los blogs de Canarias7

Archivos Diciembre 2009


Dicen que cada uno habla en la feria según le va en ella, y lamentablemente 2009 ha sido un mal año para mucha gente, pero para otros no, pero se ha instalado el pesimismo y todo son quejas por donde quiera que vas. Quienes mantienen sus ingresos no van a los bares, no compran ropa, no gastan, porque hay crisis, y sin embargo ellos siguen con el mismo poder adquisitivo que hace un año. No se dan cuenta de que cuando se retraen están generando más crisis, porque el dinero cuando rueda crea riqueza.

zz09gad.JPG

(La natulaleza es un ejemplo de armonía)
Y es que el pesimismo es la peor de todas las recetas, porque dice un viejo adagio que nada hay que tenga más miedo que el dinero. Los políticos tampoco ayudan, porque con sus discursos catastrofistas se instalan en lo de "cuanto peor, mejor", cuando en situaciones como la presente hay que hacer una piña y tirar todos unidos. Pero claro, eso no, que luego puede ser otro el que recoja la cosecha de votos. Por eso yo creo que no hay que olvidar ningún detalle de este año, porque todos se retratan con sus actos y sus palabras. Ojalá cambie la actitud general, y por eso, en este último día del año viejo yo deseo un 2010 más optimista y más solidario, que la solidaridad no es sólo ayudar a una ONG o dar una limosna. Levantar el ánimo es empujar el crecimiento económico.


La editorial canaria PC-CAM acaba de abrir una colección narrativa que llama genéricamente Tiempos de silencio, y se empieza a componer con textos que tienen relación con los oscuros años de la pasada dictadura, en la que el miedo enmudecía las bocas y hasta los pensamientos. Para empezar, abre la colección con tres novelas: Los latidos del tiempo, de Miguel Angel Sosa Machín, Mientras maduran las naranjas, de Cecilia Domínguez, y una firmada por el autor de este blog, de la que paso a hablar en el siguiente párrafo.

zIMG_0001.jpgMe refiero, por supuesto, a La mitad de un Credo, una novela que publiqué en 1989, coincidiendo con el 30 aniversario de la ejecución del Corredera. Ahora se reedita con nuevo formato, pero con el texto intocado, y es que entonces escribí esta novela para exorcizar fantasmas, demonios o como se le quiera llamar, según sea Sábato o Vargas Llosa quien lo diga. El Corredera se metía en todas mis narraciones, y tenía que quitarlo porque no venía a cuento. Entonces decidí hacerle su propia novela, y sólo así desapareció de mi escritorio. Juan Buganvilla es un trasunto de ese Juan García que tanto nos dolió como sociedad hace 50 años, y cambia el nombre y algunos detalles para evitar la fácil crítica de que no se ajusta a la realidad. Ni lo pretende, la realidad es el motor, pero la novela es ficción, y si no estamos hablando de otra cosa. Esencialmente, pretendí dejar claro que nadie, ni siquiera un Estado, puede disponer de la vida de un ser humano.

La edición de 1989 fue realizada por HECA, y Juan Ezequiel Morales y Javier Cabrera pusieron mucho para que viera la luz. Por su temática tan especial quisimos que los ejemplares fuesen cosidos en los talleres de la cárcel de Salto del Negro, y cuando la obra se agotó (porque entonces se agotó enseguida), hubo un leve beneficio, que dio justo para pagar una comida. Ahora, 20 años después, la edición es profesional, pero no puedo dejar de rememorar con cierta nostalgia y mucho agradecimiento aquella primera edición.


zinoc.JPGHay días en los que ocurren cosas que no suceden en años. Hoy es uno de ellos y por eso estoy emocionado. Ya es oficial que el Vaticano va a permitir el matrimonio de los sacerdotes y el sacerdocio femenino, el PP y el PSOE han anunciado que se acabó el enfrentamiento y que van a hacer una política de Estado, estén en el gobierno o en la oposición, Sarkozy ha conseguido que en Marruecos se instaure una monarquía parlamentaria al uso europeo, y Europa va a ser una comunidad federal con objetivos comunes. Magnífico.

También me ha sorprendido que Barak Obama haya aceptado la invitación canaria y venga a pasar aquí la Nochevieja, en un pago cumbrero de esta isla, bailando a los sones de la orquesta Guayedra y comiendo piñas asadas. Parece ser que el hombre quiere algo rural, para descansar de tanto jaleo, y luego ocupará una habitación del Parador de la Cruz de Tejeda. No voy a poder verlo porque yo pasaré el fin de año en Tahití, bañándome en sus playas coralinas.

La verdad es que es una paliza preparar un viaje al otro lado del mundo y me da tanta pereza un recorrido tan largo que a veces me digo que todo es un sueño, una gran mentira, aunque lo del primer párrafo estaría bien, la pena es que hoy es día de los Inocentes.

Pio XII fue uno de los Papas cruciales del siglo XX. Los grancanarios lo tenemos, además, por especial, porque ha sido el único pontífice que ha pisado nuestra tierra, poco antes de convertirse en Papa, cuando regresaba en barco del XXXII Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires (1934-35), una de las convocatorias eclesiales más importantes del siglo pasado, después, por supuesto, del Concilio Vaticano II.

El cardenal Pacelli fue un hombre muy brillante, de una talla intelectual a la que en muchas centurias sólo León XIII y el actual Benedicto XVI pueden compararse en su trayectoria hasta llegar al papado y en su ejercicio. Es evidente que, como todos los pensadores, es discutible a favor y en contra. Pero esta característica es importante, porque, es de suponer, por lo tanto, que sus palabras y sus silencios nunca obedecían a impulsos o improvisaciones, sino que fueron fruto de una profunda reflexión, iluminada por su preclara inteligencia y sólida formación.

Ahora que se habla de su proceso de canonización, que puede coincidir en su término con el de Juan Pablo II -aunque el de Pacelli lleva décadas abierto-, se vuelve a hablar de una figura clave de la Iglesia Católica, de su decidida colaboración en la reconstrucción de Europa después de la II Guerra Mundial, pero sobre todo de sus silencios inexplicables ante el holocausto (recomiendo ir al videoclub y revisar la película Amén, de Costa-Gavras). Pero siempre nos movemos en el terreno de las hipótesis, y la única certeza son sus silencios, pero no sus razones. Tal vez, con tanta documentación sobre la mesa, empecemos a saber la verdad sobre un personaje que es objeto de las más encendidas controversias.

zcasab.JPGVivimos un tiempo en el que lo políticamente correcto se convierte con frecuencia en una especie de perversión de la expresión del pensamiento. Hay que ir con pies de plomo cuando se habla de determinados temas, pues se corre el riesgo de se coja el rábano por las hojas y, sin más reflexión, acusen a cualquiera de racista, xenófobo, machista, homófobo, irresponsable con la salud o como mínimo desconsiderado.

