los blogs de Canarias7

Archivos Junio 2008

Bueno, ya está, se acabó el fútbol, ahora hay que esperar al Mundial de 2010 en Sudáfrica. La afición disminuye meteóricamente y los de toda la vida tendrán que aguantar todo eso del Barça, el Madrid, la UD Las Palmas. Los demás, a lo suyo.

Luis Ruiz de Gopegui, ex director de los programas de la NASA en España, duda que existan los extraterrestres, y esa parece ser una opinión autorizada, dado su conocimiento profesional. Por otra parte, José Gabriel Funes, astrónomo del Vaticano, ha dicho que es posible que tengamos hermanos alienígenas.

Que sí, no seas desconfiado, que sí hay cambio climático. Hasta ahora había dudas, porque el primo de Rajoy dijo que tal vez no, y un futurólogo americano dijo que daba igual, porque un día de estos, no se cuando, vendrá un asteroide y se pegará una castaña contra La Tierra.

Siempre ha existido, desde que Néstor Alamo hiciera aquella canción en la que contaba cómo los emigrantes se iban clandestinamente en luna llena hacia Venezuela. Cuando en esa fase la luna riela en el mar de Arguineguín, hay que seguir la estela de luz que lleva a América.

Hace unos día, en la televisión, alguien decía que en España para triunfar no hace falta tener talento. Y es verdad, basta con salir en televisión, o ser consagrado por el mundo mediático en general. El talento es algo que queda casi siempre en segundo plano, y si eres aclamado ya has triunfado.

Ahora que se inaugura oficialmente el verano, vuelven las bodas mañaneras al aire libre, que llevan "obligatoriamente" pamela en las mujeres. Esto de la etiqueta es tan arbitrario como clasista, puesto que son esos detalles los que se pensaron para marcar las diferencias de clase. Por lo tanto es una estupidez.

Tal vez para hacer honor a su silenciosa trayectoria, este mes de junio ha ido transcurriendo sin que se haya recordado debidamente el 120 aniversario del nacimiento de Fernando Pessoa, un escritor portugués, coetáneo de otros dos poetas grandes y discretos: Antonio Machado y Alonso Quesada.

Así es aunque no lo parezca. Decía ayer que estadísticamente Italia siempre ganaba a España, y también que no existe el cien por cien de nada. Por lo tanto, en ese hueco España se ha metido en semifinales y ha hecho lo más importante: eliminar a Italia. Lo que venga ahora será bienvenido, pero esto era fundamental.

Aunque uno no sea muy futbolero, es difícil abstraerse de una Eurocopa en cuartos de final, y desde luego es inevitablemente morboso ver un partido de España contra Italia, selección con la que los rojos han jugado nueve veces y sólo han ganado una vez, en 1920. El partido de hoy es el primero contra Italia en el siglo XXI; a ver si cambia el viento.

La música es de las bellas artes la que va directamente al centro de la sensibilidad. Hay muchos tipos de música, y todas logran llegar al corazón, aunque para otros, como Napoleón, sea simplemente ruido. Y hoy la música es tan abierta que no podemos entender nuestra sociedad sin ella.

Cuando empiezas a leer, parece que te están contando una leyenda infantil, que tiene tintes apocalípticos pero que tendrá un final feliz. No sucederá esta vez, y el final del país de Kiribati engullido por las aguas es la repetición eterna de la autodestrucción humana. Una Atlántida más.

En vísperas de la Noche de San Juan, se oyen muchas alusiones a la magia, las brujas, lo irracional. Y como cada uno de nosotros nos creemos cuerdos y moderados, y los locos y fanáticos son los otros, convendría que nos echásemos una miradita para tratar de entender que, como dice el refrán, cada loco con su tema, siempre, por supuesto, que no trate de alistarnos en él o nos organice una guerra santa.

Aunque hoy debiera hablar de fútbol, el partido España-Grecia tiene tan poco interés que prefiero dejarlo a un lado y comentar que algunos escritores que venden mucho y son muy mediáticos acaban creyendo que son poeedores de la verdad absoluta. Otros que han sido consagrados como "malditos" también se adjudican la propiedad del arte de escribir. "La vanidad es yuyo malo" (hierba mala), que diría el poeta argentino, y precisamente el arte es lo más subjetivo de mundo.

