a las vanguardias era rojo, y aquello que floreció en la II República estaba muerto, exiliado o escondido. Y es en ese Madrid en el que en 1945 Carlos Edmundo de Ory se une a otros y crea un movimiento que dieron en llamar Postismo, porque pretendía ser el último de todos los "ismos", una especie de burla múltiple al régimen, que podría entender que este movimiento también estaba contra las vanguardias republicanas, masónicas y comunistas, un burla para los stalinistas (que entonces también los había agazapados en España) que no soportaban el surrealismo, la abstracción y todo lo que no fuera el realismo socialista, una burla a los poetas aferrados a la tradición como García Nieto y su movimiento de la Juventud Creadora, y una burla, en fin de quienes de tanto tomarse con tanta solemnidad la poesía la habían matado.

z20101112_Ory_img[1].jpgEn 1947 se publica el Tercer Manifiesto del Postismo y se diluye, porque finalmente se comportaron como los surrealistas, aunque entroncaban mejor con los dadaístas. Se atrevieron hasta con el "cubismo literario" y el propio Ory definió al Postismo como una locura controlada, frente a la inercia mental que era el surrealismo. De todas formas, un movimiento tan corto en el tiempo y hoy un poco olvidado, fue la primera pólvora literaria que se quemó en aquel campo yermo, y no es ajena a este impulso un poeta canario de la categoría de Félix Casanova de Ayala, y hasta es muy posible que ese impulso tuviera algo que ver con un libro tan importante para la poesía canaria como Liverpool (1949), aunque es evidente que José María Millares nunca estuvo vinculado al Postismo, pero sí a la actitud de rebeldía frente a los que defendían cualquier ruptura, fueran los arcaizantes veladores del régimen, fueran los poetas sociales que no admitían lujos poéticos sin compromiso social.

Carlos Edmundo de Ory se convierte sin buscarlo en el depositario de herencias tan dispares como el futurismo, Gómez de la Serna, y humoristas y autores como Jardiel, Mihura y hasta Valle-Inclán. Ory echa sobre sus espaldas la potencia de unas creaciones en parte ya imposibles y crea su propia voz, que en palabras de Caballero Bonald era la más poderosa en poesía de los años cuarenta, y paraleliza a Ory con Rubén Darío cuando este era el faro de su generación.

A un hombre de su inquietud, España, la España de entonces, lo ahogaba, y por eso se fue a buscar mundo, anduvo aquí y allá y al final paró en la ciudad de Amiens, donde fue bibliotecario durante décadas. Tal vez ahora empiece a conocerse más su obra, que es importante, pero muy poco divulgada en nuestro país, aunque desde los años setenta existen magníficas antologías de su obra, que es poesía y filosofía en gran medida, porque a menudo sus versos son sentencias que pueden arrancar una sonrisa, una sorpresa o entrar en lo profundo, en unas composiciones que él llamaba aerolitos y que entroncan muy bien con las greguerías de Gómez de la Serna. Y los compone desde el simple juego ("hago fuegos de palabras"), el humor más sencillo ("pienso, luego vacas"), o la poesía más elaborada ("ángeles, ángulos, angustia").

Carlos Edmundo de Ory fue un autor que buscó su sitio y lo encontró lejos de su casa natural, como Vintila Horia, Antidio Cabal, Nabokov o Samuel Becket.

***
(Este trabajo fue publicado el pasado miércoles en el suplemento Pleamar de la edición impresa del periódico Canarias7 de Las Palmas de Gran Canaria)


No sé si será la crisis, o es que definitivamente a la raza humana se le ha ido la pinza. Que Belén Esteban sea una estrella en este país suena a chiste, pero la coña es que vive, se comporta y factura como una estrella; luego, en la práctica, lo es. Pero es que unos por una cosa y otros por otra, aquí parece que hay una competición a ver quien dice la cancaburrada más grande.

zvalle caido.jpgEs que parece que cuanto mayor sea el disparate más "lo que sea" es quien lo dice. Desde viejos verdes que afirman sin rubor que les encanta la carne joven de las adolescentes, a políticos que en campaña afirman sin medirse que "Madrid es una fiesta fiscal y en Andalucía no paga ni Dios", o que hacen videojuegos lanzando bombas a los inmigrantes (dicen que son bombillas), me recuerdan a los típicos rebeldes de pacotilla que tratan de ser más epatantes que nadie afirmando que Mozart era un mediocre, que Picasso no aporta nada al arte, que García Márquez es un escritor de medio pelo o que Einstein está sobrevalorado. El caso es llamar la atención. Entre la afirmación de que en España hay un laicismo agresivo similar al de los años 30 y la propuesta de dinamitar el Valle de los Caídos, no sé con qué quedarme, pues ambas dan idea de que el mercado del disparate apocalíptico está al alza. Por no ser menos, iba a decir la cancaburrada del siglo para remachar, pero desisto porque el nivel está demasiado alto, inalcanzable. Cualquier cosa que dijera se quedaría corta.


Aunque abra los noticiarios y sea titular de periódicos, la noticia de la cumbre de la OTAN de Lisboa queda como una nota de sociedad, en la que los dirigentes se hacen una foto y parece más una gala de la Cruz Roja que lo que realmente es. Pero si leemos entre líneas veremos que acuerdan extender su campo territorial y que en la práctica pretende convertirse en una especie de brazo armado del Consejo de Seguridad de la ONU pero sin la ONU. zGran20dictador[1].jpgEs decir, la OTAN va a estar aquí y allá, ahora sin límites definidos, como ya hizo en Serbia y como hace ahora en Afganistán. Es una manera elegante de extender la guerra, el gran negocio, pero con la justificación impresentable de que es la OTAN en misión de pacificación. Dios nos libre de los pacificadores, pues me acuerdo cuando se celebraban los 25 años de paz franquista. Que le pregunten por los pacificadores de la OTAN a los bombardeados habitantes de Belgrado o a los desheredados de Somalia, donde los Estados Unidos se hacen presentes bajo esa bandera internacional después de haber fracasado sus tropas en Mogadiscio (revisen si no la película Black Hawk Derribado de Ridley Scott). Lo acordado en Lisboa significa que los socios van a colaborar activamente en hacerle el trabajo sucio a Estados Unidos allá donde no es aconsejable hacerse presente con su propia bandera. O lo que es lo mismo, más guerras, más sufrimiento y un inmenso negocio para los tiburones de siempre. ¿Obama? Pues eso, otro presidente norteamericano más, igual que todos.