El pensamiento único haría hoy inviables muchas obras artísticas que han marcado nuestra cultura. Hoy, el pensamiento de grupo se echaría encima de novelas como Lolita, por incitación a la pederastia o El túnel, por justificación machista del asesinato, y así con docenas de libros, cuadros o películas, que tratan temas delicados. Cómo será el asunto, que han acusado a Casablanca de machista, porque son los varones de la película los que toman decisiones sobre la elección del futuro de la mujer protagonista. Si hablamos de artículos de prensa, el asunto toma dimensiones que rozan con la libertad de expresión, porque se palpa la autocensura para evitar cualquier acusación.

En lo que no hay límites es en el uso de la violencia y el sexo de consumo, y debiera haberlos porque crean conductas en los menores, que tienen acceso a esos contenido porque ya nadie respeta los horarios. Además, en la publicidad sí que aparece el machismo y todo lo demás, pero como es tan sutil muchas veces se cuela. Es decir, no se pueden hacer determinadas películas o escribir determinados libros que serían aportaciones al debate, pero sí que se puede hacer un anuncio y se eleva a la categoría de genialidad la exacerbada violencia de las películas de Tarantino.

(Hoy vendría bien pasear por Las Canteras. Al amanecer está así, como cuando ha habido una lluvia reciente. Esta foto salió publicada en Canarias7 hace unos meses)gal3558-4[1].jpgComo hoy en Navidad y no va a leerme ni Dios (es aún muy pequeño, nació anoche), a quienes se hayan aventurado a entrar les ofrezco este enlace de Bob Dylan cantando villancicos. Ver para creer, pero es verdad. Quería haberles puesto Adestes fideles, pero lo han retirado de la red; si tienen ocasión de oírlo no se lo pierdan, no tiene desperdicio, es como Manolo Escobar cantando Rigoletto o Plácido Domingo el Porompompero.

Enlace de Bob Dylan cantando villancicos

Ya está aquí la Navidad


tradición donde las haya

que algunos quieren romper

y van a quedarse en Babia

porque muchos siglos son

los que en la historia se marcan

y no creo que nadie pueda

hacerlos borrar del mapa.

Se han planteado quitar

el Belén y las campanas

porque dicen que son signos

de una fe determinada.

Si se mira con rigor

puede que razones haya,

pero es que la tradición

tiene la mano más larga

que religiones y leyes

y por eso desde el alba

en Navidad siempre es fiesta

porque el pueblo tiene ganas.

El Belén, si lo miramos,

es costumbre bien pagana,

universal porque indica

renacer, y la campana

es llamada de atención

porque la vida se pasa

de Navidad en Navidad

y un día va y se nos acaba.

El Belén seguirá puesto

porque es costumbre lejana,

una tradición de siglos

religiosa o pagana,

significa renacer

y es el pueblo quien lo manda.


zportal.JPG
FELIZ NAVIDAD

Se ha instalado en el mundo una especie de dicotomía. Por un lado se atomizan las ideas, los planes y los proyectos, y por otro se agrupan más y más corporaciones y países. Pero todo es teórico, porque nada cambia, los empequeñecedores se contradicen y los globalizadores se diluyen en grandes palabras.
zfri.JPG
Sin movernos de España, Cataluña va a su bola, Euskadi a la suya y en nuestras islas hay diferencias de discurso entre los municipios del norte y del sur de cada isla. Es un "Viva Cartagena" que se hace más y más pequeño, pero que clama a entidades mayores buscando la solución de sus problemas. Muchos se preguntan ¿si Cataluña o Euskadi fuesen las comunidades más pobres se hablaría de soberanismo e independencia?

Por el otro lado, ahí tienen lo de Copenhague con la cumbre del clima. Y ese es sólo un ejemplo, porque existen diversos agrupamientos que finalmente tampoco sirven para gran cosa porque Francia quiere seguir siendo de las primeras de la clase y Eslovenia sueña con llegar a ser Francia algún día. ONU, OTAN, UE, Mercosur, Países ribereños del Pacífico, Conferencia del Mediterráneo, Países Iberoamericanos... Reuniones, focos, declaraciones y al final, siempre lo mismo.


Cada verano y cada invierno de los últimos años el tiempo se ha convertido en noticia de primera plana en todos los medios. Que es agosto y en Sevilla pasan de los 40 grados, pues se abre el telediario con un termómetro al lado de la Giralda. Que es diciembre y hay una gran nevada en León, pues lo mismo, y se entrevista a varios viandantes que no recuerdan haber visto nunca tanto frío o tanto calor. Luego se ponen las noticias del fútbol y el noticiario queda redondo.

nieve2.jpgMe ocurrió uno de estos días pasado, con el temporal de nieve en La Península. Abren el noticiario con imágenes nevadas de la catedral de Burgos, hacen varias conexiones calcadas en las que se decía que hacía frío aquí y allá, y luego llenaron los deportes con vueltas a la noria sobre la goleada del Madrid y el hexacampeonato del Barça. Al terminar que quedé igual pues ya sabía hasta el aburrimiento que hacía mucho frío, que el Madrid había metido seis goles dos días antes y que el Barça había ganado otra vez. ¿Para qué entonces los noticiarios? ¿Por qué se emperran tanto en las olas de frío y de calor si son habituales cada invierno y cada verano? ¿Será, como dice Pérez-Reverte, que nos hemos vuelto unos blandos? Debe ser eso, porque yo recuerdo una ola de calor de más de 40 grados en Las Palmas en una fecha concreta en 1976, he ido a las hemerotecas -sólo por comparar- y sólo aparecía en una esquinita dedicada al tiempo, donde debe estar, digo yo. Blandos, que nos hemos vuelto unos blandos.
***
(Ya sé que hoy es 22 de diciembre, pero me niego a hablar del sorteo de Navidad)


El estreno de la película 2012 ha puesto de nuevo de moda los augurios apocalípticos, los medios no paran de hablar de las predicciones del calendario maya y abundan los que están convencidos de que, según profetiza ese calendario, el mundo se acabará el 21 de diciembre del año 2012.

zfin1.jpg
Para empezar, hay que considerar que 2012 es simplemente una película sobre catástrofes como hay muchas, desde aquellas primeras de los años 70 (El coloso en llamas, La aventura del Poesidón, Terremoto), hasta otras más recientes como Independence day, Twister o Titánic, realizadas algunas de ellas por el mismo director que 2012. Y estas películas cuestan mucho dinero y se hacen para ganar mucho más, que puede duplicar o triplicar la inversión en cinco años con el alquiler y venta de DVDs y las emisiones por los distintos canales de televisión. ¿Creen ustedes que los poderosos inversionistas pondrían dinero para recuperar -o ganar- a cinco años vista si el fin del mundo fuese dentro de tres?

