los blogs de Canarias7

Archivos Septiembre 2009

Ustedes dirán que insisto demasiado en lo de la gripe A, pero es que ando muy confuso. Por un lado hay un gran despliegue mediático en torno a las noticias sobre el asunto, el estado de la vacuna, la campaña masiva de vacunación que están haciendo en Estados Unidos, las apariciones de la Ministra en programas distendidos como el de Buenafuente para quitar hierro, al tiempo que en un programa de canal Cuatro dicen que el virus N1H1 está emparentado con el de la peligrosísima gripe española de 1918 que dejo cien millones de muertos, aunque otros quieren dar la idea de que no es una pandemia muy letal.

LAUTREC.jpgEs decir, una de cal y otra de arena. Durante unos días hay hasta sobreinformación en todos los sentidos, y luego hay silencios de hasta semanas en los que parece que ya no hay gripe. Y a estas alturas uno no sabe si debe vacunarse, porque no se ponen de acuerdo sobre eso, hasta el punto de que algunos médicos aseguran en privado que ellos no piensan vacunarse.

Luego están las idas y venidas por Internet, donde hay una especie de clima de conspiración, donde se habla de un plan para exterminar a dos tercios de la Humanidad. Parecen proyectos de los malos de los cómics, una conspiración del Lex Luthor de Supermán, del Jocker de Batman y de un extraterrestre en forma de lagarto. Algo inverosímil, pero que crea inquietud. Y a todas estas, tampoco sabemos si estamos o no en un grupo de riesgo, asunto que tampoco está claro.
***
(La ilustración es el retrato de Monsieur Fourcade. Ya sé que nada tiene que ver con la gripe A pero, ¿que prefieren? ¿Una foto difusa y abstracta de un supuesto virus al microscopio,o contemplar un magnífico dibujo de Henri de Tolousse-Lautrec? Pues eso).

Ya sabemos, por haberlo visto en las estampitas, que San Miguel Arcángel sostiene una espada flamígera con la que capitaneó los ejércitos celestiales que vencieron a Luzbel, que yace derrotado y sujeto a los pies del jefe de los ángeles. Pero dice la tradición, que San Miguel, cada 29 de septiembre, día de su onomástica, deja al diablo suelto durante una hora como deferencia anual con el vencido. Lo malo es que no sabemos es en qué hora exacta queda libre Lucifer, y así puede sorprendernos cuando menos lo esperemos.

aquelarre_Goya[1].jpg
Como precaución, sería conveniente andarse con ojo durante las veinticuatro horas del día, no vaya a ser que le dé a uno por prometer subidas del IVA o por convocar una reunión urgente del G-20, que luego vaya usted a saber qué efectos se producen. Aunque lo mejor es ser precavido siempre porque en Canarias me temo que el diablo anda suelto todos los días.

Y es que el diablo está de moda incluso en las artes, como elemento simbólico de la tentación del mundo contemporáneo. Hay un diablo clásico en el teatro, el gran tentador; ahora, en el cine, como contraste con la moda de los ángeles americanos, Al Pacino, metido en el papel de Lucifer, afirma: "Dios crea la belleza y el instinto y dice: mira, pero no toques; toca, pero no disfrutes...¿no es esta la actitud de un sádico?". Lucifer fue antes Luzbel, y para los especialistas no es lo mismo el demonio que Satanás o Belcebú; hay matices, y cada uno de nosotros es ángel y demonio a un tiempo, aunque el porcentaje no se distribuye siempre igual. Pero donde verdaderamente está de moda el diablo cada 29 de septiembre es en Tijarafe, San Migel Abona o Valsequillo. Es decir, la noche el Perro Maldito de los infiernos es tradición y fiesta popular. Así que, toca divertirse, que tiempo habrá para hablar de teología.
***
(Aunque los contenidos suelen ser parecidos, tranquilos, la ilustración no es una reunión del G-20, se trata de un aquelarre. Es de Goya... Sí, hombre, Goya, el paparazzi que sacó desnuda a la Duquesa de Alba).

Me asombra la facilidad que con frecuencia se encadenan causas y efectos. No pretendo discutir evidencias que están muy contrastadas, como que cargar mucho peso afecta a las vértebras, que si se reduce la toma de alcohol bajan las cifras de accidentes de tráfico o que la sobreexposición al sol puede incidir en las enfermedades de la piel. Sí digo que hay infinidad de supuestos estudios, declaraciones y majaderías que se lanzan a la buena de Dios y luego hay gente que lo cree a ciegas.

zcharla.JPG
Por ejemplo: ahora dicen que en los países donde se practican castigos corporales a los niños el cociente intelectual medio es menor. Supongo que serán muchos los parámetros que habría que medir, porque en la inteligencia influyen muchos factores, sean psicológicos (el castigo), mediambientales, de alimentación, el clima... Asignar directamente la relación causa-efecto a un solo factor sencillamente no es serio.

Y así andamos cada día en un bosque de afirmaciones supuestamente correctas, que alguien ha dicho y luego se han consagrado popularmente, y se escuchan sentencias de este tipo: "los rubios son más extrovertidos", "comer rábanos impide la calvicie", "ducharse por la noche aumenta el reúma", "las mujeres pelirrojas son más generosas", "mirar hacia la puesta de sol al atardecer mejora la depresión"... Les aseguro que estas afirmaciones y otras muchas, sin verdadero apoyo científico ni estadístico, circulan por ahí e incluso rigen la vida de muchas personas, y por eso hay otras que se aprovechan de su credulidad y a menudo de su desesperación. Está claro que en tiempos de crisis los charlatanes hacen su agosto.

Bob Dylan ha anunciado que cede los derechos de su próximo disco de canciones navideñas al PMA (Programa Mundial de Alimentos). Ya sabíamos que Dylan es un artista comprometido, y de paso digo que no entiendo muy bien cómo celebra la Navidad un musulmán, ¿o es que ya Dylan no lo es? Pero esa es otra historia, pues conmigo han tomado alcohol amigos de religión islámica, porque en esto cada uno hace su propia lectura. Y cuando los ricos y famosos, sean comprometidos o no, hacen donaciones o intervienen en festivales a favor de algo, me pregunto cuánto tiene de solidaridad generosa y cuánto de cultivo de la propia imagen.

zcarter.jpg
Por otra parte, hay gente muy prestigiosa que incluso gana premios con fotos o documentales sobre las desgracias de otros. Yo esto no acabo de encajarlo, porque recuerden si no al periodista Kevin Carter, que tomó en Sudán la foto de una niña muriéndose de inanición mientras un buitre espera pacientemente. Esa foto ganó el Pulitzer en 1994 y Carter se suicidó un mes después. Es una historia tremenda desde todas las vertientes . Por eso el gesto de Bob Dylan tiene doble valor: el económico (que será mucho) y el mensaje que envía a todo el mundo. No esperábamos menos de él, y si eso mejora todavía más su imagen, se lo merece.

Hace unos días un amigo me envió este enlace. No se puede acceder desde aquí, pero ustedes saben cómo hacerlo. Se lo recomiendo, son sólo tres minutos. Es este: http://video.bugun.com.tr/bugunPlayer.swf?file=dagilfilm.flv

En Francia y en los países anglosajones es habitual desde hace siglos que los grandes personajes escriban sus memorias. Eso no ha ocurrido en España, aunque algunos personajes históricos, sobre todo desde La Ilustración, han dejado textos escritos, que no son propiamente memorias, pero que seguramente dicen más sobre ellos que si se hubieran propuesto contar su vida. Los memorialistas clásicos extranjeros ni siquiera se tomaban la molestia de adornar sus memorias con títulos sonoros, como el Confieso que he vivido de Pablo Neruda; simplemente suelen titularlas Memorias de... o Autobiografía de... El más sencillo fue Giacomo Casanova que se tomó el "atrevimiento" de llamar a sus memorias nada más y nada menos que Historia de mi vida. Ahí es nada.

zv6.JPGSiempre he pensado que la memoria es una facultad engañosa, que puede ser admirable cuando se trata de recordar fórmulas matemáticas o hechos históricos fechados hace milenios. Me refiero a esa memoria que se ejerce deliberadamente, cuando uno decide almacenar un nuevo conocimiento, que en las personas memoriosas se vuelve inalterable por mucho tiempo que pase. Es la memoria del estudiante, la que se pone a prueba en los concursos de televisión, la memoria colectiva que está en los documentos y que puede llegar a ser dominio de todos.

La memoria de la que no acabo de fiarme es la personal, esa que debe registrar sin decisión previa las cosas que nos van ocurriendo, y que finalmente es nuestra identidad. Como dice el filósofo Emilio Lledó, somos nuestra memoria, porque si un día dejamos de recordar nuestro nombre, nuestros afectos y nuestro pasado dejamos de ser lo que somos. De nada vale que podamos recordar la fecha de la batalla de las Navas de Tolosa o la fórmula del volumen del tronco de cono. Tal vez esa memoria sea más selectiva que ninguna otra, y encima se almacena desde una opinión concreta, a favor o en contra, asunto en el intervienen la ideología personal o el manejo de datos que tengamos, pues, si sabemos unas cosas e ignoramos otras, es más que probable que la opinión final sea diferente.

