los blogs de Canarias7

Archivos Agosto 2009

DSCN2401.JPGNos inundan de datos a los que la mayor parte de las veces no les hacemos caso, o al menos no los estudiamos en profundidad. Son cifras, estadísticas, y muchas de ellas tienen que ver con algo tan importante como la línea que separa la vida de la muerte.

En estos días he visto que cinco millones de personas mueren al año en la UE, lo que equivale a una media del 1%, y en España algo menos, el 0,9%, unas cuatrocientas mil. Es decir, muere una de cada cien personas vivas. Este es el dato desnudo, los números que son manejados entre otros por las funerarias como perspectiva de negocio.

Al ver esta información, me sorprendí, porque mi impresión es que muere mucha más gente, y cuando hablé de esto con varias personas a todas les pareció una cifra muy baja. Vemos cada día esquelas, asistimos a tanatorios, entierros y funerales casi siempre como acto social, y como todos los días la muerte está presente nos parece que los muertos son más.

(Tranquilo, Caronte, no hay prisa)


Pero como a todos la muerte nos toca de cerca alguna vez (un día nos dará de lleno) su amenazadora presencia nos la hace más grande, más numerosa, más visible. Y esa persona de cada cien dejará de existir, lo cual es una lección para que cuando veamos este tipo de informaciones pensemos que detrás de esos números hay seres humanos: nosotros.

mj.JPG
Da escalofríos ver todo lo que se ha montado alrededor del cadáver de Michael Jackson. Si ya era una marioneta en vida, en manos de mánagers, médicos, interesados varios y adulones, muerto es una caja de turrón, que va de aquí para allá y todo el mundo opina sobre el lugar de su descanso final.

Se repite la historia de Elvis, de tantos, y es una paradoja que, cuando llegan a ser superestrellas casi únicas, no son dueños ni de su tiempo. Ahora dicen que su muerte fue un homicidio, y no es una novedad en casos parecidos, pues hay por ahí quien dice que Jimmy Hendrix fue asesinado, con premeditación y alevosía, no por accidente médico. Lo curioso es que se sabe ahora, y acusan a un personaje que también está muerto, con lo cual ya da todo lo mismo.

Y es el precio que se paga por ser una estrella, siempre en la soledad de la cima. Se les pinta como seres caprichosos, raros y hasta infantiles, pero en realidad responden a los hilos que mueven otros. Si a Michael Jackson o Elvis Presley se les hubiera ocurrido dar un puñetazo sobre la mesa y decir ¡basta! muchos saldrían perjudicados, y alguno tendría la tentación de hacer realidad la máxima de que un mito vale más muerto que vivo. Incluso en dinero.


Preparémonos porque hasta julio no nos van a dejar respirar con el fútbol. Ya se ha jugado la supercopa y la liga comienza mañana. Luego otra vez la copa, la Champions, la UEFA, los partidos de la selección de clasificación para el Mundial de Sudáfrica, los amistosos de lo mismo y como remache el mentado Mundial, si es que finalmente España se clasifica como se supone sucederá. Habrá liga los sábados y los domingos, Champions, Copa del Rey, Selección Nacional y copa de la UEFA los martes, miércoles y jueves, y nos dan un respiro los lunes y los viernes, que es cuando únicamente queda hueco para presentar libros, dar conferencias e inaugurar exposiciones. Pero los viernes son la avanzadilla de los fines de semana y mucha gente desaparece, con lo que se queda el lunes en solitario, y como es principio de semana hay algo de pereza.

futb00ol.JPG

De manera que venga fútbol y más fútbol, telediarios llenos de entrenamiento, declaraciones previas y posteriores a los partidos del siglo y debates sobre si Fulanito tiene que jugar más a la izquierda o Zutanito hace siempre un regate de más antes de soltar la pelota. Todo un debate filosófico, y lo que en principio no era sino deporte, deja de serlo para convertirse en un espectáculo que dura hora y media pero que genera cien veces ese tiempo en informaciones estúpidas, porque finalmente lo único que debería importar es el partido. Y a veces, la verdad, ni siquiera eso. Así que, enhorabuena a los futboleros, y paciencia a quienes, como yo, nos gusta el fútbol, pero no más que el cine, la pintura, la literatura o una simple cena entre buenos amigos.

Y yo no sé para qué juegan, si nada más empezar el Barça se ha hecho con las dos copas en disputa.


Cuando el PRI perdió las primeras elecciones en diciembre de 2000, se rompió el status quo que mantenían los narcotraficantes y el anquilosado y dictatorial partido desde hacía décadas. Surgió una nueva situación que es la que vivimos ahora, con una escalada de violencia que más se parece a una guerra civil que a un enfrentamiento de la policía con los delincuentes, porque también hay guerras entre bandas por el dominio de un territorio. La crueldad es tremenda, se han puesto de moda las decapitaciones y la sangre corre a mansalva.

vv09.JPG En México el poder ya no está en las instituciones, y hay que contar siempre con el cártel que impera en la zona, cuando no con varios enfrentados entre sí. Los hombres fuertes ya no son los ministros o los hacendados, sino los jefes de los cárteles. El Estado aparece contra la pared, porque el dinero de la droga corrompe a jueces, policías, diputados y a cualquiera, y si no es el dinero es el miedo. Ni en la Colombia de los años noventa, con la potencia de los cárteles de Medellín y Cali, un estado se ha visto nunca tan impotente contra el crimen organizado.

Y esto lo cuentan novelistas como Elmer Mendoza, Martín Solares o Yuri Herrera. Y ya no sabemos si contar este ambiente puede ser peligroso, porque todo se ha desbaratado en los dos últimos años. Ya hemos visto cómo está perseguido por la Camorra napolitana el novelista Roberto Saviano (esto es en Italia, pero casi lo mismo), y hasta los cantantes mexicanos que cantan narcocorridos están en la cuerda floja. Ya han caído algunos. Pero los que de verdad están en peligro son los periodistas, que son asesinados uno detrás de otro a poco que se atrevan a escribir. De momento, los narcotraficantes matan periodistas que se acercan a la verdad, pero también desde la ficción se puede llegar a ella. ¿Comenzarán entonces a matar escritores?


