los blogs de Canarias7

Archivos Marzo 2009

Ha muerto Maurice Jarre, el compositor francés que puso música a películas inolvidables, que estuvo nominado al Oscar cinco veces MV5BMTc5MzUxODg5OV5BMl5BanBnXkFtZTYwMzc3Nzc2._V1._CR146,0,233,233_SS90_[1].jpgy que se llevó a casa la estatuilla a la mejor banda sonora original en tres ocasiones, por la música que puso a las películas Lawrence de Arabia, Doctor Zhivago y Pasaje a La India. Es muy curioso que las tres fuesen dirigidas por el maestro David Lean, lo que quiere decir que había muy buena empatía entre ambos creadores.

Julie_Christie_in_Doctor_Zhivago_2[1].jpgSon innumerables las buenas películas (y no tan buenas) a las que puso música Jarre, y sin duda en su listado está buena parte de los mejores directores de la segunda mitad de siglo XX. Pero está claro que su consagración le llegó pronto, en 1962, con la magistral banda sonora de Lawrence de Arabia, y alcanzó el mito con uno de los cortes de Doctor Zhivago.

No se entiende el personaje de Larisa sin El Tema de Lara, y esta simbiosis entre la mirada indescriptible de Julie Christie y su música hizo posible que calara tan hondo en los espectadores, hasta el punto de ser uno de los temas más definitorios de toda la historia del cine, que está en la memoria de todos como las bandas sonoras de Psicosis, Lo que el viento se llevó, el tema "El tiempo pasará" de Casablanca o el Vals de El Padrino. Maurice Jarre forma parte por lo tanto de la memoria auditiva (y visual) del siglo XX.

El sábado hubo un apagón en el que cada uno hizo lo que pudo, porque ha habido quien llevado por el entusiasmo ecológico ha bajado la palanca para que quedasen fuera de servicio la nevera, el termo y todos los pilotitos rojos que ponen debajo stand by. La cuestión es que el asunto ha coincidido con el día en que se cambia la hora, y entre una cosa y otra se ha pasado el domingo poniendo en hora los relojes, actualizando los ajustes del sintonizador del vídeo (que se quedaron en el 1 de enero de 2000 cuando bajó la palanca) y reactivando un ordenador, que, no se sabe por qué, no arranca desde que también dejó de funcionar el pilotito de la regleta.

kl.JPGY es que para ser ecologista hay que ser un entendido en electrónica, mecánica, física y no sé cuántas cosas más, porque ya no sabe uno si apagando esto se ahorra, o si dejando encendido lo otro se ahorra más energía porque volver a arrancarlo desde cero es más costoso. Lo que sí queda claro es que nos hemos hecho dependientes de la energía, porque el sábado, durante el apagón voluntario, no pude escribir porque el ordenador estaba dormido, me quedé sin música por lo mismo, no podía ver una película y tampoco leer porque necesitaba luz. Decidí hacerme un café, pero tampoco pude porque mi cocina va con electricidad. Y la verdad, creo que puedo seguir siendo ecologista mientras me sirvan café caliente en el bar de la esquina y siga abierto el ciber de debajo de casa, que son unos tíos terribles que nunca cierran y van a acabar con este planeta.

El perro de Paulov

Cuando era estudiante me impresionaban algunas cosas que son muy viejas y que para mí era novedades. Descubrí que la Humanidad ha ido avanzando dando pequeños pasos, que parecen imperceptibles pero que han cambiado el mundo. Siempre se toman como grandes hitos el descubrimiento del fuego o el de la rueda, y es indudable que lo fueron, pero hubo otros, más pequeñitos, que también cambiaron los equilibrios y determinaron el futuro. Ahora mismo recuerdo que leí que los hititas se impusieron a los egipcios porque en sus cuádrigas de combate rodaron las ruedas un poco más adelante, con lo que sus máquinas tenían mayor maniobrabilidad, o que los mongoles eran unos jinetes insuperables porque fueron los primeros en usar el estribo, lo que les permitía mantenerse encima del caballo con las dos manos libres para usar las armas, frente a jinetes que se caían y que encima luchaban con una sola mano porque la otra la tenían ocupada con las bridas.

Perro paulov.jpg Recuerdo que una de las cosas que más me impresionaron fue la lección de psicología en la que se hablaba de los reflejos condicionados, y como ejemplo ilustrador explicaban el experimento de Paulov, un ruso que descubrió que cada día, poco antes de la hora de comer, su perro comenzaba a insalivar, porque su inconsciente relacionaba la hora del día con la comida. Esto no me pareció determinante, pero luego vi que todos nos comportamos como el perro de Paulov, porque hay estímulos que nos reproducen momentos importante o simplemente inolvidables en su pequeñez.
sinatraaa.jpg
Los olores son importantísimos, y un olor nos devuelve a la infancia, a un lugar remoto o a un momento especial, que estuvo impregnado de ese olor. A veces nos salta a la memoria algo que hacía veinte años que no recordábamos, y es porque algo que olía de una manera concreta activó la memoria olfativa de otro momento. Sé de alguien que cuando le llega olor a aceite de motor (qué cosa tan prosaica) se emociona, porque lo traslada a unos momentos felices en los que había aceite quemada de motor por todas partes. Qué curioso.

Y la música, ese sí que es un reflejo condicionado que activamos constantemente. Hay parejas que tienen "su canción", no porque sea una gran canción, sino porque fue la primera que bailaron o la que sonaba el día que se conocieron. Todo el mundo espera que la canción especial sea un gran tema de Elvis, Sinatra, Mina o Edit Piaf, pero casi siempre es una canción corrientita y a menudo incluso una mala canción. Pero vete a arrancar de un cerebro la emoción que le produce una canción pachanguera de un cantante espantoso, pero que era la que sonaba cuando besó por primera vez a la persona que más amó. Ese es un reflejo condicionado, y todos llevamos en la cabeza el mismo mecanismo que el perro de Paulov.

***
La primera foto circula por ahí con un pie que asegura que ese era el famoso perro de Paulov. A lo mejor, pero da igual. De lo que sí estoy seguro es de que el tipo de la foto en blanco y negro es un tal Frank Sinatra.

Ya lo sé, tenemos pendiente ir al cine a ver la Almodóvar, pero es que no doy abasto. La semana que viene tampoco. Es una semana endiablada, tengo que estar en la reunión del G-20 en Londres, después en la de la OTAN en Bruselas, en la de la Alianza de las Civilizaciones, a la que no puedo faltar porque es un invento mío, y encima hay una cena de los mandatarios europeos con Obama en Praga.

sonsoles.jpgYa, ya sé, en Praga, podrían haberla hecho más cerca, o aquí mismo, encargamos unas pizzas y ponemos unos vídeos. Pero ya sabes cómo son y es que este semestre es Chequia quien preside la UE. Ah y no te comprometas con nadie ese día, porque a esa cena de Praga tienes que ir tú. Ponte algo discreto, háblate con Elena Benarroche pero dile que no se lance, que luego sacan las cuentas de lo que llevas encima y nos ponen verdes. No se te ocurra colgarte un pedrusco de esos que arregla Felipe González poniéndole una argolla y un cordón de cuero, que sabes cómo nos criticaron cuando llevaste uno el Día de la Pascua Militar. Menos mal que Carme Chacón se vistió como Fred Astaire y la canallesca tuvo bastante carnaza con ella, porque si no...