El calendario maya es una de las piezas que siempre se utilizan para acompañar a las profecías de Nostradamus, los lemas de los Papas de San Malaquías, los augurios de la Gran Pirámide, el recientemente descubierto Código de la Biblia y las propias palabras de San Juan en el capítulo 13 del Apocalipsis, cuando anuncia la llegada del Anticristo. Aparte de estos apoyos, hay profesiones religiosas que basan su predicación en la llegada del fin, que anunciaron para 1912, luego para 1960, más tarde para 1999 y ahora para el 2012.

zfin2].jpgDesde el punto de vista sociológico se trata claramente de aprovechar el miedo de los crédulos para sacar beneficio, porque, si bien es cierto que algunas de esas profecías se parecen mucho a hechos reales sucedidos en determinados momentos de la historia, no deja de ser casual que, entre tanta predicción alguna cuadre, porque todas hacen anuncios oscuros que son suceptibles de interpretación. Por ejemplo, dicen que los lemas de los Papas habidos hasta ahora cuadran con la profecía de San Malaquías, pero siempre después de que el pontífice haya sido elegido; siempre se puede forzar un significado, pero nadie fue capaz de vaticinar la elección de Juan Pablo II, y se conocía su lema (De la labor del Sol), que hay quien lo compagina con el Papa polaco, supongo que en un ejercicio de voluntarismo. Además, San Malaquías no se aclara al final, y no hay seguridad de si el último Papa va a ser el actual o Pedro el Romano.

Con las demás profecías pasa lo mismo, y resulta curioso cómo Nostradamus anuncia una supuesta guerra que ganarán en el 2025 los cristianos, al frente de los cuales va a estar un emperador español llamado Felipe. Lo cual contradice la lógica puesto que, si bien es previsible que en España pueda haber en esa fecha un rey (no hay imperio) llamado Felipe, es menos probable que sea el líder de Occidente. Además, ¿no habíamos quedado en que el mundo se acababa el año 2012?

Pero es que lo del calendario maya ni siquiera es una profecía. Sería muy prolijo explicar aquí la forma de contar de los mayas; para simplificar, tenían cuentas cortas, de días, semanas o períodos parecidos al año y regidos por el Sol; luego tenían cuantas más largas, de miles de años y en su calendario estamos acabando la quinta vuelta, que comenzó varios milenios antes de Cristo, y que acaba precisamente el 21 de diciembre de 2012. Es una forma de medir el tiempo. En nuestro calendario gregoriano hace nueve años que agotamos un milenio, y comenzamos otro. Y ya está. No se acabó el mundo el 31 de diciembre del año 2000 aunque bien que nos asustaron con el dichoso "efecto 2000" que supuestamente iba a volver locos a los ordenadores.

zfin3.jpg

(Según se interpreta del calendario maya, dentro de tres años exactamente, el 21 de diciembre de 2012, será el final, espero que sólo el final del calendario)

Nadie duda de que los mayas tenían unos grandes conocimientos astronómicos, que hoy nos asombran porque cuadran con las mediciones que se realizan con sofisticados aparatos, y que si no son exactos sí que se aproximan bastante, pero podríamos decir lo mismo de lo que logró Galileo con un telescopio con menos prestaciones que los que ponen los Reyes Magos a los niños para que jueguen. Pero de ahí a darles valor profético va un abismo, porque, además, ellos sólo medían el tiempo, no se metía a profetizar, aunque es verdad que en algunas de sus estelas predicen el fin de su propia civilización. Pero es lo de siempre digo: todos los imperios caen, más tarde o más temprano. Un ejemplo es el Muro de Berlín; un día tenía que caer, pero nadie fue capaz de profetizar la fecha exacta.

De manera que 2012 es un gran espectáculo visual. Además, salen Amanda Peet, una actriz que me encanta desde que la vi en Falsas apariencias, y John Cusack, un magnífico actor que da un toque de ironía a todos sus personajes, y el de esta película lo necesita para que no provoque carcajadas. ¿Se imaginan la risa que iban a dar en el papel protagonista actores que sobreactúan, tipo Sean Penn o Tom Cruisse? Ya es que me troncho si llega a salir la cara de angustias de Nicolas Cage.

***
(Este trabajo se publicó en el suplemento Pleamar de la edición impresa de Canarias7 del pasado miércoles)


La fotografía es la última de las bellas artes en llegar a ser considerada como tal, pero no por ello es menos importante que otras. La cámara tiene el plus de que es un ojo imparcial, ya que al pintor su ojo humano puede jugarle malas pasadas. El objetivo de la cámara dice siempre la verdad, y por ello a veces los retratos fotográficos son temibles, porque muestran sentimientos que los humanos no somos capaces de captar con una mirada.

Ramón del Pino expone en la Fundación Mapfre Guanarteme una serie de piezas que utilizan las técnicas fotográficas, pero son algo más, un discurso que se vale para expresarse del alfabeto de la imagen. Manolo Rodríguez en el catálogo evoca a Paul Éluard cuando asevera que "hay otros mundos pero están en este". Y esa es la idea que se desarrolla en la obra de Ramón del Pino, en la que el tiempo es factor fundamental, no el tiempo técnico que está abierto el obturador, sino el cósmico, la realidad paralela de las cosas. No aparece la figura humana, pero nos muestra al hombre a través de sus objetos.

zramon1.jpgAunque bebe del surrealismo y las vanguardias históricas, la modernidad de la obra de Ramón del Pino está justamente en que se coloca en las antípodas del automatismo, nada queda al azar, es en cierto modo la fotografía del pensamiento. Y se apoya en un soporte visual porque a veces las palabras no llegan a expresar en toda su dimensión lo que queremos mostrar. La cámara sí, porque es un animal indiscreto que nunca miente, y el artista ha sabido embridar toda esa información para dárnosla en toda su limpieza, manifestando así una novedosa manera de mirar.