Venía a decir el escritor chileno José Donoso que la memoria más fiable de los novelistas es aquella que se apega inconscientemente a sus novelas, en las que se desnudan detrás de la máscara que son sus personajes, porque cada uno de ellos forma parte del propio autor en el aserto flaubertiano de "Madame Bovary c'est moi". Según Donoso, cuando el novelista prescinde de la ficción y trata de contar sus recuerdos desde una voluntad de ser veraz, su inconsciente se enroca y maquilla cada una de sus actuaciones, de manera que finalmente resulta un relato escrito desde el estado psíquico y vital en que escribe; es decir, se puede escribir desde la culpabilidad, el miedo, la prepotencia, la ira, el victimismo, la pereza mental, el odio o la venganza.
De ese modo, cada uno de nuestros actos en el relato irá encaminado a construir un personaje que deba parecerse a la idea que cada uno de nosotros tiene de sí mismo, y que probablemente no refleje con exactitud nuestra verdadera personalidad. Somos capaces de falsear datos sin que nos demos cuenta, porque el tiempo pone sobre los recuerdos sucesivas capas de barniz que a menudo vuelven irreconocible lo que tratamos de que sea la verdad. Raramente se escribe sobre la propia vida desde el amor, porque unas memorias se parecen mucho a un ajuste de cuentas.

zDSCN2408.JPGPor otra parte, García Márquez dice en el pórtico de su primer tomo de memorias Vivir para contarla que "la vida no es como la vivimos, sino como la recordamos", lo cual está muy bien desde el punto de un novelista, pero confundir la vida con la memoria es una manipulación. Pero está bien, porque la literatura es simplemente una manipulación de la realidad para crear otra realidad. Y las memorias debieran ser rigurosas, pero nuestro propio cerebro no lo permite.

Hay por ahí un estudio (debe ser de una universidad americana, para variar) en el que se dice que la vida no es un sucesión de hechos, sino una acumulación de momentos, que son los que recordamos. Creo que han descubierto la pólvora, pero es cierto que hay momentos que se nos quedan para siempre y hay días, incluso semanas, en los que no nos ocurre nada digno de resaltar, y según ese estudio es como si no hubiésemos vivido.

En España no ha habido tradición de memorias, porque nos habría gustado conocer de primera mano las impresiones de personajes importantes, que, salvo excepciones, como Nicolás Estévanez o Ramón y Cajal, no han dejado por escrito. Ahora sí que salen libros, pero son más que nada ajustes de cuentas y justificaciones de los propios actos, si son políticos los que escriben. Cuando son artistas suelen derivar en contenidos rosa, aunque siempre se salvan algunas, como las de Fernando Fernán Gómez.

zzSCN2254.JPGLo que es terrible es que nos inunden de memorias estúpidas de personajillos que nada tienen que contar, o de algunas personas venidas a más en la escala social, que han pasado por todas las piedras habidas y por haber y ahora quieren reescribir su historia. Lo que es tremendo es que hayan escrito sus memorias ídolos de masas con sólo 25 años, como hizo Raúl, el jugador del Real Madrid. Todavía no se ha retirado y hace media docena de años que publicó sus memorias. Esto es impresentable, y lo terrible es que fue un éxito editorial, aunque ya nadie recuerda siquiera el título. Ojalá se escriban buenas memorias como en los países anglosajones, aunque también por allá ha empezado el choteo del mundo rosa.
***
(Este trabajo fue publicado en el suplemento Pleamar de la edición impresa de Canarias7 el día 23 de este mes)

Quienes todavía seguían creyendo que el color de la piel del Presidente de Estados Unidos iba ser un factor determinante en un cambio de rumbo ya tienen la prueba de que no. Y es lo que he dicho siempre: los dos Bush y Clinton eran rubios, Nixon y Reagan morenos, Ford y Carter pelirrojos. Da igual, ha habido presidentes norteamericanos de todos los colores, incluso albinos. Se diferencian en detalles que a veces son importantes, pero finalmente, en lo grueso, actúan siempre en interés de ellos, ni más ni menos.

zbomban.JPGRecuerden si no al mediático Kennedy, todo un mito, mucho glamour y mucha Jacqueline, pero a la hora de la verdad puso a funcionar la cuenta atrás de las ojivas nucleares, y que si no llega a colgarse del teléfono Juan XXIII, llamando a Moscú y a Washington, estaríamos hace medio siglo en una nueva Edad de Piedra. Eso sí que era un Papa y un hombre de paz, al que, por cierto, aún no han hecho santo.

zjuan23[1].jpgEn conclusión, ni negro, ni mestizo, ni nada, Obama es otro presidente, uno más. Se ha quitado la careta en la Asamblea de la ONU, cuando ha dicho que no pueden dejar a Estados Unidos la responsabilidad de sofocar todos los conflictos del planeta, que hay que arrimar el hombro. Es decir, provocan las guerras por intereses territoriales, energéticos y de dominio, y ahora Obama quiere que participemos en la pacificación. Claro está, con ello se empobrecerán los demás y Estados Unidos saldrá más fuerte. Y Zapatero está tan hipnotizado por Obama como Aznar por Bush. ¡Ah! La UE... Sí, sí, ya verán cómo al final nos embarramos todos y crecerán los cuatro de siempre, porque en Europa Alemania, Francia y Gran Bretaña también conocen los pasos del baile.


Se ha muerto el actor Patrick Swayze y la verdad es que lo lamento, porque forma parte de la iconografía de los años 80 y 90 por sus interpretaciones en las películas Dirty Dancing y Ghost y porque era un tipo que me caía bien. Se supone que tendría que haberle hecho una necrológica hace unos días, pero es que este mes de septiembre, entre fallecimientos y aniversarios ya he cubierto el cupo de muertos.

zghots1.JPGHe hecho muchas necrológicas en prensa y en el blog, pero eso no es nada comparable con la trayectoria de periodistas como Juan Rodríguez Doreste, que tal vez tenga el récord de escritura de necrológicas, pues empezó muy jovencito escribiendo las de Tomás Morales, Alonso Quesada y Jorge Oramas, y creo que llegó a escribir alguna incluso siendo alcalde de Las Palmas de Gran Canaria.

Siempre que se moría alguien de cierta vida social, lo llamaban a él para que escribiera sobre el muerto, y el hombre se esmeraba en dejar bien al difunto, a veces muy por encima de lo que había sido en la realidad. Contaba él que el poeta teldense Fernando González decía que le gustaría resucitar al día siguiente de su muerte durante cinco minutos, solamente para leer lo que Rodríguez Doreste había escrito de él. Tanto sabía el viejo Don Juan de los entresijos de este tipo de escritura, que unos pocos años antes de morir quiso leer su propia necrológica. Así que me la encargó. Se la di a leer y estuvo conforme porque usé todo el sentido del humor que pude, pues era fácil tomarse a coña su muerte porque era una hipótesis, todavía no estaba muerto. Guardé esa necrológica varios años, y finalmente la publiqué el día de su entierro. La verdad es que Rodríguez Doreste era todo un personaje.

Pues eso, que se ha muerto Patrick Swayze.
***
¿La foto? Puesss... No sé, los fantasmas, o las copas, quién sabe...

Pablo Neruda murió de cáncer el 23 de septiembre de 1973, doce días después del golpe de estado de Pinochet. Hay quien dice que se dejó morir, aunque es posible que no fuera exactamente así, sino que dejó de luchar, y ya es sabido que en el combate contra el cáncer la mente juega a veces un papel importante.

Murió Neruda y con él se apagó una de las voces más rotundas de América Latina. Ya sé que siempre lo oponen a Vallejo, y cuando se habla de Chile le ponen enfrente a Huidobro, a Pablo Rokha e incluso a Nicanor Parra. Estamos hablando en todo caso de grandes poetas, y el arte no se puede pesar o medir. Está claro que Neruda siempre fue un poeta muy popular (no un poeta popular), y a quienes le acusan de artificioso yo les digo que sí, que lo era, porque la poesía es un arte y el arte tiene mucho de artificio.

xpablo_n.jpg
No sé cuál de estos poetas es más grande, creo que todos tienen una obra magnífica, y Neruda fue, además, famoso desde muy joven y encima le dieron el Premio Nobel. Pertenecía a esa estirpe que parece inagotable de escritores latinoamericanos emparentados con la política en distintos credos, desde Rubén Darío y José Martí hasta Carpentier y Vargas Llosa. Escriben y se involucran más allá de la opinión, cosa menos frecuente en Europa.

Me ha pasado con Mario Benedetti, Roa Bastos, Abel Posse, Vargas Llosa o Jorge Edwards. Cuando hablo con escritores latinoamericanos, siempre sale a colación la política, y si el interlocutor es un político acaban hablando de literatura. Me ocurrió con Rodrigo Borja, ex-presidente de Ecuador. Es como si política y literatura no pudieran separase en el convulso mundo de América Latina. Y es que ese debe ser un factor común del mestizaje, porque no concibo a Mariano Azuela fuera de la Revolución mexicana, a Rómulo Gallegos lejos de los vaivenes de Venezuela o a Pablo Neruda (poeta y narrador en "El Canto general") olvidando a tanto sátrapa como ha descoyuntado América Latina.

Sobre esto, dice Bryce Echenique, en su refugio grancanario junto a la playa de Las Canteras: "creo que está en decadencia el intelectual comprometido sobre el que tanto teorizó Sartre, frente a un intelectual también comprometido, pero de otra forma, como era Camus, no militante, más crítico, más distante, un espectador comprometido pero no un actor". Puede ser, como ocurre con Carlos Fuentes, pero el caso es que también suele pasar con muchos cantantes, aunque no sean de los llamados cantautores, y si no vean la polvareda que ha levantado el concierto de Juanes en La Habana. Neruda fue un actor de la literatura y de la política hasta el final. Rokha, Huidobro y Parra también.

xpkjh.jpgY, por supuesto, César Vallejo, que si hubiera conocido como Bryce Echenique la playa de la Canteras, tal vez no habría querido morirse en París.