Y luego viene Semana Santa, y es que no paro, y al menos voy a ver si saco tiempo para ver los dos partidos de la Selección Española contra Turquía. De todas formas, no me lo cargues todo a mí, que tienes amigos en el partido. Podrías llamar a Caldera, a Touriño o a López Aguilar... Bueno, mejor no los llames, porque entonces les deberíamos un favor. A Bermejo tampoco. Trataré de buscar un hueco, y si hace falta me pierdo uno de los partidos de la Selección.

¿Pero qué dices? ¡Ni loca se te ocurra ir al cine con Garzón!

Hoy es el Día Mundial del Teatro, y debiera felicitar a los teatreros de Canarias, pero no sé si hacerlo porque tal vez pensarían que estoy de coña y pretendo burlarme de ellos. Que yo sepa, no hay una sola razón para felicitarlos, porque no recuerdo una época en las últimas décadas en la que el mundo del teatro estuviera tan dejado de la mano de Dios.

valle-inclan[1].jpgDicen que es la crisis, pero lo que no acaba de entenderse es que haya crisis para unas cosas y para otras un rumberío parecido a las Bodas de Camacho (no es Camacho el que ex-seleccionador, es otro Camacho) . No hay dinero para producciones canarias, pero sí que lo hay para entrar en un proyecto foráneo de envergadura en el que no había en la práctica representación isleña. También hay dinero para que vengan a sacarse la foto una muchedumbre de teatreros peninsulares que... ¿Sigo?

Pero finalmente he decidido felicitar a los teatreros canarios porque mantienen viva la llama de una actividad que es tan vieja como la cultura, un vehículo de comunicación y reflexión como pocos, y al fin al cabo, hoy es Día del Teatro y todo en la vida lo es, hasta los Premios Max. Por cierto si Max Estrella levantara la cabeza...

***

El tipo de la foto es un tal Ramón María José Simón Valle Peña, más conocido como Valle-Inclán, que creó el personaje de Max Estrella en una obrita que está muy bien y que se llama "Luces de Bohemia". Está tan bien que es probablemente una de las ocho o diez funciones teatrales fundamentales en todo el mundo durante el siglo XX.

z2.jpgDicen que el poder cansa al que no lo tiene, pero también es verdad que va dejando marcas en quien lo ostenta. Lo vimos en Suárez, que envejeció rápidamente en sus cinco años de poder, y lo mismo le sucedió a Felipe González, que entró en La Moncloa como un mocetón pelioscuro y esbelto y salió 13 años después hecho un copito de nieve y con unos cuantos kilos de más. Precisamente vemos en González cómo no tener el poder le ha rejuvenecido, pues últimamente hasta se ha echado novia.

También es evidente este desgaste en Zapatero, y eso que no he encontrado fotos que lo delaten claramente, aunque se ve que en 2004 tenía menos frente, menos ojeras y ninguna cana. En 2009 sigue sonriendo forzadamente pero ya nadie se cree que duerma a pierna suelta cada noche.

Las excepciones son Calvo-Sotelo (tenía aspecto de mayor cuando llegó y no tuvo tiempo de envejecer en el poder) y Aznar, que parece que le ha vendido el alma a Bush (quiero decir al diablo), con su melenón, supongo que teñido, pero sin deterioro visible en su rostro. Debe ser que cuando se trata de una cara muy dura no hace mella el paso del tiempo. Como las esculturas de bronce.aZ.jpg

A la hora de escribir un artículo o un post para el blog, empleo distintos tonos. Generalmente hablo en tono medio, con granitos de esto y lo otro. A veces escribo desde la indignación y uso un tono muy duro, pero estas son las menos, porque creo que se pueden decir las cosas sin llegar a un lenguaje excesivamente agresivo.

cumbres].JPGY luego está la ironía, que desde el punto de vista literario es una atalaya que ayuda a guardar las distancias. En los artículos se refiere al lenguaje puro y duro, y es desde luego mi territorio preferido en estos espacios cortos, incluso llevada a extremos que rozan el sarcasmo. Y se me dirá que no la uso demasiado o que escasas veces piso a fondo el acelerador.

Es cierto, y esto sucede porque es un terreno muy peligroso. Si académicamente se entiende por ironía dar a entender lo contrario de lo que se dice, ocurre que a veces puede que se entienda literalmente. Puede ser porque el lector esté espeso ese día y no capte el matiz, o bien por un defecto en la construcción del discurso, porque al tener que funcionar como una máquina sincronizada, cualquier omisión, error o incorporación no deseada puede llevar al lector a confundirse.

Todo esto viene porque ayer leí en el Canarias7 que detuvieron a unos salteadores de caminos a los que se les incautaron dos armas de fuego falsas. Traté de ironizar sobre los asaltos a las diligencias del Oeste o el bandolerismo de Sierra Morena, diciendo que lo de estos bandoleros actuales era una chapuza, pues ya ni los salteadores de caminos son lo que eran. Al leerlo, me di cuenta de que alguien podría entenderlo como apología de la violencia, y opté por dejarlo y aplicarle la misma receta que suelo usar sin excepción: no usar ni una brizna de ironía cuando hay dolor, abusos, discriminación o sufrimiento de cualquier clase, y creo que las víctimas de estos asaltos deben haberlo pasado muy mal, e incluso pueden tener secuelas en el tiempo.

***
La foto pertenece al archivo de la Fedac.

España nunca se ha distinguido por una brillante política exterior. Más bien por todo lo contrario. Desde que España es un solo estado, tratar con los de fuera no se nos ha dado bien. El asunto data del siglo XV, y aunque los Reyes Católicos, los supuestos unificadores, trataron de llevarse bien con media Europa a través de la política matrimonial con sus hijos e hijas, tampoco anduvieron muy finos, pues expulsaron a los moriscos y a los judíos, y no expulsaron a los jesuitas porque todavía no existían. Era el fanatismo religioso de aquella época ¿De aquella?

florencia.jpgLuego tampoco se hicieron mejor las cosas, y eso que casi siempre España era amiga del Papa, y ya sabemos que la diplomacia pontificia ha sido exquisita. Pero nunca aprendieron los dirigentes españoles y se especializaron en elegir mal a sus amigos y a sus enemigos, y si no recuerden la alianza con Napoleón que nos enfrentó a Inglaterra, y luego el Corso nos salió por peteneras.

En el siglo XIX, más de lo mismo, y en el XX otro tanto, pues pocos países de Occidente se han visto vejados, bloqueados, aislados e ignorados internacionalmente tantas veces por su propia torpeza. Somos especialistas en hacer el ridículo. De Primo de Rivera y Franco ni hablo, por obvio, y luego, en los gobiernos democráticos, cuando había un ministro como Fernando Morán, que sabía lo que había que hacer, le inventaban chistes.

Por eso no sorprende que el Gobierno de Zapatero meta la pata hasta donde casi es imposible hacerlo. Son las maneras. Es genético, y los del PP que no se vengan arriba porque después del pintoresco episodio de Perejil y sobre todo de los delirios de Aznar y su flequillo al viento en Las Azores, tienen para estarse calladitos un par de siglos.

***

Ya sé que es llover sobre mojado, y por eso les remito al blog que publiqué el 3 de noviembre de 2008 con motivo de las negociaciones para poder estar presentes en las reuniones del G-20.

Política exterior.doc


Este ha sido un fin de semana esclarecedor, porque he estado tomando café con un lince ibérico que andaba muy cabreado porque en unos carteles que cuelgan por ahí le han suplantado la personalidad, y han puesto una foto de un lince asiático en su lugar.