La UE es ya la tercera potencia demográfica, con 500 millones de personas, detrás de China e India. Ya sé que muchos dirán que en Europa hay dos docenas largas de estados, otras tantas lenguas, media docena de religiones bien aposentadas y que sólo es una entidad económica. Es cierto, pero no hay que olvidar que China e India tampoco son uniformes, aunque desde aquí lo parezcan. También hay muchas lenguas, y si no hay estados sí que existen sistemas sociales muy diversos, incluso en esa China que quiere aparecer internacionalmente monolítica.

aviso.JPG
A favor de nuestra forma de vida tenemos que decir que no hay una lengua que se imponga a las otras por la fuerza, ni un estado que domine a los demás. De hecho hemos estado seis meses presididos por Chequia, cuyo presidente es de aquella manera, y Chequia no es precisamente una gran potencia.

En contra hay que decir que faltan arrestos en la UE para dejar de bailarle el agua al imperio americano, que nos pringa siempre con los pifostios que monta por todas partes. Nos involucró en Irak y Afganistán, antes lo hizo en Los Balcanes y ahora presiona descaradamente para que la UE deje entrar a Turquía, donde no son campeones en respeto a los Derechos Humanos, sobre todo de las mujeres. Eso le falta a Europa, hacerse respetar por los grandes y tener su propia política.


Hay algunos humanos terribles, sobre todo aquellos que tienen pasión por discutir, porque se invisten de un ropaje de intocables y siempre son los demás quienes tienen la culpa. Da igual de lo que se hable, siempre están enfrente.

DSCN2325.JPG
Hace unos años, cuando el telecupón lo dadan unas chicas ligeras de ropa, solía verlo junto a una persona mayor. Un día yo le decía que era muy agradable ver el sorteo con chicas tan guapas, y esa persona se me oponía tratando a las muchachas de lo peor. Al día siguiente yo decía que las chicas eran unas desvergozadas vestidas así, y la misma persona las justificada diciendo que eran muchachas serias y que de algo tienen que vivir.

Hagan la prueba; ante este tipo de personas -que abunda, no crean-, defiendan una postura sobre algo y esa persona sacará la otra, y discutirá aunque se trate de la ley de la gravedad. Si en otra ocasión defienden la opción contraria con la misma persona, no crean que va a estar de acuerdo, volverá a ponerse enfrente. Son así, polemistas de cartón-piedra, porque he oído decir cien veces que Zapatero o Rajoy están equivocados. Y la gracia está en que la misma persona me ha dicho un día que Zapatero lo hace mal y al día siguiente el inepto es Rajoy, depende siempre de a quién primero yo le haya colgado la eficacia o la ineptitud. En el fondo, son divertidos, porque uno no puede tomárselos en serio.


Los muertos por la gripe A se van amontonando uno a uno, y esto, en lugar de dar tranquilidad crea zozobra, porque siempre que muere alguien dicen que es que tenía una patología crónica, con lo cual la gripe A queda libre de culpa.

Y se habla de tiroidicos (hiper e hipo), de asmáticos, de obesos, de cardiacos, de diabéticos, de enfermos renales o simplemente ocultan esa enfermedad y lo dan como genérico. Y la gente que tiene esas dolencias anda más que mosqueada, porque encima dicen que no hay vacunas para todos, que las vacunas no han sido debidamente testeadas, que pueden tener reacciones adversas muy fuertes o que el tamiflú, la supuesta medicina de tratamiento, hace a los niños y crónicos más daño que la propia gripe.

jamón.JPG

Yo no sé si el jamón es bueno para la gripe A, pero por si acaso, hay que tomarlo y encima está rico.

O sea, que quien más quien menos tiene un familiar o es en persona uno de estos enfermos crónicos que pueden morir por complicaciones del asma, el tiroides, el corazón, el riñón, la diabetes o el estornudo mañanero. Es decir, que no van a morir de gripe ¿O sí? Y otra cosa, aclaren lo de los colegios porque se oye cada comentario por ahí que da temor y miedo.


Para la mayor parte de la gente, la memoria del Sur de Gran Canaria es la proyección de lo que hoy existe, olor a bronceador, terrazas donde flambean la carne a los turistas y puestos de ventas de cuero y marroquinería en los centros comerciales que uno se pregunta siempre cómo sobreviven pues jamás se ha visto a alguien comprando.

Pero hay otra memoria del sur, la que huele a azufre de la zafra tomatera, a helado viento del norte y a abrasador aire sahariano que venía inmediatamente antes de la cigarra. Eran tiempos duros, que con la distancia se ven épicos, en los que había amos y siervos, exportadores y aparceros. En realidad eran muy malos e injustos tiempos.

Y ahora vienen algunos niños bonitos y hablan negativamente de la eclosión turística, se erigen en ecologistas y defensores de los animales pero no renuncian a la gasolina de su coche, a la electricidad de su ordenador y su equipo de música, al queroseno del reactor que los lleva y los trae a Nueva York o a ver a un Lama a Nepal y al cuero de sus zapatos italianos y sus cazadoras de diseño. Despotrican del turismo y pasan fines de semana en hoteles de lujo, o lo que es peor, en el bungalow de papá.

Yo no defiendo el progreso irracional, pero me cabrean estos ecologistas de pacotilla que se empeñan en que no haya carreteras seguras allí donde hacen falta, porque ellos tienen todos los servicios en su calle, y reivindican la excesiva utilización de suelo para construir, mientras disfrutan de la casona de campo, el superpiso de la capital y el apartamento familiar donde cada fin de semana de verano se hace una barbacoa y se evoca al Ché Guevara cantando la famosa canción de Carlos Puebla. Hay que joderse.


vv84.JPG

Qué bien se está a la sombrita mientras los demás sudan.