Nada tengo contra los reconocimientos merecidos, pero a veces me quedo en treinta y tres con algunas cosas. Entiendo que a lugares y objetos físicos se les declare Patrimonio de la Humanidad para protegerlos, pero no consigo avizorar qué utilidad tiene lo de los patrimonios inmateriales, que como indica el término deberían ser cosas sin materia. Por ejemplo, ahí entraría el silbo gomero, que ya lo es, o ahora el flamenco, pero no veo qué de inmaterial tiene la dieta mediterránea, que son platos muy dispares en gastronomías tan diversas como las de España, Siria o Marruecos,

zsilbo-gomero[1].jpgPor otra parte, que pongan algo en una lista no significa gran cosa si antes no tenía mucho tirón. El flamenco es un patrimonio cultural indiscutible antes de que lo dijera la Unesco, y estar o no en esa lista poco le va a añadir a una manifestación cultural de su potencia. Y tampoco veo claros los criterios para declarar patrimonio inmaterial esto o lo otro, porque ahora lo han hecho con los "castells" catalanes, que está muy bien, pero por la misma razón habría que hacer lo mismo con el Juego del Palo, las fiestas del Charco y de La Rama, la "traídas" veraniegas del agua o el gofio, El almendo en flor, El Perro Maldito de Valsequillo y hasta los carnavales en sus distintas versiones. Y es que toda manifestación cultural de un pueblo es patrimonio de la Humanidad, lo diga o no la Unesco. Incluso son patrimonio las tradiciones que no nos gustan, porque no olvidemos que asuntos tan polémicos como El Toro de La Vega o tirar cabras desde los campanarios tambien forman parte de la memoria colectiva; bárbara, pero colectiva, y por lo tanto patriminio de la Humanidad. Y es que La Humanidad puede ser muy sensible o muy brutal.


Salvador Sagaseta está para siempre en la memoria de una sociedad en la que ha estado presente durante cuatro décadas, haciendo la biopsia diaria con el escalpelo que era su talento para observar y poner el dedo en la llaga sin perder la sonrisa. Sin proponérselo, se convirtió en un personaje del imaginario colectivo, pero ante todo fue un gran periodista y un excelente escritor del que siempre estuvimos esperando una obra estrictamente literaria porque sabíamos que era una de las plumas más lúcidas de esta tierra. zzsagaseta.jpgMuchos decían que el suyo era un talento desperdiciado, pero eso es desconocer el valor del periodismo literario, porque su literatura está en la prensa diaria, como la de Larra, González-Ruano y las ejemplares Crónicas de Alonso Quesada. Largo y desgarbado como yo, nos cruzábamos y hacíamos hoyos en las esquinas en largas conversaciones eventuales de las que fueron testigos las bocacalles del barrio de Arenales. Decían también que no eras nadie si Sagaseta no te daba el Huevo de Oro que él concedía a diario, y me sacó de la nada otorgándome uno que incluso me entregó físicamente junto a otros en un acto público. Su arma más efectiva era el sentido del humor, que sólo saben usar con destreza las personas inteligentes, y esa ironía que también es marca de la casa del maestro Alonso Quesada. Salvador Sagaseta es un mojón en ese tipo de periodismo tan particular, que es a la vez sonrisa, crítica y literatura. Pero sobre todo, fue muy buena gente.


zparis.jpg
...

Te quiero en mi paraíso,
es decir, que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso...

...
tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro
...
Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice y todo,
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos...


¡FELICIDADES!


Juan García El Corredera es uno de los mitos más poderosos del siglo XX en Gran Canaria. Hoy llamamos mito a cualquier cosa, pero en strictu sensu la mayor parte no lo son. Desde la distancia se les ve en un pedestal que se confunden con mitos. El Corredera fue un personaje real, y el que surge de la gente es una leyenda, y que se ha ido fabricando boca a boca.

zzprometeo.jpgPor eso he llamado al personaje que recuerda al Corredera Juan Buganvilla, y es una manera de escapar de la presión que es siempre la realidad. Los novelistas no somos historiadores al uso, nos interesan los ambientes, las emociones, las sensaciones, pero los datos a veces son tan increíbles que si los pones en una novela la hacen inverosímil. A la realidad hay que descafeinarla, porque es tan brutal que sólo se cree cuando está avalada en documentos muy serios.

Hay por lo tanto que delimitar el territorio, porque a menudo hablamos de mitos que en realidad no lo son. Pertenecen al terreno de lo excepcional, incluso de lo legendario, pero no de lo mítico. En Canarias hablamos del mito de El Corredera, cuando en realidad Juan García es un reflejo del eterno mito del fugitivo, que la capacidad imaginativa del pueblo ha llegado a asimilar a una especie de Robin Hood e incluso a Rocambole, cuando tiene una historia casi calcada a la del célebre Joaquín Murieta, cantado por Neruda, que de alguna forma lo refleja muy similar al Zorro californiano, hoy de nuevo tan de moda. Y no es eso, El Corredera fue simplemente un fugitivo y Murieta, además, un vengador.

Algunas palabras van tomando significados paralelos a los que tuvieron en origen, y es frecuente que así sea en el uso de una lengua, de tal forma que a menudo esos otros significados toman carta de naturaleza académica. Ocurre con la palabra "mito" y sus derivadas, y se habla con frecuencia del mítico portero de fútbol Ricardo Zamora, del mítico escritor Ernest Hemingway o del mito de Mata-Hari. Ahora se usa incluso el término mitomanía para designar lo que es una obsesión compulsiva, una admiración casi enfermiza hacia una figura popular, viva o muerta, sea del mundo del cine, la música o el deporte. Hay quien colecciona fotos, recortes de prensa, discos, autógrafos o cualquier cosa que tenga que ver con la persona obsesivamente admirada. A eso lo llaman mitomanía, pero en realidad se trata de idolatría.

zzjuan2[1].jpgConviene saber que mito es una palabra polivalente, como muchas, y en su acepción original se refiere a la memoria cultural del hombre. El mito se materializa en un relato, a menudo muy breve, con validez permanente. Por eso me confunde oír hablar del mito de James Dean, porque no entiendo qué reflejo de la realidad cotidiana del ser humano fue aquel muchacho un tanto desequilibrado, buen actor sin duda, que se mató en su Porsche contra un caminón. También se habla de la mítica película Casablanca, y tampoco entiendo de qué es mito la magistral cinta de Michael Curtiz. Ricardo Zamora, James Dean o Casablanca no aportan nada nuevo para interpretar nuestra realidad, son repeticiones de mitos ya establecidos. Los mitos han de tener una vigencia permanente, si no, no son mito, y siempre tendrán vigencia los que nos sirven para interpretar la realidad en cualquier tiempo. Un ejemplo: Prometeo robó el fuego a los dioses y fue castigado; ese es el mito, que nos enseña que los poderosos siempre aplastan a quien se atreve a medirse con ellos. Luego, cada vez que eso sucede en la ficción o en la vida real, no nace un nuevo mito, se repite el mito de Prometeo.