La muerte de Jennifer Jones remacha el final de una época dorada en el cine de Hollywood. Ganó un Oscar y tenía fama de guapa, aunque otros suelen afirmar que no era muy buena actriz y que más que guapa era resultona. Pero está en la lista de las grandes, y si no lo está yo la tengo, porque me encantaron películas como Adiós a las armas, La colina del adiós o Jennie. Creo que en su rostro había algo mágico que transmitía a sus personajes, y eso se tiene o no se tiene.

z333333333333.jpgCuentan que Gary Cooper exigía en los contrato no morir en la pantalla, pero Jennifer Jones es probablemente la actriz que más veces hemos visto morir en el celuloide, y son especialmente dramáticas las escenas de su muerte en La canción de Bernardette, Madame Bovary y Duelo al sol. En Jennie ya estaba muerta antes de empezar, era un espíritu. Y tengo también un asunto personal con ella porque conocí al personaje de Madame Bovary en la pantalla antes que en la literatura. Es decir, cuando leí la novela de Flaubert, el rostro imaginado de la protagonista era el de Jennifer Jones, y lo mismo me pasó con Anna Karenina, que siempre la imagino con la mirada lánguida de Greta Garbo. Ya quedan pocas figuras de aquellos años dorados, y se está cerrando la segunda edad de oro del cine americano. Pero todavía nos quedan Kim Novak y Kirk Douglas.


Aminatu: Lo que procede ahora es desearte buena suerte, pero sé que cada persona se fabrica su propio camino, como lo haces tú, y por ello acumulas tanto respeto. Un poeta español, Antonio Machado, dijo que se hace camino al andar, y los clásicos afirman que lo importante es el camino, porque la vida es una ruta por la que tenemos la posibilidad de andar con dignidad o con la cabeza baja. Tu fuerza es una lección para todos. La resistencia pacífica se enfrenta a la violencia, y cuando hay un corazón fuerte se consigue el objetivo: mantener la dignidad. La política es otra cosa, y en el futuro tu nombre será siempre un clamor aunque guardes silencio. Te lo has ganado.

zz-sahara[1].JPGTe admiro por tu firmeza de espíritu, grande como el desierto que es tu hogar, poderoso como el viento que lo modela, infinito como sus granos de arena. Quiero que te acompañe muy buena suerte, porque a veces también ayuda, y yo te deseo lo mejor. Incluso, cuando la suerte ayuda, hay que tener la presencia de ánimo necesaria para administrarla. Y ya que sabes cómo tratar con la adversidad, quiero que en el futuro sólo tengas que vértelas con la fortuna.

Gracias.


Todos deseamos inconscientemente ser eternos, vivir siempre, pero también hemos visto que a veces llega el cansancio de la vida. Ser nonagenario está bien, mientras uno se valga por sí mismo y no tenga hipotecada su dignidad, y cuando no es así casi nadie quiere ser eterno. Conozco a un hombre que nació el 17 de diciembre de 1917; es decir, cumple hoy 92 años de los buenos, que no ponen en entredicho el pensamiento ni la autosuficiencia. Todos firmaríamos un futuro así para nosotros, con una memoria que mira hacia atrás sin ira y que es la historia real del siglo XX en primera línea. Con la misma claridad que habla de Zapatero, este hombre desgrana detalles cotidianos que sucedieron hace setenta u ochenta años, porque habla de la vida.
zwisk.jpg
En el fondo de sus relatos está la dictadura de Primo de Rivera, la II República, la Guerra que él vivió en primera persona y cada una de las décadas en su trato diario con el mundo. Podría componer epopeyas con lo que ha vivido, pero cuando habla de esos momentos se para en los detalles; por ejemplo, cuenta cómo una rata de enormes dimensiones, que se paseaba por la cumbrera de una iglesia, distrajo al sacerdote que oficiaba una misa mientras caían las bombas. Y era en Belchite en el verano de 1937, una de las batallas más sangrientas de la guerra, hasta el punto de que el pueblo quedó tan destrozado que nunca fue reconstruido, sino que levantaron uno nuevo al lado. Conoció al legendario General Pozas pero nunca habla de él, sino de sus compañeros, del paisaje de los Montes de Teruel o de cualquier cosa que no está en los libros de historia pero que son la verdadera historia.

Y esa manera de entender la vida en los detalles más pequeños y las personas más cercanas es tal vez lo que le ha hecho llegar a la lucidez de tantos años, porque tiene memoria remota, pero también sabe qué está pasando en Irak o qué número salió ayer en el sorteo de la ONCE. Aquí estampo mi firma para llegar así a los 92 años, y poder seguir hablando con este hombre, junto a un vaso de buen escocés, comentando lo que tenemos alrededor, que es lo que finalmente compone la vida. Lo demás es el Telediario.

¡SALUD, Y FELICIDADES!


De un tiempo a esta parte me he dado cuenta de que no hay que dar nada por supuesto. De repente, aparece una noticia que parece una perogrullada e incluso una chorrada pero que viene a confirmar que creíamos que algo era de una manera y resulta que no.

zaliz.jpgAl lío. Ayer vi una información en la que se dice que el Vaticano invalidará los matrimonios entre católicos y personas no bautizadas. Tuve que leerla una par de veces para estar seguro de que no alucinaba. Porque, vamos a ver: yo entendía que quienes se casan por la iglesia son católicos, al menos teóricamente, y para poder hacerlo tienen que aportar su partida de bautismo. Pero resulta que no, que hay matrimonios celebrados por el rito católico en los que uno de los contrayentes no estaba bautizado. Digo yo que el párroco era muy torpe con la burocracia o simplemente daba por buena la palabra de sus feligreses, y no exigía documentación, pues por la misma razón podría haber bigamia o qué sé yo.

Pero lo que realmente me ha sorprendido es que, si esto era así desde hace mucho tiempo, sea ahora cuando el Vaticano tome cartas en el asunto. Ya sabemos que Roma no se caracteriza precisamente por su rapidez, pero me parece un contrasentido decir que invalidarán los matrimonios, cuando por pura lógica, ya es inválido per se si al celebrarse no se cumple una condición imprescindible como lo es estar bautizado. Pero, ya digo, ya no se puede dar nada por supuesto.

La agresión física a Berlusconi puede dar lugar a muchas bromas, pero no es asunto para chanzas, porque la violencia nunca es justificable, y mucho menos en un país democrático en el que el Primer Ministro es elegido en las urnas. Si Berlusconi está ahí es porque los italianos lo han puesto, por lo tanto agredirlo es agredir a la democracia.
zberlu.jpg
Es evidente que el Primer Ministro italiano no goza de mis simpatías, porque hace y dice cosas que nunca debiera hacer un representante del pueblo. Tal vez haya que cambiar el sistema electoral italiano, para que sea más directo, o hacer que la justicia funcione si es que hay motivos para encausarlo. Todo eso es cierto, pero nadie puede tomarse la justicia por su mano o nos estaríamos cargando el Estado de Derecho. Y, por supuesto, estoy totalmente en contra del apoyo que el agresor está obteniendo en la redes sociales de Internet. Por ahí no se va a ninguna parte.

