Uso de cookies

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar usando nuestra página entendemos que acepta nuestra política de cookies. más información Aceptar

sábado, 01 noviembre 2014, actualizado a las 00:01 h.
Portada de la edición impresa de hoy

Gran Canaria

 
Actualizada el 29/12 a las 23:58

Salto del Negro estrena el 'vis a vis' tecnológico

El sistema de videoconferencias estará operativo hasta el 9 de enero

technorati delicious google meneame digg
(Foto: Arcadio Suárez)

Dolores saluda a su hijo desde la sala de videoconferencias de la cárcel.
Diez Minutos en todas las islas, gratis los domingos con Canarias7

Estadísticas

Esta noticia ha sido vista 7480 veces.

Añadir a Mis artículos

Debe ser usuario registrado para añadir esta noticia a su selección.

Vote esta noticia

J. Darriba / Las Palmas de Gran Canaria

Dolores Santana no podía contener su emoción. Hacía dos años que no veía a su hijo, interno en una prisión de Galicia, y ayer pudo hacerlo. Fue una de las primeras madres canarias que estuvo en la nueva sala de videoconferencias que estrenó ayer la cárcel de Salto del Negro.
Publicidad

Lloraban a ambos lados de la televisión. Aquí, Dolores, que hacía dos años que no veía a su hijo, interno en la cárcel de Teixeiro (La Coruña). Allí, su hijo, al que se le escapaba alguna que otra lágrima mientras trataba de calmar a su madre: "Tranquila mi madre, no pasa nada".

El joven canario, que cumple condena en Galicia por un delito relacionado con las drogas, no sabía qué decir: "¡Gracias por esto, de verdad!". Preguntó a los chiquillos -sus tres hijos acompañaron a Dolores- cómo les iba en el colegio y siguió riendo.

Él fue uno de los once internos canarios que ayer estrenaron el sistema de videoconferencia, un método que trata de acercar a los presos canarios que cumplen condena en las cárceles de la Península a sus familiares.

Dolores, por ejemplo, no había podido ir a ver a su hijo a Galicia, donde todavía le queda un año más de prisión. Y ayer salió exultante: "Me alegré mucho de verlo".

Doce cárceles

El nuevo sistema no sirve para los cerca de mil internos que cumplen condena en la Península. Se ha puesto en marcha en las doce cárceles españolas que tecnológicamente están preparadas para ello. Entre estos centros penitenciarios, se ha arrancado con aquellos en los que la presencia de canarios es significativa: Teixeiro (La Coruña), donde hay 66 grancanarios; Adama (Lugo), donde se encuentran 42 internos de la Isla; y Navalcarnero (Madrid), en la que cumplen condena 32 grancanarios.

El sistema es sencillo: el interno presenta una solicitud para acceder al sistema de videoconferencia; los responsables de las dos prisiones se ponen en contacto y luego llaman a los familiares para concertar la entrevista.

Por eso, el director de la prisión de Salto del Negro, Miguel Ángel Gaspar, se extrañó de que sólo se hubieran registrado once solicitudes. "Nos sorprende porque once solicitudes son pocas y las instrucciones estaban muy claras", aseguró ayer, "aunque no todo el que se va de aquí, comunica".

De las once videoconferencias que se establecieron ayer, 8 procedían de Teixeiro y 3 de Navalcarnero.

La dirección general de Instituciones Penitenciarias ha puesto en marcha este sistema pensando de modo especial en los canarios que cumplen condena en la Península. Estará operativo hasta el 9 de enero, si bien Miguel Ángel Gaspar adelantó que "pensamos que no se va a quedar sólo para las navidades". Otra de sus características es que resulta totalmente gratuito.

El sistema de videoconferencias servirá de ahora en adelante también para los casos en los que algún preso tenga que personarse en un juicio que se desarrolla en otro punto del territorio nacional.

La videoconferencia arrancó con algunos problemas que se solucionaron enseguida. La calidad de imagen y el sonido llegaban con nitidez a Salto del Negro desde Galicia.