Por eso escribí la novela La mitad de un Credo, para tratar de desmitificar la figura de El Corredera convirtiendo en mito a su trasunto Juan Buganvilla, que es un nuevo Prometeo, porque una vez quiso desafiar al tirano y este acabó con él. Es una lección triste, pero indica que un solo hombre no puede cambiar las cosas, tiene que ser el pueblo el que reacciones. Un hombre sólo puede alentar, predicar, ejemplarizar, pero sólo el pueblo, es decir, el mundo, puede atreverse con los dioses.

(*)Este trabajo se publicó en el nº 8 de la revista π8 (Pi 8) del mes de octubre del presente año.


zztolstoi-foto 1.jpgEn este noviembre se cumplen cien años de la muerte de Liev Nikoláievich, conde de Tolstoi (1828-1910), novelista ruso que fue autor de una obra inmensa, propia de los autores realistas de su época, y seguramente debido a la fama de loco visionario que había adquirido no recibió el Premio Nobel. No estaba loco, era coherente con su manera de pensar y con todo el contenido religioso, social y humanista de su obra, pero sí es verdad que en el último decenio de su vida se había distanciado de una sociedad a la que no comprendía y que tampoco le comprendió.

La fecha y las circunstancias de su muerte son confusas, pues la sitúan entre el 8 y el 20 de noviembre de 1910, aunque la versión más aceptada suele ser la del día 10. En cuanto a la manera de morir, se sabe que se marchó de su casa a principios de noviembre y que llegó hasta la estación de tren del pueblecito de Astapovo. Está documentado que murió en ese lugar, pero unos dicen que en la cama de una habitación que le había dejado el jefe de estación en su humilde casa junto a la vía, y otros que murió en el apeadero, como un vagabundo, y que sólo fue identificado cuando llegó su esposa Sofía, de quien se dice que pasó adolescente cándida a bruja con escoba.

zztolstoi-foto 2.jpgLa versión anterior afirma que Sofía llegó antes y que estaba en la casa del jefe de estación cuando Tolstoi murió, pero que no estaba a su cabecera porque no quería alterarlo. Dicen que él no la soportaba porque él quería donarlo todo a los pobres y ella era una gran materialista.También sobre eso hay opiniones.

La segunda versión es sin duda más literaria; nace de una filmación de los Hermanos Lumière, que entusiasmados con su invento del cine se dedicaron a recorrer toda Europa para filmar documentales en movimiento, cosa que entonces era una novedad y llenaba las salas de proyecciones. Además de los propios Hermanos Lumière, había repartidos por toda Europa una docena de camarógrafos que los avispados hermanos franceses habían enviado porque aquello se convirtió en un gran negocio y ellos dos solos no daban abasto.

zzzzRussian-railway-station-i-002[1].jpgEl caso es que se conserva una película de un par de minutos, que el cineasta canario Elio Quiroga incluyó en uno de sus documentales, filmada el 10 de noviembre de 1910 en la estación de Astapovo, y es ahí donde nace la leyenda que incluso puede que sea verdad. Lo que filmaron los camarógrafos franceses fue lo siguiente: hay un apeadero de trenes en Astapovo, con un banco y un toldo que apenas resguarda de la ventisca esteparia del frío otoño ruso. Un anciano, con aspecto de mujic, camisa de cosaco y luenga barba blanca, está sentado en el banco, aterido de frío. A mitad de la filmación, el hombre cae hacia un lado y queda inmóvil. Se acercan a él y comprueban que acaba de morir. Esta filmación fue exhibida en París meses después, y allí se databa la fecha y se dijo que el hombre cuya muerte fue filmada en directo era nada menos que el gran novelista Liev Tolstoi, adorado por las masas lectora francesas de entonces.

zzzLumiere[1].jpgEsto es lo que fija la versión de su muerte el 10 de noviembre, pero esta filmación, como la foto de la muerte del miliciano de Robert Capa, siempre ha estado bajo sospecha. Hay quien dice incluso que los camarógrafos -puede que fueran incluso los propios Hermanos Lumière-, que sí estaban en Astapovo por casualidad, supieron que Tolstoi acababa de morir en la casa de jefe de estación y filmaron una muerte falsa compinchados con algún transeúnte que se prestó a hacerse el muerto por unos pocos rublos. Se mire como se mire, la historia es muy novelesca, sea verdadera o sea truculenta, y durante años se tuvo como la versión oficial y cierta de la muerte de Tolstoi. Ahora mismo no está desautorizada totalmente, pero sí que existen muchas dudas sobre su autenticidad. La historia es tan increíble que por eso mismo puede que sea verdadera. Ya saben, aquello de que la realidad siempre supera a la ficción.

Tolstoi fue un gigante de la novela, un hombre rico de cuna con profundas convicciones religiosas que contenían una idea social, hasta el punto de que Vladimir Lenin quiso "apuntarlo" para su causa revolucionaria cuando en 1908 publicó un trabajo sobre las ideas socialistas de Tolstoi en el periódico El Proletario del partido comunista ruso, entonces todavía en el clandestinidad. Seguramente pensó que su causa tomaría mayor peso si estaba apoyada por el nombre de un novelista muy respetado por el pueblo ruso. No consta ninguna reacción de Tolstoi en este asunto. Y todo esto ha dado lugar a la película La última estación protagonizada por Helen Mirren y Christopher Plummer en los papeles de Tolstoi y Sofía. Vaya pues este trabajo como homenaje al gran escritor en su centenario.

***
(Este trabajo fue publicado el pasado miércoles en el suplemento Pleamar de la edición impresa del periódico Canarias7 de Las Palmas de Gran Canaria. Las dos primeras fotos corresponden a Tolstoi, la tercera a la estación de Astapovo y la última a Los Hermanos Lumière.)


Según la Real Academia Española, LAICISMO es la doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa.

En el artículo 16. 1. de la Constitución Española de 1978 consta: Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.