En estos días se habla de que la crisis ha tocado fondo, de que algunos sectores económicos norteamericanos van mucho mejor e incluso los franceses, tan triunfalistas siempre, son capaces de poner titulares en la prensa diciendo que sale de la recesión porque ha subido un 0,3% el PIB.

Yo creo que no hay que pasarse en el optimismo pero tampoco ser catastrofistas como sucede en España. La lucha política en nuestro país parece no tener límites, y se utiliza todo, sea terrorismo, seguridad, crisis o lo que sea. Incluso es posible que algunos que no están en el poder crean que cuanto peor mejor, para los de la oposición se supone.

Y eso es lo que impide que en España se acabe de consolidar la democracia como en los grandes países occidentales con los que nos gusta compararnos. En Alemania, Gran Bretaña, Francia o Estados Unidos, estos temas son causa común, y todos los partidos políticos son una piña. Pero en España no, porque se politiza la justicia (hay que ver lo que pasa con los nombramientos de las máximas entidades en este sector) y se judicializa la política. Luego arman un gallinero mediático y esto es Jauja.

DSCN2325.JPG

Foto: Político español en plena campaña sectaria.

Si la llamada clase política de la Transición pasó a la historia con sobresaliente y es hoy respetada en la memoria; la de estos tiempos pasará como la peor que recordemos, sectaria, marrullera, inútil para el interés general. Las excepciones esta vez no sirven ni de adorno, porque, la verdad, tampoco veo ninguna por mucho que busco, porque los que no entran en el palenque de la gallera, callan para no perder el agarre que tienen en su partido, y el silencio a menudo es cómplice.


En agosto se ponen siempre de moda las estrellas precisamente por unas motas de polvo, que no son estrellas, y que llamamos Lágrimas de San Lorenzo. Mirar al cielo siempre ha subyugado al ser humano, porque tal vez ahí estén las respuestas que no encuentra a su alrededor, pero en el fondo ver una estrella fugaz no deja de ser una quimera, puesto que ni es estrella ni son tan fugaces esas lluvias de luz, pues siempre están ahí aunque no las veamos.

qqqqqqq.JPGExiste la tradición de pedir un deseo cuando se ve una estrella fugaz, pero esa es otra ficción, lo mismo que relacionar nuestra fecha de nacimiento con las doce constelaciones del zodíaco, puesto que hay millones de constelaciones y no se ha podido demostrar que nacer en tal o cual fecha determine el destino de nadie.

De manera que mirar al cielo es otra de las muchas fantasías que se ha inventado el hombre para sobrevivir y pensar que alguna vez serán posibles sus sueños. Pero, como dijo Calderón, "todo en la vida es sueño, y los sueños sueños son". No hay más realidad que la que vemos aquí y ahora, y la única realidad estelar es la que captan los instrumentos que el hombre ha creado para saber más, aunque al final, sobre lo importante sabemos lo mismo que antes de que Eratóstenes determinara que la tierra no era plana. Sabemos más de los astros, de los vientos solares, de las auroras boreales y de los cinturones magnéticos de Van Allen, pero no de lo que realmente nos importa.


Las conquistas sociales del siglo XX han generado un nuevo tipo de economía que es el mundo del ocio, que crea puestos de trabajo y ayuda a que la máquina funcione. Pero se ha creado un estado general en el que hay mucha confusión, porque si antes las vacaciones eran descansar del trabajo ahora es, además, irse a otro lugar, y parece que no hay vacaciones si no hay traslado.

DSCN2426.JPGEsto ocasiona que muchas personas vivan su período de vacaciones con un estrés que a veces es mayor que el de la vida diaria. Hay que viajar, y a menudo la gente se apunta a viajes tremendos, en los que en diez días visita doce ciudades, se da unas palizas de guagua terribles y acaba por no saber ni en qué lugares ha estado. Y tiene la memoria de su cámara llena de fotos con que luego martirizará a los amigos cuando regrese.

Eso tampoco es bueno, porque cuando se reincorporan al trabajo están más cansados que cuando empezaron las vacaciones. Y ya que la crisis ha detenido muchas de estas locuras, tal vez habría que pararse a pensar en el verdadero significado de lo que son las vacaciones, de lo que es un viaje de placer y de lo que es el verdadero y necesario descanso. Se trata de desconectar pero no enchufándose a un cable de alta tensión para salir quemado.


Ninguna persona es una isla;

la muerte de cualquiera me afecta,

porque me encuentro unido a toda la humanidad;

por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas;

DOBLAN POR TI.


John Donne (1572-1631)

este.JPG

Partimos cuando nacemos,


andamos mientras vivimos,

y llegamos

al tiempo que fenecemos;

así que cuando morimos

descansamos.


Jorge Manrique (1440-1479)

zzzz1111.JPG

Yo quiero ser llorando el hortelano


de la tierra que ocupas y estercolas

compañero del alma, tan temprano.

Miguel Hernández (1910-1942).


AGOSTO NO HIERE CADA AÑO EN GRAN CANARIA.

NO MÁS. QUÉ LÁSTIMA.

UN ABRAZO A TODOS.


Hace 35 años que quien esto escribe dejó el Sahara en medio de un buen follón. Desde entonces, ha habido traiciones, mentiras y sobre todo un pueblo exiliado en el fuego de Tinduf porque los países occidentales (España entre ellos) no han sabido o no han querido dar una salida a este conflicto.

Ahora, la administración Obama parece haber cambiado el paso de la anterior, pero tampoco me fío, porque ha habido docenas de iniciativas, hombres "buenos" como Baker o Kofi Annan, y al final siempre lo mismo, una dilación que ya dura demasiado tiempo.

sahara.JPG

Si alguien todavía no tiene claro en qué consiste la explotación de que está siendo objeto el continente africano sólo debiera pensar por qué la solución del conflicto del Sahara depende de cómo jueguen sus cartas los gobiernos occidentales, sobre todo los de Madrid, París y Washington. Y luego dirán que Africa es dueña de su propio destino.