Los críticos con Zapatero no se cansan de proclamar la estampida que se produce en las filas socialistas, argumentando que se debe al cansancio de los más consecuentes porque no se aclaran hacia dónde va el Presidente del Gobierno. Lo comparan algunos con al animal de tiro que camina con orejeras, sin ver más allá de lo que tiene delante de sus narices, e incluso algunos dicen que realmente está ciego. Los zapateristas más entusiastas dicen, por el contrario, de que en medio de la tormenta las ratas abandonan el barco, pero el caso es que la gente se va, y eso supone una pérdida de credibilidad del Presidente y una encrucijada muy complicada para los que creen en el proyecto socialista. Lo cierto es que a Zapatero le gusta abrir frentes cada día, y no estoy seguro de si quienes sobreviven a su alrededor están dispuestos a seguir jugando tantos partidos a la vez.

zespuma.JPGLo que no entiendo es la táctica del avestruz del Presidente. Ese optimismo enfermizo es tan peligroso como el derrotismo absoluto. Debiera tomar ejemplo de la promesa de sangre, sudor y lágrimas que hizo Churchill a los británicos. Ya sé, entonces había una guerra (creo que ahora también, aunque no se diga). Imaginen que un día Zapatero dijera más o menos: "Estamos jodidos, y ya no sé por dónde tirar; échenme una mano, porque de esta tenemos que salir juntos". Lo creeríamos y nos pararíamos a pensar. Pero es que así no hay manera, y la pujanza económica de los años anteriores está destruyéndose, explotando las pompas de aquella burbuja. Seguramente sólo era espuma.


Supongo que como muchas personas, he estado viendo el concierto de La Habana a través de Internet, y es impresionante ver cómo vibraba la Plaza de la Revolución con la música de Juanes y los demás artistas que se sumaron a este concierto por la paz. Cada vez que se habla de Cuba se dividen las opiniones, siempre frontalmente y de manera extrema, porque los cubanos exiliados que viven en Miami han puesto el grito en el cielo porque consideran que este concierto es un apoyo claro al sistema cubano. Yo creo que el pueblo cubano también tiene derecho a asistir a un concierto de esta envergadura, y la política siempre estará merodeando.

ccccuba.jpg Cuando pensamos en el cambio necesario en Cuba, supongo que deseamos mejorar lo que no nos gusta y conservar elementos como la Educación, la Sanidad y el sentimiento nacional del pueblo cubano. Hablamos de democracia muy a la ligera, y la equiparamos a que haya elecciones cada cuatro años. Pero la democracia no es sólo eso, y siempre recuerdo lo que pensábamos hace treinta años, cuando vivíamos en plena Transición. Decíamos: "La democracia no es sólo una forma de gobierno, tiene que ser una forma de vivir".

cccuba2.jpgAquí lo hemos conseguido a medias (que es tanto como decir que no lo hemos conseguido), porque sigue existiendo la ley del embudo, porque quienes tienen el poder (el dinero) se perpetúan y a menudo no responden de sus fechorías, porque los políticos que elegimos no miran por el interés general, y se convierten con demasiada frecuencia en títeres de los distintos poderes. A eso aquí lo llamamos democracia, que es sin duda algo infinitamente mejor que la paz de los cementerios de Franco, pero no es una democracia plena. Esa democracia en la que los derechos y las responsabilidades vayan aparejadas y sean iguales para todos, esa democracia plena es la que queremos, sin una partitocracia que no quiere la listas abiertas e impide así que el pueblo elija a personas, no a una lista donde entran los que entran. Y porque hay muchas cosas que mejorar y cambiar antes de que se nos llene la boca con esa palabra. Claro que quiero esa democracia plena, aquí, en Cuba y todas partes. Por eso me ha gustado el concierto, aunque algunas caras que he visto deberían lavarse la boca antes de hablar. Pero en fin, construyamos.

Desde hace semanas aparece en periódicos digitales una foto publicitaria (la que aquí reproduzco) de una Lolita que mira con una expresión de cierta lascivia. La primera impresión es que se anuncia sexo; pero no, es una llamada para que juguemos a la loteria, más concretamente a la euromillonaria.

EUROMILLONES.JPGEs normal que sea una mujer la que anuncia perfumes femeninos, cosméticos o joyas. Ya es más discutible que aparezca una mujer como objeto seducible cuando lo que se vende es un perfume masculino o un complemento que se supone hace al hombre más atractivo. Se ha denunciado que sean mujeres en actitudes sugerentes las que anuncien coches o lugares de ensueño para viajar, como si los coches sólo los comprasen los hombres y sólo fuesen ellos los que soñasen con esas vacaciones de ensueño (aquí caben, además, las reservas sobre el turismo sexual, que es otra forma de explotación de mujeres indefensas de países pobres). Y aún así habría mucho que debatir sobre la utilización de la mujer.

Lo que ya me parece el colmo es que se anuncien las loterías utilizando a una jovencita con mirada entre inocente y perversa. Hay que recordar que las loterías son del Estado, otra forma de recaudar, y si quienes están detrás del anuncio son empresas, peñas u otras organizaciones que hacen negocio con el juego, el Estado debiera impedirles que utilicen a la mujer para atraer clientes. Si es la propia gestión de loterías (o sea, el propio Estado), sería escandaloso. Digo yo que para algo existen ministerios de Igualdad, institutos de la Mujer y una legislación que se supone debe erradicar estas prácticas. Por eso he hecho una foto al anuncio que aparece en la pantalla de mi ordenador, y espero que desaparezca y que para anunciar quinielas no se siga utilizando la imagen de la mujer. Porque este tipo de publicidad es, además, un insulto a la inteligencia de cualquiera que tenga dos dedos de frente.


Aunque parezca cosa secundaria, el proyecto del Gobierno para la ampliación de la Ley Antitabaco es un botón de muestra de la política errática de este país, pues no todas las culpas son del ejecutivo central, puesto que Esperanza Aguirre se apresuró a establecer modificaciones sobre la anterior ley que se han ido extendiendo y hoy es una ley fantasma por su escasa aplicación. En España, cuando algo no funciona se hace una ley, pero de nada sirven las leyes si no se aplican, y que yo sepa, si la actual Ley Antitabaco se aplicase a rajatabla sería de las más avanzadas de Europa. Pero no, hay que hacer otra, y me temo que también será para enmarcarla como pieza del museo de lo inútil.

zfumar.JPG
(Forzando el comienzo de la décima cubana, aquí diremos: "Fumo aquí, fumo en La Habana, / fumo en el Pinar del Río, / y como el cigarro es mío / fumo donde tengo ganas")


Me pongo en el lugar de los propietarios de bares, cafeterías y restaurantes que en su día afrontaron reformas en sus locales para ajustarse a la nueva normativa. Digo yo que tendrán la sensación de que se gastaron un dinero tonto, porque otros que no han hecho nada, no sólo no prohíben fumar, sino que cuelgan en la puerta un cartelito donde dice "En este establecimiento se permite fumar". Es que esto lo cuentas en un país serio del extranjero y te dicen que es mentira. Y así, delante, detrás, un, dos, tres, mientras el Parlamento hace leyes no hay mecanismos para hacer que se apliquen.

(Hoy, viernes, no publico post nuevo adrede, porque quiero que este que pibliqué ayer se mantenga más tiempo en primera línea. Creo que es importante)

Cuando en 1985 se hizo el referéndum de la OTAN, mucha gente se echó a la calle, lo mismo que en 1991 contra la Guerra del Golfo y también contra la invasión de Iraq. Es verdad que no hubo jaleo en octubre de 2001, cuando se atacó Afganistán, porque todavía el mundo estaba sobrecogido por los atentados del 11-S apenas un mes antes. Pero el asunto de Afganistán se ha ido complicando, y la coartada es que se está bajo estandarte de la ONU o como fuerza de pacificación de la OTAN. El caso es que una alianza occidental, liderada, cómo no, por Estados Unidos, lleva cinco años en Afganistán, cada vez la escalada es mayor, y no se ve salida a un conflicto. Los especialistas dicen que nadie puede ganar donde los soviéticos y hasta Gengis Khan salieron derrotados.

ZGUERRA+.JPG

(700 MUJERES AUSTRALIANAS DESNUDAS FORMARON UN DIBUJO CONTRA LA GUERRA DE IRAQ)

España está allí, y ahora mandan más soldados, y esto no se sabe cómo va a evolucionar. Paises de nuestro entorno como Alemania se plantean el futuro de su presencia en Afganistán, y se ha convocado una conferencia para hablar de ello con los demás países. España ni se lo plantea,y envía más tropas porque sí. Y si estuvimos frontalmente en contra de las anteriores participaciones de España en conflictos que no nos atañen, no entiendo por qué ahora no hay voces críticas. Es cierto que Aznar hizo de su capa un sayo, y ahora el Parlamento respalda la operación, pero esa es una cuestión secundaria, porque si entonces la opinión de la calle se oponía al Presidente ahora se debe llamar la atención de los diputados. No hay guerras conservadoras y guerras progresistas, y no nos engañemos, Obama es más simpático que Bush, pero es el Presidente de Estados Unidos, y los intereses de Washington están por encima de la simpatía o antipatía que genere el inquilino de la Casa Blanca. ¿Dónde están los artistas, intelectuales, sindicatos, partidos, asociaciones, ONGs y estudiantes que se echaron a la calle en 1985, en 1991 y en 2003? Hay que hacer una reflexión sobre todo esto y decirle de la manera que sea a nuestros políticos, sean del poder ejecutivo o del legislativo, que nos están metiendo cada vez más en una guerra de consecuencias imprevisibles.

Yo por mi parte sigo gritando ¡¡¡NO A LA GUERRA!!!


Por si éramos pocos, parió la abuela. Ya es que no sabe uno hacia dónde mirar, porque la gente se ha puesto de un radical que asusta. Y todo ello en tiempos en que habría que arrimar el hombro y formar una piña. Pero da igual, esto es Jauja, pues lo mismo te hablan de incrementar la potencia armamentística en América Latina que de hacer referéndums para sondear el independentismo catalán. Encima, Almunia dice que la crisis española será menos profunda pero más alargada que la del resto de los países de la UE, y yo con esto pelos.