ZCIELO.JPGEspaña, a día de hoy, es simplemente un estado laico, porque el laicismo implica militancia y acción para establecer la laicidad, cosa que el Estado no hace. Pero es que, si así lo hiciera, se ajustaría a la definición de la RAE y al contenido del artículo reseñado de nuestra Constitución. Por lo tanto, tampoco sería anticonstitucional. El núcleo más conservador del catolicismo español habla de persecución, cuando hay miles de templos abiertos al culto, se hacen procesiones que interrumpen el tráfico (un estado laico podría impedirlas atendiendo al bloqueo de barrios enteros) y hay conciertos con colegios católicos. De acuerdo, manda la tradición, pero, por favor, hablar de persecución cuando esta no existe sí que es remover viejos fantasmas. ¿La polémica con el cierre temporal al culto por obras de la basílica del Valle de los Caídos? Artificial y cogida por los pelos para respaldar esa falsa teoría conspirativa.


En los últimos días hay dos bajas importantes en la cultura española de después de la guerra, las del poeta Carlos Edmundo de Ory y el cineasta Luis García Berlanga. Siempre se dice lo mismo, pero esta vez es verdad, con Berlanga se clausura una época dorada del cine español, pues era el último que quedaba de un cuadro de honor insuperable: Fernán-Gómez, Rafael Azcona, Enma Penella, José Luis López-Vázquez, Paco Rabal, Juan Antonio Bardem, Manuel Alexandre... De Berlanga se ha dicho casi todo en estos días, y está claro que fue un provocador. Carlos Edmundo de Ory, por su parte, también lo fue, pero la poesía no tiene el impacto mediático del cine y se le conocía menos. Pero supo montar el número en los años cuarenta, cuando hacerlo era peligroso, y quedó de él una imagen de iconoclasta. Hace cincuenta años que vivía en Francia y la verdad es que, incluso entre los lectores de poesía, siempre fue más personaje que poeta. Pero aunque no hubiera escrito un solo verso, su actitud sirvió a la literatura para despertar del adormecimiento en una época muy oscura.
zOry.jpgDejo constancia de que faltan dos importantes y miro hacia adelante porque si uno se dedica a necrológicas no hace otra cosa. Como afirma con aguda visión Rosa Montero, y homenajeando a estos dos tipos irreverentes que acaban de irse, últimamente se está extendiendo la mala costumbre de morirse, y -ya lo dijo el clásico- incluso se está muriendo gente que no se había muerto nunca. A ver si pasa esta moda.


LA MARCHA VERDE (2)

...Cuando escuché por el pequeño transistor que siempre me acompañaba la noticia de la firma del Acuerdo Tripartito de Madrid, casi no podía creerlo. Iba camino de las lomas de Sharta, desde donde se divisaba a lo lejos la polvareda de miles de personas al otro lado de la tierra de nadie. Me incorporaba a la primera línea artillera, que no es la primera pero sí la que antes dispara. Delante de nosotros estaban desplegados varios regimientos de zapadores, infantería y una bandera de la Legión. Era casi de noche y el capitán Recio salió al encuentro del convoy en el que yo viajaba. Con la voz temblorosa, preguntó insistentemente si era verdad el rumor que había estado corriendo toda la tarde entre las radios de Transmisiones desplazadas al desierto.

-Es cierto, mi capitán -le dije casi con miedo porque sabía que el capitán Recio estaba entre los que querían defender el territorio hasta el final.

-¡Esto es intolerable! -chilló el capitán, y acabó bebiéndose con rabia sus propias lágrimas, que eran el llanto de la vergüenza ajena.

z22marcha_verde[1].jpg...El coronel del Tercio cumplió como todos las órdenes emanadas del Gobierno y del Cuartel General del Sahara. Cuando se supo oficialmente que había que retirarse a los acuartelamientos de El Aaiún, Smara y Villa Cisneros, el Tercio se encontró por primera vez en su historia en la disyuntiva de faltar a sus ordenanzas o incumplir una orden superior.

-¿Cómo coño quieren que mande retroceder si en el Tercio no existe el toque de retirada? -dicen que rugió el Coronel.

Ningún corneta hizo sonar el toque de retirada, en eso al menos salvaron la cara, pero todos, desde los mandos de estrellas de ocho puntas hasta los soldados reenganchados de los de reemplazo, abandonaron sus puestos en la frontera con la cabeza baja y en silencio. Los convoyes del tercio surcaron casi por última vez el desierto sin otro ruido que el rugido mecanizado de los motores Pegaso de sus camiones.

*****


LA MARCHA VERDE (Y 3)

...La maldición helada del nordeste azotaba en el febrero sahariano de 1976 los costados de los calcinados camiones Pegaso del ejército español, imperial durante años y monárquico de reestreno reciente. Los oficiales de menor graduación, sentados en las cabinas, junto al conductor, mantenían los rostros severos, como si en verdad se viajara hacia el combate. Las órdenes que salían de sus gargantas sonaban más tajantes que nunca, como si quisieran dejar claro que en retirada también se obedece. En cierto modo, aquella retirada era una heroica prueba de obediencia.

z33marcha_verde[1].jpgY el maldito nordeste helado, viento que permanece en soplo infinito indicando en sesgo el camino del océano, puebla de arena el intermitente asfalto que une El Aaiún con Cabeza de Playa. Los camiones con equino nombre mitológico braman entre el silbido del viento mientras rechina en las llantas El Sahara hecho cuarzo molido. Se avista entre el tul arenoso la línea difusa del mar, interrumpida a la izquierda por las torres que sostienen la cinta transportadora de fosfatos, avanzadilla sobre el océano para vomitar su carga mineral en las bodegas de los barcos fosfateros que se detienen lejos de la espuma sobre un Atlántico en perpetua bajamar. Se nota el tumulto en los alrededores de la Compañía del Mar que controla el embarcadero. El océano es como un salado e inmenso río tropical corriendo siempre en la dirección que ordene la imaginación del que lo contempla desde la playa. Es 28 de febrero, se acaba el imperio, el ejército español hace cola para embarcar, en un Dunkerque incruento al que sólo azota la maldición helada del viento del nordeste...
***

(Extracto de mi novela Sahara, publicada en 1995).


...Todo el sur de Marruecos temblaba de adhesión a las palabras de Hassán II. Miles de personas, venidas de muchos y recónditos lugares del reino magrebí, se habían ido reuniendo durante varios días cerca de Tarfaya, como un enorme hormiguero en movimiento, igual que la marabunta arrasadora, y amenazaba con traspasar la frontera internacional del territorio sahariano que entonces tenía rango de provincia española.

z11imagesCA8G7OCI.jpg...Si ya era grande el trasiego entre El Aaiún y la frontera, apenas se supo que se estaba agrupando lo que luego se llamaría Marcha Verde, se convirtió en una riada de vehículos militares que cubrían el recorrido entre la capital del territorio y la zona al oeste del meridiano 5º. No estaba claro que un ejército preparado para combatir a otro se mentalizara en pocos días de que tenía que batirse contra civiles desarmados, fanatizados por las palabras de su monarca y henchidos en la creencia de que cruzar aquella frontera les depararía el paraíso de Alá.