DSCN2405.JPGDecía en sus Humoradas don Ramón de Campoamor que "en este mundo traidor,/ nada es verdad ni es mentira,/ todo es según el color/ del cristal con que se mira", Y es así, porque para unos la botella está medio llena y para otros medio vacía, y como decía una humorista de televisión, "llegué a la luna pero no pude aparcar porque estaba llena". Si llega a encontrar luna nueva va y se compra una parcela.

Con todos los problemas que hay ahora mismo: Gripe A, crisis económica, conflictos diversos, esquizofrenia colectiva, los medios dedican parte de su espacio a tratar estas cosas, a menudo con actitudes maximalistas o interesadas, y otra parte a glosar los grandes triunfos de Alberto Contador, los fichajes supermillonarios del Real Madrid y del Barça, la proeza de la natación sincronizada española en Roma o incluso los desastres que sufre Fernando Alonso en la Fórmula 1.

Siguiendo a Campoamor, podemos ver esas cosas según el color del cristal. Unas veces diremos que nos ponen el cebo de Cristiano Ronaldo, Michael Jackson o el Tour de Francia para distraer la atención y que no nos ocupemos de los verdaderos problemas; otras nos ponemos positivos y consideramos que menos mal que Contador nos alegra la vida, Alonso nos distrae y Kaká nos da un punto de interés, esperando a ver qué pasa con esos dos gigantes del fútbol que tienen entre los dos una especie de selección mundial de futbolistas. Siempre depende de la mala leche con que uno se levante.


juez.jpgEn la antigua Grecia, los mitos procedían de relatos ejemplarizantes, que servían para interpretar la vida cotidiana en cualquier tiempo, y así, hoy nos siguen valiendo Edipo, Electra, Pigmalión, Antígona o Ulises.

En el siglo XX, los medios audiovisuales, primero el cine y luego la televisión, nos han llenado de personajes míticos, fueran de esta época o de tiempos pasados. Estoy convencido de que Robin Hood era un criminal, pero si lo vemos en la pantalla con la cara de pillo de Errol Flynn nos cae hasta bien, lo mismo que Jesse James encarnado por Brad Pitt, el juez asesino Roy Bean (El juez de la horca) con los ojos de Paul Newman, el tortuoso estrangulador de Boston con la simpatía de Tony Curtis, el sanguinario Clyde interpretado por Warren Beatty o el retorcido Don Corleone en la piel de Marlon Brando.

Eso en Europa no suele suceder. Los famosos criminales europeos, desde el malvado Landru hasta el Vampiro de Düsseldorf nos asquean. En España nos horrorizamos con el crimen de Los Galindos, con Puerto Hurraco y con la matanza del expreso de Andalucía, y sin embargo los mitificados norteamericanos pistoleros a sueldo, asaltantes de bancos, traficantes de alcohol, mafiosos de la Cosa Nostra y asesinos en serie no nos producen rechazo. Debe ser la magia del cine, que del extermino de los indios y su cultura ha hecho un género, el western, que veíamos en la sesiones infantiles sin que hubiese la menor objeción ética.


180px-John_Dillinger[1].jpgLos norteamericanos son muy dados a crear leyendas, y la demostración está en que en el siglo XX la mayor parte de los personajes supuestamente legendarios proceden de allí, fueran del cine, del rock o del crimen. Por eso a nadie ha de extrañar que en el país en el que toman forma de divinidad los Kennedy, Michael Jackson o James Dean, también sean mitos asesinos consumados como el estrangulador de Boston, Billy "El Niño" o Jesse James.

En los tiempos de la Ley Seca también se crearon mitos criminales, desde Bonnie y Clyde a la anciana Kate "Ma" Baker, pasando por todos los mafiosos italianos e irlandeses representados por personajes de ficción como Vito Corleone, "El Padrino". Hasta Charles Manson empieza a ser un mito.

Ahora el que se ha puesto de moda es John Dillinger, otro producto de la Gran Depresión, porque es el personaje cinematográfico del momento, con el estreno de la película Enemigos públicos. No he visto la película, pero me suena que hasta nos va a caer bien, porque el actor que lo encarna, Johnny Depp, es de los que caen bien, y es precisamente el cine el que haya hecho que tanto asesinos como agentes de la ley con no muchos escrúpulos estén en la mitología de una nación que repite continuamente "Dios salve a América".
***
John Dillinger no tenía el rostro simpático de Johnny Depp.

Antes, cuando los puentes no eran tan frecuentes como ahora, sí que había uno que funcionaba, y era el del 15 de agosto, a poco que cayera en viernes o martes. Este año cae en sábado y el puente no existe en realidad, pero me viene a la memoria que entonces se decía que el 15 de agosto es día del Corazón de María, el 16 de San Roque y el 17 del perro de San Roque.

DSCN2365.JPG
El calendario laboral ha sufrido muchos cambios en los últimos años, porque las fiestas se han ido localizando y cada lugar se lo monta a su aire. Pero hay fiestas que son de todas partes, y una de ellas es la de hoy, porque en la cultura cristiana en la que estamos inmersos a la fuerza este es uno de los días que se aprovechan para sacar en procesión a todas las advocaciones marianas que no tienen una fecha concreta en el calendario, como sucede el 8 de septiembre.

En Tenerife lo hacen incluso con La Candelaria, que tiene su fecha propia el 2 de febrero, pero que tradicionalmente también se festeja hoy porque antaño resultaba muy penoso ir de peregrinación en pleno invierno. Así que La Candelaria tiene dos días. Y uno de ellos es este puente de agosto, hoy sólo teórico.