Por otra parte, las hermandades y cofradías de Semana Santa van a sacar un lince con un lazo blanco en protesta por el modo tan abrupto de anunciar la retirada de las tropas españolas de interposición de Kosovo, y el PP se ha puesto duro y ha enviado a Rajoy al balcón del ayuntamiento de Valencia a presenciar la "mascletá" (no sé si se escribe así, pero con el ruido que hace nadie va a darse cuenta de una letra de más o de menos).

b11.jpgEl que sí ha desafiado a las arpías de la prensa rosa ha sido el seleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque, que ha convocado a Dani Güiza para los dos partidos de la Selección. No importa que sea suplente en su equipo, no importa que juegue en un club turco y España se enfrente a Turquía. Eso es tener un par. Ahora bien; otra cosa es que Güiza juegue, pero si lo hace y se le ocurre meter un gol a Turquía, será mejor que no se le ocurra aparecer de nuevo por su equipo de Istanbul.

A lo mejor es que del Bosque lo que quiere es inmolar a Güiza por la causa. Pues que lo mande a Kosovo, o le ponga un lazo blanco. Que este es un país muy profundo, porque me ha emocionado recibir lecciones de moral cristiana de hermanos cofrades de Semana Santa tan espirituales como Paquirrín, Pipi Estrada y Francisco Rivera. ¿Querrá Rivera el lazo blanco para colgarse la Medalla de Oro de las Bellas Artes o lo usará para atarle las gónadas a José Tomás?

***
Por cierto, la ropa vieja estaba buenísima.

De Tony Curtis a Clint Eastwood

La mayor parte de las carreras cinematográficas son realmente curiosas, por distintas razones. Ha habido actores que han comenzado de manera fulgurante y luego desaparecieron, como es el caso de Sue Lyon que arrasó en el papel de una Lolita adolescente, o Nacy Kwang, la enigmática oriental que nos subyugó en El mundo de Susy Wong.

curtis.jpg
A menudo nos preguntamos qué fue de ellas, porque es como si se las hubiera tragado la tierra, y la pregunta se alarga al pensar si mitos como James Dean se habrían mantenido en la cima de no haber muerto prematuramente. Porque hacer una carrera arriba continuamente, como Brando, Newman o Katharine Hepburn no es fácil, puesto que estamos viendo cómo se han desinflado en los últimos años actores que iban para mitos como Robert de Niro o Al Pacino. Sólo Jack Nicholson y Meryl Streep siguen tan potentes como hace 30 años, siempre arriba.

Uno de los casos más negativamente curiosos de Hollywood es el de Tony Curtis. Comenzó su carrera dando la talla de gran actor, con registros dramáticos muy poderoso en películas como Espartaco, Winchester 73 o El rostro del asesino, y dando recitales cómicos en películas tan inolvidables como Con faldas y a lo loco. Curtis era una estrella, y lucía en películas tan pintorescas como La mula Francis. Aparte de estas, hay un ramillete de excelentes actuaciones en películas importantes, pero a mediados de los sesenta, cuando estaba en la cresta de la ola, empezó a elegir mal sus papeles, a meterse en proyectos raros y a hundir literalmente una de las carreras que iba a la par de figurones tan indiscutibles como Jack Lemmon.

Eastwood.jpg
Por el contrario, una de las grandes sorpresas positivas ha sido Clint Eastwood. Un sorpresa relativa, porque, desde que comenzó a dirigir películas desde su productora Malpaso, empezó a verse su talento como contador de historias, su adscripción al clasicismo y su ascenso en la consideración entre los grandes nombres de Hollywood. Empezó con personajes y películas de escaso calado, si bien su colaboración con Sergio Leone en los spaguetti-western rodados en Almería le dio cierto caché de guaperas duro, que no anunciaba llegar mucho más allá que un Burt Reynolds cualquiera. Incluso cuando encarnó al impresentable personaje de Harry el Sucio nadie daba un dólar por su proyección.

Pero nos equivocamos, y desde la dirección ha construido una de las carreras más importantes de las últimas décadas. Habíamos visto su talento desde el principio, que incluso logró imponerse cierta eficacia de actor cuando se autodirigía. Debió aprender de Robert Mitchum que la poca gestualidad puede ser un arma expresiva, el menos-es- más se hizo su bandera. Se consagró en Sin perdón, y luego son innumerables las buenas películas salidas de sus manos, convirtiendo una posible cursilería como Los puentes de Madison en una obra maestra, haciendo películas tan especiales como Medianoche en el jardín del bien y del mal, y luego Million Dollar Baby, Mystic River, Cartas desde Iwo Jima...

Hace treinta años, nadie lo hubiera sospechado, es como si hoy nos dijeran que Steven Seagal se convertirá en un John Huston. Lo de Clint Eastwood es increíble. Increíble y magnífico.

Hoy entra la primavera y no voy a hacer gran cosa porque me lo tomo como descanso. Simplemente les pongo una foto primaveral y algún enlace.

b7.JPG

¿Será un telescopio? ¿Será un loco? ¿Será un foco? La primavera.

Hasta mañana

Se ha dicho siempre que el nombre imprime carácter, pero eso debe venir de la consideración que tienen los demás. Como Clodoaldo, Carlota o Virgilio tiene buena sonoridad, se les asocia a personas fuertes y con determinación, mientras que otros nombres menos sonoros sugieren lo contrario. También están las combinaciones de nombres, que vienen de la realeza y retumban como bóvedas: Luis Felipe, Victoria Eugenia o María Antonieta. Y es simplemente una percepción auditiva de los demás y en abstracto.

ARCADIOS SUÁREZ.jpgCuando concretamos y destinamos un nombre a una persona, este tiene el rango de quien lo lleva, y no al revés. Leopoldo, que pasa por ser nombre de reyes y emperadores, también era el del tonto de mi pueblo, y de ese modo a nadie en Argentina se le ocurre tener en poca consideración a José Hernández, nombre y apellido corrientes, pero insigne autor del Martín Fierro. De ese modo, da igual cómo te llames, porque finalmente no es el nombre lo que determina, lo mismo que la matrícula nada tiene que ver con la potencia de un coche.

Ayer fue día de los Josés y las Josefas, pero este nombre se usa infinitamente más en los hombres, y hay tantos que sería interminable la lista de Josés conocido en combinación con otros nombres (Antonio, Luis, Miguel, Manuel, Ignacio...) desde presidentes y vicepresidentes de Gobierno a presidentes de Cabildo. También a Josés a secas, y muchos Pepes, y cada uno es único, de manera que José o Pepe no es menos que Maximiliano. Con un día de retraso felicito a todos, y en muchos de ellos celebro la amistad, pero todos me van a perdonar si personalizo mi felicitación en dos ilustres y venerables vecinos de Gran Canaria: José Miguel Alzola y José María Millares.

***

La fotografía es de Arcadio Suárez y se publicó en Canarias7 después de uno de los temporales de este invierno que hoy acaba. La pongo porque es magnífica, no hay más relación.

La décima edición del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria nos deja la resaca de la duda, cuando estábamos convencidos de que este festival era ya inamovible, como el de Música o el de Ópera. Yo quiero pensar que lo que ha habido es una serie de errores encadenados y que nadie ha querido poner cargas de profundidad a un evento que ha costado mucho trabajo levantar y que ha puesto a nuestra ciudad en el mapa cinematográfico.

n1.JPG
Espero que, a un año vista, se programe de acuerdo a las posibilidades que se prevean, porque un festival pequeño también puede ganar prestigio si se hacen las cosas con seriedad y diligencia. Habría que decir que un festival como este, que da nombre y proyección a la ciudad y a la isla, debe contar, además de con las instituciones, con el empresariado turístico, que está muy presto a pedir y por lo tanto tiene que arrimar el hombro en la promoción de la isla, porque en años de vacas gordas ha obtenido beneficios a los que no son ajenas las actividades de los organismos oficiales de promoción del turismo, y a todo el mundo le parece bien que se gaste dinero público en las diferentes ferias del turismo internacional, en anuncios de televisión y en promociones varias. Todos vamos en el mismo barco, y un evento de la envergadura del Festival de Cine debe interpretarse también en clave de cartel anunciador de Canarias. Por ello, no es ningún disparate pedir al empresariado que alimente el fuego del que luego también recibirá calor.