...La Marcha Verde empezó a compartir titulares en todos los periódicos españoles junto a la última enfermedad de Franco. En el extranjero también se hablaba del nuevo modo de invadir patentado por el rey de Marruecos, y las gestiones del Consejo de Seguridad, las consultas al Tribunal Internacional de La Haya y las variadas declaraciones de dignatarios europeos en Nueva York no parecían influir lo más mínimo en el status quo de la última semana. La tensión en la frontera se notaba hasta en la respiración nerviosa de los tercios de la Legión que sólo esperaban una señal...
***

(Extracto de mi novela Sahara, publicada en 1995).


Siempre decimos que el Acuerdo tripartito del 14 de noviembre de 1975 se firmó en Madrid, como una abstracción, como si se hubiera firmado solo. Es evidente que desde el punto de vista moral fue un disparate, pero es que también hay muchas lagunas jurídicas, porque El Sahara tenía rango de provincia y por lo tanto el territorio y sus habitantes estaban contenidos en el Fuero de los Españoles, que era lo que el franquismo asimilaba a una especie de constitución, y sus municipios se regían por la Ley de Régimen Local entonces en vigor.

zimages[9].jpgPor lo tanto, se desmembra el Estado saltando por encima de dos leyes vertebrales (las que había entonces aunque no hubieran nacido de un estado democrático). Este acuerdo no fue ratificado por las Cortes de entonces, y no sabemos si quien lo decidió fue el ministro de Asuntos Exteriores, el Consejo de Ministros, el Presidente del Gobierno o un núcleo duro de régimen. Franco estaba moribundo y el entonces Príncipe era Jefe de Estado en Funciones, en una situación de aislamiento muy complicada. Las preguntas se amontonan: ¿Quién lo decidió? ¿Arias Navarro? ¿Cortina Mauri? ¿Solís Ruiz, que entonces estuvo muy activo viajando incluso a Rabat? ¿Por qué no se realizó todo el proceso formal? Por si esto no fuera suficiente, el documento acordaba la administración del territorio por parte de España, Marruecos y Mauritania hasta que se celebrase un referéndum. España se marchó en tres meses y medio, el 28 de febrero de 1976, con lo cual incumplía un acuerdo que ya de por sí tenía visos de ilegal. Esto, como los triunviratos romanos, dejó la cosa en dos, y hubo en enfrentamiento entre los que quedaban que se saldó con la retirada de Mauritania. Marruecos se queda solo, y como su soberanía estaba en el aire, España va y firma un Acuerdo pesquero con Rabat en febrero de 1978, que reconoce implícitamente la soberanía de Marruecos sobre el Sahara.

zimg029qs1[1].JPGY hay un dato que viene nada menos que de la ONU, y que curiosamente empieza a colarse en algunos medios españoles. Se trata de que en el año 2002, Hans Corell, subsecretario para Asuntos Jurídicos de la ONU, elaboró un informe a petición del Consejo de Seguridad, por otras razones, pero en él dice:

"En virtud de sus acuerdos internacionales y su pertenencia a la ONU, España no estaba legitimada en 1975 para transmitir unilateralmente a Marruecos ni a nadie su condición de potencia administradora, por lo que en puridad jurídica ESPAÑA SIGUE SIENDO LA POTENCIA ADMINISTRADORA DEL SAHARA". (No lo digo yo, lo informó en el 2002 un jurista neutral internacional del prestigio de Hans Corell).

No soy jurista, pero con todo este galimatías legal (ilegal) sobre la mesa, me pregunto si, al no cumplirse en 1975 todo el protocolo establecido, habiéndose saltado las leyes españolas y contraviniendo las normas de Derecho Internacional, firmase quien firmase el Acuerdo Tripartito, este fuese nulo de pleno derecho, como es nulo el que firma un contrato de venta de una casa que no es suya. ¿Algunos de aquellos actores podrían tener responsabilidad penal por prevaricación, dejación de funciones, alta traición o cualquier otra irregularidad que se me escapa? El ruido de la Transición jugó a su favor y hoy casi todos han desaparecido.

Han pasado 35 años y hoy las cosas están como están. Hay que actuar desde la perspectiva actual, pero es impresentable que alguien diga que España no tiene ninguna responsabilidad con el Sahara Occidental. Si esto llegase a un tribunal internacional justo, España sería hoy la potencia administradora que tendría que ceder la soberanía bajo los auspicios de la ONU. Y eso no se lo salta un galgo.


El antiguo Sahara Español es un territorio de 266.000 km, cruzado por el Trópico de Cáncer y que ocupa una franja costera del Atlántico en la parte más occidental del gran desierto del Sahara.

1509.- Portugal reconoce a España el derecho a ocupar una franja costera en Africa Occidental. Se sabe que Uad Nun fue tributario de Castilla y en Tarudan residía un representante de la monarquía.

1545.- José Sáenz de Urraca fue enviado como Comisario Regio para evitar que los ingleses de Tarfaya establecieran una factoría.

1885.- La Compañía Hispano-africana contruyó las factorías de Río de Oro y Bahía del Oeste, y se comenzó Villa Cisneros.

1886.- Una expedición al mando del capitán de Ingenieros Cervera y el científico Quiroga se internó en la zona de Adrán Temar y llegó con el Sultán a un acuerdo que reconocía la soberanía española.

1920.- Francia se anexiona la zona de Adrán Temar, y se establecen nuevos límites fronterizos de la colonia española, que se llamó Protectorado de Río de Oro.

1934.- Se contituye Africa Occidental Española.

1942.- Nace en Tantan (sur del actual Marruecos) Bassir Mohamed uld Hach Brahim uld Lebser, más tarde fundador de un partido que sería el germen del nacionalismo saharaui.

1957.- El territorio del Sahara adquiere rango de provincia.

1958.- España cede a Marruecos la parte septentrional del Protectorado de Río de Oro y se fija un nuevo límite. La capital será a partir de entonces El Aaiún.

1960.- La XV Asamblea General de la ONU aprueba la declaración sobre la concesión de independencia a los países y pueblos colonizados.