En los años setenta, cuando estuvo tan de moda el horóscopo, que casi se tomaba como ciencia (no salgo contigo porque mi signo es incompatible con Aries), se decía que entraríamos en la Era de Acuario, un tiempo largo de varios siglos en los que reinaría la armonía, el entendimiento y la paz. Esta es la demostración clara de que el zodíaco es un cuento chino, porque, según mis cuentas, ya hemos entrado en esa era maravillosa, y ya ven cómo está el patio.

zniagara.JPG

(Puede pasar de todo, pues ya ha pasado. ¿Sabían que en 1911 se congelaron las Cataratas del Niágara? Pues eso)

La sensación que uno tiene es que vamos en una guagua, por una carretera de muchas curvas y el chófer está borracho. Uno piensa en el chófer suplente y se entera que está en el bar. ¿Cómo fiarse de quienes nos gobiernan si está constatado que están fuera de la realidad? Así que, agárrense, porque me parece que para seguir adelante vamos a tener que empezar a creer en los milagros. No es que sea pesimista, es que releí el viejo chiste de Mingote: "Un pesimista es un optimista bien informado". De ahí mi realismo, y eso que me falta mucha información, porque si la tuviese toda seguramente pasaría de pesimista a alarmisma.


Que hoy sea el 125 cumpleaños de Agatha Christie me viene a cuento la memoria que suele guardarse en Gran Canaria a viajeros o visitantes que estuvieron en la isla unos meses, unos días o incluso unas horas y esto les hace acreedores a una calle, como mínimo. Siempre he dicho que aquí hay que llegar con la vida medio vivida, porque si no lo que aguarda es el silencio. El listado de nombres que apenas rozaron nuestra isla es muy variado, desde el tenor italiano Stagno (que tiene una plazoleta a su nombre detrás del teatro Pérez Galdós) hasta Camilo Saint-Saens (con calle en Ciudad Jardín) pasado por Carusso, Eva Perón, Silvana Pampanini y un etcétera inabarcable en este espacio.

zmetropole.jpgPintorescos hay muchos, raros también, pero sobre todos me vienen a la memoria dos. El primero es Javier Bardem, que nació aquí circunstancialmente, se lo llevaron con cinco meses y hace años que lo hicieron hijo predilecto, título que por cierto no ha venido a recoger. La segunda es Agatha Christie, la escritora más leída de todos los tiempos, que pasaba temporadas invernales escribiendo en el viejo Hotel Metropole, y que tiene muchos récords en su haber, entre ellos el de ser autora de la obra teatral La ratonera (The Mousetrap), que es también la pieza más representada de la historia (35 años consecutivos en cartel en un teatro londinense, además de miles de funciones por todo el mundo). Son transeúntes que vienen, se van, nos olvidan y aquí les seguimos dando barniz.

Algunas administraciones públicas se cubren las espaldas sacando notas de prensa sobre los protocolos que se dan a los colegios para combatir la gripe A. Por papeles que no quede, se trata de mandar circulares a los centros y ahí se las apañen como puedan, que no pueden.

zgripe2.JPG¿Quienes conozcan lo que es un colegio por dentro, o simplemente tengan un ligera idea de lo que es un niño, saben que para aplicar un protocolo estricto en un centro harían falta tantos profesores como niños. Por ejemplo: ¿Cómo se puede controlar a 25 niños y niñas de 4 años para que se laven las manos cada vez que toquen un juguete colectivo? ¿Cuántos cuartos de baño hacen falta para este lavatorio constante? ¿Cómo se puede hacer recreo por turnos concitando los horarios rotativos de cada profesor especialista? Y eso es sólo la punta del iceberg.

Se dice también que hay que trabajar con grupo pequeños de niños. Ya me dirán cómo, pues harían falta tres o cuatro profesores por por cada grupo, y por supuesto el triple o el cuádruple de aulas, que no existen. Eso es directamente inviable. Y habría que ver si los padres están dispuestos a decir que su hijo tiene síntomas, o si calla y lo envía al colegio con moquera. Y si hubiera un colegio en el que fuera posible ese despliegue de medios, todo se iría al carajo con un simple estornudo fuera de control.

Han intentado en una clase evitar que se pasen un lápiz chupado, que respire un alumno sobre el otro o que no beba agua de la botella del compañero? Sencillamente NO SE PUEDE, los niños son controlables hasta cierto punto, pero es imposible hacer que cumplan unos protocolos que hasta para los adultos resultan engorrosos. Cada profesor debería tener 50 ojos, dos para cada escolar.

En resumidas cuentas, la prevención contra la gripe A en los colegios es una tarea ardua, y no se debe cargar toda la responsabilidad en el profesorado, porque es una quimera controlar el espacio vital de un niño en un radio de un metro a su alrededor, y si son 25 ya me dirán. Porque encima dicen que los pupitres tiene que estar separados, y hay aulas donde no hay metros cuadrados para hacerlo.

Para vender se buscan las razones más peregrinas. La última es "celebrar" los 40 años de la separación del ya legendario grupo de Liverpool. Con los Beatles ocurre como con todos los grandes mitos, que tienes que andar fino al hablar de ellos, porque si no sale una legión de fundamentalistas y ponen el grito en el cielo. Y es rara esa mitificación, porque normalmente los grupos tienen un líder y los demás se disuelven en el ruido. Pasa con Mick Jagger y los Rolling Stone, Kurt Kobain y Nirvana, John Fogerty y Credence, Jim Morrison y The Doors, Bono y U-2, y así muchos más. Pero en los Beatles se mitificó el conjunto, los cuatro de Liverpool, y probablemente sucedió porque se separaron en la cima del éxito.

44444.jpg
Es curioso cómo las cosas permanecen mientras hay un solo liderazgo, pero es que en los Beatles fue milagroso que aguantaran tanto juntos (otros pensarán que fue poco), porque aquello era cosa de dos, John y Paul. Georges era un buen cantante y compositor, pero no tenía el aliento de un líder, y Ringo pasaba por allí y se marchó en un submarino amarillo. No es posible Rolling con dos Jeaggers, ni U-2 con dos Bonos. Lennon y McCartney demostraron después que son dos grandes de la música "pop", aunque Harrison tuviese un importante éxito con My Sweet Lord quedó claro que la esencia de los Beatles estaba donde estaba. Y a lo mejor fue inteligente separarse en 1969, porque si no tal vez el mito se hubiese devorado a sí mismo.

El Juez Garzón, que trató de poner nombres a los muertos de las fosas comunes de la Guerra Civil y el franquismo, está imputado. ¿No les recuerda esto a los tribunales franquistas -militares o no-, que condenaban a los leales a la República por rebelión, cuando los rebeldes habían sido ellos?

El Tribunal Constitucional prepara la sentencia sobre la constitucionalidad del Estatuto de Cataluña cuando han pasado tres años de su promulgación y ha sido desarrollado en buena parte. Si fallase a favor de los denunciantes se supone que quedarían invalidadas muchas leyes. Tengo la impresión de que, aunque sólo sea para no liarla más, se va a corroborar la validez del texto, y así evitar el caos jurídico que se formaría, con leyes que ya han sido aplicadas y que atañen a muchas personas e instituciones.

zbander4.JPGSi se anulasen las partes del estatuto catalán denunciadas, habría que revisar los de Valencia, Andalucía y las dos Castillas, que contienen artículos muy parecidos y que sin embargo no han sido denunciados por el PP.

El PP y el PSOE no llegan a un acuerdo mínimo para tratar de llegar a un pacto de Estado sobre Educación, y de este modo sigue cada comunidad por su lado y ¡Viva Cartagena! Nadie pone coto al poder destructivo de las televisiones, que incitan a situaciones como la de hace unos días en Pozuelo. Eso no es desobediencia civil ni cosa que se le parezca, es gamberrismo, kale borroka en castellano.

Y mientras, la Educación sigue dejada de la mano de Dios, descargando todo el peso en un profesorado al que previamente se le ha desarmado de la autoridad que es necesaria para impartir clases. Muchos profesores se tientan el cuerpo al salir del aula para cerciorarse de que han salido indemnes y con el pensamiento de "no me han dejado enseñarles, pero al menos no me han pegado, ¡que buenos chicos!" Pero nada, tranquilos, todo se va solucionar cuando el alumnado de 5º de Primaria tenga un ordenador portátil. La pregunta es para qué.

Estamos en guerra, no sólo porque nuestros soldados se la juegan en Afganistán, sino porque al entrar en combate y reforzar las bases con envío de más tropas nos ponemos en el punto de mira de los talibanes, de Al Qaeda y de cualquier terrorista. Y la guerra no se libra sólo en Afganistán. Tenemos triste advertencia de ello.

La crisis económica... El paro... Los impuestos... Bueno, bueno, bueno... Eso lo resolvemos mandando a pasear por las autonomías a los Príncipes de Asturias, que luego el debate se centra en si Letizia hizo o dejó de hacer, dijo o dejó de decir, o simplemente especulando sobre lo delgada que está o los zapatos que calza.

La verdad es que tiene que gustarte mucho el poder para querer ser ahora Presidente del Gobierno. O ser un iluminado que se cree con superpoderes. O ser un instrumento del dinero para tratar de que este siga donde siempre ha estado. Veremos un día de estos a Zapatero con los calzoncillos por fuera como Supermán y a Rajoy conduciendo el bat-móvil. No se extrañen, Aznar en las Azores se convirtió en el Capitán América. Cosas del cómic.

Y la gripe A? Qué quieren que les diga...


El 11 de septiembre es una fecha que debería estar marcada en negro en los calendarios, es la fecha del odio, la venganza y la sangre, siempre en una lucha del hombre por tener poder sobre otros hombres. Es el designio histórico de la Humanidad.