Acaba de morir a los 94 años Lester William Polsfuss, más conocido como Les Paul, uno de los pioneros de la guitarra eléctrica. Como sucedió con Edison y Westinghouse en la electricidad, con Graham Bell y Elisha Gray en el teléfono, o con los Hermanos Lumiére y otra vez Edison con el cine, muchos inventos han sido una carrera entre dos o más adelantados y seguramente le debemos tanto al que registró la primera patente como al que llegó casi a la vez y no pudo inscribir su nombre en la historia.

Con la guitarra eléctrica (instrumentos electroacústicos, que dirían los puristas) sucede lo mismo. Fue un mano a mano entre el luthier Leo Fender y el guitarrista inquieto Les Paul. Ambos, en la década de 1940, buscaron la forma de alcanzar un nuevo sonido partiendo de la guitarra española. Los dos lo consiguieron, y ya en 1950 Fender tenía su propia empresa que comercializaría las famosísimas guitarras que llevan su nombre. Simultáneamente, Les Paul hizo lo propio, pero para la empresa Gibson, con guitarras que se llamarían Gibson Les Paul.

gibson-les-paul-classic[1].jpg

Decir Fender o Les Paul, refiriéndose a una guitarra eléctrica o un bajo es como decir Rolls-Royce o Ferrari tratándose de coches.

Gracias a estos dos pioneros, se revolucionó el sonido del jazz, y fue como el pistoletazo de salida del rock, que heredaba buena parte del ritmo del fox-trox y los sonidos del jazz. Y Les Paul ha muerto ayer (Fender murió en 1991 a los 82 años). Sin estos hombres, no serían lo mismo una lista interminable de magníficos guitarristas (Jimmy Hendrix, Paul Mc Cartney, Carlos Santana, John Lennon, Eric Clapton, B.B. King, Keith Richards, George Harrison, Steve Cropper, Robert Fripp, Mike Oldfield...) y la música popular sería distinta.


eclipse.jpgAnteayer un coche-bomba en Líbano, ayer una bomba-lapa en Afganistán, hoy un periodista herido también en tierra de talibanes, mañana quién sabe. Por muy menudo que me lo piquen, nadie me quita de la cabeza de que estamos en una guerra, que se lleva a los muertos gota a gota o muchos de golpe, como pasó el 11-S.

Yo entiendo que los ejércitos pueden ejercer y ejercen labores humanitarias, en los terremotos, en los incendios y en las inundaciones. También forman parte de fuerzas de interposición en un conflicto abierto, para evitar que los enemigos se enfrenten directamente. Así es como se vende la presencia de las tropas españolas en Afganistán, pero que nadie olvide que España está en el bando que está y que no sabe muy bien entre quiénes interponerse. Más bien se hace a la callada la ocupación y el control de un territorio.

Y debieran decírnoslo así, porque todos conocemos a familias que tienen a sus hijos en el ejército profesional, y están con el alma en vilo, porque, digan lo que digan, van a la guerra.

66777.JPG
Hace más de una docena de años formé parte de un jurado que concedió el Premio de Poesía Tomás Morales a Pedro Flores y Tina Suárez, dos nombres casi desconocidos y que irrumpieron en el mundo literario con mucha fuerza. Esto lo he dicho más de una vez porque entonces hubo quien consideró que aquel premio ex-aequo estuvo mal dado porque debió premiarse a alguien de mucho peso y nombre.

El tiempo nos dio la razón porque ambos poetas fueron creciendo y recibiendo reconocimientos por todas partes. Pedro Flores acaba de recibir uno de los galardones Fray Luis de León en Valladolid, y ya tenemos en las librerías su poemario Preparativos para la conquista de Brunei. A quienes hemos seguido su trayectoria no nos sorprende que se haya consolidado como uno de los poetas referenciales de Canarias y con una gran proyección.

Uno de los vicios de esta tierra es castigar con el silencio a quienes sacan la cabeza del agua, y por eso hay que combatir ese vicio voceando lo bueno que tenemos, para que ese silencio cómplice no nos robe lo que tiene valor. Por ello, felicito a Pedro Flores por su premio, por su poesía y por su camino poético que, a buen seguro, nos seguirá dando frutos cada vez mejores.


Están haciendo un espectáculo basado en Ben-Hur, la película dirigida de William Wyler en 1959. Tenía la espectacularidad de Espartaco y una historia de los tiempos de Cristo, que es como tituló la novela su autor, el legendario general norteamericano Lewis Wallace. La película obtuvo 11 Oscars, un récord, que siempre se dijo que serían flor de un día.

benhur.JPGY eso parecía, porque Ben-Hur ha sido un chiste durante generaciones, pues todos nos hemos reído de la musculatura e inexpresividad de Charlton Heston, de la batalla naval en una bañera y callábamos cuando se hablaba de la carrera de cuadrigas, que todavía nos sigue subyugando. Pero resulta que le película aguanta, igual que Lo que el viento se llevó, que todo el mundo dice que es un culebrón, pero que como uno se la tropiece en la televisión haciendo zapping se queda a verla hasta el final.

La historia tiene algunos cambios en relación con la novela, y no cabe duda de que el guión de Karl Tunberg es magnífico. Por su parte, Lewis Wallace, el autor de la novela publicada en 1880, siendo gobernador de Nuevo México, antes había sido general del ejército de La Unión en la Guerra de Secesión. Todo un personaje, un novelista que fue hombre de acción muy peculiar, no precisamente un intelectual al uso, sino un tipo que escribió una novela que tuvo un gran éxito y que, gracias al cine, es hoy una historia muy conocida.