1966.-

*El Comité de Descolonización de la ONU plantea la independencia del Sahara Occidental.
*Carta abierta de los saharauis al Gobernador General.

1967.- España accede a organizar un referéndum para la autonomía de la zona, pero el asunto se canceló por las disputas entre Marruecos y Mauritania.

1969.-
* España retrocede Ifni a Marruecos.
* España se abstiene en la ONU y bloquea la posibilidad de una visita.

1970.-
* Manifestación nacionalista saharaui en Jatarrambla que es reprimida con disparos por una compañía del III Tercio de la Legión. La versión oficial habla de 2 muertos, pero se especula con cifras que van desde los diez a los cuarenta según las fuentes. Bassiri desaparece en extrañas circunstancias nunca aclaradas por el Gobierno General del Sahara.
* Cumbre de Tlemcén en la que Argelia y Marruecos acuerdan coordinarse para lograr la liberación del Sahara.
* Actividades constantes de los seguidores de Bassiri: memorándum a Argelia donde se describe la situación y exigencia de descolonización a España.
* Diversos movimientos de todos los implicados que dan a entender que el proceso ha empezado a moverse a pesar del aparente inmovilismo impuesto por el Almirante Carrero Blanco.

1971.- El Gobernador, general Pérez de Lema, es sustituido por el también general Santiago Díaz de Mendívil.

1972.-
* El Gobierno General envía a la Presidencia del Gobierno un escrito de la Yemáa por el que continúa el status quo.
* Fernando Morán, Subdirector General de Africa, insta a López Bravo a solucionar el asunto del Sahara mientras España lleva la iniciativa.
* El 19 de julio se declara Materia Reservada toda información concerniente al Sahara Occidental.
* Gadafi lanza en Chinguetti el grito de "Viva El Sahara Libre".

1973.-
* En mayo es fundado el Frente Polisario e inmediatamente se produce su primer ataque; para ello se eligió el puesto español de Janguet Quesat.
* Franco dice garantizar la libre autodeterminación del Sahara.

1973-75.- Diversos ataques del Frente Polisario a posiciones españolas.

1974.-
* La ONU resuelve pedir un dictamen sobre al Sahara al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya.
* España accede a que la ONU visite el territorio.
* El 20 de agosto España anuncia el referéndum.

1975.-
* Bumedian se declara en favor del F. Polisario, en contra de las tesis del reparto esgrimidas por Marruecos y Mauritania
* La Comisión de La ONU visita el territorio, además de Madrid, Argelia, Marruecos y Mauritania.
* El 23 de mayo España anuncia que abandonará El Sahara.
* El 15 y 16 de octubre se hacen públicos los dictámenes de La Haya y de la Comisión de la ONU. Son ambiguos.
* En junio y julio España se comunica con el F. Polisario en Argel.
* El 2 de octubre el F. Polisario admite estar dispuesto a negociar con España.
* El F. Polisario absorbe el antiguo PUNS.
* A finales de octubre el F. Polisario realiza concentraciones en contra de Marruecos y Mauritania.
* A principios de noviembre Hassán II organiza la Marcha Verde sobre la frontera norte del territorio.
* El 14 de noviembre se firma en Madrid el Acuerdo Tripartito. España dejará El Sahara en manos de Marruecos y Mauritania.

1976.-
* El 27 de febrero se funda en Bir Lahlu la RASD.
* El 28 de febrero España abandona oficialmente su antigua colonia.

xxxxxxxx

Está claro que para España este no es un conflicto ajeno, pues nace de una mala descolonización.


El dicho popular dice que "una mala salida es una afrenta para toda la vida" y está claro que por muy bien que se hagan las cosas cualquier trayectoria queda emborronada por un hecho concreto, más o menos grave, o una frase a destiempo, que se convierte en salmo repetitivo durante años y parece que aquella persona no ha hecho o dicho otra cosa en su vida. aacometa.JPGEs pasto de humoristas nocturno y algunos acaban formando parte de lo colectivo. Ejemplos de eso los tenemos a mansalva, desde el "vaya usted a la mierda" de Fernán Gómez hasta lo de "estar en el candelabro" de Sofía Mazagatos. Se diría que Umbral fue una sola vez a televisión a "hablar de su libro", o que en la biografía de un veterano político canario ya retirado sólo consta cierto incidente con un pijama. Y esto a veces es injusto porque disuelve cualquier cosa buena que la persona aludida haya hecho o dicho en su vida; por otra parte, también es injusto (por defecto) que un solo asunto conste en alguien que ha metido la pata con profusión. Este es un país en el que alguien llama a una mujer "Señorita Trini" y se monta la del pulpo. Este es el caso de un sobredimensionado escritor (no lo nombro porque eso es lo que busca), especialista de decir boutades para escandalizar al respetable, y que ahora parece que sólo ha dicho no sé qué de unas lolitas japonesas, cuando se ha pasado la vida disparatando adrede, como hace 25 años, cuando dijo en la Casa de Colón que Oficio de Tinieblas, de Cela, era la primera novela surrealista española, y se levantó a voz en grito Jorge Rodríguez Padrón y le espetó: "¡Eso es mentira, la primera novela surrealista española fue Crimen, de Agustín Espinosa!", y se armó una bronca descomunal. Y ya ven, cuando seguramente no quería epatar se le echa encima su propia incontinencia verbal. Lo llaman justicia poética, pero, francamente, nunca me han gustado los linchamientos, y me echo a temblar porque de estos incidentes se nutren los que quieren censurar.

Por cierto, a Felipe González también se le suelta la lengua de vez en cuando. Y a Aznar, claro. Yo creo que los expresidentes calladitos están más guapos.


A media mañana de este lunes 8 de noviembre me lamento de volver a tener razón. Las noticias son aún confusas, pero sí sabemos que Marruecos ha hecho lo único que sabe hacer, usar la fuerza, y lo está haciendo en estos momentos contra civiles indefensos en el Sahara. Hoy tenían que empezar las conversaciones entre Marruecos y el Polisario, y precisamente ha escogido esta fecha para hacer lo de siempre. Está claro que no quiere dialogar, se ha ido envalentonando porque Madrid, Bruselas y la ONU le ríen las gracias, porque tiene el apoyo interesado de París y Washington. El Presidente del Gobierno de Canarias ha pedido que intervenga la comunidad internacional, pero todavía no veo que Madrid diga una sola palabra, mientras Bruselas anda en otras historias. El Gobierno y el Parlamento español tienen que actuar ya, presionar en la UE para que esto se resuelva, forzar por medio de la UE a que París y Washington cambien sus políticas, porque siguen creyendo erróneamente que el régimen de Rabat es un dique contra el fundamentalismo islámico. ¿Todavía no se han enterado dónde se maquinaron los atentados a los trenes de Madrid? ¿Es que no ven cómo Al Qaeda ya tiene bases en Africa? Marruecos no sirve de nada en ese asunto, y mientras tanto el pueblo saharaui sufre. Es el momento de poner las cosas en su sitio, hay que actuar ya. Esta es una ocasión para que Zapatero y Trinidad Jiménez hagan lo que deben hacer: detener un genocidio.

