miércoles, 01 marzo 2017, actualizado a las 17:30 h.
Portada de la edición impresa de hoy

Política

 

El PSOE lleva al Parlamento el sueldo del cuñado de Soria

technorati delicious google meneame digg
Diez Minutos en todas las islas, gratis los domingos con Canarias7

Estadísticas

Esta noticia ha sido vista 5098 veces y enviada a 5 personas.

Añadir a Mis artículos

Debe ser usuario registrado para añadir esta noticia a su selección.

Vote esta noticia

José S. Mujica / Las Palmas de Gran Canaria

Publicidad

El PSOE acaba de darle la vuelta al caso de presunto trato de favor al cuñado de José Manuel Soria, el empleado público que más cobra en la Consejería de Economía y Hacienda con un salario próximo a los 100.000 euros al año, a pesar de ser un mero técnico sin responsabilidades aparentes.


Del titubeo inicial, los socialistas han pasado a la acción más efusiva con la presentación de una pregunta en el Parlamento de Canarias que deberá responder de inmediato el vicepresidente y consejero, José Manuel Soria. 


El portavoz, Francisco Hernández Spínola, quiere saber los nombres y apellidos, así como sus funciones expresas, de los más de 20 cargos que figuran en el estudio interno que redactó el secretario general técnico de Economía y Hacienda.


En declaraciones ayer a este periódico, Spínola subrayó el deseo de su partido de perseguir cualquier indicio de favor, ya sea por parentesco familiar o contraprestación política. «Vamos a exigir que nos digan las retribuciones de todos los contratados públicos y queremos saberla ya». 


Con esta indicación, el PSOE evita que el vicepresidente aproveche el parón estival para dilatar en tiempo la respuesta sobre la condición laboral de su cuñado. Hernández Spínola confirmó ayer que Soria deberá responder en el pleno del próximo martes.


Como se recordará, el cuñado, Héctor Benítez, trabaja en la Oficina Canaria de Bruselas como técnico superior en cooperación y promoción, está adscrito a la empresa pública Proexca y cobra al año unos 100.000 euros.

«INDECENCIA». El PSOE prefiere esperar al próximo martes para dar su versión de los hechos. «Es mejor oir primero a Soria para sustanciar qué criterios sigue este Gobierno para fijar sueldos astronómicos cuando, por otro lado, le pide a todos los contribuyentes un esfuerzo de austeridad, reducción de servicios y mayor presión fiscal».


Quien sí se pronunció con contundencia fue el secretario regional de la Unión General de Trabajadores, Juan Fonte, cuya indignación con el vicepresidente crece día tras día. «Es una indecencia que este consejero exija sacrificios cuando su cuñado mantiene un sueldo que daría de comer a cinco familias».


«Para mí ha dejado de ser creíble», subrayó el líder ugetista. «¿Cómo va a pedir que nos bajemos el sueldo cuando su cuñado cobra lo que cobra? Pero, ¿es que vivimos en sociedades distintas?».


UGT respaldó la iniciativa del PSOE para interpelar al consejero en el Parlamento. «Es ahí, en la institución soberana del pueblo, donde el señor Soria tendrá que demostrar quién es ante los ciudadanos. A UGT no le vale que justifique que su cuñado tiene un contrato anterior a su llegada al Gobierno, porque Proexca es una empresa que preside el consejero. Luego, el nexo es algo obvio».


Según fuentes de la Oficina Canaria en Bruselas, Benítez acudió ayer a su puesto de trabajo en la capital comunitaria «de forma normal». Aunque no se precisó la función ni el desempeño de sus funciones, «estuvo en su mesa como un día más y mantuvo una relación cordial con sus compañeros. Eso sí, habló mucho por teléfono».


La Consejería no emitió ayer comunicado alguno, como en la anterior jornada, y tampoco trató de justificar la contratación de Benítez.


Algunos allegados consultados por este periódico, consideran que el caso de Héctor Benítez representa un uso «exagerado» de las divergencias políticas de Canarias, sobre todo, por parte del PSOE, «que se agarra a cualquier cosa para criticar la alianza del Gobierno».


Entre los críticos, en cambio, «se está haciendo justicia». En el seno de Proexca es harto conocida la tensión que se vive entre varios cargos, como Carla Velayos o Pedro Monzón, con Héctor Benítez. Para el grupo que trabaja con los dos primeros, es «inaceptable» la diferencia salarial, ya que tanto Velayos como Monzón cobran en torno a 44.000 euros anuales, «y realizan funciones de mucha responsabilidad con un desgaste emocional y físico que exige gran profesionalidad y diligencia administrativa».


Héctor Benítez ha tenidos dos fases en Proexca. Su primer contrato lo auspició Jerónimo Saavedra en 1992, cuando era presidente del Gobierno regional, ya que Benítez había disfrutado de cierta experiencia comunitaria al trabajar como asistente de Manuel Medina.


Entró a dedo, sin concurso de oposición, pero sólo aguantó cuatro años, hasta 1996. Ese año, el entonces consejero, Francisco de la Barreda, no toleró una «deslealtad manifiesta» del técnico en Bruselas y lo despidió de forma fulminante.


Durante siete años estuvo de colaborador, hasta que José Manuel Soria le pidió a José Carlos Mauricio una nueva oportunidad para su cuñado. Hasta hoy.

Publicidad