Esta es la resaca, y la película que se anuncia en el título de este artículo es ni más ni menos que NO-DO, el último largometraje de Elio Quiroga, uno de nuestros valores seguros en el cine, que va mucho más allá de ser una promesa, porque es una realidad hace más de una década, cuando dio el campanazo con Fotos. Quiroga es un cineasta riguroso, profundo conocedor del medio en todas su vertientes, pues a su indudable y demostrado talento como director, une una dilatada trayectoria como guionista, indagador en las tecnologías de vanguardia valiéndose de su bagaje como titulado en informática, escritor sobre cine desde diversos puntos de vista, poeta y hombre de una solidez cultural que sirve de pilar a todo lo que hace.

n2.JPG
Hay un aspecto en el trabajo de Elio Quiroga que hay que comentar aparte, y es su labor de productor, sea de sus propias películas, sea de las de otros cineastas. Ante la delgadez y, por qué no decirlo, el sectarismo de la industria cinematográfica española, ha tenido, como otros directores conocidos, que involucrarse en la producción, porque si no sería imposible que sus películas llegasen a las carteleras o simplemente fuesen rodadas.


Esa actividad es agotadora física e intelectualmente, y quita mucho tiempo a la creación pura, cuando en los países en los que el cine funciona debidamente el director se dedica a dirigir. La ignorancia es atrevida, y hay quien se mete de decir cosas como que determinados directores sólo tienen en su haber dos o tres títulos distanciados en varios años. En el otro plato de la balanza ponen la copiosa lista de títulos de los grandes directores americanos. Hay que recordar que esos grandes directores que salían a película por año -o más- tenían resuelta de antemano la producción. Cuando terminaban de filmar se iban a rodar otra que ya estaba preparada y la postproducción quedaba en manos del montador.


Por eso es tan laboriosa la carrera cinematografía de los cineastas españoles que no cuentan con el paraguas de una productora que produzca. Tienen que hacerlo todo, y dedicar mucho esfuerzo a trabajos que los distraen de su verdadera vocación, pasan demasiado tiempo en despachos, negociando esto o lo otro, buscando financiación y luego tratando de imponer su película en los circuitos, cosa que en España no es nada fácil.

n3.JPG
Pues a pesar de todos esos inconvenientes, ese lastre que tiene que arrastrar un creador como Elio Quiroga, acaba de estrenar en el Festival una película redonda. NO-DO es mucho más de lo que aparenta, pues contiene una crónica de un momento de la historia de España, es una película de personajes muy bien dibujados, con un argumento muy atractivo y encima una película de terror. Hace siete u ocho años, Elio me dejó leer una primera escritura del guión de NO-DO. Desde mis modestos conocimientos cinematográficos le dije que una historia con tantas aristas era inviable como película, y si se convertía en novela tendría al menos 600 páginas.


Pues con todas esas premisas, Quiroga ha metido toda esa complejidad en poco más de hora y media, con una precisión relojera. Ha manejado la mirada de Ana Torrent con la maestría de Kieslowski y ha conseguido una gran película, redonda, como dije al principio. En definitiva, NO-DO es una obra impecable. Y si les digo la verdad, no me sorprende, porque el talento se demuestra contra imposibles, y Elio Quiroga tiene talento de sobra.

***

Este trabajo fue publicado ayer en el suplemento Pleamar de la edición Impresa de Canarias7. Las fotos han sido cedidas por la productora Eqlipse.

Desde hace unos años, el clima se ha convertido en tema recurrente de conversación y de récords que sólo están en la mente de las personas: "Nunca había hecho tanto calor como este verano", "vaya un verano raro, es que ni ha hecho calor, esto no había sucedido nunca", "este es el invierno más frío del siglo", "nunca se ha visto un mes de febrero tan cálido/frío/seco/lluvioso".

nieve1.jpg Cada año me sorprendo al ver que la gente se queja de "lo calurosos que son este año" los meses de septiembre y octubre, y, que yo recuerde, esos dos meses son la etapa más cálida de la ciudad de Las Palmas, de toda la vida, pero cada año sorprende a sus ciudadano que porque han acabado las vacaciones oficiales de agosto han decidido que ya no debe haber calor.

Ahora ha entrado la calima por unos días, y tampoco es tan raro que ocurra en este tiempo. Yo recuerdo un febrero de hace años en el que hubo calima densa todos los días del mes. Antes la gente aguantaba el clima, pero ahora es indispensable el aire acondicionado o la calefacción, y los telediarios abren con una nevada en invierno o un termómetro a más de 35 grados si es verano. Esto sí que ante no pasaba. Nos hemos hecho unos blandos.

***

La foto la tomé de Canarias7, que publicó una hermosa colección de las cumbres de Gran Canaria durante las recientes nevadas.

Zapatero dice que España saldrá de la crisis aumentando la productividad.
PREGUNTAS: ¿Qué vamos a producir a gran escala? ¿Chorizos? ¿Parados? ¿Corruptos?

b4.JPGRajoy dice que España necesita un cambio profundo de su sistema económico.
PREGUNTAS: ¿En qué consiste ese cambio? ¿Por qué no lo hizo su partido cuando estuvo ocho años en el poder? ¿Sabe realmente el contenido de lo que dice?

Paul Krugman, Premio Nobel de Economía, dice que la actual crisis es aterradora, y en España más.
PREGUNTAS: ¿Por qué se limita a anunciar y no da soluciones? ¿Sabe tanto de España como para venir a meter miedo? ¿No debería saber, que para eso es Premio Nobel, que nada hay que tenga más miedo que el dinero y que de tanto anunciar el lobo finalmente aparece en forma de deflación?

Aznar dice que tiene la solución para la crisis. No estoy seguro de si se le ha aparecido La Virgen o ha tenido un encuentro en la tercera fase con una nave alienígena.
PREGUNTAS: ¿Por qué, si tanto sabe, no advirtió a su amigote Bush del desaguisado que se estaba incubando con las políticas ultraliberales de los neocón? ¿En qué punto del camino de Damasco se cayó del caballo? ¿Antes o después de invadir Irak?

La iglesia española presenta una campaña contra la reforma de la Ley del Aborto, cosa que es legítima porque va contra los principios de una religión y, además, existe libertad de expresión.
PREGUNTAS: Ninguna... Un momento, tengo una... Entiendo que pueda considerar el aborto un ataque a la vida; entonces ¿por qué sigue con la matraquilla contra el preservativo y la masturbación, si en esos supuestos no hay vidas que proteger?

PREGUNTA FINAL: ¿Qué va a pasar con la cerveza?