Con el tiempo meteorológico nunca nos ponemos de acuerdo. Para unos, el verano se ha alargado y siempre dicen que dónde se ha visto un octubre tan caluroso; para otros, el levante de los últimos días es anormal, e incluso hay quien dice que el invierno se nos está echando encima de repente y por lo visto esto es nuevo. Todos los años escuchamos las mismas cantinelas, pero lo cierto es que el otoño canario a nivel del mar es muy variable, siempre lo ha sido.

z4_vestidos[1].JPG Otra de las preguntas que se hacen ahora más que nunca las mujeres es aquella clásica de "¿qué me pongo?". Salen a trabajar por las mañanas y hace fresquito, y a mediodía hay bochorno, así que no saben. Van de compras y ven que la mayoría de los vestidos de esta nueva temporada son muy ligeros, salvo algunos de telas muy abrigadas, que son los menos; y se preguntan por qué, si es invierno, las telas son incluso más finas que las de verano. Pues muy fácil, porque empieza a haber crisis en el mercado del algodón después de las inundaciones en Pakistán, y porque así tendrán que comprar prendas de abrigo para poner debajo y encima. El caso es que el tiempo y la ropa son temas de conversación muy frecuentes en estos días, y es que ya dice el refrán que nunca llueve a gusto de todos.



Hoy me he levantado preguntón, y paso a preguntar:

*De verdad, de verdad, de verdad, ¿cuál es el motivo último de la visita del Papa España?

*¿Porqué Zapatero tenía que ir precisamente ayer a Afganistán?

*¿Por qué no se fue a Nueva Zelanda, que está mucho más lejos de Santiago de Compostela?

*¿Por qué el Papa, a la hora de hablar del "laicismo agresivo" de la sociedad española, comparó la actualidad con los años treinta del siglo pasado?

*¿Tiene eso relación con la nueva costumbre de reescribir la historia?

*¿Por qué un Jefe de Estado se arrodilla ante otro Jefe de Estado?

*¿Tiene algo que ver con eso que en la Constución de 1978 la única religión que aparece expresada es la católica?

apapalll.JPG*¿Por qué consagran la Sagrada Familia ahora y no hace años, cuando vino Juan Pablo II, que era, además la primera vez que un pontífice pisaba Barcelona?

*¿Hay relación con las próximas elecciones catalanas?

*¿Tiene que ver este viaje del Papa a Santiago con la pretensión del Vaticano de que se mencione el cristianismo en una futura constitución europea?

* Y hablando de la tumba de Santiago Apóstol ¿les suena un tal Prisciliano?

La Real Academia Española y las otras 22 academias hispanoamericanas han acordado una reforma de la ortografía. Siempre ha habido detalles que suelen provenir de palabras extranjeras, y se pone orden como cambiar la "q" por la "k" al final de Irak, siguiendo la tendencia clásica de la Academia de españolizar los extranjerismos (cuando yo estudiaba se decía barbarismos). Creo que, como el doblaje en las películas, somos los que menos respetamos los nombres extranjeros, y así, en cualquier lengua, menos en español, Londres es London, Milán es Milano y Marsella es Marseille, como sus nombres originales en inglés, italiano o francés. Pero aquí no, aquí hay que españolizarlo todo, mientras vemos que en cualquier otra lengua nuestras ciudades se siguen escribiendo igual que aquí y cuando hablan tratan de nombrarlas como nosotros.

zescritura[1].jpgLo que sí me parece un gran acierto es que quiten la tilde a la palabra "guión", porque contraviene las reglas de acentuación, que en mis muchos años de enseñanza ha sido un martirio porque hubo alumnos que, siguiendo las estrictas reglas de la gramática, no la acentuaban, y yo me veía en la tesitura de si contársela como falta. No sé qué habrá dicho la Academia sobre la palabra "jesuita", que al pronunciarse como polisílaba se sobreentiende que hay una tilde en la "i" para romper el dipongo. Pero no, nunca ha llevado tilde, y eso no lo entiendo y por lo tanto tampoco he podido razonárselo a mis alumnos.

Está bien que poco a poco se vaya acoplando la excepción con la regla, porque hay excepciones que seguramente tienen procedencia popular y así se ha aceptado, pero que son un calvario para el docente que quiere enseñar a escribir correctamente, porque los niños se rigen por una lógica inamovible, y si les das una regla resulta luego muy complicado decir que esta o aquella palabra se la salta. Y es que la ortografía funciona en la mente de forma automática, por repetición de la memoria, y así seguimos viendo cómo personas que estudiaron antes de la reforma ortográfica de 1971 siguen poniendo tilde a monosílabos que ya no la llevan (dio, vi) pero que sí la levaban cuando ellos estudiaron. Esto quiere decir que durante los próximos cuarenta años seguiremos viendo muchas veces la palabra guión con tilde (hasta a mí se me ha escapado ahora).

Un trabajador jubilado baqueteado en las luchas sindicales me comentaba hace unos días que nunca podría entender por qué un obrero vota a la derecha, y mucho menos a la ultraderecha. Pero es así, porque la inmensa mayoría de los votantes son personas trabajadoras, ya que el dinero y el poder es de unos pocos. Si a la derecha le votaran sólo los ricos y poderosos sería una fuerza testimonial en cualquier parlamento.

zzzDSCN2984.JPGY esto ha vuelto a suceder en Estados Unidos. Muchos pobres, inmigrantes, mujeres, hispanos y negros han tenido que votar al Tea Party para que hayan cosechado tal éxito electoral, porque ellos por sí solos son cuatro gatos. Los cuatro que con el voto del trabajador quieren desmantelar el Estado de Bienestar en esta Europa nuestra. Incomprensible que alguien le dé al otro la soga con que lo han de ahorcar. Pero sucede una y otra vez, en Gran Bretaña con Cameron, en Francia con Sarkozy, y ahora en plan aún más reaccionario en Estados Unidos. Ya sucedió -y este es un caso muy extremo- en las históricas elecciones alemanas de 1933 que llevaron a Hitler al poder. Y me pregunto quiénes serán los que darán la cara del Tea Party español, porque les aseguro que va a aparecer antes de las elecciones generales de 2012. ¿Mario Conde?¿Esperanza Aguirre? ¿Un testaferro de los medios de comunicación afines? ¿El mismísimo Aznar montado en un caballo blanco?


