martes, 28 marzo 2017, actualizado a las 14:40 h.
Portada de la edición impresa de hoy

Sociedad

 
Actualizada el 08/11 a las 22:32

A mi tío Francisco lo tiraron al pozo de Tenoya

technorati delicious google meneame digg
Pachuca Trujillo posa con una foto de su padre.
(Foto: Juan Carlos Alonso)

Pachuca Trujillo posa con una foto de su padre.
Diez Minutos en todas las islas, gratis los domingos con Canarias7

Estadísticas

Esta noticia ha sido vista 5799 veces y enviada a 4 personas.

Añadir a Mis artículos

Debe ser usuario registrado para añadir esta noticia a su selección.

Vote esta noticia

Ángeles Arencibia / Las Palmas de Gran Canaria

Publicidad

Los hallazgos de restos humanos en el pozo del Llano de Las Brujas (Arucas) han demostrado que lo que se contaba era cierto: allí tiraron a víctimas de la represión. Pachuca Trujillo representa a una de las familias que buscan a sus muertos después de 70 años.

"Mi padre nunca olvidó el último cruce de miradas que tuvo con su hermano Francisco", afirma Pachuca Trujillo Reina (Gáldar, 1953). Pachuca -el apodo que prefiere a su nombre de pila, Francisca- sabe a ciencia cierta que su tío Francisco fue asesinado en la boca del pozo de Tenoya y arrojado al fondo. Lo sabe porque su padre estaba en la misma fila y se salvó por poco.

El de Tenoya será posiblemente el próximo pozo que se abra cuando concluya la excavación que se realiza en el del Llano de Las Brujas, donde ya se han hallado restos humanos y casquillos de bala. Cuando Pachuca recupere los restos de su tío se cerrará el círculo que comenzó a trazarse el 18 de julio de 1936, cuando otro de los hermanos de su padre, Diego Trujillo Rodríguez, alcalde democrático de Gáldar por el Partido Socialista desde las elecciones de febrero de ese año, decidió que no entregaría el ayuntamiento a los alzados.

Pachuca se apresta a relatar la historia de su familia, pero antes una salvedad: «No hacemos todo esto ni por venganza ni por odio ni por pensiones ni por ninguna razón parecida. Sólo queremos que se nos devuelva a nuestros familiares, que están botados como perros en los pozos, para poder darles una sepultura digna».
Diego y su concejales se hicieron fuertes en el ayuntamiento, hasta que la amenaza de un barco torpedero que se acercó por la costa les llevó a rendirse para evitar males mayores.

Según su sobrina, el alcalde fue prendido en el mismo ayuntamiento y enviado al campo de concentración de La Isleta, donde su mujer, Rosario, se desmayó en una visita al oír por la megafonía el nombre de su marido en una lista de condenados a muerte.

Mientras, Nicolás, el padre de Pachuca, que había hecho la mili en África, fue reclutado y enviado a un destacamento que esperaba en Guía la orden de unirse a las tropas de Franco en la Península. «Al enterarse de lo que estaba ocurriendo pidió permiso para ir a ver a su familia, pero se lo negaron, así que se escapó». Pachuca relata la historia que le contó su padre, quien, dice, dejó a sus hijas «empapadas de su dolor».

La llegada de Nicolás a Gáldar se produjo en un día aciago en el que una partida de falangistas buscaban hombres de casa en casa. «De la de mi abuelo sacaron a mi tío Francisco y a mi padre lo cogieron en la plaza». Reunieron a unos 20 prisioneros y los condujeron a pie hasta la entrada de Gáldar. «Allí los subieron en camiones y los llevaron a Arucas, donde hicieron una especie de selección. Unos cuantos fueron devueltos al camión para llevarlos al lazareto de Gando y otros, también en camión, fueron conducidos a Tenoya».

Pachuca hace un inciso y vuelve a Gáldar, a la casa de su abuelo. «Se puede imaginar cómo estaría mi abuelo con un hijo condenado a muerte (el alcalde) y dos desaparecidos». Pidió ayuda a un joven falangista que había sido amigo de sus hijos: «No se preocupe maestro Ángel yo sé dónde están y se los voy a traer de vuelta».

Volvemos con Nicolás, Francisco y sus compañeros de infortunio. «Al llegar a Tenoya los bajaron del camión y los pusieron en fila en la boca del pozo. Mi tío Francisco iba unos cuantos hombres por delante de mi padre cuando llegó el falangista (enviado por el abuelo) y les dice a los demás: ‘A estos dos me los tengo que llevar, porque tengo cuentas pendientes con ellos’. Desgraciadamente Francisco ya estaba en la boca del pozo. A mi padre lo sacó a empujones de la fila y lo salvó». El ardid llegó tarde para Francisco. «Mi padre vio cómo arrojaban a su hermano. Él decía que les daban un tiro antes de tirarlos, un culatazo o sencillamente los empujaban. A mi tío le dieron un tiro».

Nicolás nunca olvidó este momento y así se lo relató a sus hijas que hoy lo transmiten. Murió en 1973, con 60 años. «Él sólo quería recuperar a su hermano para darle sepultura y con ese anhelo murió».

«Su historia era tan real y dolorosa»

Cuando Pachuca y sus hermanas eran niñas sufrieron el trato que se deparaba entonces a «los rojos». «Nosotras no entendíamos que se nos insultara por la calle, que no nos dejaran entrar al casino o a la biblioteca y le preguntábamos a nuestro padre que qué habíamos hecho para merecerlo. En contra de la opinión de mi madre, mi padre decía que merecíamos una explicación. La forma en que mi padre contaba lo que había vivido fue tan real y tan dolorosa que nosotras llevamos su dolor dentro de nosotras».