Por otra parte -y esto lo comento de manera secundaria- resulta increíble que una persona pueda agredir directamente a un primer ministro. Está claro que la seguridad falló, porque si alguien ha llegado tan cerca podría haber sido peor. También me ha resultado curiosa la reacción de Berlusconi, con actitud de pendencia, tratando de devolver el golpe como si fuese una pelea de bar, mientras sus guardaespaldas trataban de meterlo en el coche. Ese no es el temple que se espera de un primer ministro, aunque sea italiano. Pero en fin...

Sabemos hace mucho tiempo que el actual sistema político de Marruecos tiene el apoyo de Estados Unidos y la UE, especialmente de Francia, porque se reclama como el muro que detiene el fundamentalismo islámico, y se fortaleció por esta razón cuando en Argelia el FIS (Frente Islámico de Salvación) perpetró una serie de atentados como protesta por no haberle reconocido su triunfo en unas elecciones. Es decir, Occidente juega a la democracia pero cambia las reglas a mitad del partido cada vez que le conviene, como hizo también con Hamás y como hace ahora en Afganistán dando por buenas una elecciones corruptas.

Pero Marruecos sólo llega a Cabo Jubi (Rabat pretende llegar hasta el sur del Sahara Occidental), y da lo mismo, porque luego vienen Mauritania y Senegal, y más atrás está Mali, donde Al Qaeda del Magreb se ha instalado para quedarse. Se ha invocado esta función marroquí de muro contra el terrorismo islamista y contra la inmigración ilegal para tratar tibiamente a Rabat en el caso de Aminatou Haidar, pero ya hemos visto que de poco sirve, porque Marruecos se aprovecha de que París y Washington miran para otro lado mientras siga habiendo fosfato en Bu-craa, y de la errática política exterior de España (eso no es de ahora, así fue con Aznar, con Felipe González, con Romanones y hasta con Felipe II).

zmagreb.JPG
Y sirve menos cuando vemos que Al Qaeda se presenta más al sur, y ataca un convoy español. ¡Qué casualidad que sea español! Y Canarias en medio, por el Sur la amenaza de ese terrorismo que, no lo olvidemos, fue el que cometió los atentados del 11-M, al Este un Marruecos imperialista al que le permiten todo, sea dentro o fuera de su territorio, y al Norte un gobierno español que no se aclara y una UE que se empeña en perder fuerza por rivalidades internas (en Europa pasa con los estados gallitos lo que en Canarias con el pleito insular). Bueno, pues todo esto, que hasta ahora era una hipótesis ya es una realidad. Por ello necesitamos gobiernos fuertes en Canarias y en España, y una UE que sea una sola voz, para que no nos manejen norteamericanos, chinos y árabes. Debo estar soñando, por eso se lo pediré a los Reyes Magos, aunque ahora que lo pienso no sé si fiarme porque vienen de Oriente.


zzsahara.jpg

Perdón pido al respetable
con gran premeditación
por palabras malsonantes
que diré en este sermón.
Y es que me mueve la rabia,
la furia y la indignación
porque el que hace cabronadas
será llamado cabrón.
Hace treinta y cuatro años
que del Sahara salió
España, que muy mal hizo
la descolonización
de la tierra sahariana
que a Marruecos entregó.
Que aquel fue muy mal momento,
se moría el dictador,
ya lo sabemos, carajo,
pero después ¿qué pasó?
Suárez, Felipe y Aznar...
Ninguno de ellos cumplió,
y tampoco Zapatero
ni creo que lo haría Rajoy.
Han estado treinta años
callados como ratón,
y ahora se mesan las crines,
¡fariseos de salón!

zzsahara1.jpgDos mil películas hechas
en nuestro cine español
sobre cien temas distintos
y ninguna lo contó...
Miento, pues sí que hubo una,
la de María Miró
que bien que la silenciaron
cuando en su día se estrenó.
Y otras dos mil novelas,
con temas a discreción,
y que yo sepa hay cuatro
(y dos las escribí yo)
que tratan de la vergüenza
que en el Sahara pasó.
Y ahora se escandalizan
del abuso y la opresión,
cuando siempre estuvo ahí
y mucha sangre costó.
Y gritan con impudicia
por qué todo esto pasó,
pues pasó porque el silencio
es cómplice del terror.
Nadie denunció el abuso
que pronto se derivó
del Acuerdo Tripartito
que por Madrid se firmó.

+++
Pero sea en buena hora
que les llega la razón,
tal vez porque Aminatou
al corazón les llegó.
Y aunque llegan con retraso
es necesaria su voz,
porque España es responsable
por lo que un día firmó,
y por la triste desidia
del que al Gobierno llegó.
Este conflicto nos toca,
reclama una solución,
Es hora de que se aplique
la autodeterminación,
que hace muchísimos años
la ONU dictaminó.


Vivimos un tiempo nuevo en el que los antiguos esquemas se han venido abajo, porque el vuelco que ha dado la Sociedad de la Información es sólo comparable al de la invención de la imprenta e incluso al de la escritura. Y con este nuevo mundo no sirven los viejos sistemas, con el agravante de que los cambios ahora son muy rápidos, y en diez años la sociedad ha cambiado el equivalente a lo que antes mudaba en siglos. Por ello es necesario establecer nuevas reglas para esta nueva forma de jugar, y los internautas han declarado la guerra a todo aquel que pretenda limitar su derecho a tomar cualquier cosa que esté disponible en la red. Pero esto choca con otros derechos, y el más claro es el de que un autor reciba un beneficio por lo que ha creado. Esto siempre ha sido así, y que yo sepa no ha cambiado el derecho a la propiedad, y a la intelectual tampoco.

a10.JPGPor lo tanto, hay que entrar en ese nuevo mundo con el Derecho en la mano, y para ello hay que legislar, porque quienes fabrican la cultura son trabajadores que si no cobran dejan de producir. Y eso sí que sería una catástrofe. No confundir los derechos de autor con la gestión de la SGAE, porque hay derechos, como lo de los libros, que no pasan por ahí, sino que se gestionan directamente entre autor y editor. Y se meten en el mismo saco muchas cosas. La gente está que trina con la SGAE, pero ese es otro tema, pues quienes deberían cabrearse son los socios, porque todo ese dinero que entra por el canon en los aparatos de reproducción es un agujero negro que los propios socios no entienden porque nunca reciben un solo euro, aunque hayan fotocopiado o grabado una canción, un libro o una obra de teatro suya en un lugar recóndito.