zz2442-1[2].JPGA la manifestaciones del ministro de Asusntos Exteriores de Marruecos ayer en Madrid es que no sé que contestar, porque se me atropellan las razones y las palabras después de 35 años de conflicto en el Sahara Occidental. Parece una parodia de toda una política de ocupación y violación de los Derechos Humanos por activa y por pasiva. Si es enorme la indignación que me produce que el Gobierno de Marruecos mate al mensajero echando las culpas de su desmanes a la prensa española, mi perplejidad alcanza cotas estratosféricas al ver la cara de embeleso con que los mira Trinidad Jiménez en la foto publicada ayer por este medio. No debería extrañarme, esa es la política complaciente de todos -insisto, todos- los gobiernos de España desde 1975.


zSakineh_Mohammadi_Ashtiani[1].jpgEspero que a esta hora las autoridades iraníes no hayan ejecutado a Sakineh, la mujer que fue condenada a ser lapidada por adulterio y por colaborar en el asesinato de su marido. Ante la presión internacional cambiaron la lapidación por la horca, todo un detalle. El problema básico en este asunto es que nunca se ha celebraco contra Sakineh un juicio por asesinato, de manera que se han empeñado en ejecutarla sea como sea, y eso atenta contra los más elementales principios de la justicia; es decir la ajustician sin juicio. El caso es que sirva de escarmiento y a la vez como mensaje político de que ellos hacen lo que les da la gana. Está claro que incluso si fuera culpable y se hubiera celebrado un juicio, tampoco hay que matarla, porque la pena de muerte es inhumana. Ya sé que dirán que también lo hacen en Estados Unidos, pues también allí es inhumana. Ojalá esta ejecución anunciada para hoy finalmente no se produzca, se esclarezcan los hechos y haya justicia para esta mujer. Seguir lo que quiere Teherán es una muestra más de intolerancia y desde luego el colmo del machismo.


Los soldados marroquíes siguen pisando los Derechos Humanos en el Sahara y no parece que eso sea importante. Lo que se comenta mucho en estos días es la serie que han hecho sobre Los Príncipes de Asturias, y uno tiene que escuchar frases que podrían colgarse en el museo de las chorradas: Letizia ha llevado la modernidad a la monarquía, una plebeya nunca podrá comportarse como una princesa de sangre real, el Príncipe es un hombre como los demás y tiene derecho a casarse por amor, y otras sandeces obvias.

zlzzetizia_4[1].JPGPara empezar, no he visto la serie ni me interesa demasiado, pero es imposible abstraerse al ruido. No sé si es técnicamente buena o mala, pero si lo que pretendía era crear buena imagen de los Príncipes les ha salido mal; si por el contrario querían ridiculizar el asunto, les ha salido redondo. Y es que en estos tiempos no se puede estar seguro de dónde proceden los tirones republicanos, que en estos momentos me parece que vienen más de la ultraderecha que de los republicanos de siempre. Para empezar, es imposible modernizar una institución que es antigua por definición, y si entramos en todo los demás la conclusión es que hay una contradicción entre tener muchos privilegios por cuna y pretender al mismo tiempo ser un hombre como los demás. Y encima se le da a todo esto un tratamiento propio de la prensa rosa.


Hay hombres que luchan un día y son buenos.
Hay otros que luchan un año y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos.
Pero los hay que luchan toda la vida:
esos son los imprescindibles
. (B. Brecht)

Con la muerte de Marcelino Camacho se han desatado las loas y se ha centrado la atención sobre el dirigente sindical que fundó Comisiones Obreras. Realmente Camacho fue siempre tan discreto que parece que casi se empeñó en privar a su figura de la aureola que sin duda tenía. Fue un combatiente republicano durante la guerra civil y como perdedor fue confinado en un campo de concentración. Y ahí su figura adquiere vuelo heroico y novelesco, que poco se ha comentado, pues se evadió de su presidio en el norte de Africa y huyó a Argelia. Por lo tanto fue también un exiliado y cuando regresó a España siguió trabajando en la clandestinidad conformando Comisiones Obreras y realizando una lucha permanente contra el franquismo en su apogeo.
zZZcamachobujo.JPGSu nombre estuvo en todas las bocas cuando tuvo lugar el famoso proceso 1.001, que llevó a la cárcel de Carabanchel en prisión preventiva a la cúpula de CC.OO.: Marcelino Camacho, Nicolás Sartorius, Miguel Ángel Zamora, Pedro Santiesteban, Eduardo Saborido, Francisco García Salve (sacerdote obrero), Luis Fernández, Francisco Acosta, Juan Muñiz Zapico y Fernando Soto. La coincidencia del juicio con el atentado a Carrero Blanco (20 de diciembre de 1973) hizo que las penas fuesen más duras, y en la cárcel estuvieron hasta que el 25 de noviembre de 1975, cinco días después de la muerte de Franco, el Rey Juan Carlos, aún no coronado (eso ocurriría dos días más tarde) los indultó. Camacho se hizo referente de la justicia social, y el suéter rojo que le tejió su esposa para que se abrigase en la cárcel se convirtió en un icono de la lucha por la libertad. Su corazón comunista con todas sus consecuencias lo llevó incluso a enfrentarse a la dirección de CC.OO. que le sucedió en 1987. Ha muerto en su modesta casa de siempre y es ahora cuando muchos se dan cuenta de la lección de coherencia que fue cada acto de su vida.

Siempre me pareció una figura paralela a la de Germán Pírez, Fernando Sagaseta, Agustín Millares Sall y tantos otros, y aprovecho para decir que quienes amamos la libertad y valoramos la coherencia seguimos debiendo un gran homenaje social a estos hombres que son el viento del pueblo que cantó otro hombre imprescindible, Miguel Hernández. Ahora que tratan de arrebatarnos las conquistas sociales que han costado tantos sufrimientos, tenemos que mirarnos en esas figuras que son faro para el futuro, y el que diga que las ideologías han muerto es que es de derechas, eso está claro. Deseo que Marcelino Camacho descanse en paz, o que haga lo que quiera, que a lo mejor no quiere descansar y seguir luchando. En este momento de la historia necesitamos hombres como Marcelino Camacho: IMPRESCINDIBLES.

Archivos mensuales