***
Ilustraciones: Cartel de Ben-Hur y un daguerrotipo del general Wallace.


Hoy es Día de San Lorenzo, dicen que tradicionalmente el día más caluroso del año. También estamos en época de las cabañuelas de agosto, que es la observación de la nubes, el viento y otros elementos de cada uno de los 12 primero día del mes, que se corresponderán según la interpretación con el tiempo que hará los siguientes doce meses. Luego, del 13 al 24 se interpreta el tiempo a partir de diciembre y en sentido descendente. Dicen que la combinación de ambas predicciones clava la predicción de la meteorología del lugar.

nieve1.jpgEsto viene de la cultura popular, que nada sabía de isobaras, anticiclones y corrientes de chorro. Había antaño -creo que aún circula- el llamado Almanaque Zaragozano, que los campesinos compraban siempre cada final de año. Por ello no era raro escuchar en los campos frases como "el próximo febrero va ser muy seco", "el frío va a aguantar hasta mayo", y hablaban con convencimiento.

Si las predicciones del Zaragozano o de la cabañuelas se hacían realidad es algo que nunca he podido comprobar, porque resulta difícil creer desde el conocimiento científico que se pueda afirmar que el 21 de enero va a llover, cuando lo meteorólogos dicen que sólo se puede predecir con unos pocos días de antelación, y aún así el tiempo puede cambiar y hacer fallar el pronóstico. Pero, bueno, tal vez haya otros parámetros que conocen los campesino e ignoran los meteorólogos, como el sonido del crujir de la madera, por señalar uno solo de los elementos que ellos tienen en cuenta.


Los muertos de Hiroshima se anteponen siempre a los de Nagasaki, que también fueron fruto de la crueldad humana, incluso más que los de Hiroshima, porque ya se conocían, tres días después, los terribles efectos de la primera bomba.

rosa.jpg

Hoy sólo quiero recordar a las víctimas de Nagasaki, y por supuesto también a la de Hiroshima. Después de aquelo se comprende poco cómo las naciones han seguido escalando peldaños en la capacidad de muerte nuclear. Entonces había 3 bombas atómicas, ahora hay 27.000.


burras1.JPG

3333.JPG

costa meloneras.JPG

DSCN0176.JPG

DSCN2316.JPG

DSCN2319.JPG

DSCN2328.JPG

DSCN2410.JPG

DSCN2425.JPG


Para los que pertenecemos a cierta generación, el asalto y robo al tren-correo Glasgow-Londres en agosto de 1963 es una especie de epopeya mítica, porque fue un delito sin sangre y tenía algo de romántico. Robar el equivalente a 60 millones de euros es sin duda un gran golpe, el mayor que se había dado hasta entonces. Pero era un delito y por lo tanto perseguible, porque encima estaba en juego el prestigio de Scotland Yard.

terraza.JPG

Y, claro, Ronnie Biggs, el líder de los 15 asaltantes, se convirtió en un personaje de leyenda, con fuga a Brasil incluida. El caso es que finalmente acabó en la cárcel y ahora, a los 80 años, se le excarcela porque está gravemente enfermo y deja la celda para morir. Es un final triste, pero dice que al menos irá a un pub y pedirá una pinta de cerveza.

Decía Concepción Arenal que hay que odiar el delito y compadecer al delincuente. Comparados con el crimen organizado, las mafias que secuestran, matan o trafican con todo, sea órganos, mujeres, menores o diamantes manchados de sangre, un falsificador de pinturas, un ladrón de guante blanco o un personaje como Ronnie Biggs resultan hasta simpáticos, como Robin Hood, Dick Turpin o Luis Candelas, porque es casi un juego de inteligencia y habilidad, sin sangre de por medio. Pero ya este tipo de "artistas" sólo pueden verse en películas de corte clásico, como El caso de Thomas Crown, y otras con protagonistas como Steve Mc Queen o Peter O'Toole.

La reciente visita de Bill Clinton a Corea del Norte y su entrevista con el dirigente Kim Jong-il, un personaje que parece sacado de un cómics de los años cincuenta, nos devuelve a la realidad de que la política es una gran pantomima. Corea del Norte, que ha anatematizado a los norteamericanos en reciprocidad con lo que ha hecho Washington, llega a un acuerdo con Clinton para liberar a dos periodistas norteamericanas.

a324.JPG
La Casa Blanca se apresuró de entrada a echarse a un lado diciendo que era una iniciativa personal de Bill Clinton, y yo me tengo que creer que Kim Jong-il, sin preparativos diplomáticos previos ni la implicación de Obama, recibe a un e -presidente norteamericano (que funcionan como grandes embajadores plenipotenciarios del Presidente en vigor), y que, para más gracia, es el marido de la Secretaria de Estado, segunda persona de peso en política exterior del Gobierno Federal.

Luego, Bill llega a casa con las dos periodistas rescatadas (ya conoceremos el precio) y Hillary le suelta aquello de "Oh, Bill, qué has hecho, en menudos compromisos me pones". Y tras la bronca, manda a Bill a dormir sin postre y ya está. Obama, por supuesto, a lo suyo, no va con él que nada menos que Bill Clinton se presente en Pyongyang, por la cara, y como este Bill es tan revoltoso ha vuelto a romper el tarro de la mermelada.

Ya, y los burros vuelan. Al final, han tenido que admitir que era una gestión amparada en eñ Gobierno. No sé a qué están jugando, pero en los días que se cumplen los aniversarios de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, no me creo que la Administración Obama no esté en el asunto, precisamente cuando está de por medio un dirigente díscolo que se entretiene haciendo estallar misiles nucleares.

***
Nota al margen 1: Podrían tomar nota en España del valor político que tienen los ex-presidentes, a los cuales aquí se les arrincona y, en palabras de Felipe González, son como jarrones chinos "que dicen que valen mucho pero que nadie sabe dónde colocarlos". La verdad es que ellos tampoco se esmeran en colaborar.

***
Nota al margen 2: La foto podría ser una composición de la bandera americana, pues juega con sus mismos colores, pero no, no es una bandera. A ver fíjense bien...¡Exacto! es ¡UN CULO! (ya saben lo que significa).