La idea de la ministra de Cultura de cerrar sin orden judicial una web es un disparate, pero no cojamos el rábano por las hojas, porque esto no significa que quienes bajan contenidos con autoría puedan hacerlo sin pagar por ello. Lo de que la cultura es de todos suena muy bien, pero quienes la hacen realizan un trabajo y debe ser compensado. También son de todos los hospitales públicos, las carreteras y los colegios, y lo son porque los pagamos entre todos. Por lo tanto, la cultura también. Y es tremendamente demagógico todo esto, porque quien pretende bajarse películas, libros o canciones gratis paga su línea ADSL, ha pagado el ordenador, la electricidad con que funciona y la mesa que lo soporta. Lo paga todo sin rechistar, pero no quiere pagar al autor de los contenidos que consume.

Y todo esto hará que cambie mucho la industria cultural, pues con el libro digital pasará lo mismo que con los discos, y se verán afectados distribuidores, libreros, impresores y personal de las editoriales. Así que, sentémonos a pensar en soluciones justas porque tirarse al monte sólo conducirá a ahogar la cultura libre que se pretende defender.

Por mucho que controlemos las palabras, el inconsciente siempre está ahí, delatando lo que realmente pensamos. Otras veces, en su ingenuidad informativa, las palabras dicen exactamente lo contrario de lo que pretenden decir. Esto quedó demostrado, una vez más, ayer mismo:

El primer caso es el discurso de Obama al recibir el Nobel de la Paz. Dijo el Presidente norteamericano que para conseguir la paz a veces hace falta la guerra. Es una versión del viejo adagio latino "si vis pacem, para bellum" (si quieres la paz, prepara la guerra). Esta frase, que está manipulada para que suene mejor, como tantas otras expresiones históricas o populares, proviene del escritor romano Flavius Vegetius Renatus (Vegecio para los amigos), y contiene la esencia del Imperio Romano, y emparenta con la famosa expresión que ponen en boca del emperador Tiberio: "Me odian, pero me temen". Es decir, Obama sin darse cuenta (o dándosela) se autoproclama emperador, porque está dispuesto a imponer la paz aunque sea a punta de misil. Estoy convencido de que él no pretendía decir eso, y menos en el momento de recibir el Nobel de la Paz, pero lo ha dicho, y sus palabras lo delatan.


aaax.JPGEl otro caso se refiere a la petición que Cayo Lara, el líder de IU, hizo al Rey para que interviniera en el asunto de Aminatou Hadiar. En una carta firmada por el jefe de la Casa Real "considera que no es el momento oportuno para la realización de gestiones complementarias por parte de su Majestad". Y se produce la paradoja de que, aunque la carta niega la intervención real, el hecho mismo de enviarla significa que está interviniendo, porque se muestra dispuesto a hacerlo siempre que el Gobierno lo considere oportuno. Es decir, hay un mensaje subliminal que viene a decir que puede entrar en escena en cualquier momento. Y aunque no haga más movimientos, ya ha intervenido, cosa que no me parece mal, porque digo yo que la Jefatura del Estado debe servir para algo.

Pues ya ven cómo las palabras delatan o contradicen fuera de la voluntad de quien las usan.


Tienes razón para hacer lo que haces y tienes derecho a hacerlo.
Llevas toda la vida luchando por la dignidad de tu pueblo,
y en sólo tres semanas has puesto sobre la mesa del mundo
lo que llevas clamando durante años.
Aminatou_Haidar.jpg

El Sahara no quiere que tú seas mártir de la libertad,
por desgracia ya hay muchos mártires.

Lo que tu pueblo necesita es tu fuerza, tu palabra,
TU PRESENCIA FÍSICA.
Tu muerte acerca la guerra que tú no deseas.

Por tu fuerza,
ahora les quema su desidia de tantos años.
Ahora que tu voz se oye no dejes que se apague
Es esa voz la que hace que tu pueblo sea hoy escuchado.

Por eso tienes que vivir,
El Sahara te necesita viva.

Gracias, Aminatou.
***
Enlace documental sobre Aminatou Haidar


Hay países que caen mal, otros que generan desconfianza y la mayoría se quedan en el limbo porque depende del momento en que se les mire. Sin embargo, Italia siempre cae bien, por definición, hasta el punto de que incluso sus momentos más oscuros, como los del fascismo, parecen tener bula. El fascismo italiano fue una dictadura terrible, cruel y abominable, pero no levanta urticaria como el recuerdo de otras. Será porque los italianos tienen fama de alegres, y no entiendo por qué, con el carácter que se gastan los del crimen organizado y la defachatez de sus políticos.

zmuralla.JPG

(Por poner unos cuantos ejemplos, cuadros, literatura, cine... aparte)

Ahora, el ministro de Asuntos Exteriores italiano, ha sacado un informe en el que deja pequeñita a Francia en cuando al chauvinismo. Entre otras lindezas -supongo que para consumo interno-, dice el ministro que en Italia se hace el mejor chocolate del mundo (no sé qué dirán los austriacos, los belgas o los ingleses) y que Italia posee el 50% del patrimonio cultural mundial. Sin quitar un ápice a la grandiosidad del patrimonio italiano, eso es echarle morro y lo demás son tonterías. Que hayan tenido el imperio romano y el Renacimiento no les otorga tanta importancia, porque mira que ha habido imperios culturalmente impresionantes, y adjudicarse nada menos que la mitad de todo debe ser fruto de un delirio. Ni siquiera toda Europa junta podría hacer tal cosa. Tal vez para ocultar la posible mala imagen de su Primer Ministro, asevera disparates que nadie cree, aunque no estoy seguro de que no se lo crean los italianos, porque no han demostrado nunca mucha agudeza a la hora de elegir a sus dirigentes. Quien vota a un elemento como Berlusconi es capaz de creerse cualquier fanfarronada.


Hoy me he levantado preguntón, porque aquí se habla y se habla pero nadie da una respuesta nítida. Las respuestas que tenemos cada día se ajustan a los intereses de quien habla, y por lo tanto desconfío de su neutralidad. Y me gustaría saber:

1.- ¿Quién va a devolver la normalidad al hombre al que acusaron injustamente de haber asesinado a Aitana?

2.- ¿Es cierto que lo del cambio climático es una patraña, o se trata de una nueva propaganda de quienes siguen envenenando el aire, al mar y los ríos?