Está claro que entre los SMS y los responsables públicos, nuestra lengua se está convirtiendo en un jardín en el que lo políticamente correcto se estampa contra la norma una y otra vez. Pero más que eso, lo que me ha llamado la atención es el significado que se da a las palabras, cada uno a su aire. Ya no sé qué hacer con mi diccionario. Transcribo literalmente:

Ya es sabido que los gemidos a la hora de darle a la raqueta de tenis forman parte de la liturgia de algunas figuras, que se convierte en tema sobresaliente con la norma de que se guarde silencio en la grada mientras la pelota se mueve.

Otra vez toca fútbol, y en España el deporte se mide por el caudillismo, que por cierto heredaron las naciones hispanoamericanas. Aparte de los deportes individuales, donde los personalismos son lógicos, el baloncesto es Gasol, el ciclismo es Induráin o Bahamontes y los demás deportes colectivos no mueven masas porque no hay una figuras mediáticas.

Hoy es día de San Antonio Abad, que es el que se celebra por aquí como anuncio del verano. Es este un nombre que abunda solo y acompañado, es uno de los grandes clásicos del santoral y también uno de los que más diminutivos y variaciones tiene en el lenguaje cotidiano.

España es el primer pais del mundo en crear y difundir rumores por Internet, hasta el punto de que un estudio dice que aquí nace el 70% de la rumorología en la red. ¡Qué fuerte, o sea! Aunque no me sorprende, porque desde siempre este ha sido un país de chismosos, hablantines y alcahuetes.

Ya sé que es muy viejo el debate sobre los toros, pero no deja de ser una salvajada. Si, como dicen algunos, los toros son la metáfora del carácter español, apaga y vámonos. Y algo cierto tendrá cuando llevamos cinco siglos sobreviviendo a una media de tres guerras civiles por siglo.

La UE ha aprobado el aumento de los horarios laborales por encima de las 48 horas semanales, lo que significa en la práctica dejar al arbitrio de los empleadores el horario de sus asalariados. Es un regreso a aquellos trabajos "de sol a sol", que creíamos del pasado, seguramente porque es un retorno al látigo.

No es la primera vez que hay desperfectos en la Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria. La mayor parte de esta vía fundamental de la ciudad está construida en terrenos ganados al mar, y el mar se defiende, sigue su sorriba diaria y busca recuperar lo que un día fue suyo.

Para no levantar las distintas liebres que finalmente echan a correr, se buscan los eufemismos más infantiles. Sin duda, el más afamado es desaceleración, pare evitar que el capital se asuste y huya, pues dicen que nada hay que tenga más miedo que el dinero.

La muerte repentina de José Antonio Ramos vuelve a ponernos de nuevo sobre la mesa la vieja costumbre canaria de sacralizar a los desaparecidos, seguramente porque ya no pueden hacernos la competencia. Es una práctica que que ojalá vaya desapareciendo y sepamos valorar en vida a quienes lo merecen.

Quedó pendiente hace unos días el enlace con la revista digital La Mancha Literaria, y como lo prometido es deuda, ahora lo pongo aquí porque precisamente acaba de ponerse en la red la última entrega.

Acabo de enviar una entrada nueva al blog y me encuentro de golpe con la noticia de la muerte de José Antonio Ramos, uno de nuestros nombres grandes en la música popular, un creador que quiso siempre enlazar nuestra música con otras músicas. No hay detalles, pero finalmente no importan, la muerte es en sí misma un brutal detalle.

Obama ya es candidato presidencial a unas elecciones que nos afectan a todos. La cuestión estaba en si los demócratas romperían la norma con una mujer o un candidato negro, dos opciones a cual más novedosa, porque si sería histórico que una mujer llegase a la Casa Blanca, tal vez lo sea más que llegue una persona de raza negra.

La muerte del diseñador Yves Saint-Laurent es el final de una época de la que sólo queda en activo Valentino. La moda, que parece algo superficial, es uno de los elementos que delatan los cambios sociales, y si de eso hablamos Sain-Laurent forma parte de la gran revolución que, a todos los efectos, fueron los años sesenta.

Archivos mensuales