En una encuesta publicada en estos días, el 3,8% de los hombres encuentran justificada la violencia contra la mujer si esta quiere abandonar a la pareja. Es tremendo, porque eso quiere decir que en la cabeza de estos cavernícolas la mujer pasa a ser propiedad suya no sólo cuando se casa, sino simplemente cuando se compromete. Por lo visto, el compromiso de mujer es para siempre o de lo contrario se puede disponer hasta de su vida.

dragon comodo.jpgSiendo esto terrible, lo es aún más que el 4% de las mujeres (un 0,2 más que los hombres) piensa lo mismo. Es decir, existe un sector de mujeres que están de acuerdo en esa sangrienta teoría. Esto viene a decirnos que la educación social tiene aún muchas asignaturas pendientes, porque no sólo hay que entrar en la mente de esos burrosaurios machotes y criminales, sino también en el pensamiento de muchas mujeres que parten de una asunción de inferioridad que está marcada a fuego y que se revela casi como socialmente indeleble.

Hay otro dato en esa encuesta, y es que el 14,9% de las mujeres encuentra más atractivos a los varones agresivos. Es aquello del poema de Rubén Darío en el que la más bella de las damas se enamora del más fiero de los vencedores. Durante siglos, las damas se entregaban a aquel que había desafiado (a veces con resultado fatal) a duelo a otro hombre por ella. La buena noticia es que hay más de un 85% que no piensan así, pero resulta preocupante que una de cada siete mujeres tengan esa peligrosa tendencia. Son vicios incrustados en los comportamientos son los que hay que combatir, porque si no todavía nos queda muy lejos una sociedad de iguales.

***
El animal de la foto es el prehistórico lagarto gigante (mide hasta 3 metros) conocido como "Dragón de Comodo", que curiosamente no tiene entre sus costumbres la de matar a sus parejas. Y luego lo llaman dragón.


No es que no quiera dar nombres o decir las cosas claras, lo que pasa es que ocurre tantas veces que decirlo de una de ellas, y de una persona, es apuntar con el dedo a alguien que está haciendo lo mismo que todos. Pero no deja de ser grave irresponsabilidad. Me explico:

piedra.JPGEstar en la política u ocupar cargos públicos, de mayor o menor calado, tiene generalmente dos elementos. Por una parte está la gestión y por otra la representatividad. Un político no debiera olvidar nunca que cada uno de los actos, cada una de las palabras, cada movimiento en el ejercicio de sus funciones se hace en nombre del pueblo soberano, que es quien deposita el voto del que emana toda la legitimidad.

Por ello una de las cosas que hay que cuidar es la lengua, y últimamente parece que esta anda muy suelta. No sólo dicen tonterías sino que a menudo cometen torpezas de un calibre descomunal. Bla, bla, bla, como la lengua en España no paga impuestos, se habla a lo loco, y cualquiera puede hacerlo pero no un cargo público, y si arguyen la campechanía diría que tampoco, porque cualquier palabra está dicha desde la representatividad.

Como dijo aquel, y que se lo aplique, ¿por qué no te callas?


A propósito de la aparición en las librerías de la tercera entrega de Millenium, del sueco Stieg Larsson, lo que llamamos fenómenos literarios merece una reflexión detenida, puesto que yo no creo que se produzcan porque sí, sino que generalmente responden a una serie de circunstancias que confluyen y que no tienen por qué ser necesariamente literarias, sino de otra índole. También es cierto que, a veces, estos fenómenos vienen unidos a un buen libro, casi siempre una novela, pero este éxito arrollador que luego se prolongan en otros títulos suelen recaer en textos normalitos, cuando no realmente pobres, o bien interesantes, pero no más que otros miles que pasan sin pena ni gloria.


El primer gran fenómeno planetario fue El nombre de la rosa, una novela de Umberto Eco, que era conocido en círculos académicos, pero no por el público masivo que compró su novela en cifras millonarias y en docenas de idiomas. Aquello extrañó a todo el mundo, porque era un libro difícil, extenso en un tiempo en que estaban de moda libros más pequeños, y caro. Casi no tuvo publicidad y se fue extendiendo boca a boca.

Ya digo que no quiero establecer rangos literarios, porque esto sucede con libros buenos y malos, lo mismo que hay otros magníficos que no tienen ese éxito que multiplica por diez o por cien lo que se considera un libro bien vendido. Cuando un autor vende mundialmente dos o tres millones de ejemplares, como suele ocurrir con algunos novelistas consagrados, ya es un éxito. Lo que escapa a cualquier control o campaña publicitaria (la haya o no) es que se vendan 50 millones como ocurrió con El código Da Vinci o se llegue a los 80 millones como la serie de Harry Potter.

Estos son hechos a los que nadie puede poner explicación, porque es explicable que Ken Follet venda varios millones de libros de su novela Un mundo sin fin, amparado en la fama de su anterior éxito sobre las catedrales que fue Los pilares de La Tierra, pero ni siquiera la campaña más agresiva puede hacer que un libro como El mundo de Sofía venda una disparatada cantidad de ejemplares, pues se trataba simplemente de un repaso de la historia de la filosofía, que estaba muy bien y era muy didáctico, pero que no tenía novedad alguna, y parecía hecho por un grupo de profesores de filosofía de secundaria para hacer más amena la asignatura.

Lo que apoya mi tesis es que la segunda novela de Umberto Eco, El péndulo de Foucault, estuvo anunciándose desde un año antes de su publicación, salió simultáneamente en varios idiomas y se apoyaba en el éxito arrollador de la anterior novela de su autor. Pues fue un fracaso editorial, relativo, por supuesto, porque vendió mucho, pero no llegó ni a la mitad que El nombre de la rosa, que había salido a la buena de Dios.