«Mi madre se hizo cargo de la casa»

«Mi madre fue una mujer muy valiente, muy generosa, que nos sacó adelante con su trabajo». Guillermina Reina, la madre de Pachuca, trabajaba en un almacén de plátanos cuando de produjo el golpe de Estado. Tenía un cargo sindical y se le encargó reunir a las mujeres que trabajaban de asistentas para que salieran a la calle con palos y piedras y se manifestaran contra los militares. Se casó con Nicolás en 1943 y al poco tuvo que hacerse cargo de la casa. A Nicolás le pasó como a otros que habían sufrido lo que él padeció: se refugió en la bebida.

Publicidad

Comentarios de los lectores

Los usuarios registrados pueden valorar los comentarios y no necesitan escribir su nombre y correo al incluir un comentario nuevo. Regístrese o entre con su nombre de usuario y clave.

#24 - dice:
Hello. I am from England, UK. My mother (Maria de los Delores Fatima Pacasa Trujillo-Rios) is the cousin of Pachuca Trujillo. I would like to find out more background details regarding Diego Trujillo-Rodriguez (my grandfather) and his wife Rosaria Trujillo-Rios (my grandmother). If possible, I would also like photos of both my grandparents. I would be grateful if you could treat this in confident. Thank you. Mrs Sharon Azzopardi
24.11.2008 22:51

#23 rojo dice:
Esos que tanto repiten la palabra odio estan muy bien aleccionados por su jefe de partido. Pero si lo que ducenfuese cierto ya estariamos en una nueva guerra civil. Lo que mas asco me da es ver como Rajoy se echa unas risas cuando impiden que los familiares entierren en un camposanto a sus familiares asesinados.
11.11.2008 11:17

#22 rojo dice:
Al menos sabes que está en un pozo y digo al menos porque a un primo de mi abuela le tiraron de un puente (estaba vivo y tan solo tenia 17 años).
11.11.2008 11:10

#21 de Gáldar dice:
Mi comentario escrito ayer no ha sido publicado.Creo que valia la pena. YO NACI Y VIVI EN LA CALLE LARGA HASTA COMIENZO DE LA DECADA DE 1.960.A ésta familia al igual que a otras tocadas por la desgracia las conozco. Al igual que los PASEADORES. Pero no debio ser importante mi comentario, pues nada Gracias.
10.11.2008 11:15

#20 Johnny Braum dice:
Dejémonos ya de boberías y mentecatadas. Este periódico ya me esta mosqueando, removiendo tanta miseria.
10.11.2008 10:39

#19 Luis Vega dice:
Frase "en los dos bandos se cometieron excesos". Del 36 al 39 de acuerdo, pero... los veinte años posteriores quién fue el que cometió los excesos, usandpo además los instrumentos del estado? Que no se olvide esto¡¡¡ No se trata de ir contra la derecha, ni a favor de la izquierda. Es cuestión de dignidad humana.
10.11.2008 09:58

#18 el luisma dice:
He leido lo que esta en este blog escrito hasta este momento y me pone la piel de gallina. Cuantas historias sin contar existiran aun en la memoria de los que la vivieron.... Una vez lei algo que dijo una persona mucho mas listo e inteligente que yo, decia algo asi como que lo bueno de no olvidar es que evita que se repita la misma historia. En eso creo que tenia razon el escritor. Lo malo es que en españa nos estamos olvidando de eso, hasta tal punto que en los libros de historia actuales no se hace mension a esa epoca de españa.
10.11.2008 01:56

#17 el luisma dice:
He leido lo que esta en este blog escrito hasta este momento y me pone la piel de gallina. Cuantas historias sin contar existiran aun en la memoria de los que la vivieron.... Una vez lei algo que dijo una persona mucho mas listo e inteligente que yo, decia algo asi como que lo bueno de no olvidar es que evita que se repita la misma historia. En eso creo que tenia razon el escritor. Lo malo es que en españa nos estamos olvidando de eso, hasta tal punto que en los libros de historia actuales no se hace mension a esa epoca de españa.
10.11.2008 01:56

#16 nauzet dice:
Carmelo, en historia no se suelen hacer hipótesis sobre cosas que no han pasado pero, cuando el general José Sanjurjo intentó un golpe de estado contra la República en 1932, aunque se le condena a muerte termina siendo amnistiado.... en mi opinión creo que se hubiesen comportado de forma muy diferente, hoy por hoy las victimas son las que son.
09.11.2008 23:15

#15 Gaia dice:
vamos a ver Canarias7.es.. mire que me gusta leeros, pero de un tiempo para acá sólo veo enfrentamientos entre vosotros y los de tenerife (periódico El día)y ahora estais ahciendo que se enfrente los mismísimos de la Isla de Gran Canarias con cosas que fueron dolorosas pero que son muertas y enteradas. ¿qué pretendeis? amarillismo? enfrentamientos dialécticos? más audiencia on line? www.debatimos.com
09.11.2008 23:02

1 - 2 - 3

Comente esta noticia:

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.


cars. actuales

En respuesta al comentario



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Canarias7.es
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • Las palabras escritas en mayúsculas equivalen a gritos en Internet, por eso canarias7.es no publica comentarios que contengan palabras o frases escritas de esta manera.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.