Recordamos el 11 de septiembre de 2001, cuando en Nueva York, la ciudad que parecía inexpugnable, fueron derribadas las Torres Gemelas, símbolo del capitalismo más voraz. Este atentado parece inexplicable, por su precisión geométrica, y la pregunta que todos nos hacemos es cómo fue posible burlar los sistemas de vigilancia de una de las áreas geográficas más controladas del planeta. La lección paralela que aprendemos es que la perfección no existe, y la muralla más rocosa puede tener una fisura tan leve que nadie es capaz de detectarla y sin embargo puede ser el origen de su destrucción.

Hay otro 11 de septiembre, cuando los sátrapas chilenos que dijera Neruda acabaron con la democracia a sangre y fuego. Luego llegaron la tortura, las desapariciones, los asesinatos, las fosas comunes y el exilio. Aquellas fechas son las del nacimiento de dos mitos: el de Salvador Allende, un hombre que llevó su conciencia política hasta sus últimas consecuencias, y Víctor Jara, un cantor que es un ejemplo para quienes amamos la libertad de expresión, esa libertad que a él le costó la vida.

cielo1.JPG

Septiembre es el mes de la sangre, y así ocurrió el 5 de septiembre de 1972 en Munich, cuando la organización palestina Septiembre Negro asesinó a 12 atletas israelíes, 12 como las tribus de Israel. Luego hubo venganza contra los terroristas, que fueron eliminados uno a uno (los hemos visto recientemente en la película Munich de Spielberg). Sangre, odio, venganza, sangre otra vez, es la rueda infernal de la intolerancia.

Hoy es 11 de septiembre, y los seres humanos debiéramos proponernos que no haya más expolios que generen odio en los países pobres contra los ricos, que no haya más bombardeos de los palacios de La Moneda que son el símbolo del poder nacido del pueblo, que cada cual pueda pensar y decir lo que quiera, sin que le rompan las manos como humillaron al cantor chileno en el Estadio Nacional. Ojalá algún día seamos capaces de borrar el negro del 11 de septiembre en los almanaques.

zzny.JPG

(El ser humano es capaz de levantar ciudades extraordinarias y también de destruirlas)

Sin embargo, estamos subiendo la escalera de la violencia en Afganistán, donde a estas alturas hay un guerra, digan lo que digan, y España participa en ella. Es que no aprendemos.


(Hoy hace 10 año que Alfredo Kraus nos dejó. Como homenaje dejo aquí la larga entrevista que nos concedió a Tato Gonçalves y a mi en 1996 para el suplemento dominical de Canarias7)


CUARENTA AÑOS EN LA CIMA DEL ARTE.

Cuarenta años llenando con su voz los mejores escenarios del planeta son un récord que apenas cuenta para el cantante, aunque aparece en sus palabras una brizna de legítimo orgullo cuando le pregunto por esos cuarenta años de permanencia en la cima del arte.
-Cuarenta años son muchos años para una voz, para un cantante; las voces suelen durar menos, pero es cierto que cuarenta años pesan, porque el artista empieza a cantar, se va afirmando, teniendo éxito, haciéndose famoso, y esto es lo que va pesando cada vez más, porque el público siempre pretende de ti lo mejor, incluso más, y uno es consciente de que esto que reclama el público hay que dárselo. Entonces, la responsabilidad siempre es mayor, porque a medida que pasa el tiempo te exiges más a ti mismo, y el éxito que puedas tener ante un público que cada vez te pide más es un éxito que te tiene siempre en la duda y en la preocupación.

-Ya es tierra batida la dedicación y el cuidado que usted ejerce sobre la técnica y valiéndose de ella, pero es evidente que también ha sabido abandonar a tiempo algunos papeles.-Sí, sobre todo algunos de los que hice al principio de mi carrera, porque no eran determinantes en mi proyección hacia el público; entonces fui eligiendo los que yo veía que se recibían mejor, que tenían más impacto en el público.

zkraus3].JPG
-Pero los hay, y no los más fáciles, que permanecen como siempre: el Duca, el Alfredo de "La Traviatta"...
-Y Rigoletto, el Werther, Lucía, todos estos.

-En sus inicios, usted recibió el espaldarazo de María Callas, en aquella memorable representación en el teatro San Carlos de Lisboa. Sabemos que La Callas fue inconmensurable, pero después tal vez ha habido cantantes tan buenas como ella.
-Tan buenas, no sé, pero una soprano con el carisma de María Callas yo no la he visto todavía.

-¿Es cierto entonces que con María Callas nos encontramos ante la mejor voz femenina del siglo?
-Yo tampoco diría que la mejor voz, porque puede que haya voces mejores, pero una soprano tan completa en el sentido amplio de lo que pueda ser una artista, con gran presencia escénica y una mujer con personalidad tan arrolladora, todo esto no se ha reunido en ninguna otra todavía; a lo mejor, en determinadas cosas se puede decir que una cantante supera a María Callas, pero hablando del conjunto, lo que representa el paso de María Callas por la lírica, eso no se ha vuelto a repetir. Ahora mismo, superior a ella no hay nada.

-No existe ópera contemporánea que arraigue en el público; ¿vamos a seguir siempre con Verdi, Mozart y Puccini?
-Sí, claro; seguimos oyendo Schumann y Beethoven y Bach y Mendelson, y ya no se hace música como esa.

-Pero existen compositores contemporáneos.
-Pero eso sería música contemporánea, que no tiene nada que ver con los clásicos ni con los románticos, y en la ópera pasa lo mismo, porque lo que no se puede es hacer una música donde no se contemple la voz cantando una melodía. La voz sin la melodía, la melodía sin la voz, en la ópera no se puede.

-¿Y eso que llamaron hace unos años Operas-Rock, como Jesucristo Superstar o Evita?
-No; eso es música Rock; cualquier música se puede aplicar a un argumento, pero eso es un argumento con música de fondo. En cuanto a la ópera se refiere, una persona que va al teatro y al salir no se acuerda de ningún tema, no lo puede tararear, no lo puede silbar, quiere decir que ahí no ha habido melodía.

-Si hablamos de los grandes circuitos de la ópera, España entra con Barcelona, e incluso hay temporadas con solera en la periferia; Madrid, sin embargo, no acaba de arrancar.
-El problema de Madrid es que en esos años en que estuvo cerrado el Teatro Real se rompió la continuidad, la tradición, pero Madrid ha ido progresando, porque cuando yo empecé la carrera se hacía una función de un título y ahora se hacen cinco. Claro, que en comparación con Barcelona, ha pasado eso, que faltaba un teatro, y ahora, si funcionara el Teatro Real, que ya está terminado de restaurar, ayudaría a la continuación de la tradición, porque en Madrid hay público; yo en la temporada pasada hice cinco representaciones de "La Traviatta" a teatro lleno y hubo bofetadas para las entradas; con siete u ocho representaciones se hubiera llenado igual; o sea que, gente hay.

-Pero usted me habla de un título emblemático y con Alfredo Kraus en el cartel.
-Claro, es cierto que la gente va más a unas óperas que a otras y que tiran más del público unos cantantes que otros, pero en conjunto puede decirse que Madrid tiene público para una temporada de ópera.

-Hablar de madrid y de la lírica nos lleva sin remedio a la zarzuela. ¿Es la zarzuela una ópera menor?
-No; la zarzuela es la zarzuela, y no se hizo para emular a la ópera, es un género independiente, y nada menos que nuestro género lírico español. La ópera no es nuestra.

-Pero cuando usted canta zarzuela frecuenta más los títulos menos sainetescos, más serios, como La Tabernera del puerto, La Dolorosa o su ya clásica Doña Francisquita, y no el género chico.
-En las zarzuelas hay género chico y género grande, bueno y malo, y en las óperas también.

-Ahora los tenores dan macroconciertos en estadios, y me ha perecido que este tipo de espectáculos no tienen del todo su bendición; sin embargo, mucho antes de que Domingo, Carreras y Pavarotti lo hicieran, usted montó "Marina" en el Estadio Insular.
-Eso no es ninguna novedad; en tiempos de Fleta ya se cantaba al aire libre en las plazas de toros, lo que pasa es que una cosa es hacer un macroconcierto al aire libre y otra cosa es hacer ópera en su marco ideal. El teatro se hizo en función de la ópera y la ópera en función del teatro. Naturalmente que, hoy día, con los adelantos técnico que hay en materia de sonido, este macroconcierto se puede ampliar, se puede hacer del tamaño que se quiera, pero se produce una dispersión, el sonido no es el sonido natural, y eso siempre va en perjuicio de un espectáculo de alto nivel artístico. Eso está clarísimo, y no creo que nadie vaya a aprender cultura a esos sitios. La ópera al aire libre puede ser un espectáculo divertido, nadie lo pone en duda, y cuando hace falta yo también participo, y como usted dice lo he hecho incluso antes de esta moda de ahora, pero nunca con la pretensión de dar cultura.

-No podemos entonces hablar de arte, sino tal vez de negocio.
-Sí, puede ser negocio o bien se trata de realizar algo benéfico, darle un sentido; divertirnos, ir a esa explanada y oír el concierto alegremente; en esos casos no hay por parte del artista esa responsabilidad que tienes cuando sabes que estás haciendo algo frente a un público exigente, en un templo de la música, en el medio natural de la ópera que es el teatro. A estos espectáculos el público va más distendido, se toma una cocacola o se come un bocadillo mientras oye cantar. Se puede hacer, pero hay que tener muy claro de qué se trata.