Vamos a ver cómo se toman en El Salvador que la Presidencia de la República esté en manos de la antigua guerrilla del Frente Farabundo Martí. Y es que el siglo XIX fue muy mal consejero en el devenir de los pueblos del ámbito hispánico, y por lo que veo el XX fue peor. Se ha tomado la costumbre de que hay determinadas clases dirigentes en según qué lugares que son las que deben ostentar el poder (o detentarlo, que no es lo mismo). Bolívar consideraba que cualquier intromisión en su poder omnímodo era una especie de herejía, y así podemos alargar la lista indefinidamente: Porfirio Díaz, el PRI... Por no hablar de los dictadores puros y duros, que son legión.

b15.jpg En España ocurre lo mismo, o más bien es al revés, porque las costumbres latinoamericanas son heredadas de España y los militarotes del XIX. Cuando se habla del Estado, por lo visto el orden natural de las cosas es que gobierne la derecha, o como mucho el centro-derecha. Si, como ocurrió en 2004, gana las elecciones un partido de centro-izquierda, lo consideran una aberración, porque el poder por lo visto es como las monarquías medievales, en las que el poder venía de Dios, y por supuesto se lo encomendaba a los conservadores de toda la vida.

Y está ocurriendo un fenómeno nuevo/viejo en las comunidades autónomas, en las que es poco menos que contra natura que los nacionalistas estén fuera del poder. Fue así siempre en Cataluña hasta hace poco, se ha cambiado y no ha pasado nada, y empieza a ser una costumbre en Canarias. Lo de Euskadi es el mismo fenónemo, y el PNV se mesa los cabellos y viene a decir que un gobierno no nacionalista es un sin Dios.

Otra cosa es que el parlamentarismo puede hacer, y de hecho hace, que el partido más votado quede en la oposición. Así funciona el sistema, y hay que aceptarlo o bien cambiarlo, pero mientras sea así no hay por qué rasgarse las vestiduras. Tan lógico es que gobierne el más votado como que lo haga una coalición de los demás, porque finalmente suman más, y también es democracia.

DSCN2010.JPG
Acaba de clausurarse el Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria. Como cada año, durante los días que dura el festival he publicado un relato por entregas en el suplemento que el periódico Canarias7 dedica al festival.

Es posible que haya personas interesadas en tener todos los relatos reunidos en una sola entrega, y eso es lo que he hecho este domingo, ponerlos a disposición de quien así lo quiera. Sólo tiene que pinchar en el siguiente enlace y estará en su ordenador.

LA ETERNIDAD NO DURA SIEMPRE (Relato en ocho capítulos).doc

Gracias por su atención, espero que les guste.

He oído que hoy se celebra en todo el mundo "El día de los sueños", una estupidez como otra cualquiera, pero puestos a entrar en duermevela freudiana lo más urgente es soñar con el fin de la violencia. En realidad, habría que poner en circulación una pastilla que obligase a soñar con una vida apacible y tranquila. O tal vez debiera haber profesionales del sueño que, como en un cuento de García Márquez, se alquilen para soñar para no tener sueños de gato (a saber lo que sueña un gato).

DSCN1636.JPGLa violencia es por lo visto innata en el ser humano, que guarda en su cabeza concéntricamente el cerebro de un humano, un mamífero y un reptil en el núcleo. Es como si obedeciera la consigna de la destrucción por la destrucción, si no no se explican tantas guerra y tanta violencia gratuita, porque tan inadmisible es que un hombre mate a su pareja o dispare a los transeúntes como que un gobierno decida invadir un país. Es la violencia porque sí. Si hablamos de la pena de muerte ya es para echarse a temblar.

Me contaba un amigo que en Venezuela el gobierno reconoció que el año pasado hubo 25.000 asesinatos en aquel país, aunque parece ser que las cifras reales se acercan a 40.000. Es decir, cada día son asesinadas entre 50 y 100 personas. Es como una guerra no declarada. Trasladado a Canarias sería como si en estas islas hubiera siete asesinatos diarios, un disparate.

Ya que toca hoy la mentecatada de celebrar los sueños, soñemos con la no violencia en todas sus manifestaciones, porque ya estoy cansado de soñar con serpientes, como Silvio Rodríguez.

Lazarillo_de_Tormes[1].JPGDe un tiempo a esta parte hay mucha gente que tira la piedra y esconde la mano, y observo que se hace como el que no quiere la cosa usando el apogeo de los programas de chismorreo.

Hay quien está echando balones fuera propugnando disputas sobre cuestiones que ya están sobrepasadas o que son secundarias, porque ya me dirán qué calado político tiene que la Reina vaya o no vaya a los toros.

El pícaro ciego sabía que el lazarillo cogía las uvas del racimo de tres en tres porque él las cogía de dos en dos y el otro no protestaba, y si los monárquicos alientan semejantes bizantinismos no es porque quieran debatir la halagadora dualidad monarquía o juancarlismo.

Lo que se pretende ocultar es el debate claro, transparente y bipolar sobre monarquía o república, porque alguien ha destapado la caja de Pandora. Quieren desviar la atención grave hacia cuestiones baladís, pero el ciego de El Lazarillo de Tormes ve hasta el ojo de una aguja. Para eso sirven los clásicos.

Por lo visto nadie aprende del esfuerzo y la capacidad de emprender de los norteamericanos, ni de su potencia integradora de culturas, ni del pensamiento de sus grandes figuras. Lo que aprendemos de los norteamericanos es lo malo, la guerra de bandas urbanas y los tiroteos en las escuelas. Lo positivo se ignora porque necesita esfuerzo, trabajo, dedicación.

Esa costumbre demencial de entrar en una escuela con un rifle y emprenderla a tiros contra profesores y alumnos se produce secuencialmente en Estados Unidos, pero ya ha empezado a suceder con repetición en Finlandia y ahora salta a Alemania. Por mucho resentimiento que se guarde al profesor o la profesora que un día hizo o dejó de hacer algo que a juicio del pistolero era reprobable, nunca merece la muerte.

papapapa.JPGY lo que es más inexplicable, la muerte de niños que nada tiene que ver con sus demonios mentales. Es más, seguramente nunca encuentran en el punto de mira a esa bestia negra profesoral.

Matan a cualquiera, y si ya es complicado ser profesor ahora se está convirtiendo en una profesión de riesgo. También lo es la condición de alumno. Los colegios empiezan a no ser lugares de cultura, formación y convivencia para tornarse campos de tiro al blanco, y el blanco es cualquier persona que ande por allí.

Hace tiempo que casi nada tiene lógica en nuestro ámbito, y esta es una moda que ya empieza a preocuparnos, porque si hace unos días hubo un tirador sin motivo en nuestra ciudad, ayer atacaron un centro de salud en Murcia y mañana quién sabe. Los políticos lo resuelven siempre diciendo que es un caso aislado, mientras degradan por sistema y parlamentariamente la educación, y ahora encima viene la UE y remata el asunto en el nivel universitario con lo de Bolonia.

Definitivamente, nos hemos vuelto locos, o tontos, o las dos cosas.

La memoria es siempre un homenaje, y el 11 de marzo está para siempre en la vida de quienes vivimos. De cerca o a distancia, el horror de hace cinco años, dictado por la irracionalidad, el fanatismo y la manipulación de las religiones, que ninguna predica la muerte, pero sus administradores han hecho creer a grandes sectores de creyentes que se asesina en nombre de Dios.

Ya ocurrió con los cristianos en la época de Las Cruzadas, en las guerras de religión del siglo XVI y en la terrible Guerra de los Treinta años que en el siglo XVII enfrentó a media Europa contra la otra media y murió más de un tercio de la población. En algunas regiones de Polonia y Alemania no quedó nadie vivo. Y es que los seres humanos tienen una capacidad para el exterminio no igualada por ninguna otra especie sobre La Tierra.

569908[1].jpgPor eso hay que mirar hacia los ejemplos que nos lleven a la concordia, a la tolerancia, al respeto a la vida. La guerra nunca es la solución, y el terrorismo tampoco. Los muertos del 11-M nos obligan a mirar hacia adelante en un clima de tolerancia, pero eso ni siquiera han querido verlo las facciones que en España se devoran en los medios de comunicación (de momento).