3.- ¿Por qué no hay problema en que España, Francia o Estados Unidos tengan centrales nucleares y que eso sea un problema si las tiene Irán? ¿Qué puede construir bombas nucleares? ¿Es que no las tienen las grandes potencias y países como Israel, Pakistán o Bielorrusia?

4.- Y al hilo de la anterior: ¿Por qué Irán está empeñado en la energía nuclear si tiene petróleo a mansalva?

5.- ¿Por qué ciertos artículos que están en el Estatuto de Valencia no son anticonstitucionales y si aparecen en el de Cataluña sí? ¿Quiere esto decir que, si el Tribunal Constitucional los invalida para Cataluña quedarían invalidados para Valencia? Y si no es así ¿No es anticonstitucional la desigualdad?

6.- ¿Por qué Rajoy, que es quien ha montado este follón al presentar recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto de Cataluña, va por ahí como si la cosa no fuera con él? ¿No haría un mejor servicio a España retirando el recurso y evitando tensiones que sí dañarían la solidez del Estado?

zpreg.JPG7.- ¿Por qué se muestran algunos tan estrictos con determinados artículos de la Constitución si luego hay docenas de ellos que se incumplen y a nadie le importa?

8.- ¿Para cuándo va España a hacerse respetar en los foros internacionales, pues nos chotean Marruecos, Venezuela y si me apuran hasta Honduras?

9.- ¿Por qué se empeñan en crear ídolos de barro de tanto futbolista incomprensiblemente millonario, si no son más que unos tipos que le dan patadas a un balón?

10.- ¿Piensan estos que somos borregos y que nos lo vamos a creer todo? Por cierto: ¿Qué pasó con la gripe A?

COMENTARIO FINAL: Si cada día hay más desempleo y cierran más empresas, se necesita ser optimista para decir que empezamos a recuperarnos de la crisis. Como dijo alguien, hasta que llegue el día en que haya un parado menos que el día anterior seguiremos en crisis.

La aparición de la última novela de Antonio Muñoz Molina ha puesto de nuevo en el candelero un tiempo en el que el arte, la literatura y el pensamiento brillaron en España casi como nunca. Me refiero a la década de los años 30, que coincide con la II República, y en esa época es bandera la llamada Generación poética del 27. Repasando poetas me he topado una y otra vez con la ciudad de Málaga. Es verdad que el 27 se relaciona en su origen con Sevilla y su Ateneo y en su desarrollo con la Residencia de Estudiantes de Madrid. Son dos focos importantes, pero hay un tercero, Málaga, una cuidad callada que ha estado siempre en la punta de las ideas progresistas y tal vez por eso sufrió una represión franquista durante la Guerra civil (A Arias Navarro se le apodó "El Carnicero de Málaga) que muchos cifran en casi 20.000 fusilados en las tapias del cementerio de San Rafael (*).

Escanear00077.JPGVolviendo al 27 y aledaños, es curioso cómo la nómina de los grandes nombres de esta generación está llena de malagueños: Moreno Villa, Altolaguirre, Emilio Prados... Y tanto tiraba que hasta allí fue a morirse un castellano como Jorge Guillén. Puede incluso asimilarse a esta generación al poeta José María Hinojosa (por cierto, homónimo del famoso bandolero El Tempranillo). Son los poetas andaluces que añoraba Rafael Alberti, pues el 27 es mayoritariamente andaluz en la poesía (Con Lorca, Alberti, Cernuda, Aleixandre y los antes mencionados van bien servidos). Pero Málaga es más que un aeropuerto para turistas, es una ciudad con historia y cultura desde que los fenicios la fundaran y más tarde nos diera al poeta judío Ibn Gabirol, a Picasso y tantos nombres importantes desde Cánovas hasta Antonio Banderas. Y no podemos olvidar que fue en Málaga y por malagueños donde se fundó la revista literaria Litoral, posiblemente una de las más importantes del siglo XX en nuestra lengua.

(*) Si hemos de ser justos, también hubo asesinatos por los dos bandos. El 22 de agosto de 1936 las milicias republicanas sacaron de la cárcel de Málaga a una cuerda de presos políticos conservadores, que fueron fusilados en las tapias del cementerio. Entre ellos estaba el poeta José María Hinojosa. Otra muerte estúpida generada por el odio.


Escanear0005.jpg

Con luces de Navidad
ya llega la desbandada:
maratones en la tele
que duran una jornada.
Allí comparecen firmas
con garantía contrastada,
que hacen publicidad
de limosna disfrazada.
En los magnos maratones
se personan con su fama
cantantes, escribidores
y artistas de toda laya.
Es la solidaridad que
con mucho morro claman,
promocionando sus libros,
discos, pelis y metralla.
Pero lo que me cabrea
es que a todos nos engañan,
pues tienen casa en Miami
y el dinero en las Bahamas,
o el domicilio fiscal
en Andorra o en Lausana,
en Montecarlo, en Caimán,
donde nunca pagan nada.


zz12.JPG

***


Tienen yates, reactores
y baños con porcelana.
Si quieren ser solidarios
con su patria, que es España,
que tributen en Hacienda
porque es gran mamarracha
hacernos lo blanco negro
y dejando por sentada
su gran generosidad
¡hipócritas, cacos, ratas!
Y encima nos dan lecciones
de personas muy honradas
retratándose con pobres
de Etiopía o Somalia.
Reclaman el cero siete
para ONGs lejanas,
pero es el cero siete
de nuestras cuentas pagadas
día a día, mes a mes
en la Agencia Tributaria,
que ellos no saben qué es
porque no han probado a usarla.
Hospitales, carreteras,
policía y enseñanza
se paga en este país,
no en Andorra o Las Bahamas.


Así que cuando aparezcan
con su jeta tan lozana
vestidos de Valentino,
Vuiton y Dolce Gabana
en un maratón de esos
no crean una palabra,
lo que valen son los hechos
y mentiras sus palabras.

¿Qué es esto de ahora de doy permiso y ahora te lo quito? ¿Una yenka estúpida con la que Rabat pretende jugar al gato y al ratón con España? Con esta marrullería diplomática Marruecos se ha pasado treinta años dilatando el asunto del Sahara, mientras siguen saliendo de Bu-craa tonelada y toneladas de fosfatos.

No debería por ello sorprendernos el modo con que Marruecos trata el asunto de Aminatou Haidar, pero lo ocurrido esta tarde raya en la provocación, pues pone claramente en peligro las relaciones con España, que creo que en este caso debe dar muestras de firmeza, porque lo merece el Sahara, lo merece Aminatou y lo merece la propia España, para que Marruecos no se pitorre en nuestras narices.