-En sus vitrinas ya no hay espacio para galardones; sin embargo, ¿no fueron un poco cicateros cuando dieron el Premio Príncipe de Asturias a siete cantantes a la vez?
-Aquello fue un metedura de pata del Jurado, porque pretendiendo repartir el premio de una manera salomónica lo que hicieron fue estropearlo. Si no me lo dan, pues vale, y se lo dan, a Victoria de los Angeles, por ejemplo, me hubiera parecido fenomenal; o incluso dividido entre dos, pero repartir un premio entre siete, que además no eran candidatos, fue un disparate. Además, eso lleva un proceso, pues hay una entidad que propone los candidatos, y hay un papeleo, un dossier, se hacen unas consultas, hay entidades que se suman con sus apoyos; ¿para qué tantos trámites si luego no sirve para nada?

-Y que se mezclaron nombres de distinto nivel.
-Aparte de eso, lo que me parece mal es que el premio así se desprestigia. Se le da a todos para que se callen y nadie proteste, y con este baremo también desprestigiarían todos los demás premios científicos. Si al menos hubieran concedido el galardón a la lírica española y lo hubiera ido a recoger la SGAE (Sociedad General de Autores de España), podría entenderlo, pero no así, y ya que metieron a siete en un saco, ¿por qué no meterlos a todos?

-Pero usted fue a recogerlo.
-Sí, porque mis declaraciones en aquel momento no fueron positivas, y quise demostrar que no había por mi parte nada contra mis colegas ni contra los otorgantes, sino que era una cuestión técnica, y uno debe portarse correctamente en todas las circunstancias, en las favorables y en las desfavorables.

-Usted no siempre se ha llevado bien con Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad natal.

-Al contrario; yo siempre me he entendido bien con la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y con el pueblo liso y llano; lo que pasa es que no se puede evitar que en tu propia casa, con tus hermanos y tus primos haya desavenencias, y en este momento yo no tengo problemas contra nadie.

-Pero no aparece en los carteles de las temporadas de ópera. ¿Es un problema de caché, de calendario o de entendimiento?

-De todo un poco: Primero hubo una desavenencia incipiente que duró muchos años, y que ya se acabó; luego han sido mis compromisos contraídos con antelación los que me han impedido estar, y también el caché, porque todo hay que decirlo, pero bueno, ya todo se ha ido resolviendo y esta misma temporada de 1996 cantaré un "Werther" en el teatro Pérez Galdós.

-Es una buena noticia, pero ¿tal vez no le hubiera gustado cantar ya en el Auditorio?

-Sobre el Auditorio no tengo ni idea. He recibido una invitación del alcalde de la ciudad para asistir con él a una visita, pero ya le he contestado que no tengo previsto ningún viaje a Gran Canaria y que si la cosa puede ser factible dentro de unos meses, pues encantado. Ahora mismo no sé lo que hay, lo que no hay, cómo es, de manera que difícilmente puedo opinar. Y seguramente pasará con el auditorio como pasa siempre, que hay espectáculos en que un teatro no se llena aunque sea pequeño, y espectáculos en los que se agotan las entradas por grande que sea el aforo. Acabo de cantar en la Sociedad Filarmónica dos conciertos y ha habido una gran demanda, de manera que se podrían haber hecho tres. De todas formas, yo creo que se debía haber hecho un auditorio con más capacidad y con la posibilidad de, según el espectáculo que fuera, reducir el aforo, con tabiques automáticos o elementos similares para disminuir la capacidad y hacer más íntimo un espectáculo que así lo requiera.

-Premio Canarias, Doctor Honoris Causa, Homenaje en la Sociedad Filarmónica... ¿su tierra le ha reconocido por fin?

-Yo creo que a mí se me ha reconocido siempre; ¿que haya habido alguien que no haya estado de acuerdo? Eso es normal, el artista siempre está expuesto al admirador y al que no lo es.

-Para un hombre como usted, que ha conquistado la gloria artística en todo el Mundo ¿es importante que se le reconozca en la isla que lo vio nacer?

-Hombre, sí, porque en el fondo te duele que por ahí la gente te aprecie más y te reconozcan unos méritos que en tu propia tierra te niegan. Pero yo no me he quejado nunca de eso.

-¿Hay cantera de voces en Canarias?

-Supongo que igual que en cualquier otra parte, aun que yo no conozco ahora mismo a nadie, lo que no quiere decir que no haya, porque yo estoy un poco alejado del ambiente de Canarias.

-¿Es el público de Las Palmas de Gran Canaria tan frío como dicen, o es sólo un tópico que ha hecho fortuna?

-Esto no lo nota el que es de la ciudad, sino el que va por todo el Mundo y sabe cómo es cada público. Yo tengo buenos amigos en Chicago y una vez les dije que el público de esa ciudad es muy frío. No lo entendieron; cinco años después, ellos viajaron hasta Nueva York, para oírme cantar; luego fuimos a cenar y uno de ellos me dijo :"Alfredo, tenías razón cuando hablaste de la frialdad del público de Chicago, porque aquí hemos visto lo que es un público entusiasta"; pero eso no quiere decir que el público del Pérez Galdós cuando aplaude no esté dando todo lo que puede dar, lo que pasa es que hay otros públicos que aplauden más. El de Nueva York es cálido y el de Chicago frío, es normal.

-Hace unos años, usted se involucró en la política local canaria, y su nombre apareció en una candidatura del Partido de Gran Canaria. ¿Qué le movió a hacer tal cosa?

-Mi relación con la política fue meramente simbólica, intentando que el espíritu del grancanario se sacudiera un poco y se interesara por su isla. Y es que parece que, por idiosincrasia, el grancanario es un poquito dejado, aunque tengo noticias de que poco a poco intenta sacudirse esas rémoras y trabajar más por la isla. Simplemente fue por eso.

-Parece contradictorio que un hombre de Mundo, como usted, se metiese en algo tan opuesto a lo universal como se interpreta que es el insularismo.

-A los políticos no les gustó, y en cuanto a la gente, si no me implico dirán que estoy muy lejos y que no me importa mi isla; es decir, siempre te coge el toro, si sí porque sí, y si no porque no. Pero yo estoy por encima de que a unos les parezca bien y a otros mal; he querido interpretar mis sentimientos, creo que hice bien, y soy de la opinión de que debiera haber dos autonomías y así se evitan todos los problemas.

-¿Apoya a alguna formación en las elecciones del 3 de marzo?

-No, porque vi que el Partido de Gran Canaria se salió de los derroteros que se habían marcado, y como no tengo ningún color político lo único que me importa es el interés de Gran Canaria y de las islas, porque soy grancanario y de todas las islas, que quiero que progresen pero no unas a costa de otras.

Kraus.jpg

Alfredo por Alfredo


Hacía un frío intenso en Boadilla del Monte, a 15 kilómetros de Madrid, donde Alfredo Kraus tiene su casa peninsular. Fue necesario un café caliente con el fotógrafo Tato Gonçalves en un bar del cercano polígono industrial para luego atravesar a pie dos kilómetros de páramo helado. Alfredo Kraus nos recibió con el afecto de los paisanos, vestido con un impecable traje cruzado, color marrón con finas líneas beige y una corbata floreada. Grancanario al fin y al principio, como era lunes se interesó por el resultado de la Unión Deportiva Las Palmas, y se alegró de su victoria por 0-4, pero lamentó que un equipo de solera como el nuestro jugase con el Móstoles y no con el Real Madrid. Como tenía una cita en la radio, nos llevó hasta la Gran Vía, mientras charlábamos sobre el fletán negro de Terranova, el acuerdo pesquero con Marruecos y la integración en la UE. Ante la grabadora, había un Kraus rígido, fuerte, un hombre que marcaba las distancias; en el recorrido bajo la copiosa lluvia madrileña, encontramos un Alfredo humano y sencillo, un ameno compañero de viaje en automóvil, que más que nunca parecía un canario trasplantado en medio de los desnudos árboles de la Casa de Campo que bordean el Paseo de Extremadura. Cuando nos bajamos, a la altura de la plaza de Callao, quiso salir del coche para que bajásemos por el lado de la acera, sin importarle la lluvia ni sus cuerdas vocales. Nadie hubiera dicho que aquel hombre campechano era el más grande tenor lírico de muchas décadas. Nos opusimos y bajamos por la otra puerta. Cuando el coche arrancó, la Gran Vía comenzaba a ser un río por el que navegaba uno de nuestros paisanos más ilustres. No logro concitar aquel viajero sencillo con el espléndido Alfredo de "La Traviatta", y es que el arte tiene la magia de transformarlo todo. Alfredo por Alfredo, después de un viaje en coche entre Boadilla y Callao, "La Traviatta" ya nunca volverá a ser la misma. Será mejor.

No por anunciada es menos triste la muerte de un poeta, no uno más, sino uno de las voces fundamentales que ha dado Canarias a nuestra lengua durante el Siglo XX. Lo he dicho muchas veces, se ha dicho muchas veces, pero nunca son demasiadas las ocasiones para decir que el poemario Liverpool es uno de los anclajes de la poesía canaria en el siglo pasado, y sin duda el despertar de la poesía nueva a finales de los años cuarenta, cuando las nuevas voces habían sido cercenadas por la Guerra Civil y la dictadura franquista. José María bebe de Neruda, de Lorca y de Alberti -él lo confiesa- pero esa era una fuente peligrosa, porque eran un fusilado, un comunista y un exiliado. Ese libro marca un antes y un después en la poesía canaria, y lo escribió hace sesenta años (1949) José María Millares.