Por desgracia, el 11-M marca el punto de salida de un clima enrarecido que muchos parecen empeñado en enturbiar más y más. Ese no es el camino, y a la gente de la calle ya le suena a fanfarria estúpida el discurso que enarbolan tanto Tirios como Troyanos. España no mereció el 11-M y tampoco merece esta generación de personajes que llevan la voz cantante en un país que parecía haber encontrado la manera de convivir en paz. A ver si la memoria del 11-M nos devuelve la cordura, porque no pueden ser inútiles tantas muertes inocentes. Hablar de paz es lo único que nos ennoblece.

A veces ocurren demasiadas cosas y uno se olvida de fechas importantes. El pasado viernes, día 6 de marzo, se cumplieron 20 años de la muerte física de Agustín Millares Sall, una de las voces Agustin Millares.JPGmás insobornables de la literatura y de la sociedad canaria del siglo XX. Agustín estaba hecho de una sola pieza, como los obeliscos egipcios, no había veta por donde se pudiera resquebrajar una honestidad personal, poética y política como la suya. Era un ejemplo de vida como hombre y como poeta.

En estos tiempos de mercantilismo, donde se compran y se venden los prestigios, volver a escuchar la voz de Agustín Millares es como releer el libro sagrado de los comportamientos humanos solidarios y generosos. Uno de mis grandes orgullos personales es haber sido su amigo, y que él me diera su afecto y su amistad es para mí un galardón que no tiene precio. Poetas como él son los que hacen pueblo, hombres como él son los que elevan la amistad a los más alto.

Por eso les reenvío a esta página, en la que se publican tres poemas inéditos que Agustín escribió en plena Guerra Civil. Son poemas de juventud, pero ya tienen la fuerza y el compromiso que siempre tuvo su poesía. En estos tiempos difíciles, hay que ir a las fuentes de la honestidad, la humanidad y la generosidad, es decir, hay que volver a Agustín Millares.

La verdad es que tiene bastante mala leche que se celebre el 50 cumpleaños de la muñeca Barby justo al día siguiente del emblemático 8 de Marzo. Es como la gran contradicción, porque si bien unos dicen que Barby es sólo una muñeca, yo podría asegurar que un videojuego de secuestros es simplemente un videojuego. Es decir, los juegos infantiles forman parte de su educación, porque van quedando en su memoria social como personas.

ww.JPGLa perpetuación de los roles tradicionales de las mujeres y los hombres también forman parte de la industria del juguete. Barby es sólo la punta del iceberg, porque se siguen comercializando cocinitas, casitas de muñecas y "ternuras" diversas que parecen inofensivas pero que tienen una carga de profundidad tremenda en formación de las mujeres y los hombres del futuro.

Dicen que los juguetes bélicos ayudan a liberar agresividad y que los niños que no los tienen son más violentos. Yo no tengo datos estadísticos, pero sí sé por experiencia personal y profesional que los niños y niñas cuyos padres estaban concienciados contra los juguetes bélicos son por lo general adultos tolerantes y nada violentos. Porque hay un adagio que es verdad: "Los niños no aprenden, imitan". Ese sue un slogan que usó durante años Radio ECCA y que deberíamos recuperar para toda la sociedad.

Medallas y matarifes

Menuda carajera la que se ha montado por la concesión de la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes al torero Francisco Rivera Ordóñez. Ha habido casi unanimidad en la profesión al considerar que el torero no reúne los méritos suficientes para recibir tal galardón, se han alzado voces como las del también torero Morante de la Puebla, y el colmo es que otros dos toreros más, uno retirado y otro en activo, han decidido devolver las que en su día recibieron porque consideran que al tener Rivera ese premio los iguala a ellos. Vamos, que el ministro de Cultura ha pulsado un botón y todo ha volado por los aires.

DSCN1982.JPG

Otro asunto es el diluvio de Goyas, medallas, Fotogramas de plata, deportistas ideales y cosas parecidas. Parece que más que cantar, hacer un deporte, actuar o pintar, a lo que se dedican es a coleccionar galardones. Y hay clanes y grupos que se los disputan, siempre alrededor de la misma espiral. Hay miles de personas que realizan actos muy meritorios y no tienen ni una mención de su barrio, mientras que hay otras que mueven un dedo y hay cola para darles medallas. Por ejemplo, no veo que haya movimientos para que se conceda la Medalla al Mérito Civil al joven que arrebató la escopeta al tirador que disparó sobre una paseante en Las Palmas, posiblemente salvando la vida a más personas. Si todos son ciudadanos ejemplares, debe haber medallas para todos o para ninguno. Por ejemplo, hoy, Día de la Mujer, habría que dar muchas medallas a miles de mujeres que por muchas razones se las merecen.

En cuanto a lo de Rivera Ordóñez, me parece exagerada y fuera de lugar la reacción de José Tomás y Paco Camino, porque siempre ocurrirá que en este tipo de reconocimientos se premie a personas cuyos méritos no están muy claros, y en estos casos todo es discutible, porque entran en juego los gustos personales. José Tomás actúa como el sumo sacerdote de una religión pagana y sangrienta, porque tiene una ristra de seguidores que lo veneran como si fuese un dios. Cuando dieron el Premio Cervantes a una medianía, dejando atrás a autores de mayor calado, no vi que Carlos Fuentes, Vargas Llosa o Jorge Luis Borges abjurasen de su galardón. Y es que darle una medalla a las Bellas Artes a un torero es como nombrar deportista del año a Pedro Almodóvar, una sinrazón.

Y finalmente (y lo pongo en negrita para que destaque), todos los pintores, escultores, actores, compositores, bailarines, fotógrafos, cineastas, arquitectos, cantantes, musicólogos... debieran devolver indignados sus medallas al Ministerio desde que, en 1998, se comenzó a premiar a toreros como componentes de las Bellas Artes. Que un tipo que martiriza animales en público y luego los mata reciba por ello la misma medalla que Montserrat Caballé, Cristino de Vera, Fernando Fernán Gómez o Eduardo Chillida me parece un disparate vergonzoso. El arte y la ciencia marcan la diferencia entre los seres humanos. Matar toros no es ni una cosa ni la otra, es una salvajada, y parece mentira que el Ministerio de Cultura lleve ya diez años colgando nobles medallas artísticas a matarifes.

***

(La foto se titula Manada de becerros pastando en el mercado de Portobello un lunes hacia la hora del Angelus, cuyo autor es el fotógrafo griego Tocatelos C., que obtuvo dos orejas y rabo en Los Mundiales de Fútbol celebrados en el teatro Scala de Milán. Como ya todo está revuelto...)

Sobre el crimen del pasado jueves en el barrio de El Pilar se me ocurren estas preguntas:

¿Cómo es posible que una persona que es inestable psiquicamente tenga armas de fuego en su casa?

¿Qué controles se hacen a las personas para dar licencia de uso de armas de fuego y con qué criterios se conceden?

¿Cualquiera que lo desee puede ir a pedir licencia de armas y comprar una escopeta?