Esto es indignante, y un clara falta de humanitarismo, pero ¿qué puede esperarse de un estado que no respeta los Derechos Humanos?

ESPAÑA TIENE QUE PONER TODA LA CARNE EN EL ASADOR Y ATRAER A TODA LA COMUNIDAD INTERNACIONAL A LA SOLUCIÓN DEL TEMA AMINATOU. ESO ES POLÍTICA EXTERIOR Y NO OTRA COSA.

Con motivo de la aparición del artículo de José María Ridao sobre la persistencia de la novela realista, tengo que decir que estoy completamente de acuerdo con sus planteamientos, porque una cosa es la verosimilitud y otra la veracidad.

Escanear0002.jpgLa novela es ante todo ficción -diría que e puramente ficción- aunque a veces aparezcan personajes reales o históricos, pero nunca una novela que se precie trataría de ser una tesis doctoral. Y eso es lo que pretenden algunos novelistas actuales, que en lugar de crear ficciones y ambientes en determinadas circuntsnacias históricas, como hicieran Galdós o Tolstoi, se empeñan en proclamar que aquello ocurrió de verdad y que es tal y como ellos lo cuentan.

Cabe preguntarse entonces si lo que pretenden es escribir una novela, que no es otra cosa que una exégesis de la realidad, pero no la realidad misma. Ni Greaves en Yo, Claudio, ni Marguerite Yourcenar en Memorias de Adriano, ni Galdós en sus Episodios Nacionales intentaron convencernos de que aquello era exactamente así, porque hacía ficción verosímil, novela en suma. Porque si lo que se quiere es mostrar a Claudio, a Adriano o a Napoleón en la realidad, con apoyos documentales y rivalizando con los catedráticos de historia, lo mejor que es escribir una biografía, y aún así, al que es novelista se le nota la patita, como le ocurrió a Stefan Zweig cuando escribió la biografía de María Antonieta.


Escanear0003.jpgLa Biblia ha sido siempre fuente de inspiración para los escritores, no en vano cada uno de sus personajes o historias conforman un conglomerado de mitos que pueblan el inconsciente colectivo de la cultura occidental. A veces los relatos se valen de La Biblia para hacer anclajes y crear ficciones, otras se agarran a sus míticas figuras para trasladarlas a nuestro tiempo, y otras veces, como ha hecho Saramago, se propone la reescritura del relato, moviendo como secuencia alternativa las consideraciones del autor. Lo ha hecho en su nuevo libro, Caín, como lo hiciera hace unos años con El Evangelio según Jesucristo, libro que por cierto fue el detonante de que el novelista se fuese a vivir a Lanzarote, dejando atrás su Portugal inquisitorial que renegaba de esa novela. Con Caín Saramago recrea un episodio importante de El Génesis, pero es simplemente una disculpa para crear un sistema de pensamiento en el que hace otra lectura de los mitos del Bien y del Mal. Muchos dirán que no se entiende cómo un ateo confeso vuelve una y otra vez sobre un libro religioso; pues porque La Biblia y el Cristianismo son dos factores que están en el origen de nuestra civilización judeocristiana, y uno de sus baluartes más significativos, La Iglesia Católica, no ha cesado en dos mil años de influir en la vida de las personas, sean o no creyentes. Por lo tanto, aunque Saramago no sea creyente, La Biblia le concierne.

Cuando uno encuentra personas como Aminatou Haidar sólo puede admirarlas. Porque son de una pieza, fieles a sus convicciones y que llevan sus ideas hasta sus últimas consecuencias. Se dice que unas veces tienen éxito y otras fracasas. No es cierto, siempre queda de ellas una estela que va haciendo que las cosas cambien. Son las personas que luchan toda la vida que decía Bertol Bretcht.

zav6.JPGEn nuestra vida cotidiana también hay personas así, que siempre están donde deben estar. También son admirables aunque sea anónimas. No son admirables la mayoría de las personas que son subidas a un pedestal en nuestra sociedad. Yo admiro a las mujeres trabajadoras, a los hombres que siempre están ahí, a quienes no esperan gran cosa de la vida y sin embargo cumplen con la sociedad y con los suyos. Son los que plantan las raíces del futuro.

Hay quien tiene talento para algo, y por ello se le admira. Yo respeto a los talentosos que trabajan, pero no los admiro, porque ese talento ya veía en el frasco. No admiro a Picasso, ni a Federer ni a García Márquez. Me deslumbran sus logros y en todo caso admiro la persistencia para emplear bien el talento. Pero sobre todo admiro a gente como Aminatou Haidar, que con sólo su pequeña humanidad se enfrenta a un monstruo de muchas cabezas.

Hace unos días comentaba la poca imaginación y la escasa capacidad de riesgo de los jurados de los premios literarios más sonoros de nuestra lengua. Cuando hay uno que se atreve a premiar a un escritor, van todos detrás a darle otro premio, como si ya los anteriores le hubieran hecho el trabajo y así no tener el trabajo de pensar.

Y ha vuelto a ocurrir, ahora con José Emilio Pacheco, que no es que no se merezca el Cervantes como hace dos semanas el Reina Sofía, es que ya suena a coña. Pues resulta que el gran autor mexicano lleva muchos años ahí, siendo un primer espada, y nunca contaba en esta parte del Atlántico. De repente, le llueven los premios, como si alguien acabase de descubrirlo. Hombre, un poquito de orden, que hay más nombres grandes en la literatura, y si este año tocaba en América, pudiera haber sido el de Nicanor Parra, que en este caso están empeñados en no premiarlo, cuando es uno de los poetas más grandes de nuestra lengua ¡y tiene 95 años! Cada vez que deciden dárselo a un chileno, lo bordean y le cae a Rojas o a Edward.

JOSE EMILIO PACHECHO.jpgPor otra parte, hay que decir que José Emilio Pacheco es desde hace décadas un clásico en vida, hasta el punto de que muchos lo daban por muerto si no miraban la fecha de nacimiento en la solapilla de sus libros. Ya sé que querían honrar al poeta por su 70 cumpleaños, pero si tocaba premiar a México podrían haberse acordado de Carlos Monsiváis, que tiene 71 y una obra intelectual digna heredera de la de Alfonso Reyes. Además, con José Emilio Pacheco este asunto llega al paroxismo, porque de no contar para nada, en media docena de años se los han dado todos. Está claro, el año que viene le cae el Príncipe de Asturias, el único que le falta en castellano.

Archivos mensuales