En la partida del poeta me encomiendo a William Shakespeare -a quien tantas veces él invocó- para decir que "mientras palpiten los corazones o vean los ojos, estos versos serán vivientes y te harán vivir". Son los versos de poeta, que finalmente es un hombre inseparable de su condición de poeta, como también lo dijo Vicente Aleixandre para José María. Y era para él porque el poeta que lo es por destino escribe siempre pensando en toda la Humanidad. De él nos queda mucho, porque ha dejado huella. Esa misma referencia está en sus poemas: "A todos contaremos que así fuimos: /una voz sobre el mar / por sólo ser la flor de tantos ojos / venciendo tanta luz".

xxxjm.JPG

(Esta foto muy reciente del poeta es gentileza de Tato Gonçalves)


Hubo tiempo para que otras voces lo homenajeasen la pasada primavera en la Biblioteca Pública Insular. Cuando no esperábamos que lo hiciera, él recitó, y su voz retumbó como un trueno en el salón donde todos lo escuchábamos sobrecogidos porque nos temíamos que iba a ser la última vez que escucharíamos recitar de viva voz a José María Millares. No defraudó, fue el José María que se esperaba, una voz rotunda que, además de hacerlo, sabe decir el verso como pocos.

Se ha ido José María Millares, y en su partida resuena en mis oídos el canto de Pino Betancor y el poeta haciéndole la segunda voz de una canción suya, inédita, que cantaron para mí una hermosa tarde de hace unos años. Tenían ambos un sentimiento musical que convertía su casa en un lugar alegre, aunque las composiciones de José María profundizaban sobre todo en lo social. José María era también la música, y no sólo Campanas de Vegueta y alguna otra cosa que hay grabada; son muchas canciones que alguna vez alguien rescatará y pondrá a José María en el lugar que se merece como autor de canciones. Yo creo que esa sería una tarea importante, porque la música de raíz canaria de las décadas anteriores no es sólo Néstor Álamo. Hay más, José María entre ellos.

También queda mucha obra poética inédita, porque José María Millares fue siempre un incansable bregador de la palabra. Siempre tenía un libro nuevo, dos, tres, producía a mayor velocidad que la imprenta que daba a la estampa sus obras. Pero están ahí, y poco a poco iremos conociendo el último tramo de la obra de un gran poeta. Porque él jugaba con las palabras y la música, como cuando era niño en la playa de las Canteras, y con sus hermanos se pasaba los veranos "A ver quién rompía / más cristales / a las vidrieras del mar". Y aunque poeta y hombre son lo mismo cuando son de verdad, el hombre acaba por languidecer, y se baja de la vida, pero el poeta sigue vivo y solo para siempre. José María, el hombre, se ha ido el Día de Pino con Pino Betancor, para estar siempre cantando a dos voces. Ahora lloramos al hombre y celebramos al poeta.
***
(Este trabajo se ha publicado hoy en la edición impresa del Canarias7)


Aunque entonces yo tenía tres años, recuerdo a mi hermana MARÍA DEL PINO, que murió un 7 de septiembre. Su presencia en este mundo fue de apenas un año, pero aún la veo agitando los brazos para mantener el equilibrio tratando de caminar hacia mí. No sé si llegó a caminar, porque el dolor hizo que se hablase poco de ella, y menos delante de mí, que no entendía su ausencia. Mi madre me contó que la imagen que le atenazaba el alma cada año era recordar aquella noche, oyendo cantar por el camino real que pasaba junto a nuestra casa a los romeros que caminaban hacia Teror, tocando timples y guitarras, en plena parranda de madrugada peregrina mientras ella velaba aquel pequeño cuerpo, cuyo rostro ni siquiera entonces palideció ni dejó de sonreír.

zromeria-en-teror[1].jpgHoy quiero evocar a aquella niña preciosa de la que sólo hay una fotografía pero que yo tengo grabada en mi mente con una risa contagiosa y un flequillo ondulado en la frente. Fue la ilusión de mi familia y se marchó el día de su onomástica, cuando apenas acababa de llegar. Fue mi primer contacto con la muerte, pero yo recuerdo a mi hermana viva, resaltando su pelo moreno con un traje de piqué blanco, vestida del único verano que me acompañó.

Dicen que no morimos del todo mientras alguien nos recuerde, y por eso yo quiero hoy darle vida a mi hermana recordándola. Han sido muchos años sin nombrarla, y ahora la escribo con mayúsculas (que es como gritar su nombre), usando todos los mecanismos posibles que esta máquina me permite para hacerla más visible, porque sé que siempre ha estado en alguna parte de mí. No guardo el dolor de su partida sino el gozo de haberla tenido durante uno de mis primeros años, que siempre son las más importantes. Y como hoy es su santo, le hago el regalo de la memoria: VIDA.***
(No he insertado la fotografía de mi hermana MARÍA DEL PINO porque ya no puedo saber si a mi madre le hubiera gustado que la pusiera).


Hoy es la romería de Teror, y mañana es el día en el que la tradición hacía que la madrugada confundiera los hachones de los peregrinos con las primeras luces del amanecer. Entonces olía a hierba seca de finales de verano, y al llegar a Teror empezaba a oler a pan caliente. Es la memoria de los caminos de verdad, no del gran botellón en que se ha convertido la noche entre el siete y el ocho de septiembre.

gc.JPGY es que El Pino tiene varias vertientes. Una es religiosa, por supuesto, otra es tradición, que es una forma de unirse a la memoria colectiva. otra manera de ligarse a la memoria, pues no olvidemos que la palabra religión viene del latín re-ligare, y la tradición nos amarra a la memoria de nuestros mayores, que es la genética de nuestra propia memoria.

Y hay formas no deseables de acercarse a Teror; una de ellas es ese deseo de desenfreno que más tiene que ver con otras fechas y que no es la parranda sana de toda la vida, que también es tradición. Otra forma es la utilización política y a veces fanatizada de una tradición, una religión o lo que sea: que si la Virgen del Pino es la Patrona de... No, no voy a mojarme, porque entiendo que las tradiciones no necesitan establecer ninguna competición, y las religiones provienes de las creencias, que son íntimas. Lo demás es eso, dar cuatro cuartos al pregonero para seguir engordando el pleito.


Alguien ha dicho que un argentino es un italiano que vive en Buenos Aires, habla español y se siente europeo. La vitalidad de la vida cultural argentina es evidente, pero a los de fuera nos causa extrañeza que un país tan curioso, pues tras el exterminio de la inmensa mayoría de la población aborigen es una especie de Europa trasplantada, como Estados Unidos, se aferre a mitos como pocos países en el mundo. Los casos más claros son Gardel y Evita, y sin duda el mito da para muchos libros, desde la propia autobiografía La razón de mi vida, hasta la novela Santa Evita, escrita por Tomás Eloy Martínez, Eva Duarte ha dado para mucho, hasta el punto de que es el eje central de una de las óperas-rock más famosas del siglo XX. Quien esto escribe no pudo sustraerse al embrujo del mito y dejó entrar a Evita en la novela Hotel Madrid, relatando novelísticamente la visita que la entonces esposa del presidente argentino hizo a nuestra ciudad en los años cuarenta.

zargentina 1.JPG

Dicen que el Che no estaría tan mitificado si no hubiera nacido en Argentina, y lo mismo pasa con Maradona. Estos dos casos son más discutibles, porque no sólo fueron los argentinos los que elevaron a la categoría de divinidades a estos dos hombres, tan dispares en sus actividades. Pero da que pensar que Maradona, por muy buen futbolista que fuese, sea hoy, que está vivísimo, un santón intocable, un gurú de una religión sin paraíso. Suele ocurrir con figuras de la música o del cine (Michel Jackson, James Dean...) pero no con los deportistas, y mira que los ha habido grandes y hasta legendarios en muchos países ( Jesse Owen, Zatopek, Mark Spitz, Nadia Comaneci, Karl Lewis, Federer, Zidane, Michael Jordan...) Si acaso se ha mitificado en cierto modo a Alfredo Di Stéfano, pero resulta que "La Saeta Rubia" nació en La Argentina. Hay quien afirma que el mito cinematográfico de Gilda no sería tal si la película no transcurriese en Buenos Aires. Pero eso ya es rizar demasiado el rizo pelirrojo de Rita Hayworth.

Pero está claro que algo hay en la sociedad argentina que tiende a la mitificación, y ocurre hasta con escritores como Borges, al que se le tiene como un enviado de otro mundo, por encima de cualquier otra consideración literaria. Tengo para mí que esa tendencia al mito conduce a la ceguera y a tratar de justificarlo con argumentos difíciles de rebatir, porque discutir con un argentino es una tarea muy dura.
Tengo a Nacha Guevara por una mujer muy inteligente, además de una artista inconmensurable, y hace unos años pude mantener con ella una larga conversación que grabé con su permiso, porque a mí este asunto de los comportamientos sociales argentinos siempre me ha despertado la curiosidad, y a la menor ocasión busco la manera entrar, como hice en otras ocasiones con Abel Posse o con Angel Kapa, el que fuera entrenador de la UD Las Palmas. Ser argentino da un resultado distinto, cuando ocurre, porque a veces no se da, es como mundano y al tiempo refinado, pero tiene una garra diferente. Se puede ser refinado y salvaje, y eso es el tango. Ahí está Borges, que es las dos cosas, en su cuento El Sur o en sus ficciones más orientales.

Al hablarle de la fanatización argentina alrededor de Eva Duarte, Nacha Guevara (por cierto, dicen que pariente lejana del Che) se puso a la defensiva y hasta contraatacó, tachando de atrevimiento lo que yo decía, porque, según ella, en última instancia los que debieran dejar a Evita bien o mal en razón de la experiencia de lo que ocurrió serían los argentinos. Es decir, nadie que no se alemán puede opinar sobre Hitler, y si no es inglés tampoco debe hacerlo de Churchill.