Hace exactamente diez años escribí:

nostradamus_sm_pk[1].jpg"Cuando veo esas torres de marfil de los grandes negocios, aplico la regla del dos más dos y no me salen las cuentas. Pienso que de eso entiendo poco y que si esos grandes cerebros se meten en semejantes líos es porque saben lo que hacen. Cuando en el 92 se gastaron en Sevilla el oro y el moro haciendo hoteles lujosísimos yo pensaba que en los seis meses que iba a durar la Expo no amortizarían la inversión aunque estuviesen ocupados al cien por cien y cobraran carísimo. Al cabo de un año, la mayor parte de estos centros del lujo estaban en la ruina, y empecé a creer un poco más en mis cuentas. Luego, cuando las televisiones y las plataformas digitales provocaron el baile de los millones del fútbol y los equipos se enterraron hasta las cejas, tampoco me salieron las cuentas porque se trabajaba con un dinero en hipótesis. A muchos ahora la chaqueta no les llega al cuerpo. Yo creo que aquí llevamos demasiado tiempo soñando quimeras, y cuando suene el despertador el leñazo va a ser de los que hacen época".

El talegazo se veía venir, no hacía falta ser Nostradamus. Imagínense, cuando alguien como yo se da cuenta de estas cosas es que están muy claras. Quienes podían cambiar el rumbo lo sabían mejor que nadie, pero siguieron amasando o corrompiéndose. Si hay una frase que me joda es "ya te lo advertí..." pero, qué quieren, es que hasta me dan ganas de decirla.

El cine se convirtió en un totalizador de todas las artes casi desde su comienzo, pero ese género que bebió de todos los demás comenzó a tener vida propia, como el monstruo del doctor Frankenstein, e igual que aquel, se vale de la electricidad para ponerse en funcionamiento. Y ese nuevo ser artístico que se construyó con trazos de pintura, historias literarias, espacios arquitectónicos y movimientos tomados de la danza, el ballet y el teatro, acabó por hablar. Y cantó, tomó color de las paletas de los pintores y se hizo un ser autónomo. Como antes la novela, el cine cogió elementos de todos los géneros y fundó un nuevo modo de expresión.

Aquello que comenzó siendo una atracción de barraca de feria, de la que Edison, uno de sus inventores científicos, llegó a decir que era un invento sin futuro, no sólo creció y tomó formas propias, sino que devolvió a todo el mundo del arte la moneda de la influencia. No sería igual Warhol sin el cine, ni Scott Fitzgerald y todos los novelistas que le han seguido escribirían del mismo modo si nunca hubieran visto una película. Hasta el rock es deudor del cine, y ya nada pasa por el ojo humano sin el alfabeto que, fotograma a fotograma, ha ido creando el cine durante más de un siglo.

Es verdad que las tecnologías han cambiado, y que hay soportes más allá del celuloide, pero como dijo alguien, los automóviles más modernos en nada se parecen a aquellos trastos pioneros de Henry Ford, pero el principio que los mueve es el mismo. Con el cine pasa igual, pues lo virtual, lo digital y hasta Internet se valen del lenguaje visual del cine para existir. Mencionar la televisión en cualquiera de sus formatos es fundamental y a la vez obvio, porque es el gran canal comunicador de las últimas décadas, incluso para el propio cine.

3229-1[1].jpgEn este punto, el Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria se impone como un lugar de encuentro de la cultura, porque el cine es un vehículo de distintas formas de vida y de pensamiento, unas dictadas por la geografía, otras por incidencias varias en la vida humana. La inmensa mayoría de los aficionados al cine en nuestro ámbito somos tributarios del cine americano de su época dorada, pero también del francés, del italiano y de otras cinematografías americanas en nuestra lengua que curiosamente han incidido más en nuestra forma de pensar que el cine español.

De entre los muchos males que el franquismo hizo a los españoles, el cine fue uno de sus perjudicados, porque cuando recordamos a Bardem, a Berlanga, a Rovira Veleta y algunos otros nos encontramos ante las excepciones de un cine que crea pueblo. Aquellas películas patrióticas, religiosas e intranscendentes, aunque técnicamente tenían buena factura, eran una prolongación de los manipulados informativos del Régimen. Los españoles empezaron a desconfiar del cine español, y aunque en los años setenta hubo un gran tirón artístico e ideológico, esa desconfianza ha seguido agazapada, y ha bastado que el conservadurismo haya montado una campaña de desprestigio de los cineastas para que se vacíen las salas. Es una pena y una asignatura pendiente en la patria de Buñuel.

Ese problema no ha sido exclusivo de España, porque, por desgracia, el mundo está lleno de estados donde no es bueno para la salud decir lo contrario de lo que dicta el poder. Ese cine crítico es el que pone sobre la mesa los problemas de la gente y a menudo propone alternativas. Por eso no está bien mirado en sus países, pero son un espejo de la verdadera vida que se mueve bajo apariencias diferentes.
Y por eso Oriente, Asia, América del Sur y países europeos que no están en los grandes circuitos aparecen en este Festival. También, por supuesto, ese cine que todos vemos en los noticiarios. Ese espacio que se ha abierto es una lección de atlanticidad, porque este océano tiene vocación de comunicación entre culturas.

Y al final, el cine no es propiedad de los americanos, aunque es verdad que ellos son los que poseen la industria más poderosa. De eso da fe un rincón abierto en el Festival que se llama Berlín-París-Hollywood, en el que se viene a demostrar que, desde Michael Curtiz, Lubitsch, Wilder o Lang, hasta Preminger y Fred Zinnemann, Europa ha sido una escuela para Hollywood, que ya empezó con Chaplin, y siguió con Minelli, Bergman y todo el neorrealismo y aquella generación francesa que cambió la manera de mirar una pantalla.

Ahora hay otras miradas, y esas son las que confluyen en un festival como el nuestro, que se ha convertido en un centro de intercambio que ya es importantísimo y va camino de hacerse imprescindible. Quien niegue el cine niega el arte del siglo XX, todo el arte, porque nada ha sido igual desde que Georges Méliès filmó en 1902 su Viaje a la Luna. Y cuando el cine empezó a hablar, figuras como Renoir, Faulkner o el mentado Scott Fitzgerald dieron lecciones al resto de las artes. Un ejemplo de todo esto es el francés Jean Cocteau, paradigma del artista total, fuese en la literatura, la pintura, el teatro, la crítica y, por supuesto, el cine. A menudo no somos conscientes de todo lo que debemos a Jean Cocteau, en cuanto a la concepción, la ejecución y la utilidad de cualquier tipo de arte.

Como cada año, saludo con entusiasmo una nueva edición de nuestro Festival de Cine. Y ya van once, que se consolida como un instrumento fundamental para enlazar a Canarias con el Mundo y como canal de comunicación entre culturas.

**

(Este trabajo fue publicado ayer en el suplemento Pleamar de la edición impresa de Canarias7)

VAYA, AHORA PARECE QUE LA ACTRIZ INGLESA NO VIENE...

Sí. Es un día como otro cualquiera, probablemente uno de los 4 de marzo más fríos que se recuerdan por estas islas, pero lo más triste es que viene en todos los medios que en Canarias hay 400 parados más que ayer. Esta es una sangría terrible, que efecta no sólo a la economía en abstracto, sino a la vida de las personas.

Veo la prensa y eso que llaman la clase política sigue enfrascada en sus guerritas particulares por tonterías, porque al final lo único que les interesa es el poder, no el interés general. No basta con decirlo, son los hechos los que demuestran que, tanto en Canarias como en España, tenemos la generación de políticos más incapaz de las últimas décadas. Y precisamente ahora, que estamos en un momento tremendo.

Demasiadas florituras, demasiada representatividad, demasiado protocolo. Lo que se necesita es menos debate estúpido y más acción. Y esto vale tanto para los que están en el poder como para los de la oposición. Por una vez, alégrennos el día y actúen comorepresentantes del pueblo, no como jugadores de una ajedrez en el que, a este paso, ya no van a quedar fichas.