Tengo para mí que en estos casos se hace verdad aquello de estar en el lugar exacto en el momento exacto. Dan Brown publicó su Código Da Vinci en 2003, un momento en el que el mundo andaba atribulado por el ataque a las Torres Gemelas y las subsiguientes guerras de Afganistán e Irak. Las religiones, y sobre todo los fanatismos religiosos, se pusieron de moda, y ahí aparece un texto que pone patas arriba la doctrina católica sobre Jesucristo, María Magdalena y las bases del Cristianismo. Daba como certezas cosas dudosas y opinables, y otras claramente falsas, como la famosa línea de la iglesia de Saint-Sulpice en París, con valores esotéricos, o el valor simbólico de la pirámide de cristal que levantaron en la entrada del Museo del Louvre. Para colmo, el Vaticano se opuso frontalmente al libro, lo que supuso una publicidad impagable. De alguna forma este es uno de esos fenómenos a los que puede suponérsele una lógica posible, pero ni siquiera así podría asegurarse que se van a vender 50 millones de ejemplares.

DSCN2355.JPGHa habido casos de éxitos fastuosos de la noche a la mañana, como el mencionado de Harry Potter, y el que antes tuvo la novela El perfume del alemán Patrick Süskind. En ningún caso se explica ese éxito desmedido, porque un libro que vendió muchos ejemplares fue Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar, pero fue poco a poco, al cabo de años y traducciones, y contando con que su autora era una de las plumas más lúcidas de la lengua francesa y de la literatura mundial. Ese libro fue un éxito de ventas, como lo fueron Crónica de una muerte anunciada, de García Márquez, o La fiesta del Chivo de Vargas Llosa. Buenos libros, autores consagrados y gran publicidad. Resultado: cinco millones de ejemplares ¡Pero no cincuenta!

Lo que ocurre ahora con las tres novelas de Millenium es similar. Se trata de un autor muerto antes del éxito, que tenía prestigio social en Suecia por sus trabajos periodísticos anteriores, y que se descuelga con la historia de una saga truculenta que resulta entretenida y que despierta la voracidad del lector. Pero el hecho de que haya intriga, indagación policiaca y misterio tampoco explica el fenómeno, pues de eso tiene por arrobas Sherlock Holmes, que es una serie de más de una docena de libros, lleva un siglo en las librerías y ya Millenium ha vendido el doble que Sir Arthur Connan Doyle. No tiene explicación, porque mira que es conocido el detective inglés, que ha sido llevado al cine en incontables ocasiones.

Desconozco las razones del éxito de Millenium, pero seguro que las hay, y aunque los libros sean buenos, estoy seguro de que esas razones no son literarias.

***

Este trabajo fue publicado en el último Pleamar de julio, en la edición impresa de Canarias7.

Esta fotografía encabeza esta madrugada del 2 de agosto la portada de la edición digital de Canarias7. Aparte de su espectacularidad y su belleza plástica, es una fotografía que plasma todo el dramatismo de los momentos que vive La Palma, una isla que en la zona de Fuencaliente tiene una histórica y terrible relación con el fuego, sea el de sus montes ardiendo o de sus volcanes arrancando el fuego desde el centro de La Tierra.

saúl santos.jpgPara quienes amamos el patrimonio natural de una de las islas más bellas del mundo, lo que está ocurriendo es una gran tragedia, aunque acabe ahora mismo, y ojalá haya acabado cuando estas líneas lleguen a otros ojos. Pero más allá de esta importante consideración, es lo humano lo que más conmueve. Hay que pensar en lo terrible que es el fuego rodeando las viviendas, los cultivos, los lugares de trabajo. Me temo que estas serán unas imágenes que quedarán grabadas como símbolo del desastre en todos los que las viven directamente. Es como una guerra, un bombardeo destructivo e irracional.

Y aunque tiempo habrá de reflexionar, no entiendo por qué cualquiera puede comprar un volador o un petardo en unas islas que con el calor arden como yesca. La pirotecnia debiera estar sólo en manos de profesionales y con unas medidas de seguridad muy rigurosas. Y aunque sea una frase hecha, no se juega con fuego, nos va en ello la vida. Esta foto, en su esplendidez narrativa, debiera convertirse en un pasquín de aviso para siempre.


Al principio, Internet era un mundo aparte, minoritario y casi una secta para iniciados. Luego se ha ido generalizando y es un soporte más, un medio de comunicación tan libre que tiene todas las ventajas y los inconvenientes de lo libérrimo: en lo positivo, que es el medio donde hay mayor libertad de expresión, en lo negativo, que esa misma libertad de expresión lo convierte en un mecanismo perverso cuando se utiliza ladinamente. Por una parte puede ser vehículo de la verdad más descarnada y sin poder que la manipule, por otra, puede hacer que parezca verdad algo que no lo es, porque al no tener controles sobre el emisor este puede decir que el Sol sale por el oeste y puede hacer picar a alguien crédulo.

DSCN2327.JPGLos blogs son una de las vías de expresión de Internet, pero no todos los blogs son lo que aparentan. En principio un blog es un espacio intercativo, que suele estar enclavado en la dinámica de cambio de información y expansión de otras informaciones con las que se enlazan. Luego están los blogs personales, que en algunos casos son una especie de diario, en otros un púlpito de opiniones y en otros, sobre todo si se trata de escritores, en una columna de opinión sobre lo divino y lo humano, cuando no en un espacio para dar a conocer parte de la obra, sobre todo relatos cortos o poemas.

Este blog -que en esencia no lo es- se enclava en el columnismo la mayor parte de los días. Se opina sobre lo que pasa, y en otras ocasiones rememora hechos y personajes, como en una hoja de periódico. De vez en cuando se hace una concesión a lo personal, pero pocas, porque el que lleva décadas enganchado a la escritura en los periódicos, vuelve a lo suyo, la cabra tira al monte. Por eso tal vez hay tanta desproporción entre los que lo leen y los que escriben sus comentarios en él, y es que seguramente no son blogueros al uso, sino lectores de prensa que ahora lo hacen en otro soporte.

Archivos mensuales

Blogs de Canarias7

Atarecos

Niutin blog

Ofelia

Punto de vista