Cuando le dije que Eva Duarte casi siempre aparece ridícula, Nacha casi se enfureció y les aseguro que si tranquila es mucha mujer, enfadada es indescriptible. Sus palabras fueron de negación rotunda, pues podría ser autoritaria, intolerante, pero nunca ridícula, porque ante todo fue una mujer que cumplió con su destino, y son muy pocas personas las que pueden decir eso. Hay que tener mucho valor para cumplir con lo que el destino te propone. Ella vio desde muy joven hacia dónde tenía que ir su vida, se montó en ese caballo y siguió en él hasta el final; literalmente hasta la muerte.

zargentina 2.JPG

A los europeos nos suena muy fuerte que el Congreso la declarase nada menos que Madre Espiritual de la Nación. Volvió Nacha a ponerse a la defensiva "¿Y cómo es posible lo que pasó con Lady Di en Inglaterra? Yo creo que los casos de Lady Di y Eva Duarte cambiaron el aspecto del lugar en que se movían, Lady Di de la monarquía británica, Eva de la Presidencia, y es porque incorporaron afectos y sentimientos. Y eso es la experiencia tan entrañable y tan querida que aporta a la política. Siempre hay alguien que está en el sitio adecuado en el momento preciso, que se rodea de unos pocos y de repente sucede algo. Pasó con Eva Duarte, pasó con Cristo, con Lenin... Siempre es igual, son cinco locos los que hacen que cambie la historia, y no podemos perder esa esperanza".

En resumen, Argentina es diferente, porque es una América especial, y seguramente para los de fuera será difícil entenderla. Tal vez de esta diferencia nace la gran potencia creativa y cultural de ese gran país. No hace mucho lo decía el actor José Sacristán en una entrevista, y él lleva muchos años por Buenos Aires y sabe de lo que habla.

(*) Este trabajo se publicó el día 2 de septiembre en el suplemento Pleamar de la edición impresa de Canaria7.


Desconozco cuáles son las reglas del juego de muchas cosas, pero por sentido común entiendo que cada asunto tiene como escenario un espacio determinado, y si no es así es que hablamos de algo global, no localizado.

relojjj.JPGEs normal que los Mundiales de fútbol, la elección de Miss Universo o los Juegos Olímpicos se celebran en cualquier parte, porque son certámenes mundiales, y cualquier ciudad es el mundo. Pero ahora resulta que no. Hace unos meses se celebró en Cancún (México) la elección de Miss España, y ahora la Vuelta ciclista a España se corre en buena parte en Holanda, Bélgica y Alemania. Que me lo expliquen, porque es normal que el Tour entre en un país fronterizo en una etapa, pero con esta lógica cualquier día vemos en la Cruz de Tejeda o en Las Cañadas del Teide una meta volante de montaña del Giro de Italia.

Y es que el mundo se parece cada vez menos al de siempre, porque, de toda la vida de Dios, el Vuelta a España se corría en España, y el certamen de Miss Italia en una ciudad italiana. Ahora puede ocurrir cualquier cosa en cualquier parte, porque hay un espacio que lo iguala todo: La televisión (ah, era eso).
***

(Propongo el reloj de la foto para cronometar los cien metros lisos de Bolt. Y si no, el horario de misas, porque es de punto de cruz, o el de comidas, porque es un reloj de cocina)


pipa1.JPG

Los fumadores han pasado a ser una secta perseguida, pero cuando les conviene tiran de los impuestos del tabaco. Hay una crítica generalizada y hasta institucional que siempre culpabiliza a los fumadores de muchos males de la sociedad, cuando hace unas décadas esa misma Tabacalera, que recaudaba impuestos para el Gobierno, hacía campañas para que los hombres fumasen, porque eran más dinámicos, y mostraba imágenes glamourosas de mujeres fumadoras muy atractivas, que fumaban cigarrillos emboquillados y miraban con los párpados caídos en medio de una cortina de humo.

marlenne.jpg Nos vendieron a fumadores míticos, desde Bogart y Clint Eastwood a Marlenne Dietrich y una Jane Fonda setentera que fumaba con el cigarrillo al aire mientras se agarraba el codo con la otra mano. Y ahora aparecen cifras en las que las enfermedades derivadas del tabaco cuestan al erario público mucho dinero, pero no dicen cuánto recaudan con el tabaco. Ahora, en Canarias, los fumadores van a sufragar parte del paro, y esta incongruencia hace que uno crea cada vez menos en los políticos.

Una cosa dejo clara: el tabaco es nocivo, y los fumadores debieran dejar de fumar, por su salud y por ver la cara de los recaudadores cuando deje de entrarles el dineral impositivo del tabaco. Otra razón para dejar de fumar.


Después de tantos comunicados contradictorios, ha hablado la Organización Médica Colegial, que es una entidad científica que se rige sólo por criterios científicos. Y ha dicho que esto de la gripe A es la epidemia del miedo, lo que confirma lo que muchos de nosotros hemos escuchado de voces de amigos y conocidos que trabajan en el campo de la Sanidad.

nnnubes.JPG

(Detrás de los celajes el cielo siempre está azul)


Pero este organismo ha ido más lejos, y ha puesto el dedo en la llaga de uno de los argumentos que se han barajado en estos meses: la posible manipulación de informaciones guiada por intereses económicos. Como dice una amiga mía, lo más terrible de este asunto es que morirse de gripe tiene muy poco glamour, aunque menos estilo tiene morir de disentería. Bromas aparte, estamos ante una situación que merece cuidado, pero no pánico. Las vacunas no son la panacea, lo ha dicho la ministra de Sanidad, y precisamente la de la gripe A ni siquiera sabemos si es efectiva, porque ahora mismo se está probando.

Lo más recomendable, creo yo, es cumplir hasta donde se pueda las medidas higiénicas que conocemos, y digo hasta donde se pueda porque no veo la manera de que, por ejemplo, niños de escuelas infantiles puedan ser controlados hasta ese punto. Lo dicho, precaución, prudencia y no ceder ante el pánico que puede llegar a bloquear el sistema sanitario y entonces nos moriremos de otra cosa por imposibilidad de asistencia.


polonia01[1].jpgEn todos los noticiarios de ayer resaltaban el 70 aniversario de la invasión de Polonia por parte de las tropas alemanas, y se considera generalmente que fue el comienzo de la II Guerra Mundial. Pusieron espectaculares imágenes, filmadas sin duda por los equipos de cine del III Reich, resaltando la potencia brutal del fuego alemán en su famosa Blitzkrieg (guerra relámpago). Tal y como se suele presentar, el asunto es bien sencillo: Hitler era un tipo malo-malísimo que por su cuenta y riesgo sumió al planeta en un baño de sangre, con la complicidad de Japón e Italia (el eje del mal de entonces), y a los pobrecitos aliados no les quedó otro remedio que defenderse.

No fue tan simple, porque todo empezó mucho antes, acaso con el Tratado de Versalles (1919) que sellaba el final de la Gran Guerra (1914-1918), en el que se humillaba a Alemania y se ponía la simiente para una nueva conflagración. Todo se complicó con la crisis económica desatada en 1929 (también venía de antes) y la Gran Depresión, que hizo posible que el partido Nazi, radical y minoritario, llegase al poder en Berlín.

polonia 2.jpgLa invasión de Polonia del 1 de septiembre de 1939 no fue el primer acto de guerra, pues antes Hitler anexionó Austria, se hizo con Checoeslovaquia y se plantó en los Sudetes. Nadie movió un dedo para detenerlo, y cuando Polonia fue invadida tampoco las potencias occidentales intervinieron en su ayuda. Para colmo, el 17 de septiembre Rusia entró en Polonia por el Este, y Estados Unidos mantuvo su embajador en Berlín hasta diciembre de 1941 (dos años), y sólo entró en la guerra después del ataque japonés a Pearl Harbour, cuando Alemania declaró la guerra a Estados Unidos, que ya tiene bemoles la cosa.

De manera que, entre todos crearon el monstruo y lo cebaron hasta que no pudo ser controlado, incluso el Vaticano, que veía en una Alemania fuerte un seguro contra los rusos comunistas, aunque Stalin también tenía pretensiones expansionistas y por eso firmó con Hitler un tratado de no agresión (Pacto Ribbentrop-Mólotov).

Pero no han aprendido la lección y se ha vuelto a repetir la metáfora del engorde de la bestia con Irán primero y luego con Afganistán e Irak: ¿Quien alimentó la revolución de Jomeini? ¿Quién empujó luego a Sadam Hussein a guerrear con Irán? ¿Quién armó a los talibanes contra la URSS? Por eso, el sufrimiento del pueblo polaco, invadido simultáneamente por dos de las naciones más poderosas, es una lección que estamos empeñados en no aprender.


Yo no sé qué diría Mafalda de todo esto, pero su madre le diría algo sobre la sopa. El caso es que el balance del verano oficial no puede ser más desalentador. Aparte de los muertos en la carretera que por desgracia ya no nos llaman la atención, hemos tenido incendios a manta, accidentes aéreos, violencia etarra y de género y los forcejeos políticos de siempre. Es que se hunden hasta los submarinos, que es el colmo, porque ya se hunde hasta lo que está hundido por definición, como el euro, que bien listos fueron los ingleses cuando se quedaron fuera del sistema monetario europeo.

mafalda.JPGY encima no llueve y nuestras reservas de agua están todas en el Atlántico para que las potabilicemos a golpe de petróleo, o sea, de dólares a precio estratosférico. Si hacemos caso a la dichosa ley de Murphy, una cosa, por muy mal que esté, es susceptible de empeorar. Es decir, todavía las cosas pueden ir a peor, porque la tostada siempre cae por el lado de la mantequilla.

Y ahora dicen unos que la gripe A va a venir más fuerte de lo previsto en principio, y otros que es un montaje para que determinadas empresas farmacéuticas se hagan de oro vendiendo vacunas y antivirales. Cualquiera sabe, y en este caso yo prefiero ser optimista porque esta mañana se me cayó una tostada y lo hizo hacia arriba; por eso quiero creer a Groucho Marx, y pensar que las cosas de ahora en adelante irán a mejor porque a peor no pueden ir.

Archivos mensuales