Invitación Nelson Fausto y los dominios del viento.JPG

Extracto de la nota enviada por el editor:

"Queridos amigos y amigas: el miércoles día 4 de marzo haremos la presentación en la Sala Ambito Cultural de El Corte Inglés (última planta de la antigua Galerías Preciados de Mesa y López) de tres nuevas obras de la colección Episodios Insulares, con lo que damos por finalizada la primera serie que teníamos prevista desde hace 18 meses: los tres episodios de esta nueva entrega son los escritos por Emilio González Déniz (La derrota de Nelson), Miguel Ángel Sosa Machín (Los dominios de viento) y Luis León Barreto (El misterio del Fausto).

Con esta presentación culminamos esta primera etapa de 10 títulos de Episodios Insulares que son los que ya estan en las librerías desde comienzos del mes de enero.

Nos gustaría que nos acompañasen el próximo miércoles a las ocho de la tarde en la Sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés, como muchos de ustedes ya lo han hecho anteriormente en los siete títulos presentados hasta la actualidad.

En este acto haremos también la presentación del I PREMIO DE NARRATIVA BREVE "EPISODIOS INSULARES" de la Editorial Cam".

Pues eso.

Seguramente no soy buen fisonomista, pero desde que vi por primera vez a Zapatero me recordó a un romano, no sé si por la estructura de su cabeza o por la forma de los ojos, que me sugieren las cabezas romanas esculpidas en mármol. Y hay, además, algo que lo asimila a Roma, y es la constancia que tiene el mes de marzo de encontrarse con él en las encrucijadas de su vida política. Y esto me trae a la mente los famosos idus de marzo, que a veces funcionan a favor y a veces en contra.

10905.jpgLos romanos denominaban idus a los días 13 de todos los meses, excepto marzo, mayo, julio y octubre, que eran el día 15. Se habla mucho de los idus de marzo porque fue en uno del año 44 antes de Cristo cuando Julio César fue asesinado en el Senado. Antes, estos idus le habían sido propicios en su vida militar en Las Galias, en su guerra contra Pompeyo y en su vida de Cónsul, que ejercía como dictador aunque procediera de un triunvirato. Cuentan que un anciano ciego que paraba por las escalinatas del Senado le había dicho meses antes: "Cuídate, César, de los idus de marzo". Él lo tomó a chanza y precisamente ese día, al ir hacia el Senado donde le acuchillarían, se cruzó con el ciego y le dijo: "Nada malo ha sucedido, viejo, y los idus de marzo ya han llegado", a lo que el ciego contestó: "Pero no se han ido". Ya conocen el resto.

Zapatero ha ganado en marzo dos elecciones generales consecutivas, y el domingo pasado su partido perdió la Presidencia gallega y en Euskadi logró un resultado que suma con el PP una mayoría que le podría permitir gobernar. Se puede considerar una victoria, visto de ese modo, pero es una victoria envenenada, que puede hacerle al PSOE más daño que su derrota en Galicia. De manera que no estaría de más que alguien advirtiera a Zapatero sobre los idus de marzo, porque hasta las victorias se le pueden volver en contra. Pactar con el PP puede hacerle perder el apoyo de los nacionalistas y con ello una mayoría estable para gobernar. Y los idus de marzo van a ser en plenas negociaciones para el gobierno de Euskadi. ¿Habrá consultado a su suegra? (Comentó una vez que le echaba las cartas y siempre acertaba).

Desde que, en noviembre, fue presentada en España la exposición "Bodies", he tenido intención de escribir sobre el asunto, pero siempre se ha cruzado otra cosa y al final no lo hice. Pero lo hago ahora, que ha estallado la polémica por la oposición que ha despertado en Polonia, donde será exhibida el próximo verano.

especta_515[1].jpgPara quien no lo sepa, esta exposición consiste en mostrar en una sala de arte cuerpo humanos tratados químicamente; es decir, cadáveres embalsamados de alguna manera. En Polonia hay una memoria terrible porque en los campos de exterminio nazis los dirigentes se hacían lámparas con piel humana, y lo que en otros lugares ha sido polémica en Varsovia es hurgar en una herida que no acaba de cerrarse.

Aunque aseguran que esta actividad tiene todos los respaldos jurídicos (y debe tenerlos porque de lo contrario no habría sido expuesta en medio mundo), una cosa son los papeles y otra muy distinta la ética. No todo lo legal es legítimo, y este es para mí un caso claro. Se dice que es arte, pero el arte no justifica que se expongan cuerpos humanos, porque finalmente no hay más mensaje que el del morbo y las personas a las que pertenecieron estos cuerpos merecen respeto.

No todo vale en el arte ni en nada. Se me dirá que la ciencia también se vale de cadáveres, o que la arqueología manipula restos humanos de otros tiempo. Es distinto, se trata de ciencia y no es un espectáculo. Es más, muchas veces, al investigar sobre estos restos se les devuelve la dignidad. Aquí no. Si consentimos estas cosas, ¿cuál va a ser la siguiente?

Newman.jpgMiradas de cine

El cine es para mirar, pero hay otra mirada que es la que procede de la pantalla, y que transmite a veces mucho más que las palabras. Para mí, nadie ha expresado más con una sola mirada que Jack Lemmon en la escena de Missing, cuando le comunican sin que se oiga que su hijo ha muerto. En realidad, creo que Lemmon es probablemente el mejor actor que dado el cine en toda su historia, aunque no sea un mito como Brando y otros tantos.

*


En los años treinta y cuarenta del siglo pasado, se llevaban los galanes duros con mirada triste, que van desde el demoledor Gary Cooper hasta el impasible Robert Mitchum, aunque también los había menos duros aunque igual de tristes, como Cary Grant o James Stewart. Luego llegó el método, pero a pesar de ello el cine logró algunas miradas tan limpias como la de Paul Newman...

Y ahí creo que se llegó al tope.


*

mirada1.JPGPero, desde mi mirada masculina, son las miradas femeninas las que más me han llegado, y para mí el erotismo está en los ojos, en la forma de mirar, mucho más que en cuerpos sensuales que a veces no saben moverse, que rompen la sensualidad y convierten en zafia una escena magnífica.


*

Cómo olvidar la mirada de Ava Gardner, que siempre era triste aunque sonriera; la de Claudia Cardinale que siempre era alegre aunque llorase; la de Jane Fonda, mostrando inseguridad desde la pretendida fuerza; la de Greta Garbo, indefinible y lánguida; la de Ingrid Bergman, que es para mí la equivalente en mujer a Jack Lemmon, tremenda, inalcanzable, superior; la de Grace Kelly, aristocrática y distante; La insinuante y destructiva de Marlenne Dietricht; la de Irene Jacob cuando es moldeada por el talento de un sabio como Kieslowski; la Marylin Monroe, tan inocente, tan atormentada mientras aparentaba intranscendencia; la de Sofía Loren, llena de rabia y dulzura a la vez...

*


No, claro que no, ¿cómo iba a olvidarme de la mirada infinita de Julie Christie interpretando a Lara en Doctor Zhivago?


*

Eso es el cine, porque un actor que no sabe mirar debería dedicarse a otra cosa. Y a todas estas y a pesar de la envidiosa rabieta nacional porque le han dado un Oscar, creo que Penélope Cruz está empezando a aprender a mirar.


***

(Sé que faltan miradas inolvidables por su ternura, su dureza, du singularidad: Audrey Hepburn, Klaus Kinski, Silvana Mangano, Orson Welles, Alida Walli, Humphrey Bogart... Vaaaleeee, Audrey Hepburn),
pic[2].jpg

Archivos mensuales